Misa Diaria, Ciclo C

 

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

21 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.680 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:  caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

Cantidad de correos abierto acumulados a la fecha:

Contador Gratis

facebook

WEB:        www.caminando-con-jesus.org       www.caminando-con-maria.org       www.santateresadelosandes.cl

Suscriptores: 23.680

Fecha: 30-09-2019

Edición Nº MD 7.684

 

San Jerónimo

Jerónimo nace en Estridón, de Dalmacia el año 332, en una familia acomodada. De joven viaja a Roma para su formación académica. Dicen de él: “Nadie lo a ventaja en el arte de escribir”. Lleva una vida piadosa y visita las catacumbas de los mártires, orando ante ellas. Su hobby es viajar. De Tréveris (Alemania) pasa a Aquilea (Italia); luego a Grecia y Asia Menor. Estudia griego hasta dominarlo a la perfección. En Constantinopla traduce las obras de Orígenes y de Eusebio de Cesárea. Es ordenado sacerdote en Antioquía (Turquía), donde se retira al desierto de Calcis, y allí vive en austeridad, ayuno, oración y lágrimas. Estudia hebreo con la ayuda de un monje convertido del judaísmo. Waja a Roma, y el papa san Dámaso lo hace secretario personal y le encarga la traducción de la Biblia al latín (la Vulgata). El forma los primeros grupos bíblicos. Fallecido el papa Dámaso, parte para Tierra Santa, con algunas damas de sus círculos bíblicos, y se establece en Belén, donde funda un monasterio que rige como abad. Lleva a cabo una inmensa y profunda obra de exégesis o interpretación de la Biblia. Es suya la frase: “El desconocimiento de la Biblia es desconocimiento de Dios”. Agotado por el trabajo y la austeridad, pasa al gozo de su Señor en el 420.


ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 1,2-3

Feliz el hombre que medita la ley del Señor de día y de noche; dará fruto a su debido tiempo.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que otorgaste a san Jerónimo, presbítero, amar con dedicación ardiente la Sagrada Escritura, te pedimos que tu pueblo se alimente con mayor abundancia de tu palabra y encuentre en ella la fuente de la vida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

Por nuestro Señor Jesucristo.

LECTURA Zac 8, 1-8

COMENTARIO: Las promesas se Dios tienen un carácter de compromiso y efectos en vista al futuro. El Señor todopoderoso promete establecerse en Sión, poblaría nuevamente y salvara su pueblo. Con esto, el Señor promete restablecer la Alianza haciendo de Israel su pueblo y constituyéndose en su «Dios auténtico y legítimo».

Lectura de la profecía de Zacarías.

La palabra del Señor llegó en estos términos: «Así habla el Señor de los ejércitos: Siento un gran celo por Sión y ardo de pasión por ella. Así habla el Señor: Yo he vuelto a Sión; y habitaré en medio de Jerusalén. Jerusalén será llamada “Ciudad de la Fidelidad”, y la montaña del Señor de los ejércitos, “Montaña Santa”. Así habla el Señor de los ejércitos: Los ancianos y las ancianas se sentarán de nuevo en las plazas de Jerusalén, cada uno con su bastón en la mano, a causa de sus muchos años. Las plazas de la ciudad se llenarán de niños y niñas, que jugarán en ellas. Si esto parece imposible a los ojos del resto de este pueblo, ¿será también imposible para mí? — oráculo del Señor de los ejércitos —. Así habla el Señor de los ejércitos: Yo salvo a mi pueblo de los países del oriente, y de los países donde se pone el sol. Los haré volver y habitarán en medio de Jerusalén. Ellos serán mi Pueblo, y Yo seré su Dios, en la fidelidad y en la justicia».

Palabra de Dios.

SALMO Sal 101, 16-21. 29. 22-23

R. ¡Reúnanse los pueblos y sirvan al Señor!

Las naciones temerán tu Nombre, Señor, y los reyes de la tierra se rendirán ante tu gloria: cuando el Señor reedifique a Sión y aparezca glorioso en medio de ella; cuando acepte la oración del desvalido y no desprecie su plegaria. R

Quede esto escrito para el tiempo futuro y un pueblo renovado alabe al Señor: porque él se inclinó desde su alto Santuario y miró a la tierra desde el cielo, para escuchar el lamento de los cautivos y librar a los condenados a muerte. R.

Los hijos de tus servidores tendrán una morada y su descendencia estará segura ante ti, para proclamar en Sión el Nombre del Señor y su alabanza en Jerusalén, cuando se reúnan los pueblos y los reinos, y sirvan todos juntos al Señor. R.

ALELUYA Mc 10,45

Aleluya. El Hijo del hombre vino para servir y dar su vida en rescate por una multitud. Aleluya.

EVANGELIO Lc 9, 46-50

COMENTARIO: En este relato Jesús instruye a sus discípulos sobre dos realidades. Una, sobre la forma de entender la dinámica del Reino, donde no hay títulos, posición social ni puestos burocráticos. La otra, en relación a «los otros»; pues para Jesús, nadie que haga el bien puede ser molestado sólo porque «no pertenece a los nuestros».

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

A los discípulos de Jesús se les ocurrió preguntarse quién sería el más grande. Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, tomó a un niño y acercándolo, les dijo: «El que recibe a este niño en mi Nombre me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe a Aquél que me envió; porque el más pequeño de ustedes, ése es el más grande». Juan, dirigiéndose a Jesús, le dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre y tratamos de impedírselo, porque no es de los nuestros». Pero Jesús le dijo: «No se lo impidan, porque el que no está contra ustedes, está con ustedes».

Palabra del Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Concédenos, Señor, que meditando tu palabra, a ejemplo de san Jerónimo, te ofrezcamos con mayor fervor el sacrificio de la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Cfr Jer 15,16

Señor Dios, cuando se presentaban tus palabras, yo las devoraba; ellas eran mi gozo y la alegría de mi corazón.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Padre, la eucaristía que recibimos en la celebración gozosa de san Jerónimo, mueva el corazón de tus fieles para que, atentos a la enseñanza de la Sagrada Escritura, conozcamos lo que debemos seguir y, siguiéndolo, lleguemos a la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“El que reciba a este niño en mi nombre, me recibe a mí”

Lc 9, 46-50:

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.      ¿QUIÉN ES EL MÁS GRANDE EN EL REINO DE LOS CIELOS?"

Un día, surgió entre los discípulos una discusión sobre quién era el más grande de ellos, el tema era "¿Quién es el más grande en el Reino de los cielos?". Encontramos en diversos fragmentos del Evangelio, estos celos y ambiciones de los apóstoles por los primeros puestos en el reino. Aún son aquellos hombres que fueron pescadores, hombres de trabajos de Galilea y tierras judías, que a su modo se imaginan el Reino de los Cielos. En otra ocasión, la madre de Juan y Santiago le pedirá a Jesús los dos primeros puestos en su reino, ante esto, los otros 10 apóstoles elevaron su reclamo.

Si nos damos cuenta a leer con detenimiento este fragmento del Evangelio, la discusión no es para saber quién de ellos va a ser más santo en el Reino, sino quién de ellos tendrá una mayor dignidad o un puesto de mayor privilegio.

En el Evangelio según san Marcos, se relata que Jesús se sentó, ya que venían de camino y había que descansar, y les responde con una magistral lección, un bellísima parábola, llamó a un niño, lo puso en medio de ellos, es decir también, delante de ellos y dijo: “Les aseguro que si no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los cielos”. Es la gran lección que da el Señor sobre la ambición y los honores. Recordemos que los fariseos, se creían con derecho al Reino, pero este privilegio se da como don gratuito de Dios. Esta es la lección. Y se lo ha de recibir con la actitud de los niños, no tanto por sus condiciones morales, sino por su inocencia y simplicidad. Entonces Jesús nos enseña que hay que tener, pues, esta actitud moral para recibir el reino: no como exigencia, sino como don gratuito de Dios.

2.      "EL QUE RECIBE A ESTE NIÑO EN MI NOMBRE ME RECIBE A MÍ".

El pensamiento nos juega a veces una mala pasada, excitando pasiones por la codicia de la gloria. Esto les sucedió a algunos discípulos, entonces les vino en el pensamiento la idea de discutir quien de ellos sería el mayor o el más grande. Parece que esta pasión nace cuando en una ocasión no pudieron curar a un endemoniado y se culparon entre ellos la impotencia de unos a otros. En otra ocasión ellos habían visto que Pedro, Santiago y San Juan, habían sido llamados aparte y llevados al monte.

Pero Jesús, conocía perfectamente bien el corazón de sus íntimos amigos, conocía lo que pensaban y lo que sentían, de este modo se daba cuenta lo que ellos planeaban y tramaban en su interior. Jesús, que sabe muy bien cómo salvar a los hombres de las caídas, cuando vio que se suscitaba esta idea en la mente de sus discípulos como un germen de amargura, antes que tomase incremento, la arrancó de raíz. Es así como conociendo sus pensamientos, tomó a un niño y acercándolo, les dijo:

"El que recibe a este niño en mi Nombre me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe a Aquel que me envió; porque el más pequeño de ustedes, ése es el más grande".

3.      EL ALMA SINCERA, ES DE CORAZÓN INMACULADO

El niño tiene el alma sincera, es de corazón inmaculado, y permanece en la sencillez de sus pensamientos, el no ambiciona los honores, ni conoce las prerrogativas; entendiéndose esto por el privilegio concedido por una dignidad o un cargo, tampoco teme ser poco considerado, ni se ocupa de las cosas con gran interés. A esto niños ama y abraza el Señor; se digna tenerlos cerca de sí, pues lo imitan. Por esto dice el Señor (Mt 11,29): "Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón".

Dos enseñanzas muy claras, nos dejó aquí Jesús, una que enseña simplemente que los que quieren ser más grandes deben recibir a los pobres de Cristo por su honor, y otra los exhorta a ser párvulos en la malicia.

El mayor será quien reconozca su más grande indigencia ante Dios, y será mayor quien más ame al humilde.

4.      MAESTRO, HEMOS VISTO A UNO QUE EXPULSABA DEMONIOS EN TU NOMBRE

Juan, dirigiéndose a Jesús, le dijo: "Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre y tratamos de impedírselo, porque no es de los nuestros".

Juan, el discípulo amado, como amaba mucho y era correspondido, cree que no debe permitirse esta gracia a aquel que no es acreedor a ella, seguramente no alcanzó en un momento a pensar que él no era el autor de los milagros, sino la gracia que está en aquel que obra los milagros, por virtud de Cristo y como se les había concedido a los apóstoles la gracia de arrojar los demonios fuera de los cuerpos de los hombres, creyeron que sólo a ellos era lícito ejercer ese poder.

5.      EL QUE NO ESTÁ CONTRA USTEDES, ESTÁ CON USTEDES

Pero Jesús le dijo: "No se lo impidan, porque el que no está contra ustedes, está con ustedes". El que trabaja por el bien, donde se encuentre, pertenece al Reino de Dios, no importa a que grupo o sector pertenezca, la unión es con el corazón de Jesucristo, en el amor de Dios, entonces no seamos rivales entre los seguidores de Cristo.

Este es el nexo entre los dos fragmentos de este evangelio, no seamos rivales entre sí en nuestra fe católica y no seamos rivales entre los que tienen otra escuela, los que interesa es que seamos bien intencionados, que trabajemos por un mismo fin de justicia, de verdad, de amor a Dios y de paz, esas son las características fundamentales del Reino de Dios, y no es lo mismo “El que no está conmigo, está contra mí”, que decir como afirma aquí Jesús, “El que no está contra ustedes, está con ustedes", porque el hecho es si somos o no discípulos de Jesús, y si estamos con Cristo o en contra de Él, porque si no probamos que otras espiritualidades no están en contra, debemos mirar a estos hermanos como los mira Jesucristo.

No olvidemos: Dios recompensa a los que son fuertes en su servicio, sin embargo no excluye a los débiles, a todos los ama.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EL PODER Y LA GLORIA DEL NOMBRE DE JESÚS

Las lecturas de hoy nos presentan diversas provocaciones. El texto de Zacarías es casi un himno al poder de Dios, un Dios que es verdaderamente el Dios de lo imposible y que quiere habitar en medio de su pueblo para siempre. De ahí que la profecía sea una exhortación a la esperanza y a saber reconocer cómo Dios conduce a su realización, con una fidelidad infalible, su maravilloso plan de salvación. Con todo, el estilo que le caracteriza es paradójico: pasa por caminos muy alejados de nuestra lógica humana, caminos que son ilustrados de una manera eficaz por la figura del niño. La persona misma de Dios se ha hecho visible en el rostro de un Niño sencillo y pobre, pero rico en amor a todos nosotros.

Por otra parte, el niño representa también la denuncia dirigida por Jesús a sus discípulos, alejados con frecuencia de una plena adhesión a la lógica evangélica en el marco de la vida eclesial. El mismo síntoma de la incomprensión de las exigencias evangélicas aparece en el intento de monopolizar la fe en él. Se trata de una voluntad de acaparar el poder de Jesús, ignorando que el poder y la gloria del nombre de Jesús superan los mismos confines de la comunidad. Esta última debe recordar más bien en todas las ocasiones que cualquier curación, liberación o victoria sobre las fuerzas del mal no procede de ella, sino solo de aquel Nombre que supera a todos, incluida la Iglesia.

ORACION (3)

 

Oh Padre, tú que eliges a los pequeños y a los pobres, tú que les revelas a ellos los misterios de tu Reino, ayúdame a caminar por los caminos de la humildad y de la sencillez. Quiero imitar a tu hijo, Jesús, «dócil y humilde de corazón», y hacerme como él «siervo» de mis hermanos y hermanas. Sé que mi «hombre viejo» intenta impedir que me rinda a tu amor, alimentando en mí el orgullo, la presunción y la ingratitud. Sé también, no obstante, que a ti nada te es imposible y que con tu Espíritu puedes renovarme, realizando en mí las maravillas de las que sólo tú eres capaz.

Crea, pues, en mí, oh Padre celestial, un corazón dócil, alejado de triunfalismos, colmado de gratitud por el inmerecido amor con el que has revestido mi vida, un corazón ajeno a las envidias y a las rivalidades, pero capaz de gozar sinceramente con cada semilla de bien que has sembrado en el mundo.

SANTORAL

 

SAN JERÓNIMO ¿342?-420

 En San Jerónimo cabe distinguir la obra y el hombre. La obra monumental, a la que consagraría su vida, es la traducción latina de la Biblia - que pasaría a ser la edición oficial de la Iglesia romana - así como el comentario que emprendió de cada uno de los libros sagrados. La posteridad se ha mostrado unánime en reconocer la probidad científica de semejante obra.

Tampoco el hombre puede pasar desapercibido. Nacido en los confines de Istria (Yugoslavia), hacia el 340, conoció en Roma el entusiasmo por el trabajo intelectual, realizando después en el desierto de Siria el aprendizaje de la vida monástica.

El papa Dámaso le llamó a Roma para que desempeñara junto a él las funciones de secretario (382~385); mas, a la muerte de Dámaso, Jerónimo regresó a Oriente. Se asentó en Belén, donde vivió sumido en el trabajo intelectual y la penitencia los treinta y cinco últimos años de su vida. Murió allí mismo en el año 419 ó 420.

Jerónimo contaba con una naturaleza de excepción, con un temperamento fogoso y un espíritu desconfiado a veces, más también afectuoso. Si bien tuvo enemigos, que no escatimó apenas, también mantuvo a lo largo de su vida amigos fieles. Una disciplina ascética sin desmayos que alimentaba con la tierna consideración de la palabra de Dios - junto con la familiaridad con Jesús en el Evangelio, le permitieron arribar poco a poco, en humildad, al nivel superior del amor, y participar del espíritu de aquel Pesebre que había elegido como refugio.

San Jerónimo tiene fama de haber sido malhumorado, lo que, en verdad, fue. Más conocido por su traducción de la Biblia, fue el prototipo de asceta. Ayunaba durante semanas, oraba sin cesar y constantemente se recriminaba a sí mismo sus propios fallos. Era igual de severo en sus consejos para educar una hija virtuosa, diciendo que debería aprender a hacer sus propias ropas (pero nunca bonitas), y sugiriendo que debería pasar todo el día en la lectura, la oración y el trabajo. «Si eres solícito, tu hija no será mordida por una víbora, cuánto menos que sea dañada por todo el veneno de la tierra», escribe.

San Jerónimo no es una persona cálida y amable. Quisquilloso y desagradable, su retórica y estilo suenan demasiado rígidos y didácticos a la mayoría de los oídos modernos. Por lo que concierne a los santos, es como un puerco espín malhumorado que ha quedado atrapado en una conejera. Sin embargo, es honrado como santo, y en ello reside su lección. Si San Jerónimo pudo llegar al cielo a pesar de sus faltas, nosotros también.

El cielo no está poblado por gente perfecta; está lleno de gente ordinaria que trató de amar a Dios y servir a la humanidad lo mejor que supo. Es cierto que algunos hicieron su trabajo mejor que otros. Aunque San Jerónimo no fuera la más agradable de las personas, imagina lo que habría sido si no hubiese tratado de cambiar.

Cuando nos sentimos desanimados o hundidos por nuestro fracaso en superar malos hábitos, recordemos que la recompensa del cielo no proviene de nuestro éxito, sino de nuestra lucha.

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta   o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta o

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-