MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

799PX-~1

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

18 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.500 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Está permitido el re-envío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis

facebook

Páginas WEB:        www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.603

17-11-2016

Edición Nº

MD 4.702

LITURGIA DE LA HORAS

 

IV Domingo de Adviento Ciclo A

aad4La señal de Dios. Con ella cambió la historia

 El Señor mismo les dará un signo”. En la proximidad ya de la Navidad, la Iglesia quiere centrar más y más nuestra mirada y nuestro deseo en Cristo que viene. Con las palabras del profeta Isaías nos recuerda que Cristo es el signo que Dios nos ha dado. Esperamos signos de que el mundo cambia, de que las cosas mejoran. Pero Dios nos da un único signo: Cristo Salvador. Él es la respuesta a todos los interrogantes, la solución a todos los problemas. Cristo nos basta. Sólo hace falta que le acojamos sin condiciones. Si creemos firmemente en Él y le dejamos entrar en nuestra vida, Él hará lo demás, “Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados” (evangelio).

“La Virgen está encinta y da a luz a un hijo”. María está en el centro de la liturgia de este domingo. Cristo nos es dado a través de ella. Gracias a ella tenemos al Emmanuel, al “Dios con nosotros”.

Para darlo al mundo, primero lo ha recibido. La vida de la Virgen no es llamativa en actividades exteriores. Al contrario, su vida fue totalmente sencilla. Y, sin embargo, ella está en el centro de la historia. Con ella la historia ha cambiado de rumbo. Al recibir a Cristo y darlo al mundo, todo ha cambiado.

Nuestra vida está llamada a ser tan sencilla y a la vez tan grande como la de María. No hemos de discurrir grandes planes complicados. Basta que recibamos del todo a Cristo y nos entreguemos plenamente a Él. Entonces podremos dar a luz a Cristo para los demás y el mundo tendrá salvación. 

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cf. Is 45, 8

Envíen los cielos el rocío de lo alto, y las nubes derramen la justicia. Abrase la tierra y brote el Salvador.

ACTO PENITENCIAL

·      Tú eres nuestro Pastor. Señor, ten piedad.

·      Tú quieres levantarnos del pecado. Cristo, ten piedad.

·      Tú nos hiciste hijos de la luz. Señor, ten piedad.

No se dice Gloria

ORACIÓN COLECTA

Señor, derrama tu gracia en nuestros corazones, y ya que hemos conocido por el anuncio del Ángel la encarnación de tu Hijo Jesucristo, condúcenos por su Pasión y su Cruz, a la gloria de la resurrección. Él que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA Is 7, 10-14

“Miren: la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel, que significa Dios con nosotros”. El profeta convierte en signo profético el nacimiento de un niño para decir al rey Acaz que, a pesar de todo, Dios mantiene su promesa de proteger a la dinastía real y a todo el pueblo frente a las amenazas de los poderosos.

Lectura del libro de Isaías.

El Señor habló a Ajaz en estos términos: «Pide para ti un signo de parte del Señor, en lo profundo del Abismo, o arriba, en  las alturas.» Pero Ajaz respondió: «No lo pediré ni tentaré al Señor». Isaías dijo: «Escuchen, entonces, casa de David: ¿Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan también a mi Dios? Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emanuel».

Palabra de Dios.

SALMO Sal 23, 1-6

R. Va a entrar el Señor, el rey de la gloria.

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

SEGUNDA LECTURA Rom 1,1-7

Comentario: Pablo escribe a una comunidad que él no fundó y sobre la que no se atribuye derecho de paternidad, presentándose como “siervo de Cristo Jesús, llamado a ser Apóstol y elegido para anunciar la Buena Noticia”. Ésta es la nueva identidad que le dio el Señor en el camino de Damasco y que lo definirá para siempre.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que Él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne, y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los muertos. Por Él hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran también ustedes, que han sido llamados por Jesucristo. A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, lleguen la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

Palabra de Dios.

ALELUYA Mt 1, 23

Aleluya. La virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, Dios con nosotros. Aleluya.

EVANGELIO Mt 1, 18-24

Este relato del nacimiento de Jesús que presenta Mateo desarrolla con total claridad que la maternidad de María no es obra de José, sino del Espíritu Santo. De igual forma presenta a José como hombre justo, con un temor reverencial ante un misterio que intuía y que le desbordaba. El deseo de huir, es la constante en los relatos de vocación de los grandes personajes del Antiguo Testamento. Lo que Mateo quiere resaltar en el relato es “la vocación de José” al servicio del misterio de la salvación.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Éste fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: “La Virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emanuel”, que traducido significa: «Dios con nosotros». Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa.

Palabra del Señor.

Se dice el Credo

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención, pedimos: Con María te esperamos. ¡Ven, Señor Jesús!

·      Por la Iglesia: para que pueda dar a luz a Jesucristo en los países donde los cristianos son perseguidos. Oremos.

·      Por nuestro país: para que se incremente la justicia social y la solidaridad. Oremos.

·      Por los que en las próximas fiestas se encuentren ausentes de sus hogares: los internados en los hospitales, las cárceles, los geriátricos; los emigrantes; los que trabajan. Oremos

·      Por nuestra Iglesia diocesana y parroquial: para que cuente con los recursos económicos necesarios para hacer presente a Jesús en nuestro medio. Oremos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Padre, que el mismo Espíritu que fecundó con su poder el seno de María, la Virgen Madre, santifique estos dones que hemos depositado sobre tu altar. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO DE ADVIENTO

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Is 7, 14

La Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emanuel.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Después de recibir el anticipo de nuestra redención eterna, te rogamos, Dios todopoderoso, que cuanto más se acerca el alegre día de la salvación, tanto más se acreciente nuestro fervor para celebrar dignamente el misterio del nacimiento de tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos.

REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa”

Mt 1, 18-24

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.    JESÚS COMO HIJO DE MARIA, ES EL CRISTO, EL MESÍAS, PROFETIZADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

El relato del Evangelio de hoy, es parte de capítulo 1, comienzo del Evangelio de San Mateo. Con su Evangelio, Mateo busca como finalidad demostrar el origen humano de Jesucristo y luego a través todo el Evangelio, probará con las profecías y milagros realizados por Jesús, su naturaleza divina, pero era preciso previo demostrar también su parentesco con los hombres a los que vino salvar. Así también, el interés de San Mateo, al presentarnos a Jesús como hijo de María, es el Cristo, el Mesías, profetizado en el Antiguo Testamento, venido al mundo para librar a los hombres de los pecados, es así como él dice “Jesucristo, hijo de David”, que es una expresión para denominar al Mesías

2.    LA GENERACIÓN VIRGINAL DE JESÚS Y EL PAPEL DE PADRE ADOPTIVO QUE LE COMPETE A JOSÉ

Cuando al final del versículo (Mt, 1-16) dice “padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo”, nos demuestra la generación virginal de Jesús y el papel de padre adoptivo que le compete a José, ya que dé él se desprende que es el esposo de María y que no tiene parte alguna en la concepción de Jesús, sí que tiene una responsabilidad legal y jurídica sobre el hijo de su esposa.

Se debe destacar, a fin de entender de mejor forma este fragmento del evangelio, que la celebración del matrimonio entre los Judíos se hace en dos etapas, o dos actos esponsales o desposorios, estos suponen de antemano un compromiso real, de tal forma que al prometido desde ese momento ya lo llamaban esposo y no era factible quedar libre de este compromiso si no era por repudio. Es así como este versículo es bien claro al entendimiento: “María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente”. Y es claro el versículo, porque nos aclara que estando comprometida o desposada, María madre de Cristo, antes de que conviviese con José, se halló encinta por obra del Espíritu Santo. Luego, José, su esposo, siendo justo, es decir razonable, y no queriendo denunciarla (o revelarlo), resolvió separarse secretamente de María. Tal vez, José, vio en ella una mujer amadísima por Dios y quiso protegerla de esta manera.”

3.    José, su esposo, que era un hombre justo

Es así, como decimos que San José es un hombre Justo, porque él está convencido de la virtud de María, aunque al principio se turbo porque no conocía el misterio de la Encarnación. Entonces entre el convencimiento de la santidad de María, José se encuentra frente a un misterio que no le es fácil de comprender, y en un momento decide dejar a María. Nos queda claro entonces, que José no conocía el misterio obrado en María, pero Ella si lo conocía, y dejo que Dios mismo saliera en defensa de su virtud y de esta forma luego sucedió. La fiel María no le dice a José lo ocurrido en ella, no interfiere en los planes de Dios para con José y así espera que Dios envíe un ángel para revelarle su designio sobre ella, y sobre él.

También se dice que es Justo, porque fue un hombre razonable, sensato, prudente y confiado con la justicia de Dios, y esta es la santidad, el confió en Dios. Como dice el canto el Salmo 34, 9, “Dichoso el hombre que se refugia en el Señor”, y el canto del Salmo 84, 13, “Señor del universo, feliz el hombre que confía en Ti”

El matrimonio de José con María, tenía una misión importante, ser padre del hijo de María, por eso decimos también que José es un "justo" elegido por Dios para esta misión. Sin embargo José, en silencio sufre las dudas, pero aguarda la intervención de Dios, sabiendo que el embarazo de María se debe a la acción del Espíritu Santo, José decide "apartarse ante el misterio". José, comprendiendo que Dios está actuando, decide no interferir en el designio de Dios con María. Por ello decide apartarse de María en secreto. Esa es la actitud justa que admiramos en José, pero es justo no ante la ley de su pueblo, es ante Dios, aceptando totalmente su voluntad, y lo demuestra al alejarse de María en silencio, en secreto. El no revela el misterio de la concepción virginal del Hijo de Dios en María.

4.    EL SECRETO DE JOSÉ, LO GUARDA EN SU CORAZÓN

El secreto de José, lo guarda en su corazón, es algo maravilloso, es algo precioso, no se pregunta en ningún caso si María es culpable de algo. Pero, ¿porque tiene dudas? o mejor dicho, ¿De qué son las dudas? Cualquier persona se sentiría como José en su lugar, en efecto, el necesita saber cómo actuar frente a este misión, su esposa esta en cinta por obra del Espíritu Santo, su María espera el Hijo de Dios. En el secreto ve la salida José, y esto es separarse de ella secretamente, es porque él se da cuenta que Dios puso la mano en su esposa, y José tiene un profundo respeto por la santidad de María.

Tal vez José, hombre sensible y humilde, se consideraba indigno estar junto a María, cuya maravillosa y superior dignidad admiraba, y quizás temió ante la profundidad del misterio, y quiso no dejarla, sino que retirarse calladamente por respeto a María y a Dios. Sin embargo, José, con ese gran respeto hacia María, en quien el Espíritu Santo ha obrado grandes cosas, deja todo en las manos de Dios. Así fue que en el momento decisivo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa”. Recordemos que José, es un hombre sencillo, y como es lógico siente temor ante la presencia y acción de Dios en María, es por eso que el ángel le dice: “porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús”. Luego el ángel, le revela a José lo que todo hombre de su pueblo hubiera querido saber; “porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”. 

5.    ESPOSO DE MARÍA Y COMO PADRE LEGAL DE JESÚS.

José sin ser el padre carnal del hijo de María, recibe la misión de hacer de padre a Jesús. Y a partir de esa vista del Ángel, acogiendo la voluntad de Dios, actúa como esposo de María y como padre legal de Jesús.

En José, encontramos un hombre natural, obediente y de gran respeto. Este humilde servidor, supo acoger en secreto este misterio de la acción de Dios en María y él hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, recibir a su esposa, respetarla, cuidarla, acompañarla siempre, participar del nacimiento del Hijo, a quien “puso por nombre Jesús". Todo este evangelio, es una bella imagen de la misión de San José, así se ennoblece la vida del buen esposo de la santa casa de Nazaret ofreciendo amparo y sustento a sus dos amores: Jesús y María.

El Secreto de José, un acto de amor a Dios.

El Señor nos Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

IV Domingo del Tiempo de Adviento Ciclo A

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

JOSÉ, FIGURA DEL CREYENTE

Las lecturas ofrecen hoy a nuestra consideración a dos personajes cuya reacción ante la promesa de Dios es diametralmente opuesta: el rey Acaz, imagen del incrédulo, y José, figura del creyente. La fe de José esboza algunos rasgos de nuestra fe. De hecho él, portador del nombre de uno de los padres de Israel, revive la fe de los patriarcas. Como Abrahán, padre en la fe, José está dispuesto a seguir el camino confiado del proyecto de Dios.

Es el hombre «justo», es decir, el que cree las promesas de Dios incluso cuando éstas resultan extrañas e improbables y, de cualquier modo, incómodas: su vida se ve convulsionada por el nacimiento de aquel cuyo nombre significa salvación. Ser salvados no significa, por lo tanto, caminar por un sendero llano; exige de cada uno de nosotros la disponibilidad a dejarse modificar en pensamientos, proyectos, opciones. El justo en la Biblia es aquel que permanece firmemente anclado en Dios, a pesar de los pesares, aunque tenga que quedarse solo.

Además José es el hombre obediente, dispuesto a renunciar a María y luego a acogerla en casa si ésta es la voluntad de Dios. A María, su prometida, en cierto sentido se la «quitan» para volvérsela a «dar» de modo más sublime, y él la recibe como don de Dios. La encuentra distinta de cómo pensaba y la acoge bajo una luz nueva porque Dios se la da, y la quiere con amor delicado, respetuoso, silencioso y desinteresado. Lo dicho vale análogamente para la relación con Jesús: José es desapropiado del hijo -porque aquel niño no es hijo de sus entrañas-, pero a la vez no es un padre «disminuido», desde el momento en que será él quien impondrá el nombre a Jesús. El justo José experimenta así lo que es el sentido de cualquier hijo, una realidad que no pertenece a sus progenitores y que, precisamente por eso, se acoge con gozo como promesa abierta a la esperanza.

La fe aparece, pues, como la condición en la que descubrimos con nueva luz el sentido de las cosas y de las relaciones más preciosas que vivimos

ORACION (3)

 

«Pide un signo»: en nuestro camino, Señor, has diseminado múltiples signos de tu presencia, pero nosotros no podemos damos cuenta de su poder sino en el momento en que de veras nos comprometemos contigo.

Danos la gracia de abrimos a ti y de acogerlos.

Tu Palabra con frecuencia se reduce para nosotros a una serie de pobres signos, trazados sobre el papel, hasta que nos decidimos a hacerla nuestra, a meditarla y a asumirla como alimento de nuestro espíritu. La Eucaristía nos parece un simple trozo de pan si no nos acercamos con fe y no lo acogemos como alimento de vida que engendra en nosotros el amor. Nuestros hermanos con frecuencia no tienen nada de excepcional, hasta que no los miramos bajo el prisma de tu amor que hace de todos nosotros tu cuerpo, una Iglesia en la que aprendemos a conocerte y a amarte.

No permitas, Señor, que pasen desapercibidos estos signos preciosos de tu presencia. Eres tú mismo quien nos los da, no dejes que los rechacemos, como Acaz, por temor a comprometemos en la vida de fe. Al contrario, refuerza y guarda en nosotros la fe obediente del justo José.

SANTORAL

 

SAN WINEBALDO 761

Hermano de santa Walburga (a la que conocimos el 25 de febrero) y del obispo san Wilebaldo, su casi homónimo, así como pariente del gran misionero san Bonifacio, es uno más de este formidable grupo de anglosajones que en la primera mitad del siglo Vlll sienten que las islas les quedan estrechas y van a evangelizar el continente.

El corazón del continente, esa Germania semibárbara donde introducen el Evangelio y la cultura; no había transcurrido mucho tiempo desde que fueron ellos los cristianizados y civilizados, cien años antes Roma mandó a san Agustín de Canterbory a Inglaterra, y ahora eran los anglosajones los que misionaban al otro lado del canal de la Mancha.

San Winebaldo, hijo de un príncipe de Wessex, fue en peregrinación a Roma, allí se hizo monje, en el 728 se trasladó a la Germania con san Bonifacio, predicó el cristianismo en la Turingia, y más tarde le encontramos como abad de Heidenheim, la fundación de su hermana (Walburga iba a ser abadesa de la comunidad femenina), a la que convirtió en un importante centro para la formación del clero.

De él no se sabe mucho más, es uno de esos hombres que en los siglos oscuros reúnen en un solo afán la cultura y la fe, que tienen el corazón en Roma (es curioso que los santos ingleses hayan sido siempre tan fervorosamente romanos, como temiendo la tentación de un peligroso particularismo) y la actividad en todas partes, sin más patria que el mensaje al que entregan su vida.

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 21.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-