C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

799PX-~1

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

 

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.700 suscriptores.

Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.709

04-02-2018

Edición Nº MD 5.070

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

DOMINGO V SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

 

“Todos te andan buscando”

Mc 1,29-39

bto5 “Todos te andan buscando”. Estas palabras de los discípulos centran la atención en la persona de Jesús. “¿Quién es éste?” (Mc 4,41). Jesús es la “luz que ilumina a todo hombre que viene a este mundo” (Jn 1,9). “En Él quiso Dios que residiera toda la plenitud” (Col 1,19). Todo hombre ha sido creado para Cristo y todo hombre –aun sin saberlo– busca a Cristo; incluso el que le rechaza, en el fondo necesita a Cristo. Su búsqueda de alegría, de bien, de justicia, es búsqueda de Cristo, el único que puede colmar todos los anhelos del corazón humano. Y el cristiano debe estar cierto de ello para presentar sin temor Cristo a los hombres con obras y palabras.

Es enormemente bello en los evangelios el misterio de la oración de Jesús. El Hijo de Dios hecho hombre vive una continua y profunda intimidad con el Padre. A través de su conciencia humana Jesús se sabe intensamente amado por el Padre. Y su oración es una de las expresiones más hermosas de su conciencia filial. Se sabe recibiéndolo todo del Padre y a Él lo devuelve todo en una entrega perfecta de amor agradecido.

San Marcos nos presenta a Jesús realizando curaciones. De esta manera se expresa mejor que con palabras su poder de salvar del pecado (Mc 2,9-11). Con este evangelio la Iglesia quiere afianzar nuestra fe en este Jesús que es capaz de sanar a un mundo – el nuestro – y a unos hombres – nuestros hermanos y nosotros mismos – profundamente enfermos. Cristo puede hacerlo; la única condición para hacer el milagro es nuestra fe: “¿Crees que puedo hacerlo?” (Mt 9,28).

 

I  RITOS INICIALES

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 94, 6-7

Vengan`, inclinémonos para adorar a Dios, doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó; porque él es nuestro Dios.

ACTO PENITENCIAL

- Tú viniste a remediar nuestras miserias. Señor, ten piedad.

- Tú tomaste sobre ti nuestras debilidades. Cristo, ten piedad.

- Tú conociste el dolor y la muerte. Señor, ten piedad.

SE DICE GLORIA A DIOS.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, cuida a tu familia con incansable bondad y, ya que sólo en ti ha puesto su esperanza, defiéndela siempre con tu protección. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

II  LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA Jb 7, 1-4. 6-7

Con términos angustiados, Job describe la condición sufriente del hombre.

Lectura del libro de Job.

Job habló diciendo: ¿No es una servidumbre la vida del hombre sobre la tierra? ¿No son sus jornadas las de un asalariado? Como un esclavo que suspira por la sombra, como un asalariado que espera su jornal, así me han tocado en herencia meses vacíos, me han sido asignadas noches de dolor. Al acostarme, pienso: « ¿Cuándo me levantaré?». Pero la noche se hace muy larga y soy presa de la inquietud hasta la aurora. Mis días corrieron más veloces que una lanzadera: al terminarse el hilo, llegaron a su fin. Recuerda que mi vida es un soplo y que mis ojos no verán más la felicidad.

Palabra de Dios.

COMENTARIO

A través de este monólogo que realiza Job, el sabio no ve más que la sombra de la condición humana universal. Tomar conciencia de la propia condición es saludable punto de partida. La vida es corta y frágil, larga noche sin verdadero amanecer. El realismo es aquí total: el sufrimiento recuerda al hombre que él ha sido hecho para la muerte, que todos los horizontes están cerrados, que todo es decepción, desesperanza, sin sentido. Pero, frente a este absurdo, la reacción de Job, manifiesta su dignidad de hombre: él se rebela y no acepta. Y la grandeza de Dios está en alcanzar al hombre en esta rebeldía.

SALMO Sal 146, 1-6

Frente a esta realidad el salmo canta alabanzas a Dios que venda nuestras heridas. Participamos de esta oración, aclamando: R: Alaben al Señor, que sana a los afligidos.

¡Qué bueno es cantar a nuestro Dios, qué agradable y merecida es su alabanza! El Señor reconstruye a Jerusalén y congrega a los dispersos de Israel. R.

Sana a los que están afligidos y les venda las heridas. Él cuenta el número de las estrellas y llama a cada una por su nombre. R.

Nuestro Señor es grande y poderoso, su inteligencia no tiene medida. El Señor eleva a los oprimidos y humilla a los malvados hasta el polvo. R.

SEGUNDA LECTURA 1Cor 9, 16-19. 22-23

San Pablo experimenta como una urgente necesidad la misión de predicar, tarea que ejerce como un servicio a los demás.

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Si anuncio el Evangelio, no lo hago para gloriarme: al contrario, es para mí una necesidad imperiosa. ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio! Si yo realizara esta tarea por iniciativa propia, merecería ser recompensado, pero si lo hago por necesidad, quiere decir que se me ha confiado una misión. ¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Predicar gratuitamente el Evangelio, renunciando al derecho que esa Buena Noticia me confiere.

En efecto, siendo libre, me hice esclavo de todos, para ganar al mayor número posible. Y me hice débil con los débiles, para ganar a los débiles. Me hice todo para todos, para ganar por lo menos a algunos, a cualquier precio. Y todo esto, por amor a la Buena Noticia, a fin de poder participar de sus bienes.

Palabra de Dios.

COMENTARIO

Para Pablo, el anuncio del evangelio no puede ser nunca profesión retribuida, sino una aventura que se asume a consecuencia de la irrupción de Dios en la conciencia del evangelizador. A los problemas suscitados por los corintios responde de modo flexible y matizado, mostrándose favorable a los unos y a los otros. Pablo ha recibido la urgente misión de anunciar el Evangelio. Y en nombre de este apremio se ha hecho servidor de todos: de los débiles como de los fuertes, de los paganos como de los judíos. No se trata de la bondad fácil ni de una sutil diplomacia para congraciarse con todos o atraer los votos de todo el mundo. Pablo tiene la honda convicción de que el evangelio no absolutiza ninguna cultura, filosofía o ética, sino que valoriza el empeño libre de cada uno en servicio del amor.

ALELUYA Mt 8, 17

Aleluya. Cristo tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades. Aleluya.

EVANGELIO

Jesús cura enfermos y endemoniados anunciando la salvación y la llegada del Reino.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Mc 1, 29-39

Jesús fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. Él se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos. Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados, y la ciudad entera se reunió delante de la puerta. Jesús sanó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a éstos no los dejaba hablar, porque sabían quién era él. Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando. Simón salió a buscarlo con sus compañeros, y cuando lo encontraron, le dijeron: --Todos te andan buscando--. Él les respondió: --Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido --. Y fue por toda la Galilea, predicando en las sinagogas de ellos y expulsando demonios.

Palabra del Señor.

COMENTARIO

En Cafarnaúm, donde el Maestro acaba de iniciar su ministerio, el éxito parece conquistado, pero él no es ingenuo: su mismo éxito puede esconder numerosas ambigüedades. Y así lo vemos en la oración, tomar la decisión de abandonar la ciudad para ir a recorrer los pueblos vecinos. El joven maestro no esperará a que los hombres vengan a él; él mismo irá a su encuentro, asociando a los discípulos a su iniciativa.

Por eso, el verdadero milagro que acontece en la asamblea eucarística es la liberación del mal y del pecado. La fe y la confianza en el Señor es lo que salva.

SE REZA EL CREDO

ORACION DE LOS FIELES

A cada intención, pedimos: Aumenta, Señor, nuestra compasión por los que sufren.

·    Para que la pastoral de la salud y el ministerio del alivio sean ejercidos con fervor en todas las comunidades. Oremos.

·    Para que en nuestra patria, la asistencia social y hospitalaria lleguen a los más necesitados. Oremos.

·    Para que los que sufren en el cuerpo, en la mente y en el espíritu recurran a Jesús sanador y salvador de nuestros males. Oremos.

·    Para que todos nosotros vivamos el sufrimiento y la enfermedad; el dolor y las contrariedades con espíritu de fe. Oremos.

(Añadir y/o sustituir intenciones dando lugar a otras que reflejen las necesidades del momento y/o de la comunidad).

III  LITURGIA EUCARÍSTICA

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor y Dios nuestro, que has creado estos dones para sostener nuestra fragilidad, te pedimos que se conviertan para nosotros en sacramento de Vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Presentación de las ofrendas: La bondad de Dios puso a nuestra disposición todos los bienes de la tierra. Agradecidos presentemos al Señor nuestro propósito de practicar las obras de misericordia para que el mundo glorifique al Padre. De pie. (Mientras el celebrante se seca las manos).

PREFACIO

Jesús sana y salva a quienes acuden a él. Por eso, junto al celebrante, elevemos nuestro canto de alabanza al Padre porque Jesús nunca permaneció indiferente ante el sufrimiento humano. (Después del «Amén» de la Oración sobre las ofrendas).

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 106, 8-9

Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas en favor de los hombres, porque él sació a los que sufrían sed y colmó de bienes a los hambrientos.

O bien: Mt 5, 5-6

Bienaventurados los afligidos, porque serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Comunión: Hermanos: El Pan de la eucaristía es consuelo para los afligidos y fortaleza para nuestra fragilidad. Con alegría, participemos del banquete eucarístico.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios, que quisiste hacernos participar de un mismo pan y de un mismo cáliz, te pedimos la gracia de vivir de tal manera unidos en Cristo, que demos frutos con alegría para la salvación del mundo. Por Jesucristo nuestro Señor.

IV RITO DE CONCLUSION

- Bendición

- Canto final

(Después de los avisos parroquiales la bendición y despedida).

Queridos amigos: Vayamos a la vida diaria a testimoniar nuestra fe aliviando los sufrimientos de cuantos nos rodean. Nos retiramos cantando.

 

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Todos te andan buscando”…..“Vayamos a otra parte, a predicar”

Mc 1, 29-39

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.          ÉL SE ACERCÓ, LA TOMÓ DE LA MANO Y LA HIZO LEVANTAR  

El evangelio de San Marcos, nos muestra la misión de Jesús en Galilea, los que están encuadrados en tres escenarios opuestos: primero de esta en la sinagoga, (Mc 21), luego está el interior de una casa, el hogar de la suegra de Pedro y finalmente está el desierto, el lugar de la soledad, de la ausencia, pero de diálogo con el Padre.

En la primera parte de este fragmento, se tiene un breve relato en la casa de Pedro, allí encontró que la suegra de este tenía mucha fiebre, entonces le pidieron que hiciera algo por ella. Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y ésta desapareció, ella en seguida, se levantó y se puso a servirlos. Un aspecto sobresaliente en el relato de la curación de la suegra de Pedro, es esta frase: “Él se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos”. La suegra de Pedro nos hace una bella enseñanza, que es la actitud de los seguidores de Cristo, al ponerse inmediatamente al servicio del Señor Jesús. 

Para Marcos, la enfermedad y la muerte manifiestan el imperio del demonio, y toda curación es una victoria mesiánica contra las fuerzas del mal, un anticipo de la fuerza de la resurrección, “la hizo levantar”. Por último, el evangelista muestra a la mujer, que, liberada de la fiebre, se levanta para servir a Jesús y a los discípulos. El mensaje que de ahí resulta es claro: si Jesús libera, cura, resucita, es para hacer al hombre capaz de servir, y de hacerlo de una manera duradera.

2.          “LE LLEVARON A TODOS LOS ENFERMOS Y ENDEMONIADOS”

Luego, llegado el atardecer, “puesto ya el sol”, en la puerta de la casa de Pedro, llegaron muchos enfermos y endemoniados.  Como esta actividad se realiza en sábado, se enfatiza que fue al atardecer y puesto ya el sol, para indicar que el reposo sabático había concluido, por tanto era lícito trasladar los enfermos.

La grandeza de Jesús es hermosísima, impactante, la ciudad entera se reunió delante de la puerta. La multitud reunida, esta conmovida.  Los enfermos son traídos en dos grupos: “le llevaron a todos los enfermos y endemoniados” Y la curación se da destacando específicamente que fueron “muchos” de estos dos grupos La insistencia, especialmente destacada, sobre los “endemoniados,” a los “que (demonios) no les permitía hablar, porque le conocían” como Mesías, queriendo hacernos ver el poder de Cristo sobre los “espíritus impuros,” como prueba de su poder y realidad mesiánica y  evitar conmociones improcedentes en el pueblo. 

La obligación de guardar silencio; “pero a éstos no los dejaba hablar”, tiene un doble motivo: evitar los fáciles entusiasmos y los malentendidos que se originan cuando los testigos no están guiados por una fe verdadera, y ayudar a comprender que el misterio del poder del Hijo de Dios se esconde en la debilidad de la cruz, máximo secreto mesiánico, pero también cima de la revelación.

3.          “JESÚS SANÓ A MUCHOS ENFERMOS, QUE SUFRÍAN DE DIVERSOS MALES, Y EXPULSÓ A MUCHOS DEMONIOS”    

Jesús se ha dedicado a curar a los enfermos y a las personas que están dominadas por un espíritu maligno, y lo hace en forma individual, es así, como al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y Él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. El no hacer curaciones masivas, sino que personalmente, es una actitud de mucho respeto hacia la personalidad de cada enfermo. Y los que estaban dominados por un espíritu maligno, poseídos por los demonios, también quedaban curados. Pero él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías y Jesús no quiere que a El se le de un carácter distinto al que vino, porque El ha venido para servir y no para dominar; por eso quien se encuentra con él, como la suegra de Simón, se libera para el servicio. 

Es así, como por muchos relatos evangélicos, sabemos que las gentes ansiaban estar con Jesús, buscaban su ayuda, y grandes multitudes de le acercaban, le llevaban cojos, ciegos, mancos, mudos, y otros muchos enfermos, y los ponían a los pies de Jesús y El los sanaba y curaba. De modo que la gente estaba asombrada viendo a los mudos hablar, a los mancos hechos completos, los cojos andar, y a los ciegos ver. Y reconocieron y adoraban y glorificaban y dieron gracias al Dios de Israel. (Mt 15:30-31)

Porque Jesús es el refugio de todas las necesidades y de las enfermedades su medicina, Jesús es la calma para los angustiados, los que lo siguen, saben que en El encontraran alivio, no solo a las cosas de salud, además a las del alma, por eso cuando gozamos de buena salud, también acudimos a El, y para cualquier caso, acudamos a El, como lo hacían los enfermos que rodeaban a Jesús, con sencillez y con gran confianza.  Nos enseña también este relato, que Jesús ha venido a salvar a todos los hombres, así cura a los enfermos de todas las dolencias, sin exceptuar a los mismos poseídos por el demonio.  Que bueno es saber, que para cualquier dolencia que nos aqueje, para las angustias que nos oprimen, o para los males del espíritu, tenemos a quien acudir, “Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados y yo los aliviaré”  (Mt 11,28).

4.          FUE A ORAR A UN LUGAR DESIERTO CERCANO A CAFARNAÚM 

A la mañana siguiente al sábado, fue a orar a un lugar desierto cercano a Cafarnaúm. No sabemos los contenidos de esta oración. En todo caso, está claro que la oración es un punto muy importante para Jesús, él lo hacia con frecuencia, a veces pasaba noches enteras en la oración. Los discípulos, viéndole una vez orando, calmado y feliz, tranquilo y manso, sintieron el impulso de orar. Pero se preguntaron ¿cómo hacerlo?, entonces se acercaron a él y le rogaron: "Maestro, enséñanos a orar". Los discípulos es ese instante lo hacen por un extraordinario deseo y las ansias más profundas del corazón.

No hay nada mejor y nada más importante que poder mantener a través de la oración un diálogo con Dios, nuestro Creador, nuestro Padre. Y lo más relevante, es que podemos hablar con Dios y tenemos derecho de hablar con Dios. Pero además, tenemos necesidad. En efecto somos necesitados, indigentes, pobres criaturas, sujetas grandes penurias y carencias, y sometidas a todas las pasiones humanas, y víctimas de tantas calamidades, enfermedades, pobrezas y muerte. Somos además criaturas atadas con Dios como por el cordón umbilical, que no podemos, auque queramos, cortar.

Precisamente gracias a la oración, Jesús consigue adherirse a la difícil voluntad de Dios, liberándose de la tentación por la búsqueda entusiasta de las muchedumbres y de los propios discípulos. Por eso puede responder Jesús a Simón: “Vayamos a otra parte”.

5.          “VAYAMOS A OTRA PARTE, A PREDICAR  

Jesús les dijo a sus apóstoles; “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido”

Nos muestra Jesús, que el no usa el modelo rabínico, que quería que el maestro estuviera ligado a una sede fija como la sinagoga para convertirse en un predicador, Jesús sale y va a hacia donde esta le gente, parecido al modelo de los antiguos profetas.

Ante tanto trabajo de Evangelización, ¿Cuántos hay dispuesto a asumir de alguna forma esta tarea? El Señor nos dice: “La mies es mucha, pero los obreros pocos” (Lc 10). Al igual que a un campo donde hay mucho que cosechar, así esta el mundo, pero los obreros no son tantos como los que se necesitan, entonces hay que organizar el trabajo apostólico del modo más eficaz y hay que rezar para que haya muchos trabajadores, porque es cierto que la tarea excede a la capacidad de los que dedican a esto, como así mismo no todos los que se dedican tienen el mismo talento para el trabajo que se requiere, pero debemos estar dispuesto a llevarlo a cabo con la fuerza que Dios nos da con su Gracia. Nuestro Padre Dios oye a los que oran y da ayuda a sus hijos que, que con sencillez y confiados, le suplican.

Pero para llevar adelante esta tarea, y para que no quepa la mas mínima duda de que necesitamos la fuerza que Dios nos da, insiste Jesucristo en su advertencia, haciéndonos ver que no lo tendremos fácil. La imagen es muy gráfica: ¡Vayan! Yo los envío como a ovejas en medio de lobos. (Lc 10). Esta es una experiencia, no ausente de sacrificios y muy necesitada de la oración.

6.          TODOS TE ANDAN BUSCANDO

Las curaciones del día anterior hacen que los apóstoles y toda la gente le buscaban. Cuando lo encontraron, los apóstoles le dijeron a Jesús, -todos te andan buscando-, querían retenerlo para que no se alejara de ellos.

El que los apóstoles le digan a Jesús, -Todos te andan buscando-, nos expresa la necesidad de Jesús que tenían las gentes, y es la misma que tenemos hoy de nuestro Señor, necesidad de su mirada, su cercanía y su Palabra, y especialmente en este tiempo de oír su Voz. La mirada de Jesús nos conmueve, nos convierte, nos cambia, no hace arrepentirnos, su suave susurro que nos llega al ponernos en su presencia, nos encanta y nos da paz. ¿Entonces como no buscarlo? Busquemos también a Jesús, en cada instante de nuestra vida, para servirlo y conocerlo más, al encontrarlo, tendremos paz, alegría en el corazón y su gracia por siempre. 

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant 

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

UNA BÚSQUEDA DE LA VOLUNTAD DE DIOS A EJEMPLO Y CON LA AYUDA DE JESÚS.

El primer episodio que nos cuenta el evangelio nos muestra a Jesús entrando en una casa privada, en la casa de la suegra de Pedro. En él podemos contemplar el Reino de Dios, que viene a nuestra humanidad para reconfigurarla también allí donde entran en juego los afectos, las relaciones de proximidad y las adhesiones profundas. El Reino es la venida a nosotros de un Dios que quiere llevar a cabo un intercambio íntimo con cada uno, estableciendo una relación de proximidad, de comunión. Los gestos realizados por Jesús se caracterizan precisamente por este rasgo de la proximidad; así se explica su visita a la suegra de Pedro, que está enferma; el hecho de escuchar a quienes le hablan de ella, el cogerla por la mano y levantarla.

Se nota en él un amor que se aproxima a nosotros en el momento del dolor, que nos coge por la mano, infundiéndonos una renovada seguridad; se advierte sobre todo una proximidad que reanima. Se realiza aquí, de modo sumo, esa caridad que la Palabra de Dios nos pide que hagamos nuestra, proponiéndonos asimismo el ejemplo de Pablo y sus demandas a los cristianos “maduros” de Corinto. Nuestra verdadera madurez en la fe se muestra en la acogida del camino de la caridad, esa caridad que Dios ha usado en Cristo con nosotros, respondiendo a nuestro grito como a Job, porque nuestra vida es como un soplo (Job 7,7).

Con todo, el rasgo de la proximidad no debe hacernos perder el sentido del misterio ni la conciencia de que Dios, aunque se aproxima a nosotros, no puede ser manipulado por nuestros deseos ni circunscrito a nuestros conocimientos y a nuestras vivencias. Nos ilumina el ejemplo de Jesús, que “salió” hacia el desierto para orar cuando aún era de noche. Jesús no sucumbe a la tentación del éxito y de la notoriedad como nosotros, a riesgo de ser devorado por quien reclama una “proximidad” que se convierte en pretensión de poseer a Dios y domesticarlo. Jesús, por el contrario, “salió” para retirarse a orar; no se pone en el centro a sí mismo, sino al Padre. Jesús realiza verdaderamente su propio “éxodo” desde las expectativas de la gente, aceptando, en cambio, la difícil voluntad del Padre. Nuestra plegaria debe ser, por eso, una búsqueda de la voluntad de Dios a ejemplo y con la ayuda de Jesús.

ORACION (3)

 

Oh Señor, tu Palabra me presenta hoy a ti como modelo y maestro de oración. Deseo aprender de ti el arte de la oración y cómo configurar mis decisiones a la voluntad del Padre. Mirándote a ti -que oras al Padre durante la noche y en la soledad- también yo podré encontrar con la oración el valor necesario para ir “a otra parte”, para poner en el centro de mis preocupaciones las necesidades de mis hermanos. Entonces podré hacer frente a los comprometedores “traslados” que la voluntad divina me pide y dejarme llevar adelante por el camino, hasta encontrarme allí donde no pensaba poder llegar.

En la oración advierto vivamente tu proximidad: esa que hiciste sentir a la suegra de Pedro y a los enfermos que curaste junto a las puertas de la ciudad. Te bendigo así por todas las veces que -lleno de comprensión- te has dejado encontrar por mí y por mis hermanos y hermanas, confortándonos en los momentos difíciles de nuestra vida. Haz que, habiendo experimentado la dulce y poderosa proximidad de tu amor, lleguemos a ser más fuertes y, a ejemplo de Cristo, también nosotros aprendamos a compartir con los otros el misterio del dolor, iluminados por la esperanza que nos salva.

 

SANTORAL (4)

 

SANTA CATALINA DE RICCI, virgen + 1590

El siglo XVI fue fecundo en Santos en varias naciones, entre ellas Italia. El 23 DE ABRIL de 1522 nacía en Florencia, Toscana-Italia, la futura santa Catalina aunque el ser bautizada le fue impuesto el nombre de Alejandra. Sus padres, que se llamaban Francisco y Catalina, eran buenos cristianos y pertenecientes más bien a la aristocracia de la ciudad. Poco después de nacer Alejandra, murió su madre y su padre pasó a segundos nupcias.

La pequeña Alejandra tanto por su padre como por la madrastra fue tratada y educada con todo cuidado. Ya desde niña aparecieron en ella virtudes que después darían más copioso fruto cuando se hiciera mayor.

Cuando tenía diez años fue internada por su padre en el Monasterio de Monticelli donde estaba de religiosa su tía Luisa Ricci. Muy pronto quedaron profundamente admiradas las religiosas al descubrir las muchas y profundas virtudes que adornaban su alma. Alguna religiosa medio la expiaba para ver si su virtud, sobre todo la que manifestaba cuando se encontraba ante el Señor en oración, si era algo natural o pasajero. Pasaba largas horas postrada ante el Santísimo Sacramento y meditaba en la Pasión del Señor, en cada uno de los pasos que nos recuerdan los Evangelios. Cuando ya sea religiosa será ésta una de las notas más destacadas de su rica vida espiritual.

A los trece años volvió a la casa paterna siguiendo casi la misma vida que llevara en el internado. Su padre, según costumbre de la época, le propuso un lisonjero porvenir ya que tenía proyectado unirla en matrimonio con uno de los jóvenes de familia más noble de la ciudad. Alejandra agradeció a su padre sus buenos deseos pero le contestó resueltamente que no entraba en sus planes el contraer matrimonio ya que se había ya desposado con Jesucristo al que le había hecho voto de virginidad.

Conoció a dos religiosas dominicas del Convento de San Vicente de Prato, que iban por la calle recogiendo limosna y la joven les pidió que le dieran toda clase de explicaciones del género de vida que en el convento llevaban. Después de bien enterada de ello pidió permiso a sus padres y con su bendición ingresó en aquel mismo Monasterio el 1535, cuando tan sólo contaba trece años. Vistió el hábito de la Orden dominicana y al año siguiente emitió los votos religiosos con gran gozo de su alma y de todas las religiosas ya que todas sabían apreciar el gran regalo que les había hecho la Divina Providencia al enviarles esta perla de criatura.

Al poco de profesar el Señor vino a visitarla enviándole una terrible y múltiple enfermedad ya que fueron varias las dolencias que a la vez afligían su débil cuerpo. Las mismas religiosas y los médicos quedaban admirados cómo era posible que pudiera resistir tanto dolor de todo tipo. Se le apareció un Santo de su Orden, hizo sobre ella la señal de la cruz y quedó curada por varios años. Durante estos atroces tormentos tenia una medicina que la curaba, por lo menos le daba paz y alivio: Era el meditar en la Pasión del Señor, en los muchos dolores que Él sufrió por nosotros... Meditaba paso a paso, en toda su viveza y a veces se le manifestaba el Señor bien con la Cruz a cuestas, bien coronado de espinas o clavado en la Cruz. Ante estos dolores del Maestro, Catalina--que así se llamó desde que vistió el hábito dominicano--encontraba fuerzas para cargar con su propia cruz...

Recibió muchos dones y regalos del cielo: Revelaciones, gracias de profecía y milagros... Luces especiales en los más delicados asuntos de los que ella nada sabía. Por ello acudieron a consultarla Papas, cardenales y grandes de la tierra igual que personas sencillas y humildes. A todos atendía con gran bondad y humildad ya que se veía anonada por sus miserias y se sentía la más pecadora de los mortales. El 2 de febrero de 1590 expiró en el Señor.

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Pagina de la Misa Diaria, esta preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant ocds, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a mas de 19.000 correos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-