Misa Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.800 suscriptores de 56 países distintos. Se envía desde Santiago de Chile. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:

caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

Cantidad de correos abierto acumulados a la fecha:

Contador Gratis

facebook

Páginas WEB:        www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.809

09-09-2018

EDICION N.º MD 7.309

LITURGIA DE LA HORAS

 

DOMINGO XXIII

¡NO MÁS SORDERA! … OÍR PARA ENTENDER LA PALABRA...! BASTA DE MUDEZ! PARA PODER PROCLAMARLA.

bto23He aquí un milagro que necesitamos que se repita abundantemente en nuestras comunidades cristianas y en cada uno de nosotros. En el ritual del bautismo se repite este gesto de Jesús para significar que al recién bautizado se le abre el oído para entender la Palabra de Dios y se le suelta la lengua para poder proclamarla.

Los ya bautizados necesitamos que Cristo quebrante nuestra “sordera” para que su palabra cale de verdad en nosotros y nos transforme, y para que no seleccionemos unas palabras y dejemos otras según nuestro gusto o convivencia. Cada vez que escuchamos el evangelio deberíamos darnos cuenta de que somos “sordos”, y pedir a Cristo que nos espabile el oído, para ponernos ante Él en actitud incondicional.

Ya no es posible que sigamos “sordos” al evangelio –o por lo menos a muchas de sus palabras – igualmente lo es que seamos “mudos” para proclamarlo. Y está bien de una Iglesia de “mudos”, es decir, de bautizados que no sienten el deseo y el entusiasmo de anunciar gozosamente a su alrededor la Buena Noticia del amor de Dios a los hombres con obras y palabras. Los no creyentes tienen derecho a escuchar de nosotros la Palabra de salvación y a recibir el testimonio que la confirme.

El Señor quiere abrir los ojos de los ciegos, destapar los oídos a los sordos y hacer hablar a los mudos. En estos milagros, Cristo quiere, ciertamente, realizarlo en nosotros. Si curó al sordomudo es para hacernos creer que quiere curar otra “sordera” y otra “mudez” más profunda. La única condición es que nos reconozcamos “sordos” y “mudos”, necesitados de curación, y que lo pidamos con fe. En el relato de hoy, Jesús hace el milagro porque se lo piden. Si pedimos de verdad, también nosotros veremos cosas grandes. “El todo lo ha hecho bien”.

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo XXIII, pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

 

I.  RITOS INICIALES

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 118, 137.124

Tú eres justo, Señor, y son rectos tus juicios; trátame conforme a tu bondad.

ACTO PENITENCIAL

·       Tú, defensor de los oprimidos. Señor, ten piedad.

·       Tú, libertador de los cautivos. Cristo, ten piedad.

·       Tú, protector de los pobres. Señor, ten piedad.

SE DICE GLORIA A DIOS

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra suplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que nos has redimido para hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre, para que cuantos hemos creído en Cristo alcancemos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

II. LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El profeta Isaías, a través de ejemplos concretos, describe cómo Dios renueva la esperanza de su pueblo.

Lectura del libro de Isaías. Is 35, 4-7

Digan a los que están desalentados: “Sean fuertes, no teman: ahí está su Dios! Llega la venganza, la represalia de Dios: El mismo viene a salvarlos! “Entonces se abrirán los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos; entonces el tullido saltará como un ciervo y la lengua de los mudos gritará de júbilo. Porque brotarán aguas en el desierto y torrentes en la estepa; el páramo se convertirá en un estanque y la tierra sedienta en manantiales.

Palabra de Dios.

COMENTARIO: Los hombres siempre hemos soñado con un mundo mejor. El autor de este libro bíblico, nos dice que ese mundo será obra exclusiva de Yahvé, al venir él mismo a juzgar y salvar. Para la Nueva Alianza, este don de Dios no puede ser acogido sino por los hombres que se deciden a colaborar con él. La tarea es clara: para construir con Dios un mundo mejor es necesario también triunfar de la guerra, del hambre y de toda clase de opresiones.

SALMO

En respuesta a la promesa del Señor, el salmo «alaba al Señor» por las maravillas que obra con los que sufren. Participamos de esta oración, aclamando: ¡Alaba al Señor, alma mía!

Sal 145, 7-10

R. ¡Alaba al Señor, alma mía!

El Señor hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. El Señor libera a los cautivos. R.

Abre los ojos de los ciegos y endereza a los que están encorvados. El Señor ama a los justos, el Señor protege a los extranjeros. R.

Sustenta al huérfano y a la viuda; y entorpece el camino de los malvados. El Señor reina eternamente, reina tu Dios, Sión, a lo largo de las generaciones. R.

SEGUNDA LECTURA Sant 2, 1-7

El cristiano no debe marginar a los pobres e ignorantes, si pretende ser coherente con su fe.

Lectura de la carta de Santiago.

Hermanos, ustedes que creen en nuestro Señor Jesucristo glorificado, no hagan acepción de personas. Supongamos que cuando están reunidos, entra un hombre con un anillo de oro y vestido elegantemente, y al mismo tiempo, entra otro pobremente vestido. Si ustedes se fijan en el que está muy bien vestido y le dicen: “Siéntate aquí, en el lugar de honor”, y al pobre le dicen: “Quédate allí, de pie”, o bien: “Siéntate a mis pies”, ¿no están haciendo acaso distinciones entre ustedes y actuando como jueces malintencionados? Escuchen, hermanos muy queridos: ¿Acaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman? Y sin embargo, ¡ustedes desprecian al pobre! ¿No son acaso los ricos los que los oprimen a ustedes y los hacen comparecer ante los tribunales? ¿No son ellos los que blasfeman contra el Nombre tan hermoso que ha sido pronunciado sobre ustedes?

Palabra de Dios.

COMENTARIO: Santiago reacciona con vehemencia frente a la discriminación sufrida por los pobres en las asambleas litúrgicas. Dicha costumbre contradice descaradamente el espíritu de Cristo. La dignidad de los pobres es escarnecida, cuando son ellos precisamente los elegidos con predilección. Y Santiago no se cansa de proponer el remedio: la fe en Jesucristo no tolera que se mezcle con ella la acepción de personas, pues a su luz, todos deben alinearse entre los pobres. Aún más, la igualación litúrgica obliga a buscar la igualación en todo el ámbito de la convivencia humana.

ALELUYA Cfr. Mt 4, 23

Aleluya. Jesús proclamaba la Buena Noticia del Reino, y sanaba todas las dolencias de la gente. Aleluya.

EVANGELIO Mc 7, 31-37

La curación del sordomudo es un “signo” de la predilección de Dios por los que sufren.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús volvía de la región de Tiro, pasó por Sidón y fue hacia el mar de Galilea, atravesando el territorio de la Decápolis. Entonces le presentaron a un sordomudo y le pidieron que le impusiera las manos. Jesús lo separó de la multitud y, llevándolo aparte, le puso los dedos en las orejas y con su saliva le tocó la lengua. Después, levantando los ojos al cielo, suspiró y le dijo: “Efatá”, que significa: “Ábrete”. Y en seguida se abrieron sus oídos, se le soltó la lengua y comenzó a hablar normalmente. Jesús les mandó insistentemente que no dijeran nada a nadie, pero cuanto más insistía, ellos más lo proclamaban y, en el colmo de la admiración, decían: “Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos”!.

Palabra del Señor.

COMENTARIO: Marcos presenta a Jesús frente a un sordomudo. Bastaría una palabra para sanarlo, pero la pedagogía de la fe exige un ritual de detalles personalizados. El Maestro se detiene, recibe al enfermo, mete los dedos en los oídos del sordo, toca su lengua y produce la palabra liberadora: «Efatá». Los gestos realizados por el Maestro nada tienen que ver con la magia, sino que son un intento de comunicarse con el enfermo para que éste sea consciente de la acción milagrosa. Y es que el milagro sólo es significativo para el que ya cree. La lección es clara: se necesita una larga iniciación en la fe, para poder escuchar la Palabra y estar en disposición de proclamarla.

SE DICE EL CREDO

Creo en Dios Padre todopoderoso. Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención, pedimos: Abre nuestro corazón para imitar tu bondad.

·    Para que sean correspondidos los esfuerzos de la Iglesia por dialogar con las otras confesiones cristianas y las otras religiones. Oremos.

·    Para que los dirigentes de la sociedad den prioridad al clamor de los más necesitados. Oremos.

·    Para que los discapacitados no sean segregados y ocupen, en la sociedad, el lugar que les pertenece. Oremos.

·    Para que todos nosotros abramos los oídos y el corazón a la palabra de Dios imitando su bondad. Oremos.

III. LITURGIA EUCARISTICA

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Presentación de las Ofrendas: Después de alimentarnos con la palabra de Dios preparamos la mesa de la eucaristía. Junto al pan y el vino, presentemos al Señor el fruto de nuestra generosidad para socorrer a los más necesitados.

Dios nuestro, fuente del amor sincero y de la paz, concédenos glorificar tu nombre con estas ofrendas que te presentamos; y por la participación en la eucaristía ayúdanos a vivir unidos en un sólo corazón. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

Prefacio: Jesús nos muestra su predilección por los marginados. Por eso, elevemos el corazón en alabanza y demos gracias al Señor, nuestro Dios, porque en Jesucristo, manifiesta su amor para con los pobres y enfermos.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 41, 2-3

Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente.

O bien: Jn 8, 12

Dice el Señor: Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida.

Comunión: La unión con Cristo, presente en la eucaristía, alimentará nuestro propósito de imitar su bondad. Con alegría, vayamos a participar del banquete eucarístico.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor nuestro, que alimentas y vivificas a tus fieles con tu palabra y con los sacramentos del cielo, concédenos aprovechar de tal manera estos dones de tu Hijo amado que merezcamos participar siempre de su vida divina. Él que vive y reina por los siglos de los siglos.

RITO DE CONCLUSIÓN

Canto final: Volvamos a la vida diaria con la alegría de ser testigos del Señor. Nos retiramos cantando.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Todo lo hizo bien”

Mc 7, 31-37

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.     SIGNO” DE LA PREDILECCIÓN DE DIOS POR LOS QUE SUFREN.

La curación del sordomudo es un “signo” de la predilección de Dios por los que sufren. Marcos presenta a Jesús frente a un sordomudo. Bastaría una palabra para sanarlo, pero la pedagogía de la fe exige un ritual de detalles personalizados. El Maestro se detiene, recibe al enfermo, mete los dedos en los oídos del sordo, toca su lengua y produce la palabra liberadora: “Efatá”. Los gestos realizados por el Maestro nada tienen que ver con la magia, sino que son un intento de comunicarse con el enfermo para que éste sea consciente de la acción milagrosa. Y es que el milagro sólo es significativo para el que ya cree. La lección es clara: se necesita una larga iniciación en la fe, para poder escuchar la Palabra y estar en disposición de proclamarla.

2.  “OIR LA PALABRA REVELADORA Y COMUNICARLA A SU VEZ”

Este es un relato sobre la curación del sordo, es propio del Evangelio de Marcos. Un pobre hombre que es sordomudo, recobra el pleno uso de sus facultades auditivas, a partir de ese milagro, el podrá escuchar la Palabra reveladora y comunicarla a su vez, por lo que se convierte en signo de aquel que se abre a la acogida del misterio de Jesucristo. El hombre que recibe el milagro es un pagano que ha sido llevado a Jesús “cuando Jesús volvía de la región de Tiro, pasó por Sidón y fue hacia el mar de Galilea, atravesando el territorio de la Decápolis”, hasta donde había llegado la fama del Maestro por sus prodigios.

Marcos no se refiere a la fe del que recibe el milagro ni del que le acompaña; “Entonces le presentaron a un sordomudo y le pidieron que le impusiera las manos”: es la totalidad de la persona del hombre la que se abre a la fe y al reconocimiento de quien le cura. Jesús obra el milagro apartándolo de la gente; “Jesús lo separó de la multitud y, llevándolo aparte”,  mandando guardar silencio sobre lo ocurrido; “insistentemente que no dijeran nada a nadie”:

En virtud de la enorme admiración provocada por el milagro; en el colmo de la admiración, la muchedumbre no guarda silencio.

3.  ENTONCES LE PRESENTARON A UN SORDOMUDO

Aunque el relato no dice con precisión donde se encuentra Jesús, sin embargo podemos entender que andaba por tierras paganas y que viene de regreso a su tierra. Entonces le trajeron un hombre sordo y también con un defecto para hablar, tal como dice el Evangelio, sordomudo. Y le rogaban que, para curarle, en especial le pidieron que le impusiera las manos”. Era gesto familiar a Cristo: “a quienes curó imponiéndoles las manos” (Mc 6:5) Igualmente era usado como gesto de transmisión de poderes y autoridad con el que los rabinos comunicaban el magisterio oficial a sus alumnos, lo mismo que signo de transmisión de bendiciones (Gen 48:14ss). Posiblemente estos que traían al enfermo creían que fuese condición esencial para la curación este gesto, pues era de uso tradicional (2 Re 5:11). Otro sentido se expone: Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios. (Lc 13:13.)

El Señor “separó de la multitud” y se apartó con este sordomudo, probablemente le acompañaron, como en otras ocasiones, algunos discípulos. Quería manifiestamente evitar con ello la conmoción que iba a producirse, con las posibles consecuencias de sobreexcitación mesiánica.

Ya aparte, “le puso los dedos en las orejas” de aquel sordo, como para indicar que iba a abrirlos, y con su saliva le tocó la lengua”, como para indicar que quería facilitar otra vez la forma correcta del hablar a aquella persona. Estos gestos podían hacer pensar a gentes paganas o judías en ciertos ritos mágicos. Los rabinos tenían terminantemente prohibido a todos los que curaban heridas entremezclar con ello el susurro de palabras, menos aún de versículos bíblicos, máxime si esto se hacía utilizando saliva, ya que a ésta se le concedían ciertas virtudes curativas. La saliva era considerada en la antigüedad como remedio medicinal. En Cristo, esto no era otra cosa que una especie de parábola en acción, con la que indicaba lo que iba a realizar, y con lo que excitaba la fe de aquel sordo, ya que con palabras no podía hacerlo.

4.  LEVANTANDO LOS OJOS AL CIELO, SUSPIRÓ Y LE DIJO: “EFATÁ”

Pero, antes de pronunciar su palabra curativa de autoridad, quiso acusar bien que no eran ritos mágicos, sino obra del Padre; así es como en el Evangelio dice: levantando los ojos al cielo, suspiró y le dijo: “Efatá”, que significa: “Ábrete”. En Efecto, Jesús “miró al cielo,” como indicando la fuente de la curación que iba a venir, y luego “gimió”, sin duda, como forma de su oración silenciosa al Padre: “nosotros mismos gemimos en nuestro interior” (Rom 8:23). Y dio la orden de la curación: “Efatá”, que Marcos conservó como un recuerdo gráfico y exacto de aquella escena en su forma aramaica, y que luego la explica traduciéndola; que significa: “Ábrete”.

Y el milagro se hizo. La frase con la que Marcos dice que se curó su mudez es la siguiente: “Y en seguida se abrieron sus oídos, se le soltó la lengua y comenzó a hablar normalmente”.” Talvez los hace para señalar que la mudez de este hombre había sido producida por un defecto natural, ya que no expresa como en otras ocasiones que sea producto de alguna posesión diabólica ni a ningún espíritu extraño.

5.  JESÚS LES MANDÓ INSISTENTEMENTE QUE NO DIJERAN NADA A NADIE

Jesús insiste en que no lo dijesen a nadie; no en vano le había apartado de la multitud. Buscaba con ello evitar prematuros y desorbitados movimientos mesiánicos. Pero no hicieron caso. ¿Por qué prohíbe divulgarlo? Para que viesen que El cumplía el plan del Padre y que no buscaba ni precipitaba estos acontecimientos. Tenía que esperar a su “hora.”

La emoción mesiánica de la turba se desbordó. Y corrió por la comarca, evocándose este mesianismo, al citar y aplicar Marcos a Jesucristo unas palabras que evocaban las que Isaías dice del Mesías: El mismo viene a salvarlos! “Entonces se abrirán los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos” (Is 35:5.6). Y que fue la respuesta que, para probar en cierta ocasión su mesianismo,  Cristo mismo alegó a los mensajeros del Bautista que venían a preguntarle si Él era el Mesías: ¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?  Jesús les respondió: Id y contad a Juan lo que oís y veis: los ciegos ven y los cojos andan,……y los sordos oyen”. (Mateo 11,4-6).

6.  TODO LO HA HECHO BIEN

Finalmente el relato dice: “en el colmo de la admiración”. La admiración está expresada con una afirmación que recuerda los relatos de la creación y de la liberación de la esclavitud. “Todo lo ha hecho bien”,  por lo que se remite a la expresión del libro del Génesis según la cual Dios vio que eran buenas todas las cosas creadas. Jesús, por tanto, lleva a cabo una nueva creación y la salvación definitiva.

Así como el Señor: “Todo lo ha hecho bien”, a nosotros también nos corresponde hacer las cosas bien, y hacer el bien, es lo que espera el Señor de nosotros, en especial que nos pongamos en la manos del Señor Jesús, para no ser sordos y poder oír la Palabra de Dios, para poder oír las enseñanzas del Evangelio, como del mismo modo ponernos en las manos de Jesús y comprometernos a no enmudecer nuestros labios y predicar sus enseñanzas tal cual él nos lo ha pedido, “Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación” (Mc 16)

Pero es bueno hacer el bien en todo tipo de cosas, no solo en las más importantes, también en las cosas simples y sencillas, en las cosas ordinarias de cada día, pero también hacerlas con la modestia que lo hace Jesús, que tomo el enfermo y lo llevo a un lugar aparte, porque si hacemos el bien es para agradar al Padre, consiente que todo lo bueno en nosotros viene de Dios, ya que todo lo perfecto es del Señor, y sin su ayuda, nada podemos hacer, es así como dice el Señor: “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y Yo en él, ése da mucho fruto, porque sin mí no podéis hacer nada.” (Jn 15,5)

El Señor les Bendiga, Cristo Jesús, viva en nuestros corazones

 Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

NOS ESCAPA EL SENTIDO PROFUNDO DE LA CURACIÓN QUE DA JESÚS.

La muchedumbre, que iba a Jesús con el peso de sus propias enfermedades y con la confianza en su curación, nos sirve de espejo. Nos vemos a nosotros mismos en estos rostros: nosotros, como ellos, estamos dispuestos a acudir allí donde se intuye como posible la solución práctica de nuestros problemas contingentes, y mejor si resulta barato... Nos escapa el sentido profundo de la curación que da Jesús. Tal vez porque no sentimos necesidad de ninguna otra cosa.

La Palabra de Dios que hemos oído hoy nos brinda la ocasión de volver a descubrir la alegría de haber sido bautizados: el bautismo, mucho más que una curación total, es un nuevo nacimiento que nos abre una vida nueva.

Ser bautizado comporta un estilo de vida radicalmente renovado, en el que nuestros mismos sentidos captan la realidad en su densidad profunda y en el que las acciones, consecuentemente, expresan una lógica diferente de la que supone el egocentrismo. El bautizado es la persona cuyos ojos se abren a la belleza de la creación, cuyos oídos se abren a la Palabra de la misericordia y de la salvación, cuyos brazos se abren para abrazar a todo hombre y a toda mujer, sin discriminaciones de ningún tipo, puesto que ha reconocido en Dios al creador y al salvador de todos.

ORACION (3)

 

Gloria a ti, Señor, que haces todas las cosas buenas y hermosas. Gloria a ti, que cuidas de todo lo que has creado y das a cada ser la posibilidad de conocer tu belleza y tu bondad.

Haz que nos sacudamos de la mediocridad y, prolongando los límites de nuestros deseos, exclusivamente terrenos y materiales, nos atrevamos a probar tu don: la salvación, que es tu misma presencia vivificante.

Haz que descubramos cómo los bienes que nos das se multiplican al compartirlos, sobre todo con quienes se encuentran en condiciones de indigencia.

Enséñanos que la gratuidad es la verdadera liberación, la verdadera curación de nuestros males. Concédenos el coraje de pasar por esta experiencia. Tal vez entonces comprenderemos mejor que tú eres el Salvador y que nosotros, los bautizados, vivimos la nueva vida que nos has dado.

SANTORAL

 

SAN PEDRO CLAVER 1581-1654

La vida que más me ha impresionado después de la de "Cristo", dijo el papa León XIII cuando lo canonizó. Y efectivamente la suya fue una vida muy cristiana en el sentido más propio del término, imaginamos a Cristo en la América del siglo XVII y le vemos haciendo lo que hizo Pedro Claver.

Estaba emparentado con la ilustre familia de los Requeséns. Estudió con un tío suyo, canónigo de Solsona. Pero no valía para él la lamentación de Santa Teresa: "Dios los llama para santos, y en canónigos se quedan". El aspiraba a santo. Quiero consumir mi vida por las almas, escribió un día.

Era de un pueblecito catalán llamado Verdú, se hizo jesuita y en Palma de Mallorca un santo portero, Alonso Rodríguez, reconoció en él la santidad, aconsejándole que cruzase los mares «porque allá en las Indias tendría que padecer mucho».

Así, en Cartagena de Indias, en lo que hoy es Colombia, fue «esclavo de los esclavos», dedicó treinta y tres años de servicio a los seres más desheredados, los esclavos negros que traían de África, ignorantes, enfermos, moribundos, cuidándoles y evangelizándoles con una solicitud heroica que con frecuencia provocaba el asombro comprensivo.

Pero él estaba enamorado de aquella pobre humanidad, todo le parecía poco para socorrer a los negros, a los presos de la Inquisición, a los extranjeros que capturaban las naves españolas, y cuando no se desvivía por los demás, rezaba y adoraba por la noche el Santísimo Sacramento.

Cuando las damas españolas insisten en que las confiese, se resiste y sólo accede después de haber confesado a todos los negros: las cosas claras, todos no somos iguales, los que sufren y son despreciados tienen prioridad.

En 1650 la peste se abatió sobre Cartagena. Pedro se multiplica atendiendo a todos, hasta que cae él mismo. Quedó paralítico y se hace atar sobre un caballo para visitarles. Era un espectáculo estremecedor verle.

El 8 de septiembre de 1654 entró en agonía. Los negros tomaron por asalto la casa. Era su padre. Le besaban las manos sollozando. A la media noche del día de la Natividad de la Virgen marchó al paraíso, el esclavo de los esclavos, el apóstol y padre de los negros. Astráin le llamó el primer misionero del siglo XVII.

Otro artículo relacionado en este link: LOS SANTOS DE CARTAGENA DE INDIAS, SAN PEDRO CLAVER Y SANTA MARIA BERNARDA

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-