MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

21 años en Internet

 

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.500 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Está permitido el renvío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARIA

 

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:  www.caminando-con-jesus.org  www.caminando-con-maria.org  www.santateresadelosandes.cl

Suscriptores: 23.679

Fecha: 11-08-2019

Edición Nº MD 7.640

Ciclo C

Semana XIX

facebook

 

Domingo XIX del Tiempo Ordinario (Ciclo C)

UN TESORO INAGOTABLE

 

“Un tesoro inagotable”. Toda palabra de la Escritura es expresión del amor de Dios por nosotros. También cuando a primera vista no lo parece. La invitación de Jesús es clara: “Vendan sus bienes y denlos como limosna”. Pero ese imperativo no va contra nosotros, sino a nuestro favor: nos invita a hacernos “Háganse bolsas que no se desgasten”, a depositar nuestros bienes allí “donde no se acerca el ladrón ni destruye la polilla”. Con otras palabras: nos invita a realizar la mejor inversión posible haciendo que nuestros bienes se transformen en “un tesoro inagotable en el cielo”.

“Estén preparados”. La parábola siguiente nos recuerda una verdad esencial de la enseñanza de Jesús: que Él va a volver y que hay que permanecer vigilantes, a la espera. Los bienes materiales pueden hacernos olvidar lo único importante: ¡sería trágico! Todo lo de aquí abajo es provisional, es relativo (cf. 1Cor 7,29-31).

“Administrador fiel y previsor”. Mientras estamos en este mundo somos nada más –¡y nada menos!– que administradores de los bienes que Dios nos confía. Unos bienes que –empezando por la misma vida– no nos pertenecen en propiedad y hemos de saber administrar con sensatez según el querer de Dios. Sólo con sentido de eternidad podemos administrar rectamente. Sólo a la luz de los bienes del cielo –los definitivos y eternos– podemos valorar y usar justamente los de la tierra.

 

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Ctr. Sal 73

Acuérdate, Señor, de tu alianza, y no olvides para siempre a tus pobres. Levántate, Señor, defiende tu causa y no desoigas el clamor de los que te invocan.

Acto Penitencial

Se dice Gloria

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, a quien, movidos por el Espíritu Santo, nos animamos a llamar Padre; confirma en nuestros corazones la condición de hijos tuyos, para que podamos entrar en la herencia prometida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA Sab 18, 5-9

COMENTARIO: Este texto del libro de la Sabiduría recuerda al pueblo los prodigios obrados por Dios en su beneficio como la décima plaga en Egipto que exterminó a los primogénitos y la liberación de la esclavitud, demostrando así ante sus enemigos que Israel era hijo de Dios.  

Lectura del libro de la Sabiduría.

Como los egipcios habían resuelto hacer perecer a los hijos pequeños de los santos —y de los niños expuestos al peligro, uno solo se salvó— para castigarlos, Tú les arrebataste un gran número de sus hijos y los hiciste perecer a todos juntos en las aguas impetuosas. Aquella noche fue dada a conocer de antemano a nuestros padres, para que, sabiendo con seguridad en qué juramentos habían creído, se sintieran reconfortados. Tu pueblo esperaba, a la vez, la salvación de los justos y la perdición de sus enemigos; porque con el castigo que infligiste a nuestros adversarios, Tú nos cubriste de gloria, llamándonos a ti. Por eso, los santos hijos de los justos ofrecieron sacrificios en secreto, y establecieron de común acuerdo esta ley divina: que los santos compartirían igualmente los mismos bienes y los mismos peligros; y ya entonces entonaron los cantos de los Padres.

Palabra de Dios.

SALMÓ Sal 32, 1. 12. 18-20. 22

R. ¡Feliz el pueblo que el Señor se eligió como herencia!

Aclamen, justos, al Señor: es propio de los buenos alabarlo. I Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que Él se eligió como herencia! R.

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia. R.

Nuestra alma espera en el Señor: Él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti. R.

SEGUNDA LECTURA Heb 11, 1-2. 8-19

COMENTARIO: La fe es la garantía de lo que se espera dice el apóstol, ya que nos mantiene firmes en la espera de lo que todavía no se ve. La fe convirtió en forasteros a Abraham, Isaac y Jacob y herederos de la promesa de Dios, Jesús el Mesías.

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: La fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven. Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación. Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de Dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber a dónde iba. Por la fe, vivió como extranjero en la Tierra prometida, habitando en carpas, lo mismo que Isaac y Jacob, herederos con él de la misma promesa. Porque Abraham esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. También por la fe, Sara recibió el poder de concebir, a pesar de su edad avanzada, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía. Y por eso, de un solo, hombre, y de un hombre ya cercano a la muerte, nació una descendencia numerosa como las estrellas del cielo e incontable como la arena que está a la orilla del mar. Todos ellos murieron .en la fe, sin alcanzar el cumplimiento de las promesas: las vieron y las saludaron de lejos, reconociendo que eran extranjeros y peregrinos en la tierra. Los que hablan así demuestran claramente que buscan una patria; y si hubieran  pensado en aquélla de la que habían salido, habrían tenido oportunidad de regresar. Pero aspiraban a una patria mejor, nada menos que la celestial. Por eso, Dios no se avergüenza de llamarse “su Dios” y, de hecho, les ha preparado una Ciudad. Por la fe, Abraham, cuando fue puesto a prueba, presentó a Isaac como ofrenda: él ofrecía a su hijo único, al heredero de las promesas, a aquél de quien se había anunciado: “De Isaac nacerá la descendencia que llevará tu nombre”. Y lo ofreció, porque pensaba que Dios tenía poder, aún para resucitar a los muertos. Por eso recuperó a su hijo, y esto fue como un símbolo.

Palabra de Dios.

ALELUYA Mt 24, 42. 44

Aleluya. Estén prevenidos y preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. Aleluya.

EVANGELIO Lc 12, 32-48

COMENTARIO: El relato llama a estar atentos y vigilantes ante la espera prolongada del Hijo del hombre pues Jesús declara dichoso al que sea encontrado trabajando y en vela, lejos de toda actitud de ambición y abuso del prójimo. 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: “No temas, pequeño Rebaño, porque el Padre de ustedes ha querido darles el Reino. Vendan sus bienes y denlos como limosna. Háganse bolsas que no se desgasten y acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no se acerca el ladrón ni destruye la polilla. Porque allí donde tengan su tesoro, tendrán también su corazón. Estén preparados, ceñidas las vestiduras y con las lámparas encendidas. Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta. Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se podrá a servirlos. ¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así! Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada”. Pedro preguntó entonces: “Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?”. El Señor le dijo: “Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno? ¡Feliz aquél a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo ¡ Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si este servidor piensa: “Mi señor tardará en llegar”, y se dedica a golpear a los servidores y a sus sirvientas, y se pone a comer, a beber y emborracharse, su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigar* y le hará correr la misma suerte que los infieles. El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo. Pero aquél que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho se le pedirá mucho; y al que se les confío mucho, se le reclamara mucho más “.

Palabra del Señor. 

Se dice el Credo

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Padre de bondad, acepta los dones que misericordiosamente has dado a tu iglesia y que, con tu poder, conviertes en sacramento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 147,12.14

Jerusalén, glorifica al Señor tu Dios, que te sacia con lo mejor del trigo.

O bien: Cfr. Jn 6, 51

Dice el Señor: el pan que Yo daré, es mi carne para la vida del mundo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Padre, que la comunión de tus sacramentos nos alcancé la salvación y nos confirme en la luz de tu verdad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Estén preparados”

Lc 12, 32-48

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant ocds


1.    ESTÉN PREPARADOS, CEÑIDAS LAS VESTIDURAS Y CON LAS LÁMPARAS ENCENDIDAS.

Jesús dijo a sus discípulos: “Estén preparados, ceñidas las vestiduras y con las lámparas encendidas. Estén preparado dice Jesús, eso es, estar dispuestos, es decir, estar prevenidos para aquello que no ha sucedido pero que está próximo a ocurrir. Sabemos que nadie pasa un examen si no se ha preparado bien.

Las vestiduras deben estar “ceñidas”, esto es, listas para hacer algo importante y que además no nos estorbe para entrar en acción. Con “las lámparas encendidas”, en otras palabras, iluminados, lejos de las tinieblas de la ignorancia, lámparas provistas de suficiente aceite para que no se apague.

El alma que ha recibido la luz de Dios, es lámpara y alumbra a los demás. Entonces si nosotros estamos con suficiente claridad y vigilancia y enseñemos a los demás para que también lo estén.

2.    EL PUEDE VENIR EN CUALQUIER MOMENTO

El fin de la vida terrenal, llega sin previo aviso, ha querido Dios que así sea, para que siempre estemos preparados.

Son dos cosas las que nos advierte el Señor, una es que puede venir en cualquier momento y la otra que estemos preparados para recibirlo. Pero Pedro preguntó entonces: "Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?" Entendemos que cuando Pedro dice para nosotros, se refiere a los doce íntimos apóstoles, y cuando dice para todos, lo hace pensando en los demás sean estos cristianos o no.

3.    ADMINISTRADOR FIEL Y PREVISOR

Ante esta pregunta el Señor le dijo: "¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno?

Destaco tres palabras del Señor, “Administrador fiel y previsor”. La parábola es para todos los fieles, pero también en especial para el que es “administrador”, esta es la persona que se dedica a administrar bienes que no son suyos, es el criado principal encargado del resto de la servidumbre, y es “fiel” es decir, es una persona, que es constante en sus ideas, afectos u obligaciones y que no defrauda la confianza que se le ha depositado, y es “previsor” si se anticipa al daño o a un perjuicio, si es capaz de preverlo o conocerlo de antemano o con anticipación.

4.    JESÚS DICE A QUIEN EL SEÑOR PONDRÁ AL FRENTE

Entonces el Señor se refiere a aquellas personas a las cuales se le ha otorgado la gracia y dones especiales, aquellos que les corresponde dirigir a los demás hacia un camino adecuado, con sus consejos y enseñanzas y las advertencias necesarias. Luego Jesús dice a quién “el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno”, este el alimento del alma y esta se alimenta con buen trigo. Es ración, porque cada uno de los que lo escuchan la palabra tiene una diferente capacidad y es oportuno porque todo beneficio que no se dispensa en su tiempo es infructuoso, por ejemplo el pan es apetitoso para el hambriento y no lo es para el que está harto.

5.    LES ASEGURO QUE LO HARÁ ADMINISTRADOR DE TODOS SUS BIENES.

Entonces Jesús dice; “¡Feliz aquél a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo!” Es bienaventurado aquel que cuando venga el Señor, lo encuentre trabajando de corazón, no de casualidad, porque Él quiere gente constante en su misión.

Luego agrega; “Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.” Este premio lo recibirá el que muestre su méritos tanto de oír bien como de enseñar bien, pero el que cumpla a la vez con fidelidad y prudencia ambas cosas, los colocará sobre todo lo que posee, es decir sobre todas las alegrías del reino de los cielos.

6.    LOS DEFECTOS DEL SERVIDOR MALO

Jesús también dice; Pero si este servidor piensa: "Mi señor tardará en llegar", El Observa que entre los defectos del servidor malo está el que cree que su señor tarda en volver; Muchas veces por no pensar en nuestra última hora cometemos muchas faltas y pecados, pero si pensáramos que el Señor está por venir y que nuestra vida ha de concluir pronto, pecaríamos menos o trataríamos de no caer en faltas.

En efecto también hay muchos que menospreciando el temor de Dios, no sólo se entregan a la lujuria, sino que también llenan de injurias a los que tienen a sus órdenes. Como el que “Se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas”. Se puede entenderse por maltratar a los siervos y criados el corromper los corazones de los débiles con el mal ejemplo, y dice que “Se pone a comer, a beber y a emborracharse” comer, beber y embriagarse, es decir ocuparse en los delitos y placeres mundanos que enloquecen al hombre.

7.    EL SEÑOR LLEGARÁ EL DÍA Y LA HORA MENOS PENSADA

Entonces Jesús dice: “El señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles.” El administrador desleal, incumplidor e infiel recibirá muy justamente el castigo de los infieles, porque careció de verdadera fe. Pero también nos dice; Al que se le dio mucho se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le reclamará mucho más". Lo que Dios nos entrega, no es un elemento decorativo, es un elemento de trabajo, esto es un medio para que ejerzamos mejor nuestro apostolado. Dios le ha dado a todos los hombres las gracias necesarias para salvarse, porque Él quiere que todos nos salvemos. Pero también el Señor nos distingue y nos da más, entonces no corresponde dar más, y nuestra forma de vida debe ser mejor.

Hay algo muy importante que Dios nos da a todos los hombres, esas son las gracias necesaria para salvarnos, no tengamos ninguna duda, Él quiere que nos salvemos todos y que todos lleguemos a conocer la verdad, y al decir todos, es sin ninguna distinción, pero quizás las gracias no sean para todos las mismas, si queremos saber porque, miremos cuanto amor le damos nosotros a Dios, cuanto nos dedicamos a Él, cuanto conversamos con El, cuanto le pedimos, es decir cuánto oramos. No olvidemos el Evangelio de Mateo 7, 7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

La paz del Señor sea en su alma

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

  XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO C

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

LA BIENAVENTURANZA QUE  PROCEDE DE LA FE, QUE  ES  UN  DON  ESPECIAL QUE  NOS  HACE   DIOS 

Serpentea en  esta  liturgia de  la  Palabra, de  una  manera más   o menos  explícita, el tema de las bienaventuranzas: Dichosos los criados  a quienes el amo  encuentre vigilantes cuando llegue (…..); Dichoso  ese criado  si, al llegar su  amo,  lo encuentra haciendo lo que  debe!.  Sabemos  bien  que,  según el mensaje bíblico, la bienaventuranza no  consiste en un  vago  consuelo dado  a quien  se encuentra en una  situación de sufrimiento. Hasta las bienaventuranzas que  inauguran el “magno sermón del monte”  (Mt  5,1-13)  son  más  bien  inyecciones de ánimo e invitación a la lucha, a ejemplo de Aquel  que  es el pobre  por  excelencia, el misericordioso por  antonomasia, el más  perseguido de todos.   Es,  ante  todo,  la bienaventuranza que  brota de la historia humana, cuando ésta  es considerada como visitada por  Dios,  es  decir,  enriquecida  por  la  presencia de  Aquel  que,  después  de  haber creado al hombre, no le abandona a su destino, sino  que le orienta por el camino de  la  salvación; de Aquel  que, después de haber elegido  a su pueblo, no  lo deja  a merced  de los  enemigos, sino  que  lo lleva  sano  y salvo  a la meta  feliz  de la tierra prometida.

Es, también, la bienaventuranza que  procede de la fe, que  es  un  don  especial que  nos  hace   Dios  a nosotros, peregrinos sobre  la tierra. Desde esta perspectiva, fue bienaventurado  Abrahán  porque  creyó   y  fue también bienaventurada Sara  por  haber aceptado la promesa del Señor. Ambos  fueron bienaventurados por haber sido atraídos totalmente a la órbita de Dios,  porque se encaminaron dócilmente por  el camino que  Dios  les  había indicado, porque  estaban radicalmente  convencidos de que Dios  también puede resucitar a los muertos.

Es,  por  último, la  bienaventuranza del  siervo  que  se da  cuenta de la maravilla que  supone  poder  conocer la voluntad de  su  Señor y se dispone con  gozosa libertad  a traducirla en  obras buenas y en  un  estilo  de vida digno  de  él. Esa  bienaventuranza encuentra la  siguiente motivación evangélica: A quien  se le dio  mucho se le podrá  exigir  mucho. Como  es  obvio,  este  dicho   de  Jesús, con  el que  se cierra la página evangélica que  hemos leído  hoy, pretende explicitar el dinamismo de  la  relación  que  discurre entre   Dios  y el hombre, cuando esta relación  está  marcada y es vivida  siguiendo la lógica  de la alianza, que  considera a Dios  como  primer acto  y a! hombre  como   invitado  a  un  dialogo  de  amor.  No  hay nada  más  exigente que  el amor cuando éste  se encarna en una  relación  de alianza.

ORACION (3)

 

ORACION

Eres  tú,  Señor,  la luz  que ilumina mi  camino. Con  excesiva  frecuencia me  encuentro solo  y perdido por  los caminos  de  este   mundo.  Con  excesiva frecuencia  me siento presa o víctima de oscuros asaltos que  obscurecen los ojos  de mi mente y de mi corazón. Inúndame,  Señor, con  la luz  de tu  Palabra.

Eres  tú, Señor,  el fundamento de la promesa en la que está  firmemente asentada mi  fe. Con  excesiva frecuencia  me  siento débil  e inestable frente a las promesas alternativas que  me  llegan  de todas  partes y cada  dos  por tres.   Con  excesiva frecuencia  me  siento  atraído y casi seducido por  promesas totalmente contrarias a la tuya. Lléname, Señor,  con  la fuerza de tu  promesa.

Eres  tú, Señor, el dador de todo bien. excesiva  frecuencia el mundo me  hace  probar bienes que  me  apartan   de  tu  mesa y me  distraen de  tus  propuestas.   Con excesiva frecuencia  me  veo  expuesto a las  seducciones de   alimentos  terrenos  que    satisfacen  mi   paladar pero   no  alimentan mi  vida.   Hazme  gustar,  Señor,   los bienes que  son  tuyos, pero  sobre todo  a ti, que  eres  mi único bien.

Eres tú, Señor, mi bienaventuranza, con excesiva frecuencia oigo  que,  en el mundo, son  proclamados bienaventurados  los  ricos,   los  poderosos,  los  vividores.  Con excesiva  frecuencia veo oprimidos y perseguidos a aquellos que  te  siguen por  el camino del  Evangelio. Hazme participar,  Señor,  de  esa  alegría   que  solo  puede derivar de la práctica de las bienaventuranzas  evangélicas.

SANTORAL (4)

 

SANTA CLARA 1193-1253

Santa Clara nació en Asís el 1194, trece años después que San Francisco. Era hija de la noble familia de los Offreduccio. Clara fue "un raro cisne que cruzó el pantano sin enlodarse, una hoja de acero templado bajo el aspecto de una exquisita dulzura". Se dejó conquistar por el Amor.

La virtud alegre es contagiosa, y Francisco la conquistó para Cristo. A los 18 años huye por la noche a la Porciúncula. Luego pasa a San Damián, donde vivirá hasta su muerte. Se le unen sus amigas, de sugestivos nombres: Pacífica, Benvenuta, Angelluccia, Inés. Su sobrina Amada va a participarle la fecha de su boda, y se queda con ella. Se le une su madre y su hermana. Y conquista a nobles y princesas, como la Beata Inés de Praga. "Blancas flores primaverales, que exhalaban una fragancia única".

Clara, ante todo, es el fruto de la gracia de Dios. No abandona una a los dieciocho años una familia adinerada, ni ofrece su cabellera a unas inhábiles tijeras aun cuando fueran manejadas por el Hermano Francisco ni se encierra para siempre tras los muros de una casa en ruinas... sólo por amor a la poesía y a una vida sencilla. Sin embargo, tal fue el caso de Clara Offreduccio en el domingo de Ramos del año 1211 ó 1212.

Sor Clara viviría en adelante a la sombra de Francisco. El amor a la pobreza le granjeó pronto unas compañeras, y se convirtió en la madre de las Damas Pobres para quienes redactó Francisco una “Fórmula de vida”. Después de la muerte del Santo, Clara tuvo que defender su ideal con obstinación para lograr del papa el “Privilegio de la pobreza”.

Sentía gran amor a la Pasión del Señor, a la Eucaristía, a la Virgen. "Clara fue una huella de la Madre de Dios. Cristo renovó en Francisco su vida y su pasión. María renovó en Clara su humildad y pureza".

Y pronto, en el convento de San Damián, surge la casa primera de una fundación: las Damas Pobres, las Clarisas; luz en el cuerpo y en el alma, en un ambiente íntimo de humildad y de pobreza.

No quiere dispensas en la observancia; porque "hay que desligarse de las culpas, pero no de imitar a nuestro Señor Jesucristo".

Así vivían, cuando pasa por Asís el ejército imperial de Federico II, en el que militan hasta 10.000 sarracenos, autores de grandes desmanes. Cuando aparecen ante el convento de San Damián, Clara les hace retirarse, presentándose ante ellos con la custodia eucarística y orando: "No entregues, Señor, a las bestias, las almas que te alaban. Guarda a tus siervas, que redimiste con tu preciosa sangre".

En la Pascua de 1253 cae enferma. La visita Inocencio IV, de paso por Asís. Escribe su Testamento: "Sed siempre enamoradas de Dios". Sus últimas palabras: "Gracias, Señor, por haberme creado". Era el 11 de agosto de 1253. Francisco la esperaría, como aquella noche en la Porciúncula, para ofrendarla al Amor.

Inocencio IV preside los funerales. Su sucesor Alejandro IV la canonizó. Pío XII la nombró Patrona de la Televisión, por haber "contemplado" una noche, enferma en su lecho, la Misa de la Porciúncula.

 

FUENTES DE LA PAGINA

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO NO OLVIDE DE INDICAR EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant ocds, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 19.000 correos.

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-