Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

image0011

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.682 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARIA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

facebook

www.caminando-con-jesus.org        www.caminando-con-maria.org      www.santateresadelosandes.cl

Suscriptores: 23.682

Fecha: 30-10-2019

Edición N.º MD 7.713

 

ANTIFONA DE ENTRADA SaI 104, 3-4

Que la alegría llene el corazón de los que buscan al Señor. Busquen al Señor y serán fuertes, busquen siempre su rostro.

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, aumenta en nosotros la fe, la esperanza y la caridad, y para que podamos conseguir lo que prometes, ayúdanos a amar lo que nos mandas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Rom 8, 26-30

Comentario: Pablo subraya cómo el Padre está realmente atento a cada uno de nosotros, incluso el mismo Espíritu ora en nosotros. Él ya nos conoce, en Cristo, desde antes que naciéramos y nos ha destinado para que lo sirvamos en este mundo. Él nos llamó y nos soñó para que con nuestra vida reproduzcamos la imagen de su propio Hijo, por la fe y el amor.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede con gemidos inefables. Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina. Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquéllos que Él llamó según su designio. En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que Él fuera el Primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.

Palabra de Dios.

SALMO Sal 12, 4-6

R. ¡Yo como en tu misericordia, Señor!

¡Mírame, respóndeme, Señor, Dios mío! Ilumina mis ojos, para que no caiga en el sueño de la muerte, para que mi enemigo no pueda decir: «Lo he vencido», ni mi adversario se alegre de mi fracaso. R.

Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. ¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido! R.

ALELUIA Cfr. 2Tes 2, 14

Aleluia. Dios nos llamó, por medio del Evangelio, para que poseamos la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 22-30

Comentario: Pablo subraya cómo el Padre está realmente atento a cada uno de nosotros, incluso el mismo Espíritu ora en nosotros. Él ya nos conoce, en Cristo, desde antes que naciéramos y nos ha destinado para que lo sirvamos en este mundo. Él nos llamó y nos soñó para que con nuestra vida reproduzcamos la imagen de su propio Hijo, por la fe y el amor.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. Una persona le preguntó: «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?» Él respondió: «Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”. Y Él les responderá: “No sé de dónde son ustedes”. Entonces comenzarán a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y Tú enseñaste en nuestras plazas”. Pero Él les dirá: “No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!” Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos».

Palabra del Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira Padre, las ofrendas que te presentamos, y que la celebración de estos misterios sean para tu gloria y alabanza. Por Jesucristo nuestro Señor.

ANTIFONA DE COMUNIÓN SaI 19, 6

Que aclamemos tu victoria y alcemos los estandartes en nombre de nuestro Dios.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor y Dios nuestro, te pedimos que lleves a su plenitud en nosotros lo que significan estos sacramentos, para que poseamos plenamente lo que ahora celebramos en esta liturgia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán”

Lc 13, 22-30

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

1.           "TRATEN DE ENTRAR POR LA PUERTA ESTRECHA

Lucas nos muestra dos grandes imágenes, estas deben interpretarse a la luz del argumento que las encierra. La primera es la imagen de la puerta estrecha, esa a la si queremos entrar, tenemos que esforzarnos en pasar. La segunda imagen de la peregrinación que viene desde todas las partes de la tierra, Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, hacia aquella ciudad bendita en la que tiene lugar el banquete del Reino de Dios.

Nos relata el Evangelio, que Jesús enseña en todas partes, pequeñas poblaciones, aldeas, pueblo, ciudades, sanando enfermos. Pero donde más hay enfermos es en Jerusalén. Es así, como cuando se dirige hacia allí, una persona le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?". Él respondió: "Traten de entrar por la puerta estrecha”.

La persona que hace la pregunta, quiere saber cuántos se salvan, eso es algo que le compete solo a Dios. Está claro que Dios nos da a todos los hombres las gracias suficientes para salvarnos. Lo que interesa no es cuantos, sino como salvarnos y que condiciones debemos cumplir.

2.           EL CAMINO QUE LLEVA A LA SALVACIÓN , NO ES NADA DE FÁCIL

Jesús no responde directamente a la pregunta de si son pocos los que se salvan, no obstante nos invita trabajar con compromiso y perseverancia para que no encontremos la puerta cerrada, con lo que acentúa el carácter dramático de un desenlace que podría revelarse absolutamente negativo.

El camino que lleva a la salvación, no es nada de fácil. El camino de la vida es ancho en errores, el camino de la rectitud es estrecho. La puerta estrecha significa el trabajo y la paciencia de los santos. También significa que tenemos que hacer mucho esfuerzo, y que no tenemos que ser cómodos, en otras palabras, debemos luchar contra las tentaciones con paciencia inquebrantable.

3.           EL CAMINO DEL EVANGELIO ES UNA COSA MUY SERIA

Es así como Jesús afirma una vez más con claridad que seguirle por el camino del Evangelio es una cosa muy seria, algo que requiere una opción fundamental y, sobre todo, un esfuerzo continuado. Traten de entrar, es también esfuércense por entrar, es en modo imperativo y expresa la idea de trabajar fervientemente, ahora mismo, con prontitud, con urgencia, en otras palabras, no podemos perder ni un segundo de tiempo.

Y si bien es verdad que el camino de la salvación es estrecho en la entrada, también es cierto que por él se llega a la mayor de todas las puertas, las del Reino de los Cielos. Entonces, ¿Qué puede importar si son muchos o pocos los que se salvan? Lo que es necesario saber, es el modo por el cual podemos salvarnos cada uno de nosotros y no olvidarnos de compartir las enseñanzas del Evangelio, para que muchos puedan optar por el camino de salvación.

4.           “PORQUE LES ASEGURO QUE MUCHOS QUERRÁN ENTRAR Y NO LO CONSEGUIRÁN.”

Jesús nos dice; “Porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán.” “Pero ¡qué angosta es la puerta y qué escabroso el camino que conduce a la salvación! y qué pocos son los que lo encuentran (Mateo 7,14). Esto es, que mucho creemos que vamos por el camino correcto para salvarnos, especialmente si el camino se nos da fácil, pero cuando el camino se nos pone difícil, debemos esforzarnos mucho y luchar por conseguir nuestro propósito de llegar. Esta lucha es contra todas las malas inclinaciones que nos pueden apartar del camino que nos conduce hasta Dios. En efecto, el alma vacila siempre. Si reflexionamos en la eternidad nos decidimos por la virtud, pero cuando miramos el presente preferimos los placeres de la vida.

5.           HAY ALGUNOS QUE SON LOS ÚLTIMOS Y SERÁN LOS PRIMEROS, Y HAY OTROS QUE SON LOS PRIMEROS Y SERÁN LOS ÚLTIMOS".

La escena final, tan bien esbozada por este relato evangélico, nos pone ante una gran peregrinación en la que pueden participar todos los que, aunque no tengan vínculos de sangre con Abrahán, han heredado el don de la fe.

Dios mismo no hace acepción de personas: “Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: “Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en cualquier nación el que le teme y practica la justicia le es grato.” (Hech 10,34). Ni siquiera tiene importancia el conocimiento personal del Jesús terreno; lo único que vale es seguirle con todo el esfuerzo, con plena libertad y con una disponibilidad total.

Es así como Jesús nos dice; ”Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos".

Dios nos da la gracia y nos exige caminos de rectitud. Para llegar al Cielo, primero hay que ganarse ese derecho. Para entrar al Cielo, es necesario tener un corazón dispuesto a entrar. Allí en el Cielo no hay lugares reservados, pero si lugares privilegiados. Tienen privilegios para entrar, los pobres, los sencillos y los humildes de corazón.

6.           AL REINO DE LOS CIELOS SE LLEGA SEGÚN SEA NUESTRA VOLUNTAD Y DISPOSICIÓN.

En efecto, no por seamos muy cultos, ricos, o muy influyentes, podemos considerar que tenemos la puerta abierta. El haber recibido la gracia de la fe o la vocación al apostolado, no nos da seguridad de salvación. En efecto, no basta haber sido llamado a la fe, o haber recibido una vocación especial, para tener seguridad de llegar al cielo. Muchos han sido favorecido y a mitad de camino se quedan atrás y muchos han sido pecadores que al convertirse se adelantan a los favorecidos.

Vivamos en santidad, que esta sea propia de nuestra condición y lugar que ocupemos, recordando que ningún puesto de honor o autoridad que ocupemos en la tierra, no acreditará para ocupar los primeros puestos en el Reino de Dios. Eso está en las manos Dios y si no tenemos ningún lugar destacado o ningún puesto de renombre aquí en la tierra, eso no es condición para ser privilegiado por Dios.

 El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EL CRISTIANO RECIBE, EN EFECTO, DEL ESPÍRITU LA CAPACIDAD DE EXPRESARSE A SÍ MISMO.

La oración es un don del Espíritu Santo que ora en nosotros siempre, que ora en todo el cosmos. De esta realidad sólo puede convencerse quien, liberándose del embarazoso fardo de los razonamientos complicados, se abandona a la aventura del Espíritu, acepta rebasar los confines de lo sensible, de lo que se puede experimentar, y entra en la tierra de lo inexpresable y de lo inaprensible.

Se trata de una realidad que sólo puede ser comprendida, incluso vivida, por los pobres de espíritu. Lo indispensable para orar es, por tanto, tener un alma de pobre. Así pues, si con excesiva frecuencia nos encontramos en dificultades con la oración, es probable que la causa se encuentre en la inconsistencia de la fe, en la superficialidad de nuestra vida, en nuestra desmemoria crónica: no somos conscientes de que hemos sido hechos capaces —como hijos de Dios— de orar en el Espíritu del Hijo unigénito. El cristiano recibe, en efecto, del Espíritu la capacidad de expresarse a sí mismo. Entonces la oración se le vuelve algo connatural y no tiene miedo de que su voz vaya a chocar contra una barrera de silencio, puesto que no duda del amor del Padre, ni siquiera cuando le parece callar. El silencio de Dios es también, en efecto, una respuesta. Cuando nosotros deseemos y pidamos cosas equivocadas, el Padre nos escuchará dándonos no lo que pedimos, sino lo que es verdaderamente un bien para nosotros.

Los rasgos particulares del hombre que vive según el Espíritu son la humildad y la oración incesante, la fuerza y la dulzura de la caridad, la paz y la alegría; con todo, esta fisonomía no se adquiere de una vez para siempre: está en continuo perfeccionamiento. El grito de la oración —cargado con toda la angustia y la esperanza humana— es la más alta profesión de fe en aquellos en quienes no está contristado el Espíritu. Y el hombre de hoy tiene más necesidad que nunca de que haya alguien a quien pueda llamar “Padre”, para darse cuenta de que no es simplemente el resultado de un largo proceso biológico, sino el fruto del amor de un Dios que le ha amado y querido personalmente desde siempre y para siempre.

ORACION (3)

 

Oh Señor, les has invitado a seguirte por el camino de la cruz, pero temieron por sus hombros de cristal. Les exhortaste a convertirse según el radicalismo evangélico, pero la promesa estaba desproporcionada respecto a la renuncia. Les señalaste un sendero estrecho y difícil, pero les sedujo la autopista amplia y cómoda. Y ahora llaman tus ovejas, pero tu puerta permanece cerrada.

Oh Señor, he visto venir a miserables desde todas partes de tu Reino: sucios, harapientos, gente cargada con pesados fardos; he visto a gente de toda edad, lengua y color con fardos de hambre, duras injusticias, persecuciones y guerras. Tus “bienaventurados” han llamado y tu puerta se ha entornado.

Oh Señor, son muchos los que todavía se están acercando: llevan banderas diferentes, profesan religiones nunca oídas, se consideran paganos, indiferentes, no creyentes, y los lleva arrastrados la corriente tortuosa del mundo. Sedientos de verdad, buscadores de sentido, llaman a la puerta y tu puerta se abre.

Oh Señor, no se salvan los que se consideran elegidos, sino aquellos que te buscan con corazón sincero y hacen tu voluntad.

SANTORAL

 

SANTOS VICTORICO, CLAUDIO Y LUPERCIO

Estos tres hermanos alcanzan la palma del martirio en León, decapitados de orden del presidente Diogeniano.

Su recuerdo va unido filialmente al del centurión San Marcelo, que por estar al servicio de Cristo había sido degollado poco antes en Tánger, el 30 de octubre del año 298; cumplimentando una sentencia de Aurelio Agricolano, a la que había respondido el centurión: Dios te lo pague.

SANTA DOROTEA

Durante la segunda mitad del siglo XIV y sobre la tierra misma defendida por los Caballeros Teutónicos, vive en Montau, Marienburg, Dantzig y Marienwerder, una vida de santa paciencia, al lado de su esposo violento, que la golpea sin piedad. Y llega a darle nueve hijos, de los que sólo alcanza la juventud una hija, que será religiosa benedictina. Con él peregrina a Roma. Al enviudar, elige Santa Dorotea Swartz la vida contemplativa en Marienwerder; y la realiza con profundísimo sentido penitencial. Sería la Patrona de Prusia

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 21.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-