Misa Diaria, Ciclo C

 

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.800 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile.

Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:  caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

Cantidad de correos abierto acumulados a la fecha:

Contador Gratis

facebook

Páginas WEB:        www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.809

Fecha:

30-09-2018

Edición N.º MD 7.329

LITURGIA DE LA HORAS

 

DOMINGO XXVI

NO HACER CASO A LA PALABRA DE DIOS ES ESCÁNDALO. TODO PECADO, AÚN OCULTO, ES ESCÁNDALO.

bto26En el evangelio de este domingo vigésimo sexto, encontramos recogidas varias sentencias sobre el seguimiento de Jesús. Hay que evitar la envidia y la actitud sectaria y monopolizadora “¡Ojalá todos fueran profetas en el pueblo del Señor, porque él les infunde su Espíritu!”, (Primera Lectura), dejando campo libre a la intervención gratuita y sorprendente de Dios. Particularmente tremenda es la amenaza para los que escandalizan, es decir, para los que son estorbo o tropiezo para los demás en su adhesión a Cristo y a su palabra. Finalmente, el seguimiento de Cristo debe ser incondicional: estando en juego el destino definitivo del hombre, es preciso estar dispuesto a tomar cualquier decisión que sea necesaria por dolorosa que resulte.

“Y el que no está contra nosotros, está con nosotros”. Otra tentación es la de creerse los únicos, los mejores. Sin embargo, todo el que se deje mover por Cristo, es de Cristo. Con cuanta facilidad se absolutizan métodos, medios, maneras de hacer las cosas, carismas particulares, grupos... Pero toda intransigencia es una forma de soberbia, aparte de una ceguera.

 “Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar”. Tampoco aquí Jesús exagera. También aquí es el amor a la vida lo que está en juego, el bien de los hermanos. Sólo que escándalo no es sólo una acción especialmente llamativa. Todo lo que resulte un estorbo por la fe del hermano es escándalo. Toda mediocridad consentida y justificada es un escándalo, un tropiezo. Toda actitud de no hacer caso a la palabra de Dios es escándalo. Todo pecado, aún oculto, es escándalo.

Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala”. El evangelio es tajante. Y no porque sea duro. Nadie considera duro al médico que extirpa el cáncer. Más bien resultaría ridículo extirparlo sólo a medias. Lo que está en juego es si apreciamos la vida. El evangelio es tajante porque ama la vida, la vida eterna que Dios ha sembrado en nosotros, y por eso plantea guerra a muerte contra todo lo que mata o entorpece esa vida: “más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos al infierno”. La cuestión decisiva es esta: ¿Amamos de verdad la Vida? (P. Julio Alonso Ampuero, meditaciones bíblicas sobre el año litúrgico)

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo XXVI, pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS


I.  RITOS INICIALES

ANTÍFONA Dn 3, 31. 29-30. 43. 42

Todo lo que hiciste con nosotros, Señor, es verdaderamente justo, porque pecamos contra ti y no obedecimos tu Ley; pero glorifica tu nombre, tratándonos según tu gran misericordia.

ACTO PENITENCIAL

·    Tú eres el Salvador de todos. Por nuestros celos y envidias. Señor, ten piedad.

·    Tú nos hiciste hermano de todos. Por nuestros duros juicios hacia otros. Cristo, ten piedad.

·    Tú nos buscas a todos. Por nuestros rechazos y exclusiones. Señor, ten piedad.

SE DICE GLORIA A DIOS

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra suplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que manifiestas tu poder sobre todo en la misericordia y el perdón, derrama sin cesar tu gracia sobre nosotros, para que, deseando tus promesas, nos hagas participar de los bienes celestiales. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

Por nuestro Señor Jesucristo.

II. LITURGIA DE LA PALABRA

La tradición de designar setenta ancianos que compartan la guía y dirección del pueblo, es propuesta por Dios a Moisés. La expresión “apartaré una parte del espíritu que posees y se lo pasaré a ellos” indica que cada uno tendría frente al pueblo la misma responsabilidad que Moisés: guiar, instruir, interceder.

PRIMERA LECTURA Núm 11, 16-17. 24-29

Lectura del libro de los Números.

El Señor dijo a Moisés: “Reúneme a setenta de los ancianos de Israel —deberás estar seguro de que son realmente ancianos y escribas del pueblo— Ilévalos a la Carpa del Encuentro, y que permanezcan allí junto contigo. Yo bajaré hasta allí, te hablaré, y tomaré algo del espíritu que tú posees, para comunicárselo a ellos». Moisés salió a comunicar al pueblo las palabras del Señor. Luego reunió a setenta hombres entre los ancianos del pueblo, y los hizo poner de pie alrededor de la Carpa. Entonces el Señor descendió en la nube y le habló a Moisés. Después tomó algo del espíritu que estaba sobre él y lo infundió a los setenta ancianos. Y apenas el espíritu se posó sobre ellos, comenzaron a hablar en éxtasis; pero después no volvieron a hacerlo. Dos hombres —uno llamado Eldad y el otro Medad— se habían quedado en el campamento; y como figuraban entre los inscritos, el espíritu se posó sobre ellos, a pesar de que no habían ido a la Carpa. Y también ellos se pusieron a hablar en éxtasis. Un muchacho vino corriendo y comunicó la noticia a Moisés, con estas palabras: “Eldad y Medad están profetizando en el campamento». Josué, hijo de Nun, que desde su juventud era ayudante de Moisés, intervino diciendo: “Moisés, señor mío, no se lo permitas». Pero Moisés le respondió: « ¿Acaso estás celoso a causa de mí? ¡Ojalá todos fueran profetas en el pueblo del Señor, porque él les infunde su Espíritu!”

Palabra de Dios.

SALMO

El Salmo 18 nos manifiesta un contenido precioso para meditar sobre la lectura anterior: “los mandatos del Señor alegran el corazón; la ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante, la voluntad del Señor es pura y eternamente estable”... Pero podemos presumir de ello. Por eso pedimos al Señor que preserve de la arrogancia y que no nos domine; así quedaremos libres e inocentes del gran pecado.

Sal 18, 8.10. 12-14

R. Los preceptos del Señor alegran el corazón.

La ley del Señor es perfecta, reconforta el alma; el testimonio del Señor es verdadero, da sabiduría al simple. R.

La palabra del Señor es pura, permanece para siempre; los juicios del Señor son la verdad, enteramente justos. R.

También a mí me instruyen: observarlos es muy provechoso. Pero ¿quién advierte sus propios errores? Purifícame de las faltas ocultas. R.

Presérvame, además, del orgullo, para que no me domine: entonces seré irreprochable y me veré libre de ese gran pecado. R.

SEGUNDA LECTURA Sant 5, 1-6

Este lamento profético y apocalíptico, presenta el juicio divino contra quienes adquieren sus riquezas injustamente a través de la extorsión y la explotación de los trabajadores. Este juicio asienta sus bases en aspectos propios del Antiguo Testamento como, el grito que elevan a Dios los esclavos hebreos en Egipto, así como la sangre de Abel que clamó al cielo.

Lectura de la carta de Santiago.

Ustedes, los ricos, lloren y giman por las desgracias que les van a sobrevenir. Porque sus riquezas se han echado a perder y sus vestidos están roídos por la polilla. Su oro y su plata se han herrumbrado, y esa herrumbre dará testimonio contra ustedes y devorará sus cuerpos como un fuego. ¡Ustedes han amontonado riquezas, ahora que es el tiempo final! Sepan que el salario que han robado a los que trabajaron en sus campos está clamando, y el clamor de los cosechadores ha llegado a los oídos del Señor del universo. Ustedes llevaron en este mundo una vida de lujo y de placer, y se han cebado a sí mismos para el día de la matanza. Han condenado y han matado al Justo, sin que él les opusiera resistencia.

Palabra de Dios.

ALELUYA Cfr Jn 17, 17

Aleluya. Tu palabra, Señor, es verdad; conságranos en la verdad. Aleluya.

EVANGELIO Mc 9,38-43. 45.47-48

El relato presenta a los discípulos aún con dificultad para comprender las enseñanzas de Jesús. De allí que los celos misioneros de Juan son descalificados por Jesús: “quien no está contra nosotros, está a nuestro favor”. Una cosa es que los discípulos constituyan el grupo más cercano a Jesús y otra, que se consideren los depositarios exclusivos del anuncio del reino.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Juan dijo a Jesús: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros”. Pero Jesús les dijo: “No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. Y el que no está contra nosotros, está con nosotros. Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo. Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar. Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos al infierno, al fuego inextinguible. Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies al infierno. Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga”.

Palabra del Señor.

SE DICE EL CREDO

Creo en Dios Padre todopoderoso. Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención, pedimos: Ayúdanos, Señor, a respetar a los demás.

·    Para que se intensifique el diálogo entre las Iglesias cristianas y con las otras religiones. Oremos.

·    Para que los gobernantes de todas las naciones fomenten la respetuosa convivencia de todos los ciudadanos. Oremos.

·    Para que los que no piensan y actúan como nosotros, los cristianos, sientan nuestro respeto y comprensión. Oremos.

·    Para que en nuestra comunidad parroquial se superen los celos, las envidias y toda mentalidad sectaria. Oremos.

III. LITURGIA EUCARISTICA

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios misericordioso, concédenos que nuestra ofrenda te sea aceptable, y que, mediante ella, se nos abra la fuente de toda bendición. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Dios ha hecho fértil la tierra y la ha colmado de riquezas. Por eso, junto al pan y el vino, presentemos al Señor toda la actividad de los hombres de buena voluntad y nuestro propósito de superar celos, envidias y divisiones

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

El Señor, nuestro Dios da al hombre su Espíritu para que sea artífice de justicia y paz. Por eso, junto a los “santos y a los ángeles” alabemos a Dios, creador y salvador.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 118, 49-50

Acuérdate, Señor, de la palabra que diste a tu servidor, ella me infunde esperanza y consuelo en mi dolor.

O bien: 1 Jn3,16

En esto hemos conocido el amor de Dios, en que él entregó su vida por nosotros. Por eso, también nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos.

La eucaristía es el pan partido para todos. Con fervor, vayamos a comulgar abriendo nuestro corazón a todos los hombres de buena voluntad.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Por esta eucaristía que hemos celebrado, renueva, Señor, nuestro cuerpo y nuestro espíritu, para que participemos de la herencia gloriosa de tu Hijo, cuya muerte anunciamos y compartimos. Él que vive y reina por los siglos de los siglos.

IV. RITO DE CONCLUSIÓN

Bendición final

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí”

Marcos 9,38-43. 45.47-48

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.    NADIE PUEDE HACER UN MILAGRO EN MI NOMBRE Y LUEGO HABLAR MAL DE MÍ.

Juan le comunica que han visto una persona que exorcizaba los demonios, y se lo habían prohibido porque no estaba con ellos, es decir, no pertenecía a los Doce, a quienes se les había conferido este poder (Mateos 10:1). Más tardíamente se cita el caso de exorcistas judíos no cristianos que expulsaban demonios en el nombre de Jesús (Hech 19:13-17).

Pero Jesús les dijo: No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. Jesús no autoriza esa prohibición. Si hay una delegación suya para ello en los apóstoles, también otros pueden invocar su nombre, con reverencia, apelando a su poder. Esto no significa estar lejos de su discipulado, pues, al menos, se está con él.

¿Tenemos algún derecho en impedir que otras personas de distintas confesiones cristianas hagan buena acciones en nombre de Jesucristo? ¿Tiene alguien derecho de creerse dueño del nombre de Jesús?, ciertamente el Señor nos da una gran lección a toda nuestra comunidad cristiana, no están únicamente solo los que pertenecen nominativamente como los suyos: “no es de los nuestros”. Ciertamente, el que invoca el nombre de Jesús para hacer el bien, es porque se compenetra con El, por tanto no podemos pensar que el luego agraviará su nombre. “porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí”.

2.    Y EL QUE NO ESTÁ CONTRA NOSOTROS, ESTÁ CON NOSOTROS.

“Y el que no está contra nosotros, está con nosotros”. Jesús hace una aclaración con un dicho, probablemente un proverbio popular, agrupándose en una unidad con los suyos, y que luego continuarán su obra. El que no está contra ellos, está con ellos. Es posible pensar que esta frase es un poco extremada, no obstante en aquel mundo hostil contra Jesús, el que no estaba contra El (Mateos-Lucas), ni contra ellos (Marcos), venía a estar con ellos. De este modo, había la perspectiva de unírseles otros muchos discípulos.

En San Marcos se dice que quien no está contra nosotros, está con nosotros. En cambio, en San Mateo se dice que quien no está conmigo, está contra mí (Mt 12:30). Quizá sea así porque esto responde a situaciones con temáticas distintas. En Mateos, el texto se refiere a los exorcismos judíos; campos irreductibles. En cambio, en Marcos, este exclusivismo no existe.

Es así como Jesús, nos aclara a todos, católicos y otras confesiones cristianas, “Y el que no está contra nosotros, está con nosotros”. A Jesús, lo que interesa no es si la persona forma parte o no de nuestra comunidad, lo que al Señor le importa es si hace el bien, algo que debe hacer como buen hijo de Dios. ¿Cómo interpretamos nosotros el ecumenismo y como debemos interpretarlo?, creo que de una solo forma, como los hace Jesús.

Si hemos entendido bien que Jesús ha venido para salvarnos a todos, no podemos considerar que él sea propiedad exclusiva de alguna confesión en particular. Si una persona no se considera parte de la fe católica y hace el bien y en nada se contradice con el espíritu cristiano, ¿tendrá su recompensa?

3.    JESÚS LES HACE VER A SUS DISCIPULOS QUE NO ES PARTIDARIO DE LOS CELOS

Lo que ha hecho Jesús, es hacerle ver a sus discípulos que es no partidario de los celos que ellos tienen, hoy a nosotros nos dice que no debemos confundir los intereses de El Hijo de Dios, con los nuestros. Lo que nos debe interesar es la Gloria del Señor, no la nuestra.

En efecto, en algunas ocasiones nos confundimos, estamos celosos “¿Acaso estás celoso a causa de mí? (Primera Lectura) y la verdad es que estamos envidiosos, porque nos sentimos postergados, como si estuviéramos en segundo lugar, como si otros nos opacaran y nos hacen sombra y nos duele esta situación.

Lo que tenemos que hacer es actuar con generosidad, y saber ver que lo que importa en la lucha contra el mal y la maldad, sin importar quien la realiza, ni donde ni como se hace. Debemos sentirnos gozosos cuando otros están trabajando por el bien de los demás. Debemos apoyar a los que hace el bien, no envidiarlos. No debemos confundirnos, y oremos por los que en nombre del Señor trabajan por su gloria, sin preocuparnos si ellos brillan más que nosotros.

4.    LES ASEGURO QUE NO QUEDARÁ SIN RECOMPENSA EL QUE LES DÉ DE BEBER UN VASO DE

“Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua” "Dios no necesita nuestras obras, sino nuestro amor" expresa Santa Teresa de Lisieux. Jesús dio su vida, esto es algo inmensamente extremo en amor, sin embargo Jesús quiere que reconozcamos los gestos de donación que se hacen cada día, por pequeño que sean, “un vaso de agua”, una sonrisa, una acogida, una mano que levanta a quien no puede pararse solo y tanto otros gestos que podemos hacer por amor a Dios y solo para los ojos de Él. Esto es lo que también nos demuestra la santidad de José, esposo de María, padre adoptivo de Jesús, que sin llamar la atención, cumplió el programa de quien es "justo” con Dios mediante el fiel cumplimiento en la fe, esperanza y caridad. “San José es la prueba de que, para ser bueno y auténtico seguidor de cristo, no es necesario hacer "grandes cosas", sino practicar las virtudes humanas, sencillas, pero verdaderas y auténticas” (Pablo VI).

El amor a Cristo trae premio en las acciones más pequeñas hechas a uno “por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo” es decir “discípulos de Cristo.” Se contenta el Señor con esta frase al decirnos que le pertenecemos, así también debe alegrarse al ver que sus discípulos seamos capaces de dar “un vaso de agua” a quien lo necesita, o cualquier gesto humanitario, y más se debe contentar si lo hacemos como El, con natural inclinación a la bondad. ¡Quien desprecia al ladrillo no podrá nunca edificar la casa! Y quien está con su apertura constante al servicio de los demás, construye la casa ladrillo a ladrillo, porque el edificio de la santidad se va realizando minuto a minuto, haciendo lo que Dios quiere

5.    SI ALGUIEN LLEGARA A ESCANDALIZAR A UNO DE ESTOS PEQUEÑOS

El ideal de Dios es que seamos todos hombres buenos, nada cuesta hacerlo. Pero, si la caridad hecha por Cristo trae premio, este amor al prójimo que “cree” en El, en su misión y en su reino, exige evitar el escándalo, por eso nos dice: “Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe” Estos pequeños no es preciso que sean los niños, también son los desvalidos, los humildes, la gente sencilla, los indefensos, los que depositan su confianza en un superior.

El relato nos trae algunas sentencias contra lo que es motivo de escándalo o de tropiezo y, por consecuencia, de caída. “sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar.”, es una formulación amplificada o hiperbólica, y sólo quiere indicar la gravedad del escándalo. Escándalo es aquello que nos desvía del buen camino y escandalizar a los pequeños es motivo para que los pequeños se extravíen del camino, es decir pierdan el rumbo y la fe en Dios. Quien hace esto, recibe su sentencia. Es preferible morir antes que atentar con nuestro propio comportamiento contra la debilidad del hermano, en particular si se sobre entiende la debilidad en la fe, ¿Por qué tanta dureza? ¡Porque Jesús se identifica con los pequeños!: "En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo."  (Mateo 25, 40) Quien hace daños a los pequeños, se los hace a Jesús.

La sentencia: “sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra” es algo tajante, severísimo, pero frente a esto debo preguntarme, ¿Por qué mis hermanos se van de nuestra Iglesia?, ¿Es que no se sienten nuestros hermanos?, ¿Hasta qué punto soy culpable? ¿Qué de malo he hecho, cuanto he sido de poco acogedor?, ¿Me estoy mereciendo una soga al cuello con una piedra?

6.    Y SI TU OJO ES PARA TI OCASIÓN DE PECADO, ARRÁNCALO

“Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga”. La gravedad del escándalo, la expone este evangelio con una expresión oriental. El amor al prójimo exige desearle el bien, y el escandaloso lo empuja al mal. Sapiencialmente hablando, esto le condena. Por eso, le valía más que “lo arrojaran al mar” dada la enorme gravedad del escándalo. Por eso aquí se expone la necesidad de prevenirse contra él.

Estas expresiones, son hipérboles (amplificaciones) que sugieren, con su extremismo didáctico, el verdadero pensamiento. Si a una persona la escandaliza el “pie,” la “mano” o el “ojo,” vale más cortarlos y echarlos de sí que entrar con todos los miembros “al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga”. Naturalmente, no quiere decirse que esto se realice materialmente. Si escandaliza un ojo y se lo corta, queda el otro para seguir escandalizando. La comparación está hecha sobre un principio de la ley natural: hay que sacrificar la parte por el todo. Aquí, con este aviso, se alerta sobre la gravedad del escándalo, y el castigo que le corresponde en orden a evitarlo, en otras palabras es decir los más grandes sacrificios.

En efecto, todo aquello que es ocasión de pecado hay que suprimirlo radicalmente. No hay que relativizar las faltas gravísimas, es decir no concedamos a algo un valor o importancia menor por justificar nuestro proceder o el de otra persona para razonar su actitud. Esta Palabra de hoy es una invitación a tomar conciencia que debemos erradicar y romper con cualquier obstáculo para entrar “en el Reino de Dios”.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

 XXVI Domingo Ciclo B

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

LA LIBERTAD DE DIOS ES DEMASIADO GRANDE PARA EL HOMBRE

En Dios, la libertad se conjuga con el amor infinito, ese en virtud del cual no se negó Jesús a dar la vida por nosotros. La libertad de Dios es demasiado grande para el hombre. Es algo que produce vértigo y resulta inconcebible para los espíritus ligados a la ley de la justicia distributiva. Así, siempre hay alguien dispuesto a dar consejos a Dios para enseñarle -o al menos recordarle- cómo tiene que tutelar y hacer respetar sus propios derechos.

Dios, en cambio, parece ver las cosas desde otro punto de vista. Para él, todos los hombres son hijos suyos y se pone contento cuando alguno de ellos, aunque sea de una manera no «canónicamente» correcta, acoge su don y lo vive; sin embargo, le entristece ver que sus hijos no hacen circular entre ellos el amor que reciben de él; que, en vez de ayudarse unos a otros, se obstaculizan recíprocamente; que intentan explotarse, en vez de compartir los bienes de que disponen...

Jesús pone en guardia a la comunidad de sus discípulos: no hay que volver a levantar, en nombre de una presunta pureza religiosa, las barreras que él ha venido a derribar.

ORACION (3)

 

Tú eres el Señor, el único Señor.

Eres el Señor del bien y lo difundes a manos llenas sobre todas tus criaturas, sin dejar que nadie ignore lo que es tu bondad.

Eres el Señor de la abundancia, que no te dejas encerrar en las angosturas de los partidismos y de los derechos adquiridos. Sólo conoces un derecho: el de amar, en primer lugar y siempre. Y este derecho nadie te lo puede quitar.

Eres el Señor de la riqueza, una riqueza que no quieres que sea confundida con las escaladas al control de los centros económicos ni con el acaparamiento indiscriminado. La riqueza, la verdadera, la que tiene el corazón como caja de caudales y aumenta cuanto más se comparte, es la capacidad de recibir y dar amor, atención, ternura. Es latir con tus mismos sentimientos, es respirar tu libertad soberana.

Esto es lo que nos ofreces, Señor, sumo bien.

SANTORAL

 

SAN JERÓNIMO ¿342?-420

 En San Jerónimo cabe distinguir la obra y el hombre. La obra monumental, a la que consagraría su vida, es la traducción latina de la Biblia - que pasaría a ser la edición oficial de la Iglesia romana - así como el comentario que emprendió de cada uno de los libros sagrados. La posteridad se ha mostrado unánime en reconocer la probidad científica de semejante obra.

Tampoco el hombre puede pasar desapercibido. Nacido en los confines de Istria (Yugoslavia), hacia el 340, conoció en Roma el entusiasmo por el trabajo intelectual, realizando después en el desierto de Siria el aprendizaje de la vida monástica.

El papa Dámaso le llamó a Roma para que desempeñara junto a él las funciones de secretario (382~385); mas, a la muerte de Dámaso, Jerónimo regresó a Oriente. Se asentó en Belén, donde vivió sumido en el trabajo intelectual y la penitencia los treinta y cinco últimos años de su vida. Murió allí mismo en el año 419 ó 420.

Jerónimo contaba con una naturaleza de excepción, con un temperamento fogoso y un espíritu desconfiado a veces, más también afectuoso. Si bien tuvo enemigos, que no escatimó apenas, también mantuvo a lo largo de su vida amigos fieles. Una disciplina ascética sin desmayos que alimentaba con la tierna consideración de la palabra de Dios - junto con la familiaridad con Jesús en el Evangelio, le permitieron arribar poco a poco, en humildad, al nivel superior del amor, y participar del espíritu de aquel Pesebre que había elegido como refugio.

San Jerónimo tiene fama de haber sido malhumorado, lo que, en verdad, fue. Más conocido por su traducción de la Biblia, fue el prototipo de asceta. Ayunaba durante semanas, oraba sin cesar y constantemente se recriminaba a sí mismo sus propios fallos. Era igual de severo en sus consejos para educar una hija virtuosa, diciendo que debería aprender a hacer sus propias ropas (pero nunca bonitas), y sugiriendo que debería pasar todo el día en la lectura, la oración y el trabajo. «Si eres solícito, tu hija no será mordida por una víbora, cuánto menos que sea dañada por todo el veneno de la tierra», escribe.

San Jerónimo no es una persona cálida y amable. Quisquilloso y desagradable, su retórica y estilo suenan demasiado rígidos y didácticos a la mayoría de los oídos modernos. Por lo que concierne a los santos, es como un puerco espín malhumorado que ha quedado atrapado en una conejera. Sin embargo, es honrado como santo, y en ello reside su lección. Si San Jerónimo pudo llegar al cielo a pesar de sus faltas, nosotros también.

El cielo no está poblado por gente perfecta; está lleno de gente ordinaria que trató de amar a Dios y servir a la humanidad lo mejor que supo. Es cierto que algunos hicieron su trabajo mejor que otros. Aunque San Jerónimo no fuera la más agradable de las personas, imagina lo que habría sido si no hubiese tratado de cambiar.

Cuando nos sentimos desanimados o hundidos por nuestro fracaso en superar malos hábitos, recordemos que la recompensa del cielo no proviene de nuestro éxito, sino de nuestra lucha.

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta   o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta o

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-