Misa Diaria

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

cid:image001.jpg@01D09552.19F974A0

Página de PEDRO SERGIO ANTONIO DONOSO BRANT

18 años en Internet

 

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.400 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:

caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARIA

facebook

Está permitido el re-envío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

www.caminando-con-jesus.org   

www.caminando-con-maria.org

LITURGIA DE LA HORAS

MISA DIARIA POR VIDEO FRANCISCANOS DE MARIA

MISA DIARIA EN EWTN

Suscriptores: 23.519

Fecha: 31-01-2016

Edición Nº 4.572

Visita N° Contador Gratis

Domingo IV semana del Tiempo Ordinario Ciclo C

 

“NINGÚN PROFETA ES BIEN MIRADO EN SU TIERRA”.

 “¿No es este el hijo de José?” Los paisanos de Jesús encuentran dificultades para dar el salto de la fe. Están demasiado acostumbrados a una mirada a ras de tierra y se aferran a ella. Y ello acabará llevándoles a rechazar a Jesús... También a nosotros nos da vértigo la fe. Y preferimos seguir anclados en nuestras –falsas– seguridades. Mantenemos la mirada rastrera –que muchas veces calificamos de “racional” y “razonable”– sobre las personas y acontecimientos, sobre la Iglesia y sobre el misterio mismo de Dios...

“Ningún profeta es bien mirado en su tierra”. Llama la atención la actitud desafiante, casi provocativa, de Jesús. Ante la resistencia de sus paisanos no rebaja el listón, no se aviene a componendas, no entra en negociaciones. La verdad no se negocia. La divinidad de Cristo podrá ser aceptada o rechazada, pero no depende de ningún consenso. Cuando los corazones están cerrados, Jesús no suaviza su postura; se diría que incluso la endurece, para que las personas tomen postura ante él. “O conmigo o contra mí”.

“Se abrió paso entre ellos...” Destaca también la majestad soberana con que Jesús se libra de quienes pretendían eliminarlo. En Él se percibe esa fortaleza divina anunciada en la 1ª lectura (Jer 1,17-19): Jesús es “plaza fuerte”, “columna de hierro”, “muralla de bronce”; aunque todos luchen contra él no pueden. No son las circunstancias externas ni los hombres quienes deciden acerca de su vida o de su muerte; es su voluntad libre y soberana la que se impone a todo.

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

I. RITOS INICIALES

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 105, 47

Sálvanos, Señor y Dios nuestro, congréganos de entre las naciones, para que podamos dar gracias a tu santo nombre y gloriamos en tu alabanza.

·         Tú nos enseñas que “El Amor es paciente”. Señor ten piedad

·         Tú nos enseñas que “El amor no es envidioso”. Cristo ten piedad

·         Tú nos enseñas que “El amor no tiene en cuenta el mal recibido”. Señor ten piedad

SE DICE GLORIA A DIOS.

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra suplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

ORACIÓN COLECTA

Señor y Dios nuestro, concédenos honrarte con todo el corazón y amar a todos con amor verdadero. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

II. LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA Jer 1, 4-5.17-19

Dios revela cómo y cuándo llamó a Jeremías como su profeta. Esta vocación profética se parece mucho a la vocación cristiana: implica la misma convicción de estar llamado por Dios. La misma exigencia de valor, aun frente a la gente poderosa. También implica una profunda confianza en que Dios está con nosotros, especialmente en momentos difíciles.

Lectura del libro del profeta Jeremías.

En tiempos del rey Josías, la palabra del Señor llegó a mí en estos términos: Antes de formarle en el vientre materno, Yo te conocía; antes de que salieras del seno, Yo te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones. En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que Yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide Yo delante de ellos. Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país. Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque Yo estoy contigo para librarte.

Palabra de Dios.

SALMO Sal 70, 1-4. 5-6. 15. 17

El salmo 70 constituye una admirable respuesta al llamado que Dios hace a Jeremías, a la misión que le confía. Es la oración del justo perseguido, pero nunca desesperado, que se vuelve hacia Dios para decirle: Señor, Tú eres mi esperanza y mi fortaleza.

R. Mi boca, Señor, anunciará tu salvación.

Yo me refugio en ti, Señor, que nunca tenga que avergonzarme! Por tu justicia, líbrame y rescátame, inclina tu oído hacia mí, y sálvame. R.

Sé para mí una roca protectora, Tú que decidiste venir siempre en mi ayuda, porque Tú eres mi Roca y mi fortaleza. Líbrame, Dios mío, de las manos del impío! R.

Porque Tú, Señor, eres mi esperanza y mi seguridad desde mi juventud. En ti me apoyé desde las entrañas de mi madre; desde el vientre materno fuiste mi protector. R.

Mi boca anunciará incesantemente tus actos de justicia y salvación, Dios mío, Tú me enseñaste desde mi juventud, y hasta hoy he narrado tus maravillas. R.

SEGUNDA LECTURA 1 Cor 12, 31--13, 13

Esta lectura es tan rica, sencilla y significativa, que no necesita comentario. Basta decir que se refiere a la caridad, a su importancia y cualidades. A semejanza del primer mandamiento, es la base de las otras virtudes.

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Aspiren a los dones más perfectos. Y ahora voy a mostrarles un camino más perfecto todavía. Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe. Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo para hacer alarde, si no tengo amor, no me sirve para nada. El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá; porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías, limitadas. Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo que es imperfecto. Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo, confusamente; después veremos cara a cara. Ahora conozco todo imperfectamente; después conoceré como Dios me conoce a mí. En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor.

Palabra de Dios.

ALELUYA Lc4, 18

Aleluya. El Señor me envió a evangelizar a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos. Aleluya.

EVANGELIO Lc 4, 21-30

En el sermón que Jesús pronunció, en la sinagoga de Nazaret, subraya la naturaleza divina de su misión, como enviado de Dios. Pero el pueblo no lo acepta, porque era nativo del lugar. Y Jesús termina su sermón, mostrando que, muy a menudo, aquellos que deberían ser los primeros beneficiarios de la salvación, son los últimos y viceversa.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Después que Jesús predicó en la sinagoga de Nazaret, todos daban testimonio a favor de Él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: “¿No es éste el hijo de José? Pero Él les respondió: Sin duda ustedes me citarán el refrán: “Médico, sánate a ti mismo”. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaúm. Después agregó: Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra. Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó todo el país. Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón. También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán, el sirio. Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo. Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino.

Palabra de Señor.

EL CREDO

Creo en Dios Padre todopoderoso. Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  • Tú nos conoces, Señor y nos escogiste desde nuestro nacimiento. Concédenos responder cada día a tu llamado como el profeta Jeremías sin tener miedo, sin vacilar ni temblar.
  • Tú nos conoces, Señor, desde antes de formarnos en el vientre materno Quédate con nosotros a lo largo de nuestra vida para librarnos.
  • Tú nos conoces, Señor. Sabes que, sin el amor, no valemos nada; Danos ese amor que hace que nuestra vida sea útil al servicio de tu Evangelio.
  • Tú nos conoces, Señor. Danos un amor humilde y paciente, un amor fuerte que lo aguanta todo, que lo espera todo, un amor digno del amor con que Tú nos amas
  • Tú nos conoces, Señor. Cada domingo, nos ofreces tu Palabra, quieres, como en Nazaret, que se cumpla para nosotros. Concédenos acogerla como una semilla de vida.

Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, danos una fe alegre y fuerte capaz de transportar las montañas, una esperanza fuerte que espera contra toda esperanza un amor que dura eternamente.

III. LITURGIA EUCARÍSTICA

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Presentamos ante tu altar, Señor, los dones de nuestra entrega; te rogamos que los aceptes con bondad y los conviertas en el sacramento de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

RITO DE COMUNIÓN

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

LA PAZ

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy”. No tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia, y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

CORDERO

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 30,17-18

Que brille tu rostro sobre tu servidor, sálvame por tu misericordia. Señor, que no me avergüence de haberte invocado.

O bien: Mt 5, 3.5

Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el reino de los cielos. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Alimentados con el don de nuestra redención, te pedimos, Padre, que con este auxilio de salvación eterna se acreciente siempre en nosotros la verdadera fe.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

IV. RITO DE CONCLUSION

BENDICION

Canto final

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

ningún profeta es bien recibido en su tierra”

Lc 4, 21-30

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1   HOSTILES ANTE EL ANUNCIO DE CARÁCTER UNIVERSAL DE LA MISIÓN DE JESÚS

Jesús se había puesto a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados, sin embargo de entre sus mismos coterráneos, celosas palabras de admiración escandalosa brotan de ellos, algunos decían; "¿De dónde le vienen, esta sabiduría y ese poder de hacer milagros? Lamentablemente, esta escena sigue siendo habitual, no concebimos posible que alguien que convive con nosotros pueda ser mejor o que tenga cualidades extraordinarias

Sabemos de la eficacia de la Palabra de Dios, en especial cuando llega al corazón sencillo y dócil, por lo demás, esa es la condición o la obligación respecto a esa palabra. Que distinta es la Palabra cuando la oímos y le abrimos el corazón, que admirable nos resulta la Palabra sino no sólo la recibimos, aparte de eso, la meditamos y la profundizamos. Así es, como la gente sencilla, estaba llena de admiración por las palabras de gracia que salían de la boca de Jesús.

Sin embargo, en este relato, los paisanos de Jesús se vuelven hostiles ante el anuncio de carácter universal de la misión del Señor Jesús, la cual no está al servicio de intereses particulares o de grupos, sino al designio de Dios de salvación universal.

2   ¿NO ES ÉSTE EL HIJO DEL CARPINTERO?

En este Evangelio, las palabras de Jesús, advierten la incomprensión y la no aceptación de sus palabras y sus enseñanzas. Ya había corrido mucho su fama de persona que hace milagros y actos extraordinarios, hasta se debió de hablar pensando en su mesianismo. Esto es lo que hace extrañarse a la gente de Nazaret, que le escuchaba en la sinagoga. Las gentes veían en Jesús sabiduría y prodigios. Pero ¿de dónde le venían, puesto que ellos conocían a sus padres y familiares? Acaso flotase ya en ellos no sólo la extrañeza aldeana de no concebir a uno de los suyos superior a ellos, sino que latiesen rumores de su mesianismo. Como el Mesías debería ser de origen desconocido, no podía conciliarse con el conocimiento que ellos tenían de sus padres.

¿No es éste el hijo del carpintero?, se habían preguntados sus paisanos, como queriendo decir que los son hijos de un artesano, no pueden mostrar sabiduría. Es conocido como sufre aquel que siente celos y envidia porque uno de condición más humilde es más alabado, seguramente porque piensa que la gloria que se le tributa se la están robando a él, entonces su mal corazón intenta calmar este dolor despreciando el origen de quien sobresale más que él.

Siempre habrá grandes cualidades que admirar en las personas que nos rodean, y no tiene sentido escandalizarse y entristecerse porque son mejores, ya que no podemos ser nosotros los mejores en todos los aspectos, admirar cualidades de los demás es un hermoso sentimiento, y para los envidiosos una amargura. Si nosotros vemos en esta expresión, incomprensión, es porque conocemos a Jesús; Entonces, hagamos un esfuerzo por captar lo bueno y positivo que hay en quienes nos rodean, y así, buscar que en nosotros haya capacidad de admiración por la gente a la que conocemos.

3   "LES ASEGURO QUE NINGÚN PROFETA ES BIEN RECIBIDO EN SU TIERRA”

Y Jesús les respondió: Sin duda ustedes me citarán el refrán: “Médico, sánate a ti mismo” Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaúm. La cita de haber hecho muchos milagros en Cafarnaúm pudiera llevar agregado el celo de pueblos rivales. Pero en el fondo de aquella argumentación late estrechez, por eso les responde con el proverbio, "Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra”.

Además va a notificarles el porqué de esto. El profeta obra en nombre de Dios los prodigios, sin que esté, por lo mismo, sujeto a las exigencias de los hombres. Tal fue el doble caso bíblico que les cita de Elías (1 Re 17:18ss) y de Elíseo (2 Re 5:1ss). Ambos profetas fueron a realizar milagros fuera del mismo Israel: uno para remediar un hambre devastadora va a casa de una viuda en Sarepta, en la región de Sidón, y el otro, para curar de lepra a Naamán, de Siria, a pesar de que la lepra era ordinaria en Israel.

4  “AL OÍR ESTAS PALABRAS, TODOS LOS QUE ESTABAN EN LA SINAGOGA SE ENFURECIERON”.

Dice el Evangelio: “Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron”. Ante esto, la reacción de los oyentes fue de un hostil tumulto. Veían a Israel pospuesto a gentes no judías, por profetas. Y este rechazo del pueblo escogido, que posiblemente interpretaron como una censura a ellos, les hizo abalanzarse sobre El y sacarle del pueblo.

Podemos observar en este relato del Evangelio, que la actuación de Jesús desagradó sumamente a los oyentes que no querían oír hablar de la buena noticia de su liberación dirigida a los pobres, a los cautivos, a los ciegos y a los oprimidos, de una amnistía general de Dios, del perdón otorgado a la humanidad entera, cancelando para siempre el léxico de la venganza de las relaciones humanas, por eso al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron; aún más, se levantaron, y lo echaron fuera de la ciudad y lo llevaron hasta un barranco de la montaña sobre la cual estaba construida la ciudad, con ánimo de despeñarlo. “Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino”.

5   ASÍ FUE, COMO JESÚS, DEJO A LOS SUYOS Y SE FUE A PREDICAR A OTRO LUGAR.

Y Jesús, para ellos fue un motivo de escándalo, especialmente cuando les hizo ver que un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia no hizo allí muchos milagros, a causa de la falta de fe de esa gente.

Así fue, como Jesús, dejo a los suyos y se fue a predicar a otro lugar. Esto para nosotros hoy debiera entristecernos mucho, que EL no abandone por nuestra falta de fe, es así, como pongamos todo lo necesario de nuestra parte para que el Señor nunca nos deje. Para que esto no ocurra, nuestra fe debe ser honesta, sincera y con mucho amor al Señor.

Jesús, resucitado, continúa hoy caminando en medio de la humanidad, especialmente entre los pobres con la buena noticia, anunciando la liberación a los cautivos y en la curación de los ciegos, como luz del mundo, dando libertad a los oprimidos y a proclamando el año de gracia del Señor

6   JESÚS NOS HACE VER COMO NUESTRA CEGUERA ESPIRITUAL NO NOS DEJA VER SU OBRAS

Cuando estamos falto de fe, Jesús nos hace ver como nuestra ceguera espiritual no nos deja ver su obras salvadora, Él nos está mostrando su voluntad y no somos capaces de verla, ¿será porque está contrariando nuestros gustos?, ¿o nos está delatando nuestra soberbia? Muchas veces el hombre busca a Jesucristo para servirse de Él, especialmente de su nombre, y cuando no le es útil, lo rechaza. Jesús rompe todos los esquemas de esta vida temporal. “Jesús, paso por medio de ellos”, porque prefirió la antipatía antes que ceder en su mensaje de salvación, y reprende a todo el que anda falto de fe.

Así, con la actitud de Jesús, aprendemos y nos animamos hoy, porque encontraremos oposición en nuestro apostolado, pero no debemos desistir ni desanimarnos, al contrario, con amor y gran caridad, mantengamos la adhesión incondicional a Cristo, sin dejar de mantener la verdad del mensaje de Jesús, manteniendo integro su mensaje, dejando de lado los halagos y complacencia a los que nos escuchan, pero siendo firme con sus enseñanzas.

Pero no podemos amar al Señor, si sentimos desprecio por algún hermano, especialmente, si en el miramos su condición social, económica o racial. Hagamos un esfuerzo para no juzgar a los demás por las apariencias, y sepamos ver en otros su coherencia de vida, la rectitud de su espíritu, su calidad humana, capacidad de justicia, su sabiduría y que sea para nosotros un ejemplo su camino de santidad.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

“TE HARÁN LA GUERRA, MAS NO PODRÁN CONTIGO, PUES CONTIGO ESTOY YO... PARA SALVARTE”

“Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo. Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino”

Esta es la suerte que reserva el mundo a los que, como Cristo, tienen la misión de anunciar la verdad. Lo recuerda la narración bíblica de la vocación de Jeremías, que también se relaciona con el trozo de Lucas meditado hasta aquí. Dios había elegido a Jeremías como profeta aun antes de nacer, más cuando el joven se sabe por revelación elegido, tiembla y presagiando la vida azarosa que le espera quiere rehusar. Pero Dios le anima: “No temas..., porque yo estoy contigo para librarte (Jer 1, 8). II hombre elegido por Dios para portador de su palabra, puede contar con la gracia divina que le ha prevenido y que le acompañará en toda circunstancia. Las contradicciones, los peligros y riesgos no le faltarán, como no han faltado a los profetas y a Jesús mismo, pero a él le repite Dios, como a Jeremías: “Te harán la guerra, mas no podrán contigo, pues contigo estoy yo... para salvarte” (ib 19).

Si los profetas y apóstoles tienen el deber de afrontar con ánimo el riesgo, los fieles tienen el de escucharles y seguirles con espíritu de fe sin dejarse desviar por miras humanas. (Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd)

ORACIÓN (3)

 

A ti, Señor, me acojo, ¡no sea confundido jamás! ¡Por tu justicia sálvame, libérame, tiende hacia mí tu oído y sálvame! Sé para mí una roca de refugio, alcázar fuerte que me salve, pues mi roca eres tú y mi fortaleza, ¡Dios mío, líbrame de la mano del impío, de las garras del perverso y del violento!. Pues tú eres mi esperanza, Señor, mi confianza desde mi juventud. En ti tengo mi apoyo desde el seno, tú mi parte desde las entrañas de mi madre, ¡En ti sin cesar, mi alabanza! (Salmo, 71, 1-6).

Con todo el corazón te rogamos, Señor, nos concedas luchar con todas las fuerzas del alma y del cuerpo hasta el fin por la verdad. Si llega tiempo en que sea puesta a prueba nuestra fe - porque como el oro se prueba en el crisol; nuestra fe en el peligro y en las persecuciones- si estalla una persecución, haz que nos encuentre preparados para que no se hunda en el invierno nuestra casa y nuestra morada sea destruida por las tempestades como si estuviese construida sobre arena.

Y cuando soplen los vientos del demonio esto es, del peor de los espíritus, resistan nuestras obras como han resistido hasta hoy, si no están minadas por dentro; y haz que preparados para todas las pruebas, manifestemos el amor que tenemos a ti, OH Dios, de quien es la gloria y el poder los siglos de los siglos. (ORÍGENES, de la Plegaria de los primeros cristianos 61).

SANTORAL (4)

 

SAN JUAN BOSCO 1815-1888

Después de perder a su padre, labrador del campo de Turín, trabaja sin descanso. Los domingos retiene de memoria sermones enteros de su Párroco. En los ratos libres realiza todas las habilidades circenses sobre la cuerda o con la prestidigitación. Pero, sobre todo aprende a leer en cuatro semanas.

Y lleva siempre consigo el catecismo. Su hermano mayor le burla: “Yo me he criado fuerte y no conozco nada de eso". Juan Bosco le responde: "Por muchas cosas que dejes de conocer, todavía no eres más fuerte que nuestro burrón".

Y recorre diez kilómetros diarios desde Becchi a Murialdo, porque quiere estudiar para ser sacerdote; a veces con el calzado en la mano para no gastarlo.

Ya sacerdote, recoge, con ayuda de su madre hasta trescientos muchachos pobres. Multiplica sus patronatos.

El primero se llamó Oratorio de San Francisco de Sales.

Y educa con tanta bondad como firmeza; centrando su eficacia pedagógica en la confesión purificadora y en la Misa y en su Comunión fortificante, lo más frecuentes posibles.

Por muy definida que parezca la personalidad de don Bosco cobra aún mayor relieve cuando se la sitúa dentro del marco de la santidad piamontesa del siglo XIX. El Turín de la Casa de Saboya y de Cavour, cuyos ejércitos se aprestaban a invadir los Estados Pontificios para llevar a cabo la unidad italiana, podía aparecer ante los ojos de ciertos católicos como el antro del demonio. A los ojos de Dios, sin embargo, era la ciudad de los santos. En efecto, cuatro de sus sacerdotes -- José Benito Cottolengo (+1842), José Cafasso (+ 1860), Juan Bosco (+ 1888) v Leonardo Murialdo (+1900) - brillaban allí con una santidad de corte moderno. Todos ellos tenían la obsesión por la juventud obrera, lanzada sin preparación ni defensa a la hoguera de la gran industria naciente. Juan Bosco es el más célebre de los cuatro. Educador nato, organizador sin igual, escritor de fecunda pluma, atento a todos los pormenores y con miras a larga distancia, de una confianza en la Providencia que rayaba con la imprudencia, pero que le resultaba siempre maravillosamente... alcanzó en vida el fervor popular. Las multitudes se apretujaban a su paso y con frecuencia florecían los milagros.

A su muerte (el 31 de enero de 1888), dos familias religiosas - la Sociedad de los Salesianos y la Congregación de María Auxiliadora - habían ya comenzado a extender su espíritu y su obra de promoción profesional y cristiana de la juventud, desde Italia y el Tirol, España y su Tibidabo..., hasta las naciones de América y hasta las llanuras de Patagonia y Tierra de Fuego.

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVÍO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta   o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta o

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-