PARA DAR RAZÓN DE NUESTRA ESPERANZA, SEPA DEFENDER SU FE

P. Paulo Dierckx y P. Miguel Jordá

APOSTOLADO DEL LIBRO

P. Miguel Jordá. F. 8571492

 

 

Editado desde el libro original para le lectura en Internet por: Caminando con Jesus

www.caminando-con-jesus.org

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

p.s.donoso@vtr.net

Si usted necesita copiar alguno de estos artículos, indique las fuentes de origen y los autores

“Gratis lo recibimos y gratis lo damos”

 

Í N D I C E

 

Presentación..................................................................................................................

Carta de un Párroco......................................................................................................

Tema 0: ¿Quién fundó su iglesia?..............................................................................

Tema 1: ¿Podemos tener imágenes?.........................................................................

Tema 2: ¿Puedo cambiarme de religión?..................................................................

Tema 3: ¿El Sábado o el Domingo?............................................................................

Tema 4: ¿Tenía hermanos Jesús?..............................................................................

Tema 5: ¿Jesús fundó una o muchas iglesias?........................................................

Tema 6: ¿Hermano o Padre?.......................................................................................

Tema 7: El Anticristo.....................................................................................................

Tema 8: Los Santos y nosotros...................................................................................

Tema 9: El Fin del Mundo.............................................................................................

Tema 10: El Apocalispsis..............................................................................................

Tema 11: María ... ¿Quién eres?.................................................................................

Tema 12: María ... ¿Fue siempre virgen?...................................................................

Tema 13: ¿Yavé o Jehová?..........................................................................................

Tema 14: El Bautismo...................................................................................................

Tema 15: ¿Se deben bautizar los niños?...................................................................

Tema 16: El amor es lo más grande............................................................................

Tema 17: Jesús y los Sacerdotes................................................................................

Tema 18: ¿Confesarse con un hombre?....................................................................

Tema 19: Los libros de la Biblia..................................................................................

Tema 20: ¿Cómo estudiar la Biblia?...........................................................................

Tema 21: Mentalidad bíblica de los católicos y de los protestantes......................

Tema 22: El Pan Eucarístico........................................................................................

Tema 23 : La Cruz en el pecho....................................................................................

Tema 24: No hay alimentos prohibidos......................................................................

Tema 25: La transfusión de sangre............................................................................

Tema 26: El celibato por el Reino...............................................................................

Tema 27: La Biblia y la Tradición.................................................................................

Tema 28: Carta abierta a un hermano separado.......................................................

Tema 29: ¿Quiso Jesús una sola Iglesia?..................................................................

Tema 30: Visión de los católicos y de los evangélicos sobre la Iglesia................

Tema 31: La contribución a la Iglesia.........................................................................

Tema 32: ¿Son iguales todas las religiones?............................................................

Tema 33: ¿Podemos orar por los difuntos?..............................................................

Tema 34: Nuestra identidad católica..........................................................................

Tema 35: La creación del mundo y del hombre.........................................................

 

 

Presentación

Queridos hermanos:

Hace algún tiempo en una reunión de fiscales de Chiloé, uno de ellos me hizo esta sugerencia: “Usted que escribe libros, ¿no podría sacar uno con las principales dificultades que nos ponen los evangélicos?”

Aquel día nació la inquietud de hacer este librito. Había que preparar algo para que los católicos pudieran defenderse de los embates de las sectas. Es un hecho que las sectas pasan por las casas y hacen una gran labor proselitista, muchas veces basándose en la poca o ninguna cultura bíblica de muchos católicos, que no saben qué contestar a las preguntas y dificultades que les plantean los evangélicos, Testigos de Jehová, etc. Y fácilmente los dan vuelta y los cambian de religión.

Y, ¿cómo se hizo este trabajo? Se hizo juntando el carisma de dos sacerdotes, el del P. Pablo Dierckx y el del P. Miguel Jordá. Los dos nos convencimos de esta urgente necesidad pastoral y nos pusimos manos a la obra. El P. Pablo es un franciscano que trabaja en la comunidad altiplánica de Iquique y cada cierto tiempo escribe una carta a sus feligreses para que profundicen algún tema y lo estudien. Después de conocer aquel material, le propuse a mi amigo Pablo redondear aquellos Temas y editarlos para que le sirviera a todo Chile.

Y así lo hicimos. Los editamos primero en forma de volantes para que los párrocos los difundieran en sus comunidades, y después se vio la necesidad de editarlos en forma de libro. Y hoy lo ofrecemos a todas las familias católicas de Chile y del continente que lo quieran utilizar. Incluso, si desean, lo pueden reeditar. No tiene derechos reservados, precisamente para que pueda ser reeditado en cualquier parte, eso sí, que con previa autorización de los autores para asegurar su fidelidad original.

Hoy estamos en presencia de una gran campaña proselitista a nivel continental. Los evangélicos pasan casa por casa invitando a los católicos a que los acompañen a orar con la Biblia. Ello, en sí no tendría nada de malo, al contrario. Pero es un hecho que, muchas veces, bajo el pretexto de leer la Biblia, lo que realmente pretenden es arrebatar la fe de los católicos y hacerlos cambiar de religión. Y esto, además de ser proselitismo barato, es una falta de respeto y de caridad hacia las personas que, no habiendo tenido una mayor formación bíblica, no saben defenderse.

La Iglesia Católica está por un sano ecumenismo y ojalá llegue el día en que se logre la tan anhelada unión entre cristianos, pero, mientras tanto, hay que dar una respuesta a esta necesidad del momento. Tenemos que ser muy claros y precisos a la hora de exponer los postulados de nuestra fe y tomar las providencias necesarias para no dejarnos arrastrar por las sectas.

El protestantismo que proviene de Alemania y de Europa es, en general, bastante respetuoso hacia los católicos. Pero las sectas provenientes de Estados Unidos y de otras partes de América Central suelen ser muy atropelladoras de la dignidad de los católicos y tratan de imponerse por la fuerza, asustando a la gente y tergiversando textos bíblicos.

Queridos amigos, católicos y evangélicos: con este trabajo no deseamos polemizar. Estas páginas son muy sencillas y mantienen un tono respetuoso y coloquial, que es justamente el que el P. Pablo utiliza al dirigirse a las comunidades del Altiplano y representa una conversación del sacerdote con sus feligreses; y a veces también con los mismos hermanos evangélicos. Esperamos que los temas, leídos una y otra vez, les ayuden a comprender mejor nuestra fe y a saber dar razón de su esperanza.

Que el Señor y la Santísima Virgen bendigan este trabajo que se ha realizado con mucho cariño. Y. Conforme a las palabras del Apóstol Pedro: “Que cada uno, con el don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás, como buenos administradores de la múltiple gracia de Dios” (1 Pedro 4,10).

 

 

Carta de un Párroco

Queridos hermanos:

Es un hecho que hoy día las sectas pasan casa por casa y hacen una gran labor proselitista. Primero piden muy sutilmente que los católicos los acompañen a orar con la Biblia, lo que no tendría nada de malo, pero, con el pretexto de orar con la Biblia, lo que realmente pretenden es arrebatarles a ustedes su fe Católica y hacer que se cambien de Religión.

Y esto, en realidad, además de ser un proselitismo barato, es una falta de respeto y de caridad hacia las personas que, no habiendo tenido una mayor formación bíblica, los confunden con infinidad de citas bíblicas, sacadas de su verdadero contexto, y tratan de hacerles ver que están equivocados hasta convencerlos para que pasen a engrosar las filas de las sectas.

Queridos hermanos: Ustedes tienen un gran tesoro que es su Fe Católica heredada de sus padres y antepasados. Para darles una mano y fortalecer su Fe Católica es que acaba de aparecer este trabajo que -con la debida autorización- hoy hago llegar a sus manos. Es un libro muy sencillo y práctico,  en él que hallarán la respuesta adecuada a las principales interrogantes que nos presentan las sectas.

El protestantismo que proviene de Alemania y de Europa, en general, es bastante respetuoso hacia los católicos. Pero las sectas provenientes de Estados Unidos y de otras partes de América Central suelen ser muy atropelladoras y tratan de imponerse por la fuerza, asustando a la gente y tergiversando textos bíblicos. Este libro, entonces, es para que no se dejen engañar.

No es nuestro intento agudizar tensiones. Lo que aquí se pretende es, con la Biblia en la mano, dar respuesta a las principales dificultades que las sectas presentan a los católicos cuando pasan por sus casas, dificultades que, bien mirado, no son reales sino  sólo aparentes y que muchas veces demuestran sólo fanatismo e ignorancia.

La Iglesia Católica está por un sano ecumenismo y ojalá llegue el día en que se logre la tan anhelada unión entre cristianos, pero, por mientras, hay que dar respuestas concretas a las necesidades del momento.

Este trabajo está escrito en forma de cartas del Párroco a sus feligreses. Su estilo es respetuoso y hasta coloquial. Léanlo con el mismo espíritu en que fue escrito y Dios quiera que los temas, leídos una y otra vez, les ayuden a comprender mejor su fe Católica y a saber dar razón de su esperanza.

Que el Señor y la Santísima Virgen los colmen de bendiciones.

 

*      Consejos prácticos Para conservar su Fe Católica

 

*      Cuando un hermano evangélico le invite a orar o a conversar con seriedad sobre la Biblia, naturalmente usted lo puede hacer, siempre y cuando exista un clima de mutuo respeto y caridad. Pero sin polemizar ni tomar actitudes anticristianas.

*      Pero cuando lo inviten a orar o estudiar la Biblia y usted descubre que su intención no es ésta, sino arrebatarle su fe católica diga: -No me interesa, porque usted lo que quiere no es orar o estudiar la Biblia conmigo, sino arrebatarme mi Fe.

*      Cuando los mormones les prometan dólares, viajes, o ayudas de cualquier tipo con tal que se cambien a su religión, digan: Con la Fe no se juega.

*      Cuando los Testigos de Jehová les digan: «Cuando yo era católico tomaba, le pegaba a mi señora y pasaba puro peleando...» contesten: Desde este mismo momento ya está usted mintiendo porque si hacía todo esto es que «no era un verdadero católico».

*      Decía un católico: «Los evangélicos se pasan la mitad de su vida despotricando contra los católicos... como si ellos fueran los únicos justos y perfectos. ¿Por qué en vez de mirar tanto la paja ajena no reflexionan un poco sobre la viga de su propio ojo?».

Ojalá que con motivo de este final de siglo se vayan afinando diferencias y lleguemos a una plena comunión de Fe y de Doctrina entre todos los seguidores de Cristo. Esto sería maravilloso. Pero, por mientras, hay que ir con mucha cautela porque algunos hermanos evangélicos que no trepidan en recurrir a proselitismos desfasados para arrebatarles su fe Católica.

 

 

www.caminando-con-jesus.org

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

p.s.donoso@vtr.net