Misa Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

18 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.500 suscriptores.

Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Está permitido el re-envío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Para ver la Misa celebrada en la Parroquia María Virgen Madre de Madrid España, por los Franciscanos de María, Pinchar este link; MISA DIARIA POR VIDEO o en este linkhttp://www.magnificat.tv/es/taxonomy/term/1

Suscriptores: 23.549

Santiago de Chile 21-08-2016

Edición Nº 4.676

Ciclo C

Semana XXI

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

Domingo XXI del Tiempo Ordinario Ciclo C

 

 

“EN TU MANO ESTÁ ACOGER LA SALVACIÓN ENTRANDO POR EL CAMINO MARCADO POR DIOS”.

Jesús no suele responder a las preguntas malintencionadas ni a las realizadas por simple curiosidad. Tampoco a las mal formuladas, como en este caso; o mejor dicho, responde rectificando. Jesús no quiere decir si serán pocos o muchos los que se salven, porque es una curiosidad inútil o una búsqueda de seguridad y tranquilidad o una excusa en la responsabilidad personal. Responde invitando a entrar por la puerta estrecha. Es como decir: “Puedes salvarte o condenarte; en tu mano está acoger la salvación entrando por el camino marcado por Dios”.

"No sé de dónde son ustedes". Las palabras siguientes acentúan la llamada a la conversión y a la responsabilidad. Los judíos se creían posesores seguros de la salvación porque tenían la Ley de Dios y su revelación. Pero Jesús insiste en que el Reino de Dios no hay privilegios. Sólo la obediencia a Dios y a su palabra nos abre a la salvación. Jesús sólo reconoce y acepta a los que han aceptado ser suyos.

“Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos”. Ciertamente las apariencias engañan. Pero a Dios, que “escruta los corazones” (Hech 1,24), no es posible engañarle. Por eso, la única respuesta correcta a la pregunta inicial es: “Vive en la verdad, de cara a Dios, procurando agradarle en todo... Lo demás se te dará por añadidura”.

Para ver la Reflexión completa de las 3 lecturas y el salmo de la Liturgia de este domingo pinchar este link: (Enlace): PALABRA DE DIOS

 

papa francisco1

Oremos por el Papa Francisco

 

I.-RITOS INICIALES

ANTÍFONA DE ENTRADA S al 85,1.3

Inclina tu oído, Señor, respóndeme; salva a tu servidor que en ti confía. Ten piedad de mí, Señor, que te invoco todo el día.

ACTO PENITENCIAL

·         Tú quieres que todos se salven. Señor, ten piedad.

·         Tú nos abres la puerta de tu misericordia. Cristo, ten piedad.

·         Tú nos invitas al banquete del Reino. Señor, ten piedad.

SE DICE GLORIA

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que unes a tus fieles en una sola voluntad; concédenos amar lo que mandas y esperar lo que prometes, para que, en la inestabilidad del mundo presente, nuestros corazones estén firmes donde se encuentra la alegría verdadera. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

II. LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA Is 66, 18-21

Comentario: Este relato al final del libro de Isaías, abre las puertas de la esperanza para otros pueblos, considerados paganos que no conocen el nombre del Señor, se conviertan a él y sean también enviados a anunciar los cielos nuevos y la tierra nueva.

Lectura del libro de Isaías.

Así habla el Señor: Yo mismo vendré a reunir a todas las naciones y a todas las lenguas, y ellas vendrán y verán mi gloria. Yo les, daré una señal, y a algunos de sus sobrevivientes los enviaré a las naciones extranjeras, a las costas lejanas que no han oído hablar de mí ni han visto mi gloria. Y ellos anunciarán mi gloria a las naciones. Ellos traerán a todos los hermanos de ustedes, como una ofrenda al Señor, hasta mi Montaña santa de Jerusalén. Los traerán en caballos, carros y literas, a lomo de mulas y en dromedarios –dice el Señor – como los israelitas llevan la ofrenda a la Casa del Señor en un recipiente puro. Y también de entre ellos tomaré sacerdotes y levitas, dice el Señor.

Palabra de Dios.

SALMO S al 116, 1-2

R. Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio.

¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos! R.

Es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. R.

SEGUNDA LECTURA Heb 12, 5-7. 11-13

Comentario: El autor de la carta presenta en este relato un tipo de corrección, similar a la paterna, severa y afectuosa al mismo tiempo. Dios educa a los que ama, como lo hizo con su pueblo en el desierto con toda clase de pruebas hasta que lo reconoció como su Señor guardando sus preceptos y siguiendo sus caminos.

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: Ustedes se han olvidado de la exhortación que Dios les dirige como a hijos suyos: Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, y cuando te reprenda, no te desalientes. Porque el Señor corrige al que ama y castiga a todo aquél que recibe por hijo. Si ustedes tienen que sufrir es para su corrección; porque Dios los trata como a hijos, y ¿hay algún hijo que no sea corregido por su padre? Es verdad que toda corrección, en el momento de recibirla, es motivo de tristeza y no de alegría; pero más tarde, produce frutos de paz y de justicia en los que han sido adiestrados por ella. Por eso, «que recobren su vigor las manos que desfallecen y las rodillas que flaquean. Y ustedes, avancen por un camino llano», para que el rengo no caiga, sino que se sane.

Palabra de Dios.

ALELUYA Jn 14, 6

Aleluya. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí”, dice el Señor. Aleluya.

EVANGELIO Lc 13, 22-30

Comentario Entrar por la puerta estrecha está ligado al esfuerzo, según las propias capacidades, por la propia salvación. Y así como algunos ya son parte del banquete fraterno del que se han hecho partícipes, otros quieren entrar pero no pueden por ser extraños para el Señor. Trabajar por la propia salvación es un deber y un compromiso de cada día.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. Una persona le preguntó: «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?» Él respondió: «Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: "Señor, ábrenos". Y él les responderá: "No sé de dónde son ustedes". Entonces comenzarán a decir: "Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras plazas". Pero él les dirá: "No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!" Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos».

Palabra del Señor.

SE DICE EL CREDO

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención pedimos: Ayúdanos, Señor, a no desfallecer.

·         Para que la Iglesia pueda realizar con libertad su misión de evangelizar a todos los pueblos. Oremos.

·         Para que todas las naciones de la tierra crean firmemente en el único Dios y se traten fraternalmente. Oremos.

·         Para que todos los que viven al margen de la Iglesia no sufran escándalo por nuestros pecados e incoherencia. Oremos.

·         Para que nosotros —invitados permanentes a la mesa d Señor— nos esforcemos en entrar por la puerta estrecha del seguimiento de Cristo. Oremos.

III.- LITURGIA EUCARÍSTICA

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor, que en el sacrificio único de Cristo, te has adquirido un pueblo de hijos, sé bondadoso con nosotros y concede a tu Iglesia los dones de la unidad y de la paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO DOMINICAL DURANTE EL AÑO

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Cfr. Sal 103

Señor, la tierra se sacia con el fruto de tus obras: el pan que sale de la tierra y el vino que alegra el corazón del hombre.

O bien: Cfr. Jn 6, 54

Dice el Señor: el que come mi carne y bebe mi sangre, tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Padre nuestro, realiza plenamente en nosotros la obra de tu misericordia, y concédenos tu gracia para que podamos agradarte en todo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

IV.- RITO DE CONCLUSIÓN

Bendición

Canto final

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Traten de entrar por la puerta estrecha”

Lc 13,22-30

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.     "TRATEN DE ENTRAR POR LA PUERTA ESTRECHA”

Lucas nos muestra dos grandes imágenes, estas deben interpretarse a la luz del argumento que las encierra. La primera es la imagen de la “puerta estrecha”, esa a la si queremos entrar, tenemos que esforzarnos en pasar. La segunda imagen de la peregrinación que viene desde todas las partes de la tierra, Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, hacia aquella ciudad bendita en la que tiene lugar el banquete del Reino de Dios.

Nos relata el Evangelio, que Jesús enseña en todas partes, pequeñas poblaciones, aldeas, pueblo, ciudades, sanando enfermos. Pero donde más hay enfermos es en Jerusalén. Es así, como cuando se dirige hacia allí, una persona le preguntó: "Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?". Él respondió: "Traten de entrar por la puerta estrecha”. 

La persona que hace la pregunta, quiere saber cuántos se salvan, eso es algo que le compete solo a Dios. Está claro que Dios nos da a todos los hombres las gracias suficientes para salvarnos. Lo que interesa no es cuantos, sino como salvarnos y que condiciones debemos cumplir.

2.     EL CAMINO QUE LLEVA A LA SALVACIÓN, NO ES NADA DE FÁCIL

Jesús no responde directamente a la pregunta de si son pocos los que se salvan, no obstante nos invita trabajar con compromiso y perseverancia para que no encontremos la puerta cerrada, con lo que acentúa el carácter dramático de un desenlace que podría revelarse absolutamente negativo.

El camino que lleva a la salvación, no es nada de fácil. El camino de la vida es ancho en errores, el camino de la rectitud es estrecho. “La puerta estrecha” significa el trabajo y la paciencia de los santos. También significa que tenemos que hacer mucho esfuerzo, y que no tenemos que ser cómodos, en otras palabras, debemos luchar contra las tentaciones con paciencia inquebrantable.

3.     EL CAMINO DEL EVANGELIO ES UNA COSA MUY SERIA

Es así como Jesús afirma una vez más con claridad que seguirle por el camino del Evangelio es una cosa muy seria, algo que requiere una opción fundamental y, sobre todo, un esfuerzo continuado. Traten de entrar, es también esfuércense por entrar, es en modo imperativo y expresa la idea de trabajar fervientemente, ahora mismo, con prontitud, con urgencia, en otras palabras, no podemos perder ni un segundo de tiempo.

Y si bien es verdad que el camino de la salvación es estrecho en la entrada, también es cierto que por él se llega a la mayor de todas las puertas, las del Reino de los Cielos. Entonces, ¿Qué puede importar si son muchos o pocos los que se salvan? Lo que es necesario saber, es el modo por el cual podemos salvarnos cada uno de nosotros y no olvidarnos de compartir las enseñanzas del Evangelio, para que muchos puedan optar por el camino de salvación.

4.     PORQUE LES ASEGURO QUE MUCHOS QUERRÁN ENTRAR Y NO LO CONSEGUIRÁN.

Jesús nos dice; “Porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán.” “Pero ¡qué angosta es la puerta y qué escabroso el camino que conduce a la salvación! y qué pocos son los que lo encuentran (Mateo 7,14). Esto es, que mucho creemos que vamos por el camino correcto para salvarnos, especialmente si el camino se nos da fácil, pero cuando el camino se nos pone difícil, debemos esforzarnos mucho y luchar por conseguir nuestro propósito de llegar. Esta lucha es contra todas las malas inclinaciones que nos pueden apartar del camino que nos conduce hasta Dios. En efecto, el alma vacila siempre. Si reflexionamos en la eternidad nos decidimos por la virtud, pero cuando miramos el presente preferimos los placeres de la vida.

5.     HAY ALGUNOS QUE SON LOS ÚLTIMOS Y SERÁN LOS PRIMEROS, Y HAY OTROS QUE SON LOS PRIMEROS Y SERÁN LOS ÚLTIMOS

La escena final, tan bien esbozada por este relato evangélico, nos pone ante una gran peregrinación en la que pueden participar todos los que, aunque no tengan vínculos de sangre con Abrahán, han heredado el don de la fe.

Dios mismo no hace acepción de personas: “Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: “Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en cualquier nación el que le teme y practica la justicia le es grato.” (Hech 10,34). Ni siquiera tiene importancia el conocimiento personal del Jesús terreno; lo único que vale es seguirle con todo el esfuerzo, con plena libertad y con una disponibilidad total

Es así como Jesús nos dice; “Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos".

Dios nos da la gracia y nos exige caminos de rectitud. Para llegar al Cielo, primero hay que ganarse ese derecho. Para entrar al Cielo, es necesario tener un corazón dispuesto a entrar. Allí en el Cielo no hay lugares reservados, pero si lugares privilegiados. Tienen privilegios para entrar, los pobres, los sencillos y los humildes de corazón.

6.     AL REINO DE LOS CIELOS SE LLEGA SEGÚN SEA NUESTRA VOLUNTAD Y DISPOSICIÓN.

En efecto, no porque seamos muy cultos, ricos, o muy influyentes, podemos considerar que tenemos la puerta abierta. El haber recibido la gracia de la fe o la vocación al apostolado, no nos da seguridad de salvación. En efecto, no basta haber sido llamado a la fe, o haber recibido una vocación especial, para tener seguridad de llegar al cielo. Muchos han sido favorecido y a mitad de camino se quedan atrás y muchos han sido pecadores que al convertirse se adelantan a los favorecidos.

Vivamos en santidad, que esta sea propia de nuestra condición y lugar que ocupemos, recordando que ningún puesto de honor o autoridad que ocupemos en la tierra, no acreditará para ocupar los primeros puestos en el Reino de Dios. Eso está en las manos Dios y si no tenemos ningún lugar destacado o ningún puesto de renombre aquí en la tierra, eso no es condición para ser privilegiado por Dios.

El Señor nos Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

XXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO C

Link a mi página web: LA ENTRADA ES ESTRECHA (ANGOSTA) Sobre la necesidad de entrar por la senda angosta que conduce a la vida, comentario al Capítulo 7, 1-4 Subida del Monte Carmelo de San Juan de la Cruz

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EL AMOR DE DIOS ES UN AMOR EXIGENTE: ¡ES UN AMOR DE DIOS!

Esta liturgia de la Palabra nos pone ante dos grandes verdades, ambas relacionadas con Dios y su proyecto de salvación. Debemos detener nuestra atención sobre ellas, a fin de hacer crecer en nosotros la conciencia del gran don y del gran compromiso que van unidos a nuestra fe.

El amor de Dios es un amor exigente: ¡es un amor de Dios! Ahora bien, es evidente que tal exigencia está dictada sólo por el amor. No puede ser signo de una voluntad despótica ni, mucho menos, indicio de una autoridad que no deja espacio a la libertad de los otros. También nosotros conocemos las exigencias del amor, unas exigencias que no son menos fuertes que las exigencias de la autoridad. No por ello nos producirá cansancio considerar las exigencias de Dios como signo manifestador de su amor absoluto e incondicionado, preveniente e indulgente. El amor de Dios es un amor universal: no puede ser constreñido dentro de categorías o límites humanos, sino que quiere moverse libremente sobre todos los tiempos y en todos los lugares, a fin de alcanzar a toda la humanidad. A diferencia del nuestro, el amor de Dios no disminuye cuando es participado; es más, cuando se comunica se realiza en plenitud.

Para el creyente, Dios está en el vértice de toda atención y de todo proyecto. Todo lo que constituye la red y el trenzado de nuestras relaciones adquiere significado y valor sólo si, de algún modo, deriva de nuestra relación con Dios y conduce a él. Esta verdad constituye algo así como una fuerza vital que es capaz de regenerar y de motivar todas nuestras decisiones. Para el creyente, Dios está en el centro de todo su pensamiento y de todos sus proyectos; en caso contrario, ya no se podría hablar de fe. Tener a Dios en el centro de nuestra propia vida significa, en concreto, no olvidarle nunca y, sobre todo, no sustituirle nunca con cualquier tipo de ídolos.

ORACION (3)

 

¡Es fuerte, oh Señor, tu amor por nosotros!

Haznos sentir, oh Señor, la fuerza de este amor tuyo, capaz no sólo de trasladar los montes, sino hasta de enternecer nuestros corazones.

Haznos comprender, oh Señor, la grandeza de este amor tuyo, capaz de abrazar no sólo a tus fieles, sino a todos los habitantes de la tierra.

Haznos intuir, oh Señor, la profundidad de este amor tuyo, que esconde misterios abismales y también nos revela verdades consoladoras.

Haznos ver, oh Señor, los signos de este amor tuyo, con los que quieres iluminar nuestras mentes, revigorizar nuestra voluntad y orientar nuestros pasos.

Haznos experimentar, oh Señor, la dulzura de este amor tuyo, un amor capaz de disipar las excesivas amarguras de nuestra vida y de hacernos saborear esa alegría que no acabará nunca.

SANTORAL

 

SAN PIO X 1835-1914

La vida de San Pío X parece tomada de la Leyenda áurea. Desde el pueblecillo de Riese, junto a los Alpes que se veían desde la ventana de su casa natal, hasta el obispado de Mantua (1884), el palacio patriarcal de Venecia (1893) y el Vaticano (1903), da la impresión de que José Sarto hubiera seguido siempre un camino sin asperezas, como aquel que, siendo escolar hacía al dirigirse a Castelfranco, con sus zapatos colgados a la espalda. Y, sin embargo, esta vida estuvo gravada con una cruz cada vez más pesada: la de los cargos eclesiásticos y los honores que ellos suponían. José Sarto era a la vez humilde y fuerte. Humilde de corazón, hubiera preferido seguir toda su vida como párroco de Salzano o como director espiritual del seminario de Treviso; mas, fuerte con la fortaleza de Dios, aceptó el episcopado y más tarde la Cátedra de Pedro «como una cruz», según sus propios términos. Semejante aceptación constituye el acto de amor más elevado llevado a cabo por Pío X en el camino de la santidad. De la cruz que dejó que se adentrara en su vida procederá el vigor con que defenderá el depósito revelado y la independencia de la Iglesia, el fervor en su trabajo por «instaurar todas las cosas en Cristo» y por hacer que el pueblo participara en la liturgia, «fuente primera e indispensable del auténtico espíritu cristiano», cantando y participando con frecuencia del cuerpo de Cristo, y la dulzura para con los humildes que caracterizará su actuación pastoral.

De origen humilde, su padre Juan bautista, sencillo alguacil de Riese (Treviso, Italia) y Margarita Sansón, ama de casa. El Señor bendijo aquel hogar con diez hijos, de los cuales ocho llegaron a ser mayores. A nuestro protagonista se le impuso en el bautismo el nombre de José. Llamó la atención desde niño por su inteligencia, bondad y amor a todo lo que se refería a cosas del Señor. Quedó huérfano de padre muy niño. La mamá Margarita suplirá muy bien aquella carencia y sabrá plasmar en el corazón de Beppi toda la gama de virtudes cristianas que el día de mañana darán su fruto bien sazonado. Al ser canonizado en 1954, el Papa Pío XII decía de él: "Pío Papa X, pobre y rico, suave y humilde, de corazón fuerte, luchador por los derechos de la Iglesia, esforzado en el empeño de restaurar en Cristo todas las cosas". Buen resumen de su preciosa y larga vida.

D. Tito Fusarini era el párroco de Riese. Pronto caló en el alma grande del pequeño Beppi como todos le llamaban cariñosamente. Viendo que ésta era su vocación le envió al Seminario y ayudó a pagar su carrera sacerdotal. En el archivo del seminario de Padua se conservan las notas de aquellos años y dicen de él: "Discípulo irreprochable. Inteligencia superior. Memoria excelente. Ofrece toda esperanza". No se equivocaron. Era todo un presagio...

Subió todos los escalones hasta llegar al sacerdocio. Este don le llegó el 18 de septiembre de 1858.

La Divina Providencia guió los pasos de D. Beppi de un modo maravilloso. Estaban marcados de nueve en nueve sus destinos: como coadjutor, como arcipreste, como canónigo, como obispo, como cardenal... Cuando llegaba el noveno aniversario ya sabía él que debía... cambiar de cargo. Siempre ascenso. Sólo como Papa fue dos años más.

Al morir el Papa León XIII en el aula de Consistorio alguien votó al Cardenal Sarto de Venecia. Y él: "Estos Padres me toman el pelo". Un cardenal francés le pregunta si sabe o no su idioma. Al contestarle que no, le dice: "Pues no es papable". Y Sarto: "Demos gracias a Dios". Pero a la séptima votación fue elegido. Se resistía, más al ver que era la voluntad de Dios manifestada por los votos de los Cardenales, aceptó. Fue un gran Papa: El Papa de la Eucaristía, el Papa de los niños, el Papa de la Virgen, el Papa de los pobres. Aceptó el Papado "como una cruz" y de veras que lo fue para él.

Fomentó la lectura de las Escrituras. De hecho, animaba a la lectura diaria de la Biblia como parte de su lema: «Renovad todas las cosas en Cristo.» Para promover una lectura más regular de las Escrituras, puso en marcha una comisión que revisase y corrigiese el texto oficial de la Biblia utilizado por la Iglesia, además de establecer el Instituto Bíblico de estudio de las Escrituras.

Hacerse al hábito de leer obras espirituales elevadoras como la Biblia, requiere preparación, disciplina y regularidad. En primer lugar, hemos de preparar nuestras mentes y nuestros corazones. En segundo lugar, hemos de ser disciplinados. Lo más fácil es que pasemos de todo tipo de ejercicios, y la lectura espiritual es decididamente un ejercicio mental.

Hacerse al hábito de leer obras espirituales elevadoras como la Biblia, requiere preparación, disciplina y Poco antes de morir estalló la primera guerra mundial, a pesar de que trabajó cuanto pudo para evitarla.

Nací pobre y quiero morir pobre". Era el 20 de agosto de 1914 cuando volaba al cielo, llorado por toda la cristiandad.

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 21.000 correos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-