Misa Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

cid:image001.jpg@01D09552.19F974A0

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

 

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.800 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:  caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARIA

facebook

Cantidad de correos abierto acumulados a la fecha:  Contador Gratis

Páginas WEB:        www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.812

Fecha: 21-10-2018

Edición N.º MD 7.349

LITURGIA DE LA HORAS

DOMINGO XXIX

 

SERVIR Y DAR LA VIDA

 

bto29El texto de este Evangelio del domingo vigésimo noveno, Mc 10,35-45, es un ejemplo más del contraste entre la actitud de Jesús y la de los discípulos. Frente a la búsqueda de gloria humana por parte de los discípulos, Jesús aparece una vez más como el “Siervo” que da su vida en rescate por todos. Y su gloria consiste precisamente en justificar a una multitud inmensa “Mi Servidor justo justificará a muchos y cargará sobre sí las faltas de ellos”. (Primera Lectura  Is 53,10-11).

 Para moderar las ansias de grandeza de los discípulos Jesús ante todo exhibe su conducta y su estilo; más que muchas explicaciones, les pone ante los ojos el camino que él mismo sigue: del mismo modo, el que quiera ser realmente grande y primero no tiene otro camino que hacerse siervo y esclavo de todos. La actitud de Jesús es normativa para la comunidad cristiana. Ejercer la autoridad no es tiranizar, sino servir y dar la vida.

JESÚS PROPONE EL MODELO DE SU PROPIA VIDA

Como en tantos otros pasajes, Jesús corrige a sus discípulos sus ideas excesivamente terrenas, sobre todo en su afán de poder y dominio. Apuntados al seguimiento de Jesús, el Maestro, también nosotros hemos de dejarnos corregir en nuestra mentalidad no evangélica. La Iglesia, comunidad de los seguidores de Jesús, no es una sociedad o institución cualquiera: el estilo de Jesús es radicalmente distinto al del mundo.

Frente a las pretensiones de grandeza, de superioridad e incluso de dominio sobre los demás, Jesús propone el modelo de su propia vida: la única grandeza es la de servir. Esto es lo que Él ha hecho: El eterno e infinito Hijo de Dios se ha convertido voluntariamente en esclavo andrajoso –y hace falta entender todo el realismo de la palabra, lo que era un esclavo en tiempos de Jesús: alguien que no contaba, que no tenía ningún derecho, que vivía degradado y humillado–, en esclavo de todos, y ha ocupado en último lugar.

Pero Jesús no es sólo un esclavo, con todo lo que tiene de humillante; es “el Siervo de Yahvé”,  que ha cargado con todos los crímenes y pecados de la humanidad, que se ha hecho esclavo para liberar a los que eran esclavos del pecado. Su servicio no es insignificante. Su servicio consiste en dar la vida en rescate por todos. Y nosotros, apuntados a la escuela de Jesús, somos llamados a seguirle por el mismo camino: hacernos esclavos de todos y dar la vida en expiación por todos, para que todo hombre oprimido por el pecado llegue a ser realmente libre.

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo XXIX, pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

 

I.  RITOS INICIALES De pie.

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 16,6. 8

Yo te invoco, Dios mío, porque tú me respondes; inclina tu oído hacia mí y escucha mis palabras. Protégeme como a la pupila de tus ojos, escóndeme a la sombra de tus alas.

ACTO PENITENCIAL

·    Tú, que conociste el sufrimiento y las fatigas. Señor, ten piedad.

·    Tú, que te compadeces de nuestras debilidades. Cristo, ten piedad.

·    Tú, que viniste a servir y dar la vida. Señor, ten piedad.

SE DICE GLORIA A DIOS

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra suplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, concédenos permanecer fieles a tu santa voluntad y servirte con un corazón sincero. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

Por nuestro Señor Jesucristo.

II. LITURGIA DE LA PALABRA Sentados

PRIMERA LECTURA Is 53, 10-11

El mensaje del siervo del Señor consiste en que su figura tiende un puente entre la humillación y la exaltación. Concentra en sí toda la historia de la salvación, que saca al hombre de servidumbre y lo sitúa en vida plena. El Señor se revela en ese movimiento, tanto en su origen como en su meta. La oración del inocente tiene audiencia; es mediación atendida, salvadora; servicio infinito a la humanidad en servidumbre.

Lectura del libro de Isaías.

El Señor quiso aplastarlo con el sufrimiento. Si ofrece su vida en sacrificio de reparación, verá su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del Señor se cumplirá por medio de él. A causa de tantas fatigas, él verá la luz y, al saberlo, quedará saciado. Mi Servidor justo justificará a muchos y cargará sobre sí las faltas de ellos.

Palabra de Dios/ Te alabamos Señor.

SALMO Sal 32, 4-5. 18-20. 22

R. Señor, que descienda tu amor sobre nosotros.

La palabra del Señores recta y Él obra siempre con lealtad; El ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de su amor. R.

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia. R.

Nuestra alma espera en el Señor: Él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti. R.

SEGUNDA LECTURA Heb 4, 14-16

En la Iglesia el sacerdocio no es un privilegio o una excepción, sino una participación total en el esfuerzo humano. Sólo en Jesús encontramos el único sumo sacerdote que cuenta, ya que él ha compartido toda la debilidad humana menos el pecado y nos ha logrado la salvación que esperamos.

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios, un Sumo Sacerdote insigne que penetró en el cielo, permanezcamos firmes en la confesión de nuestra fe. Porque no tenemos un Sumo Sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades; al contrario, Él fue sometido a las mismas pruebas que nosotros, a excepción del pecado. Vayamos, entonces, confiadamente al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y alcanzar la gracia de un auxilio oportuno.

Palabra de Dios/ Te alabamos Señor.

ALELUYA Mc 10, 45

Aleluya. El Hijo del hombre vino para servir y dar su vida en rescate por una multitud. Aleluya.

EVANGELIO De pie.

La Iglesia debe presentar una imagen distinta a la sociedad civil. En esta última frecuentemente el poder adquiere la forma de tiranía y opresión. En la Iglesia, por el contrario, la autoridad ha de ser un servicio. Por eso, todo intento de configurarla a imagen y semejanza de una sociedad civil, contradice el Evangelio.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos 10, 35-45

Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: “Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir”. Él les respondió: “Qué quieren que haga por ustedes?” Ellos le dijeron: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”. Jesús les dijo: “No saben lo que piden. ¿Pueden beber el cáliz que Yo beberé y recibir el bautismo que Yo recibiré?” “Podemos”, le respondieron. Entonces Jesús agregó: “Ustedes beberán el cáliz que Yo beberé y recibirán el mismo bautismo que Yo. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlos, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados”. Los otros diez, que habían oído a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos. Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que aquéllos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Palabra del Señor.

HOMILÍA Sentados

Profesión de fe. De pie.

SE DICE EL CREDO

Creo en Dios Padre todopoderoso. Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención, pedimos: Ayúdanos a imitar tu entrega.

·    Por todos los miembros de la Iglesia: para que seamos modelos de servicio y entrega a los hermanos. Oremos.

·    Por los que ejercen la autoridad: para que sirvan de verdad al bien común. Oremos.

·    Por los pobres, débiles y enfermos: para que nuestro servicio fraterno alivie sus sufrimientos. Oremos.

·    Por nuestra Iglesia diocesana: para que sus instituciones continúen sirviendo a todos con generosa entrega. Oremos.

III. LITURGIA EUCARÍSTICA

Presentación de las ofrendas: Cristo muerto y resucitado para nuestra salvación es nuestra gran ofrenda al Padre. Junto a él, presentemos la colecta, símbolo de nuestro sacrificado servicio a los necesitados.

Orad hermanos... El Señor reciba de tus manos este sacrificio para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien, y el de toda su santa iglesia.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS De pie.

Te ofrecemos, Señor, estos dones, con un corazón libre y generoso, para que tu gracia nos purifique por estos misterios que ahora celebramos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PLEGARIA EUCARÍSTICA

……Santo, santo, santo es el señor, dios del universo. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del señor. Hosanna en el cielo.

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

Prefacio. Jesús vino para servir y dar su vida por nosotros. Por eso, unámonos al himno de acción de gracias, que el celebrante entona en nombre de todos porque el Padre ha entregado a su ¡lijo para que fuera nuestro Señor y nuestro hermano.

Durante la consagración, de rodillas, "a no ser que lo impida la estrechez del lugar, la aglomeración de la concurrencia o cualquier otra causa razonable". Terminada la consagración y la elevación del cáliz, con la genuflexión del sacerdote, hasta el final de la misa: de pie.

RITO DE COMUNIÓN

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

LA PAZ

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy”. No tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia, y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

CORDERO

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 32, 18-19

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia.

Comunión: “Vayamos confiadamente al trono de la gracia” para fortalecer nuestro espíritu de servicio. Con alegre recogimiento, nos acercamos al banquete del Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Concédenos, Padre, que la participación en la eucaristía nos ayude para aprovechar los bienes temporales y alcanzar los bienes eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

IV. RITOS DE CONCLUSIÓN

Canto final. Con alegría, porque Jesús se entregó por nosotros y sostiene nuestros esfuerzos, nos retiramos cantando.

 

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes”

Marcos 10, 35-45

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.    EL MISMO HIJO DEL HOMBRE NO VINO PARA SER SERVIDO, SINO PARA SERVIR

“Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir”. En el Evangelio de San Marcos son Juan y Santiago los que hacen la petición a Jesús, en cambio en el Evangelio de San Mateo es su madre. Ambas divergencias se compaginan bien, porque ellos lo piden por su madre, como recurso más discreto y hábil, o posiblemente se debe a las fuentes. En el fondo de la petición posiblemente hubiese razones de posible parentesco, (Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena Jn 19:25), Esta fuerza de parentesco, era de costumbres en esos tiempos.

Ellos le dijeron a Jesús, “cuando estés en tu gloria”. En San Mateo se pide que se sienten junto a Él en tu reino. Parecería que se tratase de la fase celeste. Sin embargo, en el medio ambiente se esperaba que el reinado del Mesías precediese aquí a la fase final del reino de Dios. Esto es lo que piden, (“Los que estaban reunidos le preguntaron: Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?”(Hech1:6). Sin embargo, parece aludir a la parusía, (“cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles” Mc 8:38), aunque es discutible a qué aluden estos textos. La frase no es ajena a la teología de San Marcos. Jesús les pone su ejemplo de servidor que vino a dar la vida en redención por muchos; “Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

Jesús censura la ambición de esta pretensión; “Jesús les dijo: “No saben lo que piden, ¿Pueden beber el cáliz que Yo beberé y recibir el bautismo que Yo recibiré?”, y luego se daría por buena, al excusarla con la predestinación del Padre. “En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlos, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados”.

La ambición que reflejan aquí los dos apóstoles está en la misma línea de incomprensión de un Mesías doliente y de su reino espiritual. Para ellos se pide los dos primeros puestos en su reino. Se lo concibe como terreno. La petición no miraba sólo a los puestos de honor, sino también a los de ejercicio y poder. Estos dos puestos correlativos de su derecha e izquierda eran los dos primeros puestos de una serie. Santiago y Juan, son primo de Jesús y quieren hacer prevalecer este parentesco.

2.    ¿PUEDEN BEBER EL CÁLIZ QUE YO BEBERÉ?

En la respuesta de Jesús les corrige el enfoque de su concepción terrena del reino. Este es de dolor, entonces Jesús les pregunta; “¿Pueden beber el cáliz que Yo beberé y recibir el bautismo que Yo recibiré?”, entonces nos preguntamos ¿Podrán ellos beber el cáliz que a Él le aguarda de su pasión?, la pregunta es un contexto lógico, para precisarles bien la naturaleza del reino. El martirio — testimonio — estaba bien experimentado en la Iglesia a esta hora.

En la literatura judía se presenta frecuentemente el cáliz como imagen de alegría y fortuna, derivando acaso su uso de los festines, pero luego, por influjo de la copa de la venganza divina, que usaron los profetas, vino a significar también, y preferentemente, el sufrimiento y la desgracia El mismo sentido tiene en la literatura rabínica. El cáliz que Jesús bebería era el de su pasión y muerte.

A la pregunta que les hace Jesús si estarían dispuestos a “beber este cáliz” y a sumergirse, como El en este dolor, “Podemos”, le respondieron”. No era una respuesta de fácil inconsciencia. Y Jesús les confirma, con vaticinio, este martirio de dolor. De hecho, Santiago el Mayor sufrió el martirio sobre el año 44, por orden de Agripa; (“Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan”-Hech 12:2), siendo decapitado. Juan murió en edad muy avanzada de muerte natural; (“Corrió, pues, entre los hermanos la voz de que este discípulo no moriría”. Jn 21:23) Pero, antes de ser desterrado a la isla de Patmos, sufrió el martirio, pues fue sumergido en una caldera de aceite hirviendo, de la que Dios le libró milagrosamente.

Quedaba con ello corregido el erróneo enfoque sobre la naturaleza de su reino. Y les aprobaba su coraje cristiano, cuyo ímpetu se refleja en otras ocasiones. Pero había en esta petición un plan más profundo del Padre que no competía a Jesús el cambiarlo; había en todo ello una predestinación: “esos puestos son para quienes han sido destinados” y Dios dispone libremente de sus dones: de la donación gratuita de su reino y de los puestos del mismo.

3.    LOS OTROS DIEZ, QUE HABÍAN OÍDO A SANTIAGO Y A JUAN, SE INDIGNARON CONTRA ELLOS

“Los otros diez, que habían oído a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos” por esta pretensión y proposición. Al ver aquella disputa, Jesús los llamó. Y va a restablecer la armonía con una gran lección de humildad, dada especialmente para los que van a tener puestos jerárquicos, para ellos, que son apóstoles y se sentarán en tronos en su reino -Lc 22:30-. Les va a dar una lección por capítulo doble, primero con la verdadera doctrina del mando, y luego con su mismo ejemplo. Es así como Jesús les dice; “Ustedes saben que aquéllos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad”.

En el mundo, los que gobiernan las naciones fácilmente abusan de su poder, y, en lugar de ser en servicio benéfico del bien común, lo es en provecho propio, y así oprimen a los pueblos. Los apóstoles comprendieron y asumieron como misión el hecho político y social desigual de su época. Eran galileos y habían oído hablar de los abusos de Herodes el Grande, de Arquelao y Antipas, lo mismo que de los abusos de algunos de los procuradores romanos. Y Jesús les pide a sus amigos; “Entre ustedes no debe suceder así”... En efecto, sucede de hecho, ya que no es ésa la misión del poder entre gobernantes de pueblos, no ha de ser así entre los que son apóstoles y se sentarán en tronos del reino para juzgar a las doce tribus de Israel.

4.    EL QUE QUIERA SER GRANDE QUE SE HAGA SERVIDOR DE USTEDES

Jesús luego les dice, “Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos”. Porque que éstos no son para honor ni provecho propio, sino para ministerio, servicio y provecho directo del bien común. No siendo para provecho propio, en lugar de tener esos sentimientos de ambición, si alguno pensase en ello, que piense que ha de tener sentimientos, en este orden, de servidor y de servidor de todos. Pues ha de tener los sentimientos de servicio. Deberá ser servidor de todos. Así enfocados, los puestos jerárquicos y de mando cobran su auténtica proyección y excluyen automáticamente las apetencias en el Reino terreno. Pues nadie tiene apetencia por egoísmo de ser servidor de todos.

Y luego de la doctrina, pone el gran ejemplo de su vida, que es el Rey-Mesías. “Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”. No vino a ser servido. Sus sufrimientos, su pobreza, las intrigas armadas contra El, la perspectiva de su pasión y muerte, hacían ver bien que no vino a ser servido, sino a servir; al contrario, vino a dar su vida en rescate por una multitud”. Esta enseñanza de Jesús,  responde a la idea de la liberación por rescate, una liberación mediante un sacrificio, es decir dar su vida por salvar a los hombres.

5.    UNA GRAN LECCIÓN DE HUMILDAD

Hay que saber beber a tiempo el cáliz amargo de la Pasión, las contradicciones, las penas, las amarguras, las tristezas y enfermedades, las persecuciones y las malas interpretaciones, pero todo esto nos ayudará a purificar nuestros corazones y lo preparará la gloria de la resurrección y luego, para la alegría del triunfo en unión con Jesús, nuestro Señor.

Jesús nos da en este fragmento del Evangelio una gran lección de humildad, algo que para nosotros es necesario comprender, nos llega a nuestro amor propio, o por que sufrimos si otros nos aventajan, o porque queremos ser los primeros en todas partes, sobresaliendo en todo y sin importar si estamos relegando a los demás. El tratar de ser primeros, sin importar como y a costa de quien, no está conforme al espíritu cristiano. Jesús no enseño a ser humildes por amor a Él.

El que tiene que sobresalir siempre, es Jesús y nosotros no ser notado.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

XXIX Domingo Ciclo B

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

“Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir”. Él les respondió: “Qué quieren que haga por ustedes?” Ellos le dijeron: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”.

Seguramente Jesús se debe haber extrañado mucho con la pregunta, como para haberle dicho a sus íntimos amigos, no han entendido nada de su intención de estar al servicio del reino de Dios y su justicia y parece mucho más importante el sentarse en los primero puestos que seguirle. Y también es como para responderle a muchos que solo piensan hoy en ese puesto de importancia más que el servir. Y por supuesto, parece que a hay muchos que no le agrada servir anónimamente.

Pero había otros diez apóstoles más, pero curiosamente esto se indignan por lo pedido por Juan y Santiago, pero su rabia es porque también ellos tienen sueños ambiciosos, también desean conseguir algún puesto de honor, de reconocimiento. De este modo la situación pasa hacer casi desvergonzada.

Los apóstoles ya habían convivido con Jesús un buen tiempo, habían comido, caminado, compartido muchas vivencias con Él y caen en estas dificultades y ambiciones, entonces nos preguntamos, ¿qué queda para nosotros hoy, que convivimos en un mundo diferente’ y la respuesta es aún más perturbadora: ¿Es posible decir que trabajamos por un mundo más fraterno, que trabajamos para que más hombre puedan acoger  a Dios y estar animados por este espíritu de ambicionar puestos de honor y prestigios?

La conclusión, es que Jesús nos enseña y nos pide ir por un camino opuesto al de la ambiciones, al de figurar, el buscar ser uno el protagonista. Por tanto tenemos que liberarnos de esa enfermedad que busca una situación de poder, de jerarquía y de satisfacción por estar en lugares encima de los demás. “El que quiera ser grande, que se ponga a servir a todos”

¡Qué rico se hallará el que todas las riquezas dejó por Cristo!

¡Qué rico se hallará el que todas las riquezas dejó por Cristo! ¡Qué honrado el que no quiso honra por El, sino que gustaba de verse muy abatido! ¡Qué sabio el que se holgó de que le tuviesen por loco, pues lo llamaron a la misma Sabiduría! ¡Qué pocos hay ahora, por nuestros pecados! Ya, ya parece se acabaron los que las gentes tenían por locos, de verlos hacer obras heroicas de verdaderos amadores de Cristo. ¡Oh mundo, mundo, cómo vas ganando honra en haber pocos que te conozcan! (Santa Teresa de Jesús, V 27,14)

Nuestra Iglesia necesita verdaderos cristianos, que estén dispuesto de verdad a seguir por amor a Cristo Jesús, que puedan dejar de lado sus intereses personales, que puedan trabajar silenciosamente por un mundo más cristiano, humano, compasivo, misericordioso, evangélico. Cristo Jesús, necesita seguidores que puedan imponerse y sean ejemplo por su calidad de servicio, por su fraternidad y amor a sus hermanos.

La Iglesia somos todos y es de todos, no tiene dueños particulares y a todos nos corresponde en el lugar que estamos a ayudarle en su tarea evangelizadora. La Iglesia tiene una enseñanza y un modelo a seguir, ese es JESUS, lo suyo fue servir y dar la vida, así es como es Él lo primero y lo más grande de todo, JESUS, no ambiciono ningún poder, no se arrogo ningún título.

Sin embargo, a pesar de que podemos hacer críticas y comentario a diario de las actitudes de muchos hermanos que les encanta la figuración, es mejor que pensemos hoy en los muchos que se han desvivido y otros que siguen entregados a servir a la Iglesia, a los más necesitados, a orar por sus hermanos, a consolar a los enfermos, a entregar una frase de aliento a quien lo necesita, y todo porque sienten de verdad a un Dios que los ama, porque el sentirse amados por El, da capacidad de amar su hermanos. Sean para nosotros estos buenos hermanos un ejemplo a imitar.

ORACION (3)

 

Jesús, cuando eras peregrino en nuestra tierra, tú nos dijiste: "Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y vuestra alma encontrará descanso". Sí, poderoso Monarca de los cielos, mi alma encuentra en ti su descanso al ver cómo, revestido de la forma y de la naturaleza de esclavo, te rebajas hasta lavar los pies a tus apóstoles. Entonces me acuerdo de aquellas palabras que pronunciaste para enseñarme a practicar la humildad: "Os he dado ejemplo para que lo que he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis. El discípulo no es más que su maestro... Puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica". Yo comprendo, Señor, estas palabras salidas de tu corazón manso y humilde, y quiero practicarlas con la ayuda de tu gracia.(Teresita de Lisieux, fragmento de la ORACIÓN para alcanzar la humildad)

 

SANTORAL

 

SANTA ÚRSULA ¿S.  IV?

La suya es una leyenda bella y disparatada, con alardes fantásticos que no dejan de recordar la vistosidad efectista de las antiguas películas norteamericanas en tecnicolor; por ejemplo en su derroche de extras y en una falta de respeto por la historia que tal vez tiene su encanto.

Se supone que Úrsula, hija de un rey de Gran Bretaña, es pedida en matrimonio por los embajadores de un monarca pagano, ella acepta exigiendo que su prometido se bautice y la acompañe a una peregrinación a Roma, y embarca con un séquito de once mil vírgenes en una nave que capitanea un ángel y que remonta el Rhin hasta Basilea.

Después de cruzar los Alpes, son recibidos en Roma por el papa san Ciricio, pero, ay, en el viaje de regreso toda la expedición muere asaeteada por los hunos ante las puertas de Colonia. Tan bárbaros exterminadores reciben su castigo inmediato, ya que once mil ángeles acuden a vengar aquella sangre inocente.

Hablando en serio, casi nada se sabe de esta Úrsula y menos aún de su ejército de doncellas, blanco de no pocas burlas a partir del Renacimiento y la Reforma, sin que al parecer en los ambientes trentinos se tomaran la menor molestia por defenderlas. ¿Fueron once mártires tan sólo y la M de cierta remota inscripción que quería decir «mártir» se confundió con el numeral mil?

Es posible, pero ya en el siglo IX, bajo formas más o menos exaltadas, esta tradición, que se relaciona con un cementerio de Colonia llamado ager ursulanus, campo de Úrsula, existía ya. Probablemente tuvo su origen en unas jóvenes de la ciudad martirizadas en el siglo IV - época del papa san Ciricio -, y luego el episodio se magnificó con estupenda fantasía haciendo entrar de golpe en el santoral esta multitud que puebla el 21 de octubre.

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta   o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta o

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-