Misa Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

cid:image001.jpg@01D09552.19F974A0

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

 

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.800 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:  caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

facebook

Cantidad de correos abiertos acumulados a la fecha:  Contador Gratis

Páginas WEB:        www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.812

Fecha: 2-11-2018

Edición N.º MD 7.362

LITURGIA DE LA HORAS

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

 

LA ÚLTIMA PALABRA NO ES LA MUERTE, SINO LA VIDA

En este día recordamos la muerte de nuestros difuntos, pero celebramos su nacimiento a la vida eterna. Pues “la muerte no es el final de la vida, sino el principio de la vida sin final”. La muerte no es muerte, sino puerta que se abre a la vida eterna para todos los que pasan por la vida terrena haciendo el bien. El mismo Jesús así lo afirma: Tuve hambre..., estuve desnudo..., en la cárcel..., enfermo... y ustedes me socorrieron. Vengan, benditos de mi Padre, a poseer el reino preparado para ustedes desde el principio del mundo. (Mt 25, 34-36).

Hoy es día de orar por nuestros difuntos, y recordemos que no hay oración que pueda ayudarles tanto como la Eucaristía ofrecida por ellos. Pero es también el día de reflexionar y preparar nuestra partida de este mundo, y decidir trabajar con ilusión y esperanza por la resurrección para la gloria eterna, sin dejarnos paralizar por el temor a la muerte, sino abrirnos con gozo a la esperanza de que Jesús resucitado transformará nuestro pobre cuerpo en un cuerpo glorioso como el suyo. 


ANTÍFONA DE ENTRADA 1Tes 4, 14; 1Cor 15, 22

Así como Jesús murió y resucitó, de la misma manera Dios llevará con Jesús a los que murieron con él. Y así como todos mueren en Adán, todos revivirán en Cristo.

ACTO PENITENCIAL

·    Por el olvido en que dejamos a nuestros difuntos. Señor ten Piedad

·    Por olvidar que aquí somos peregrinos hacia la casa del Padre. Cristo ten Piedad

·    Por no sacar de la muerte las lecciones para vivir más cristianamente. Señor ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, escucha con bondad nuestros ruegos para que, al aumentar nuestra fe en tu Hijo resucitado de entre los muertos, se afiance también nuestra esperanza en la resurrección de tus servidores difuntos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA 1 Cor 15, 51-57

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto

Hermanos: Les voy a revelar un misterio: No todos vamos a morir, pero todos seremos transformados. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene la trompeta final —porque esto sucederá— los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados. Lo que es corruptible debe revestirse de- la incorruptibilidad y lo que es mortal debe revestirse de la inmortalidad. Cuando lo que es corruptible se revista de la incorruptibilidad y lo que es mortal se revista de la inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra de la Escritura: La muerte ha sido vencida. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón? Porque lo que provoca la muerte es el pecado y lo que da fuerza al pecado es la Ley; ¡Demos gracias a Dios, que nos ha dado la victoria por nuestro Señor Jesucristo!

Palabra de Dios.

COMENTARIO

“Dónde-está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón?” El aguijón de la muerte es el pecado dice san Pablo, por tanto, el misterio de la resurrección no debe llevarnos a una esperanza pasiva, sino más bien, es un invitación al progreso en la tarea asignada a cada uno en está vida en vista a la definitiva.

SALMO Sal 129, 1-8

R. ¡Desde lo más profundo te invoco, Señor!

Desde lo más profundo te invoco, Señor. ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. R.

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.

Como el centinela espera la aurora, espere Israel al Señor, porque en El se encuentra la misericordia y la redención en abundancia: El redimirá a Israel de todos sus pecados. R.

ALELUYA Jn 11,35.36

Aleluya. Yo soy Resurrección y la Vida. El que cree en mí no morirá jamás, dice el Señor. Aleluya.

EVANGELIO Jn 11, 17-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

Al llegar a Betania, Jesús se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro días. Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros. Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano. AI enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. Marta dijo a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas». Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará». Marta le respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día». Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá, jamás. ¿Crees esto?». Ella le respondió: «Sí, Señor, creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo».

Palabra del Señor.

COMENTARIO

‘Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera vivirá; y todo el que vive y cree en mi, no morirá jamás” Con estas palabras Jesús se pone al nivel de las hermanas de Lázaro para acompañarlas en sus sentimientos y despertar en ella la profesión de fe: “Señor, yo creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que había de venir al mundo”

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oramos por todos los difuntos, que ya gozan de la bienaventuranza eterna.

·    Para que los cristianos vivamos nuestra fe con ilusión, y dejemos que la gracia nos transforme. Oremos.

·    Para que los gobernantes de las naciones, con espíritu de justicia, promuevan la paz en el nuevo milenio. Oremos.

·    Para que en nuestra sociedad se reconozca y valore lo sencillo, lo humilde y lo cotidiano, y se tenga en cuenta a todos los ciudadanos. Oremos.

·    Para que nuestros hermanos y hermanas, que trabajan por el bien de los pobres y necesitados, sepan que el Reino ya les pertenece. Oremos.

·    Por los enfermos para que reciban el alivio en su enfermedad, consolados por el amor de Dios. Oremos (nombrar)

·    Por todos los difuntos que tanto amamos en su vida terrenal, para que el Señor les de la paz de la vida eterna. Oremos (nombrar)

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta con bondad estos dones Señor, para que tus hijos difuntos sean recibidos en la gloria con tu Hijo, a quien nos unimos por este gran sacramento de su amor. El que vive y reina por los siglos de los siglos.

PREFACIO DE DIFUNTOS I

No se nos quita la vida, se nos cambia por otra mejor

El Señor esté con ustedes.

Y con tu espíritu.

Levantemos el corazón.

Lo tenemos levantado hacia el Señor.

Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

Es justo y necesario.

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo nuestro Señor.

En el cual resplandece la esperanza de nuestra feliz resurrección; y así, aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad.

Pues, para quienes creemos en ti, Señor, la vida se transforma, no se acaba; y disuelta nuestra morada terrenal, se nos prepara una mansión eterna en el cielo.

Por eso, con los ángeles y los arcángeles y con todos los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria:

Santo, Santo, Santo...

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Jn 11, 25-26

Dice el Señor: “Yo soy la resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás”.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te pedimos, Padre, que recibas en la morada de la luz y de la paz a tus servidores difuntos, ya que por ellos hemos celebrado el misterio pascual. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

 

"Yo soy la resurrección y la vida”

Jn 11, 17-27

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant ocds

1.           LA "RESURRECCIÓN DE LÁZARO.

Entre líneas aparece la humanidad llena de ternura de Jesús - que no reprime las lágrimas ni los sollozos -, la confidencialidad de la amistad y el misterio de la filiación divina. El "credo" de Marta sintetiza magistralmente esta rica realidad: "Señor, creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo”. El punto más revelador: "Yo soy la resurrección y la vida". El potente grito con que Jesús llama a Lázaro. La fe, siempre la fe. Avisada de la llegada del Mesías, Marta sale a su encuentro y dice: "Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano". El le responde con una promesa que supera toda esperanza y parece desconcertar su fe: "Tu hermano resucitará."

2.           LÁZARO LLEVABA YA CUATRO DÍAS EN EL SEPULCRO

Cuando llego Jesús a Betania, que esta muy cerca de Jerusalén, a unos tres kilómetros, se encontró con que Lázaro llevaba ya cuatro días en el sepulcro. Ya habían llegado a consolar a Marta y a María muchos judíos, pero en cuanto ella supo, que se aproximaba Jesús, ella sale a su encuentro. Probablemente alguien debió de adelantarse a dar la noticia de su llegada. Solo Marta sale a su encuentro, mientras que María se quedó en casa, entre los aquellos que vivieron a entregar su pésame.

Era costumbre de aquel tiempo, hacer luto por ocho días. Además, las visitas de duelo era una obras de caridad muy estimadas por los judíos. También se sabe que los tres primeros días estaban dedicados al llanto, y los otros al luto. Otra costumbre era el ayuno y al volver del enterramiento, sentarse en el suelo con los pies descalzos y velada la cabeza.

3.           "SEÑOR, SI HUBIESES ESTADO AQUÍ, NO HABRÍA MUERTO MI HERMANO”

En ese ambiente de pesar se encontró Jesús cuando llego a casa de Marta. En el encuentro Marta le dice al Señor: "Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano. No es perfecta la fe de Marta, ella creía en el poder de la oración de Jesús, de tal forma que si hubiese estado allí, por su oración Lázaro no hubiese muerto, es decir no reconoce la presencia del Señor a distancia. Sin embargo encontramos en otros relatos de los Evangelios donde otras personas si tuvieron esa fe, y sin tener ese grado de amistad que tenía Marta y María con Jesús.

No obstante Marta le dice a Jesús: Pero sé que lo que pidieres a Dios, te lo concederá. Sin embargo ella no cree en la resurrección de su hermano, cuando Jesús le dijo: Tu hermano resucitará", lo que es una afirmación, ella piensa con pena y, a modo de consuelo, Sé que resucitará en la resurrección en el último día, y dice esto pensando acorde a la creencia ortodoxa de Israel.

4.           "YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA”

La respuesta que da luego Jesús, plantea un cambio muy grande para las creencias de aquel tiempo, ya que tener fe en la resurrección, era algo que estaba en el pensamiento religioso, pero lo que ellos no tenían en mente y no lo sabían, era que el Mesías fuese la resurrección. Y así lo dice el mismo: "Yo soy la resurrección y la vida; quien cree en Mí, aunque muera, revivirá. Jesús, ahora se presenta como el Mesías, agente de la resurrección de los muertos. El es la resurrección, porque el Padre le dio el “tener vida en sí mismo” (Jn 5:26), y por eso El causa la resurrección de los muertos, tanto del alma (Jn 5:25) como del cuerpo (Jn 5:28.29).

Como sabemos, según el Antiguo Testamento el poder de dar la vida y resucitar es atributo exclusivo de Dios. Entonces Jesús con esta enseñanza se está proclamando Dios. Ya lo dijo antes: “Como el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo a los que quiere les da vida” (Jn 5:21).

5.           Y TODO VIVIENTE Y CREYENTE EN MÍ, NO MORIRÁ JAMÁS

Jesús también le dice a Marta, Y todo viviente y creyente en Mí, no morirá jamás. Del modo como lee a primeras esta frase, alguien podría pensar que el que muere físicamente, resucita de la misma forma. Lázaro resucita porque es causada por Cristo y, Jesucristo es la resurrección, y El nos dice: quien cree en Mí, es decir, la resurrección esta enlazada a la fe en el Señor y, Lázaro creía en Cristo.

Jesús le pregunta a Marta: ¿Lo crees tú?" Esta es la fe que Jesús le pide a Marta, entonces ella le confiesa. Sí, Señor. Yo creo que Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que viene a este mundo.

6.           CONFIANZA EN LA ORACION

Tengamos confianza, en especial cuando nuestras oraciones parece que no son escuchadas. No pensemos que no han tocado el corazón de Jesús. Si aparentemente han caído en el vacío, no es que él no vea nuestras lágrimas. Con una mirada certera y sin distracciones, él va siguiendo todos los avances del mal. Si no viene en el momento esperado, quiere decir que todavía no ha llegado su hora. Reservemos su acción para una conversión que engrandezca y manifieste más la gloria de Dios, que haga nuestra fe más firme y perseverante. ¡Confianza!

“Recuerda la palabra dada a tu servidor, de la que has hecho mi esperanza. Este es mi consuelo en mi miseria: que tu palabra me da vida.”  (Salmos (SBJ) 119, 50)

7.           Y JESÚS LLORÓ

Si continuamos con los siguientes versículos de este Evangelio de san Juan, vemos que al llegar María a donde estaba Jesús, en cuanto lo vio, cayó a sus pies y le dijo: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Al ver Jesús el llanto de María y de todos los judíos que estaban con ella, su espíritu se conmovió profundamente y se turbó. Y preguntó: ¿Dónde lo han puesto? Le contestaron: Señor, ven a ver. Y Jesús lloró.

Jesús, al verla llorar a ella y a ellos, sin duda de emoción sincera, lloró. Y ante esta emoción traducida en lágrimas, los judíos presentes decían: “¡Cómo le amaba!”. Esta emoción y lágrimas de Jesús, es una emoción profunda, legítima y bondadosa del Señor ante la muerte de Lázaro, su amigo, a quien Jesús amaba. En esas lágrimas de Jesús, quedaron santificadas todas las lágrimas que nacen del amor y del dolor de cada cristiano.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant ocds 

 

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EL LLANTO DE JESÚS JUNTO A LA TUMBA DE SU AMIGO LÁZARO

Nos detenemos en el llanto de Jesús junto a la tumba de su amigo Lázaro. Si sabía que iba a devolverle la vida, ¿por qué llora? Sus lágrimas, tan reales, tienen también un valor simbólico. Se trata de todas las miserias humana -cuyo culmen es la muerte corporal-, que producen en Jesús esas lágrimas de compasión. Todo el misterio de la redención es un misterio de compasión y de amor.

La resurrección de Lázaro provocará directamente la condena a muerte de Jesús, que libra a los demás de la muerte a precio de su propia muerte.

Los judíos dirán: "¡Ha resucitado a Lázaro, que se salve a sí mismo!". Pero si Jesús se salvara a sí mismo, no podría salvarnos. El amor es don. En Jesús vence el amor precisamente al no salvarse a sí mismo, sino muriendo por nosotros. Pues el amor, para vencer, debe saber perder: ésta es la ley fundamental del cristiano. No podemos obtener ningún bien para los demás sin perder nosotros mismos por amor.

ORACION (3)

 

Señor Jesús, eres nuestro amigo. Sabemos que nos amas muchísimo y que con frecuencia haces con nosotros lo mismo que con tus amigos de Betania. Cuántas veces y en cuántas circunstancias te llamamos, y tú no acudes enseguida. Tus demoras nos dejan preocupados. Tus retrasos nos hacen morir.

Pero tú sabes por qué. Tú sabes lo que favorece a tus amigos. Tú sabes lo que más conviene a los que amas. Todo lo dispones para hacer que creamos, para llevarnos a una fe más madura y a una esperanza más firme. Mejor es tu llanto por nosotros que nuestro vivir tranquilo. Mejor es morir para resucitar escuchando tu grito que nos llama. Señor Jesús, cuando por nuestra miseria estemos muertos, desintegrados, no permitas que dejemos de creer que tú lo puedes todo, porque lo quieres por la fuerza de tu amor y tu obediencia al Padre.

El Padre siempre te escucha porque se complace en ti. Tú, que eres la vida y compartes nuestro morir cotidiano, tú nos harás salir del sepulcro, de todos los sepulcros en los que caemos por la debilidad de nuestra fe.

SANTORAL

 

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

La solemnidad de Todos los Santos no podía por menos de provocar el recuerdo de los Fieles difuntos, presentes todos los días en la oración de la Iglesia. La fecha del 2 de noviembre se fijó a comienzos del siglo Xl.

La súplica por los difuntos pertenece a la más antigua tradición cristiana, lo mismo que la ofrenda del sacrificio eucarístico para que «brille sobre ellos la luz eterna». En todas las misas, la Iglesia pide, por supuesto, por «cuantos descansan en Cristo», pero también extiende su súplica en favor de «todos los muertos cuya fe sólo el Señor conoce» y por «cuantos murieron en su amistad». Al orar por todos los que han abandonado este mundo, pedimos también a Dios «que, al confesar la resurrección de Jesucristo, su Hijo, se afiance también nuestra esperanza de que todos sus hijos resucitarán». Si creemos que «todos volverán a la vida es porque Jesús nos dijo: «Yo soy la resurrección y la vida, y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre».

Afirmamos, por fin, en nuestra oración, que Jesús es el lazo de unión con nuestros hermanos difuntos: «a Él nos unimos por la celebración del memorial de su amor" en especial en la celebración del «misterio pascual», con la comunión en su cuerpo y sangre.

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta   o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta o

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-