DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.700 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net    

Está permitido el re-envío, la copia de las reflexiones y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen para evitar confusiones.

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.757

01-05-2018

Edición Nº MD 5.183

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

Mayo es muchos países el mes de María, aprovecho de invitar a visitar mi página WEB: www.caminando-con-maria.org

o este link: CAMINANDO CON MARIA y esta sección: REFLEXIONES Y LECTURA ESPIRITUAL PARA EL MES DE MARIA

 

Para la Misa de San José Obrero, las Lecturas son: Gn 1, 26-2,3 Salmo 89, 2-4.12-14.16 Mt 13, 54-58

1 de mayo, San José

 

Día de los trabajadores.

San José fue un hombre que hizo de su trabajo, sufrimientos y alegrías una obra de salvación al estar unido al Salvador, no sólo físicamente bajo el mismo techo, sino porque era consciente de que estaba compartiendo la obra redentora de Jesús, ya desde su vida oculta. Así convirtió su existencia terrena en una tarea humana y salvífica. Todos podemos imitar a san José, lo cual se hace posible por la unión a Cristo resucitado, quien nos aseguró: “Quien está unido a mí, produce mucho fruto”.

 

Prefacio de Pascua.

ANTÍFONA DE ENTRADA Apoc 19, 5; 12, 10

Alaben a nuestro Dios, todos los que le temen, pequeños y grandes; porque llegó la salvación, el poder y el reino de su Mesías. Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que en la resurrección de Cristo nos renuevas para la vida eterna, concede a tu pueblo perseverar en la fe y en la esperanza, y nunca dudar del cumplimiento de tus promesas: Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Hech 14, 19-28

Lectura de los Hechos de los apóstoles.

Algunos judíos de Antioquía y de Iconio vinieron a Listra y lograron convencer a la multitud. Entonces apedrearon a Pablo y, creyéndolo muerto, lo arrastraron fuera de la ciudad. Pero él se levantó y, rodeado de sus discípulos, regresó a la ciudad. Al día siguiente, partió con Bernabé rumbo a Derbe. Después de haber evangelizado esta ciudad y haber hecho numerosos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía de Pisidia. Confortaron a sus discípulos y los exhortaron a perseverar en la fe, recordándoles que es necesario pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En cada comunidad establecieron presbíteros y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor en el que habían creído. Atravesaron Pisidia y llegaron a Panfilia. Luego anunciaron la Palabra en Perge y descendieron a Atalía. Allí se embarcaron para Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para realizar la misión que acababan de cumplir. A su llegada, convocaron a los miembros de la Iglesia y les contaron todo lo que Dios había hecho con ellos y cómo había abierto la puerta de la fe a los paganos. Después permanecieron largo tiempo con los discípulos.

Palabra de Dios.

COMENTARIO: A pesar de las oposiciones, la Iglesia crece no sólo en extensión sino también en experiencia y discernimiento. En cada comunidad se designan presbíteros, es decir, pastores encargados de velar por la comunidad. Así se van buscando las mejores formas de organización para que crezca la vida comunitaria.

SALMO Sal 144, 10-13. 21

R. ¡Que tus fieles manifiesten tu gloria, Señor!

O bien: Aleluya.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

Mi boca proclamará la alabanza del Señor: que todos los vivientes bendigan su santo nombre. Que tus amigos manifiesten la gloria de tu reino, desde ahora y para siempre. R.

ALELUYA Cfr. Lc 24, 46. 26

Aleluya. El Mesías debía sufrir, y resucitar de entre los muertos para entrar en su gloria. Aleluya.

EVANGELIO Jn 14, 27-31

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: «Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman! Me han oído decir: “Me voy y volveré a ustedes”. Si me amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padre es más grande que Yo. Les he dicho esto antes que suceda, para que cuando se cumpla, ustedes crean. Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque está por llegar el príncipe de este mundo: él nada puede hacer contra Mí, pero es necesario que el mundo sepa que Yo amo al Padre y obro como Él me ha ordenado».

Palabra del Señor.

COMENTARIO: Me voy y volveré a ustedes: Jesús ha de marcharse, por eso prepara de antemano a sus discípulos, que no comprenden del todo lo que su Maestro les transmite. ¡No se inquieten, ni teman! Así como partió en el calvario y volvió resucitado, de la misma manera es necesario que vuelva al Padre y luego regrese para quedarse.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, las ofrendas de tu Iglesia desbordante de alegría, y después de haberle concedido el motivo de un gozo tan grande, concédele participar de la felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Rom 6, 8

Si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con Él. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Padre, mira con bondad a tu pueblo y, ya que lo has renovado con los sacramentos de la vida eterna, concédele alcanzar la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Les dejo la paz, les doy mi paz”

Jn 14, 27-31a

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.        LES DEJO LA PAZ

A la hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: - Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman!-. Jesús no quiere que se inquieten o se alteren con su partida, pues les deja su paz. La paz, entre los judíos, abarca todos los bienes y es sinónimo de felicidad.

La paz verdadera era una promesa mesiánica (Ez 37:26; Is 9:6). No es la paz que Jesús les anuncia y no es como la da el mundo. Esta es paz externa, alejada de molestias. Sin embargo la Paz de Jesús es paz íntima, inalterable en el fondo del alma, pero compatible con las persecuciones sufridas por El. Quizás no sería improbable que esta paz a que alude se refiera a la triple venida de que acaba de hablarles: el gran don trinitario en ellos. Concretamente alude a su vuelta, que es a esa venida de que les habló, “Me voy y volveré a ustedes”.

2.        EL PADRE ES MÁS GRANDE QUE YO

Además, si de verdad le aman, no deben entristecerse, pues han de desearle lo mejor. Y Jesús dice que él va al Padre, porque el Padre es más grande que yo, El sentido de la frase es que el Padre es mayor que Él, no en cuanto el Verbo recibe por eterna generación la naturaleza divina, sino que, en cuanto es el Verbo encarnado, se proclama, por razón de su naturaleza humana, inferior al Padre. Es el sentido en que se habla abiertamente en otros pasajes de San Juan (6:62; 16:28; 17:5.24). San Agustín lo comentaba así: En cuanto aquello por lo cual el Hijo no es igual al Padre se iba al Padre.

Pero el aviso tiene valor apologético: no lo van a tomar de sorpresa, es El, el que se somete libremente a los planes — obediencia — del Padre. Dice Jesús: “Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque está por llegar el príncipe de este mundo” Y tan inminente es, que pone la venida del príncipe de este mundo, ese es Satanás, en presente. Es la lucha entre la luz y las tinieblas, el fondo satánico que mueve hombres y pasiones contra Jesús. En las tentaciones de Jesús, Satanás, se retiró hasta el tiempo determinado (Lc 4:13)

Satanás viene ahora a través de sus instrumentos, especialmente de Judas Iscariote, en cuyo corazón había puesto el propósito de entregarlo (Jn 13:2), luego entró en él para consumar su obra de muerte (Jn 13:27) Pero, aunque parece su muerte una derrota, no es que Satanás tenga en mí nada, Jesús dice: él nada puede hacer contra mí, como si viniese para castigarle conforme a la creencia judía.

3.        “PERO ES NECESARIO QUE EL MUNDO SEPA QUE YO AMO AL PADRE Y OBRO COMO ÉL ME HA ORDENADO”,

Jesús dice; “pero es necesario que el mundo sepa que yo amo al Padre y obro como él me ha ordenado”, Jesús es la misma santidad. Y Jesús no va a un reto, va a ejercer un acto supremo de amor al Padre al cumplir el mandato de su muerte. Va así a demostrar al mundo malo, y al Padre, que lo ama cumpliendo su mandato.

Y como el mandato estaba dado y la hora llegada, veremos como Jesús da la orden de partida en la última cena, les dice: Levántense de los lechos, o esteras sobre los que estaban recostados, vamos nos de aquí, con una orden que es terminante. Estas palabras cierran el desarrollo histórico de la narración. En el capítulo 17, la oración sacerdotal, aparece como un epílogo-apéndice de aquel acto. Por eso, este final y esta orden se enlazan, históricamente, con el principio del capítulo 18, en que ya salen para Getsemaní.

4.        LA PAZ ESTE CON USTEDES.

Es un saludo que es parte de nuestra liturgia. Cuando un cristiano desea la paz, es para expresar el deseo de todos los bienes para la persona que saluda, es paz que nace de la posesión de Dios y de su gracia, es un deseo de tranquilidad interior, es paz para el corazón, es paz que es consuelo espiritual, es deseo de alegría en medio de las tribulaciones, por eso la debemos dar con espíritu evangélico y no debe ser un asunto mecánico, porque no es algo rutinario, es algo que debemos transmitir con los mismos sentimientos e intención de Jesús. El que tiene a Jesús en su corazón, vive en paz, nada es comparable saber que le tenemos allí, nada es tan agradable como pensar y saber que Jesús nos ama y está presente en nosotros.

El Señor nos regale su Paz

   Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

LA PAZ PROCEDE DE UNA MIRADA DE FE SOBRE LA REALIDAD DE UN DIOS PRESENTE

El Señor ha derramado la paz en tu corazón: él está presente dentro de ti, con el Padre y el Espíritu Santo. Eso no puede más que darte un sentido de seguridad y de fuerza: si Dios está contigo, ¿quién estará en contra de ti?

Sin embargo, a menudo estás inquieto y atemorizado: el mundo se presenta amenazante, las pasiones no dan tregua, todo parece desarrollarse «como si Dios no existiera», y Dios calla dentro de ti, juega a esconderse, no responde. Entonces tu corazón se espanta, te asalta la duda y tu paz queda asediada, cuando no se volatiliza. Ahora es cuando debes recordar que Dios está presente en la luz oscura de la fe, que has de ejercitar la fe en estos momentos para oír aquello que no oyes, para ver aquello que no ves, para aferrarte a un agarradero que has de buscar en la niebla. Es, en efecto, la fe lo que está en la base de la paz, que, de hecho, procede de la comunión con Dios. Fe en el Dios ya presente, pero no poseído aún en plenitud; fe que se madura en el tiempo de la ausencia del Esposo; fe que se perfecciona en la búsqueda del Esposo; fe que se purifica a través de los acontecimientos más duros y atroces.

La paz procede de una mirada de fe sobre la realidad de un Dios presente, aunque buscado con todo el ardor de un corazón herido por el sentimiento de su ausencia. La paz viene cuando se comprende y se acepta el misterio de la ausencia de Dios también en su presencia, en su silencio, en el sufrimiento y el misterio de la cruz como momento más elevado del amor de Dios y del testimonio de tu amor por él.

ORACION (3)

 

¡Cómo busco la paz, Señor, y cuántas veces la busco! Sin embargo, debo admitir que no siempre la busco donde se encuentra. A veces la busco como el mundo: busco un poco de paz para vivir en paz, para no incomodarme demasiado, para no dejarme turbar en exceso. También yo busco, en suma, la paz como la busca el mundo: lejos de la cruz, huyendo de quien me turba, evitando a los que me hacen perder la paciencia, esquivando las molestias y cerrando los ojos antes los sufrimientos de los otros. ¿Cómo voy a poder vivir en paz si no me defiendo un poco de los otros? ¿Y cómo voy a vivir en paz si no me concedo alguna satisfacción? ¿Cómo se puede vivir en paz estando siempre sometido a presión? Todas estas son tentaciones frecuentes, lo sabes, Señor. Tentaciones que desvían mi mirada de ti, fuente de mi paz; tentaciones que me hacen olvidar tus palabras constructoras de una paz sólida y tenaz.

¡Vence, Señor, estas tentaciones mías! Haz oír tu voz a mi corazón turbado y enséñame tus caminos, que conducen a tu paz, a mi paz. No permitas que me olvide de ti por un poco de bienestar o por buscar una tranquilidad que, con frecuencia, es huir de tu presencia en mí y en mis hermanos.

SANTORAL (4)

 

SAN JOSÉ, OBRERO

El primero de mayo, antes de convertirse en Europa en la Fiesta del trabajo, señaló durante mucho tiempo — a finales del siglo XIX y comienzos del XX — un día de reivindicaciones, y sobre todo un día de reivindicaciones en favor de la promoción obrera. Había en todo ello una voz ante la que no podía resultar insensible la Iglesia, a la que los papas León XIII y Pío XI se esforzaban por entonces en abrir a los problemas del mundo del trabajo. Pío XII quiso dar una dimensión cristiana al presente día colocándolo bajo la protección de San José Obrero (1955). José no sólo fue un trabajador, el carpintero de Nazaret, sino que es el modelo del trabajador cristiano, ya que, durante años, trabajó para Jesús y dentro de la diaria intimidad con él.

Se debe trabajar con amor. "Trabajar con amor es tejer la tela con hilos de vuestro corazón, como si el ser amado fuera a usar esa prenda de vestir. Es arrojar semillas de ternura, y cosechar con alegría, como si el ser amado fuera a comer ese fruto. Es impregnarlo todo de amor" (K. Gibrán).

El 5 de enero de 1964, desde Nazaret, exhortaba Pablo VI a aprender la lección del trabajo, la conciencia de su dignidad. Y nos señalaba a todos "al gran modelo, al hermano divino, al defensor de todas las causas justas, es decir: a Cristo, nuestro Señor". El hijo del carpintero, como era conocido Jesús. Y con el hijo, el padre, San José, obrero. ¡La Obra Bien Hecha! ¿Alguien puede imaginarse a San José haciendo "chapuzas"?. Realizaría tareas sencillas, pero pondría toda su alma en hacer las cosas bien. No haría cosas extraordinarias, pero lo ordinario lo haría extraordinariamente.

Para el cristiano, el taller de José proyecta una nueva luz acerca la dignidad del trabajo. No sólo le ofrece, como a los demás hombres, el medio con que perfeccionar la naturaleza y servir a la comunidad de sus hermanos, sino que le da pie a participar plenamente en la condición del Hijo de Dios hecho hombre, y le invita a unir a los sufrimientos de Cristo los propios sufrimientos inherentes a su trabajo. Así resulta éste una aproximación a Dios.

FUENTES DE LA PAGINA

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO NO OLVIDE DE INDICAR EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant ocds, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 19.000 correos.

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-