Misa Diaria, Ciclo C

MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

21 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.600 suscriptores de 56 países distintos. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico:

caminandoconjesus@vtr.net

Este subsidio está publicado todos los días en la página WEB en este link: MISA DIARIA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis  

facebook

WEB:        www.caminando-con-jesus.org           www.caminando-con-maria.org             www.santateresadelosandes.cl

Suscriptores: 23.679

Fecha: 21-08-2019

Edición Nº MD 7.650

 

papa francisco1

Oremos por el Papa Francisco

San Pío X, papa

José Melchor nace en Riese (Italia) el año 1835, de familia humilde. Recibe la comunión a los 11 años, y muy pronto se siente llamado al sacerdocio. Su párroco le consigue una beca para estudiar en el seminario de Padua. Se destaca por su aplicación y conducta. En 1858 recibe la ordenación sacerdotal. Luego cubre diversos cargos, curiosamente todos ellos de 9 años de duración: vice párroco en Tómbolo, párroco en Salzano, canónigo en Treviso y director espiritual del seminario, obispo de Mantua, patriarca de Venecia y cardenal, hasta que en el 1903 es elegido papa, sucesor de León XIII, con el nombre de Pío X. Es uno de los grandes papas. Su lema es: “Restaurar todo en Cristo a fin de que Cristo sea todo y esté en todo”. Se le llama el Papa de la Eucaristía, por su recomendación de comulgar con frecuencia e incluso a diario. Adelanta la edad de la primera comunión de 12 a los 7 años. Promociona la catequesis y escribe el luego llamado Catecismo de Pío X. Corren tiempos difíciles para la Iglesia; pero él sentencia: “No podemos temblar por el futuro de la Iglesia. Su fuerza es divina.., y contamos con la experiencia de siglos”. Pasa al banquete eterno el 20 de agosto de 1914, llevando la triple corona de la pobreza, la humildad y la bondad.

ANTÍFONA DE EN TRADA Cfr. Eclo 50

El Señor lo eligió como sumo sacerdote, y abriendo sus tesoros, lo colmó de bienes.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que para defender la fe católica e instaurar todas las cosas en Cristo, colmaste de sabiduría divina y de fortaleza apostólica al papa san Pío X; concédenos que, siguiendo sus enseñanzas y ejemplos, alcancemos la recompensa eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Jc 9, 6-15

COMENTARIO: El pueblo se olvida con facilidad de los compromisos de la Alianza para correr tras dioses ajenos, hechura de manos humanas, manejables a su antojo. La misma conducta observaba con los profetas: la masa sigue igual al que grita por los derechos mientras maldice a quien habla de obligaciones. Para aceptar el reinado de gentes tan ingobernables como los habitantes de Siquem era necesario verdaderamente ser un personaje ambicioso, que tiene el egoísmo por motivación de sus decisiones. En esa línea va la enseñanza de esta fábula. Si ella encontró un lugar en los libros sagrados fue probablemente porque los primeros profetas la usaron para combatir a la realeza y a sus funcionarios pretenciosos y corruptos.

Lectura del libro de los Jueces.

Se reunieron todos los señores de Siquém y todo Bet Miló, y fueron a proclamar rey a Abimélec, junto a la encina de la piedra conmemorativa que está en Siquém. Cuando le llevaron la noticia a Jotám, este se puso en la cima del monte Garizím, y gritó con voz potente: “Escúchenme, señores de Siquém, y que Dios los escuche a ustedes: Los árboles se pusieron en camino para ungir a un rey que los gobernara. Entonces dijeron al olivo: ‘Sé tú nuestro rey’.

Pero el olivo les respondió: ‘‘¿Voy a renunciar a mi aceite con el que se honra a los dioses y a los hombres, para ir a mecerme por encima de los árboles?’. Los árboles dijeron a la higuera: ‘Ven tú a reinar sobre nosotros’. Pero la higuera les respondió: ‘¿Voy a renunciar a mi dulzura y a mi sabroso fruto, para ir a mecerme por encima de los árboles?’. Los árboles dijeron a la vid: ‘Ven tú a reinar sobre nosotros’. Pero la vid les respondió: ‘¿Voy a renunciar a mi mosto que alegra a los dioses y a los hombres, para ir a mecerme por encima de los árboles?’. Entonces, todos los árboles dijeron a la zarza: ‘Ven tú a reinar sobre nosotros’. Pero la zarza respondió a los árboles: ‘Si de veras quieren ungirme para que reine sobre ustedes, vengan a cobijarse bajo mi sombra; de lo contrario, saldrá fuego de la zarza y consumirá los cedros del Líbano’.

Palabra de Dios.

SALMO Sal 20, 2-7

R. ¡El rey se regocija por tu fuerza, Señor!

Señor, el rey se regocija por tu fuerza, ¡y cuánto se alegra por tu victoria! Tú has colmado los deseos de su corazón, no le has negado lo que pedían sus labios. R.

Porque te anticipas a bendecirlo con el éxito y pones en su cabeza una corona de oro puro. Te pidió larga vida y se la diste: días que se prolongan para siempre. R.

Su gloria se acrecentó por tu triunfo, tú lo revistes de esplendor y majestad; le concedes incesantes bendiciones, lo colmas de alegría en tu presencia. R.

ALELUYA Heb 4, 12

Aleluya. La Palabra de Dios es viva  eficaz; discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Aleluya.

EVANGELIO Mt 19, 30—20, 16

COMENTARIO Hoy leemos una parábola desconcertante. Debemos alegrarnos de que el evangelio nos desconcierte de vez en cuando. Del nivel de la relación entre contrato y salario el Maestro sube a un nivel superior: el de la relación don-gratuidad. El Padre distribuye sus dones y se da a sí mismo sin que nadie pueda alegar títulos de justicia. Llegada la hora de pagar el sueldo el Padre no niega a nadie lo suyo y da de sus bienes más allá de lo que sus colaboradores merecen. Desborda los límites de la justicia y se mueve en las inmensidades del amor. Añadiendo la conclusión “los últimos serán los primeros” Mateo aplica la parábola a la situación que tiene delante: concretamente las otras

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: “Muchos de los primeros serán los últimos, y muchos de los últimos serán los primeros. Porque el Reino de los Cielos se parece a un propietario que salió muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña. Trató con ellos un denario por día y los envió a su viña. Volvió a salir a media mañana y, al ver a otros desocupados en la plaza, les dijo: ‘Vayan ustedes también a mi viña y les pagaré lo que sea justo’. Y ellos fueron. Volvió a salir al mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo. Al caer la tarde salió de nuevo y, encontrando todavía a otros, les dijo: ‘¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer nada?’. Ellos les respondieron: ‘Nadie nos ha contratado’. Entonces les dijo: ‘Vayan también ustedes a mi viña’. Al terminar el día, el propietario llamó a su mayordomo y le dijo: ‘Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los primeros’. Fueron entonces los que habían llegado al caer la tarde y recibieron cada uno un denario. Llegaron después los primeros, creyendo que iban a recibir algo más, pero recibieron igualmente un denario. Y al recibirlo, protestaban contra el propietario, diciendo: ‘Estos últimos trabajaron nada más que una hora, y tú les das lo mismo que a nosotros, que hemos soportado el peso del trabajo y el calor durante toda la jornada’. El propietario respondió a uno de ellos: ‘Amigo, no soy injusto contigo, ¿acaso no habíamos tratado en un denario? Toma lo que es tuyo y vete. Quiero dar a este que llega último lo mismo que a ti. ¿O no tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?’. Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”

Palabra del Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe con bondad, Señor, nuestras ofrendas y concédenos que, dóciles a las enseñanzas del Papa san Pío X, celebremos con dignidad estos santos misterios y los recibamos con espíritu de fe. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Cfr. Jn 21,17

Señor, Tú lo sabes todo; sabes que te quiero.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor y Dios nuestro, al celebrar la fiesta de san Pío X te rogamos que, por la eficacia de esta eucaristía, seamos constantes en la fe y vivamos unidos en tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“¿O no tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece?

Mt 19, 30—20, 16:

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

 

1. “MUCHOS DE LOS PRIMEROS SERÁN LOS ÚLTIMOS, Y MUCHOS DE LOS ÚLTIMOS SERÁN LOS PRIMEROS”

Porque el reino de los cielos se parece a un propietario que salió muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña. Trató con ellos un denario por día y los envió a su viña. Pero al propietario, le hace falta aún más gente, entonces volvió a salir a diferentes horas del día, a media mañana, a mediodía y a media tarde, es decir también a las horas tercia, sexta, nona y undécima. Una vez que concluye el día de trabajo, el propietario llamó a su mayordomo y le dijo: “Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los primeros”.

2. AMIGO, NO SOY INJUSTO CONTIGO

Fueron entonces los que habían llegado al caer la tarde y recibieron cada uno su paga, un denario. Llegaron después los primeros, creyendo que iban a recibir algo más, pero recibieron igualmente un denario. Y surge la reacción tan humana de los primeros y comienzan a protestar diciendo: “Estos últimos trabajaron nada más que una hora, y tú les das lo mismo que a nosotros, que hemos soportado el peso del trabajo y el calor durante toda la jornada”.

A pesar del reclamo, el propietario respondió a uno de ellos: “Amigo, no soy injusto contigo, ¿acaso no habíamos tratado en un denario? Toma lo que es tuyo y vete. Quiero dar a éste que llega último lo mismo que a ti. ¿O no tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?”. Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos».

3. PERO EL SEÑOR, MIRA LAS COSAS DESDE UN PUNTO DE VISTA DISTINTO

Visto bajo la perspectiva de los hombres, o quizás visto bajo la figura de la justicia social, cualquiera podría decir que esto no es justo o que la lógica del propietario es impugnable.

Pero el Señor, mira las cosas desde un punto de vista distinto, no terrenal, y esta parábola aunque parezca una paradoja, no tiene intención de enseñar sobre la moral de los salarios, ni menos querer mostrar que el Reino de los Cielo, es algo distinto donde hay diferencia entre dar y recibir. Por cierto esto es: “Porque los pensamientos de ustedes no son los míos, ni los caminos de ustedes son mis caminos” (Is 55, 6-9)

4. ALGUNAS PRECISIONES DEL AMBIENTE

Esta es una parábola es propia de los Evangelios de Mateo, y es necesario hacer algunas precisiones del ambiente en la cual está tomada, a fin de poder destacar la enseñanza que desea dejar.

Un señor dueño de una viña, el propietario, necesita jornaleros, y según se relata, solían reunirse en la plaza algunos desocupados, entonces no era difícil contratarlos y no era algo extraño esos de salir a buscar operarios en diversas horas del día, y se hacía cuando el trabajo requería los servicios ya desde la mañana o en otras horas.

Los judíos dividían el día, desde la salida del sol hasta el ocaso, en doce horas. Pero el uso ordinario utilizaba normalmente las horas de tercia (de las nueve al mediodía), sexta (del mediodía hasta las tres) y nona (desde las tres a la puesta del sol).

5. ¿CÓMO SE HAN QUEDADO TODO EL DÍA AQUÍ, SIN HACER NADA?"

Entonces vemos algo que nos llama la atención, a los jornales que contrata a primera hora, trata con ellos un denario por día, a los que contrata a media mañana le dice que; les pagaré lo que sea justo. Al caer la tarde salió de nuevo y, encontrando todavía a otros, es decir, algunos estaban todo el día de ociosos. A ellos les dice: "¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer nada?". Ellos les respondieron: "Nadie nos ha contratado".

Llegada la tarde, el señor manda a su administrador que llame a los viñadores y les dé su salario. Se decía en la Ley: al trabajador “dale cada día su salario, sin dejar pasar sobre esta deuda la puesta del sol, porque es pobre y lo necesita” (Dt 24:15; cf. Lev 19:13).

6. MURMURABAN CONTRA EL DUEÑO PORQUE HABÍA IGUALADO A TODOS EN EL JORNAL

Pero, al pagarse los jornales, a todos se les daba “un denario.” Y los que habían ido a trabajar a la viña en las primeras horas, y que habían cargado con más trabajo, murmuraban contra el dueño porque había igualado a todos en el jornal. Sin embargo él es muy dueño de sus bienes y de hacer con ellos lo que quiera. A los primeros les da lo justo; pero con los otros quiere usar de magnificencia. Así es como le dice: Quiero dar a éste que llega último lo mismo que a ti. ¿O no tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?". De este modo, ellos no han de ver con malevolencia y envidia, su conducta, pues fue con unos justo y con otros generoso.

7. ¿O VAMOS A TENER ENVIDIA PORQUE DIOS ES BUENO CON LOS QUE HAN LLEGADO MAS TARDE QUE NOSOTROS?.

Sabemos que Dios, es incomparablemente justo, es infinitamente misericordioso, pero también Él es libre y sabe bien a quien darle lo que necesita. Además Dios está dispuesto a recibir a todos por igual en su Reino, en especial a los que son paganos, a los convertidos. Hay en el mundo muchos, que han sido hombres muy buenos, intachables en lo moral, hombres justos y de buen corazón, pero han llegado tarde a trabajar por el reino, incluso a edad muy avanzada. Por tanto debemos alegrarnos mucho cuando alguien, a la hora o a la edad que sea, se encuentra con el Señor. ¿O vamos a tener envidia porque Dios es bueno con los que han llegado más tarde que nosotros?.

Entonces el Señor nos muestra que más que un reclamo de justicia, hay muestra de envidia por la generosidad del propietario con los que llegaron al final. Y sabemos que a Dios, no le parece bien ni la envidia, ni las rivalidades, al contrario, se goza de saber que agradecemos y que somos generosos con todos los hombres. “Que el malvado abandone su camino y el hombre perverso, sus pensamientos; que vuelva al Señor, y él le tendrá compasión, a nuestro Dios, que es generoso en perdonar. (Is 55, 6-9)

8. LA ABSOLUTA LIBERTAD Y BONDAD DE DIOS EN LA DISTRIBUCIÓN DE SUS BIENES

Ciertamente, la última frase, que agrega Mateo a este fragmento del Evangelio: “Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”, no parece muy coherente con la parábola, porque no tiene relación si vemos que a todos les paga por igual, tanto los que llegaron primero como los últimos reciben la misma recompensa. Pero si nos fijamos bien, al ordenar pagar él pide que se haga comenzando por los últimos y terminando por los primeros".

Entonces la parábola tiene el sentido de que los últimos contratados verían que ellos recibirían proporcionalmente más paga que otros haciendo menos trabajo. La doctrina formal que se destaca en la parábola es la absoluta libertad y bondad de Dios en la distribución de sus bienes. Si a unos, que trabajaron más, les paga lo convenido, es justo en su obrar; si a otros, que trabajaron menos, les da igual, con lo que puedan vivir los suyos, es efecto de magnanimidad.

9. DIOS PUEDE LLAMAR A CUALQUIER HORA O A CUALQUIER EDAD

Y así nos canta el salmo: “Día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar. ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable! El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquellos que lo invocan, de aquellos que lo invocan de verdad. (Sal 144, 2-3. 8-9. 17-18.)

Interesante también parece aclarar, que no pretende alentar a los que son más perezosos y dejan para última hora el servicio de Dios y atrasar la conversión, al contrario, quiere enseñar que Dios puede llamar a cualquier hora o a cualquier edad y por otra parte, que el hombre debe estar siempre listo para acoger su llamado.

10. NADIE PUEDE PRESUMIR QUE TIENE MÁS DERECHO QUE OTROS

Otro asunto interesante, es que nadie puede presumir que tiene más derecho que otros por haber sido solicitado por Dios más temprano, muchos han sido llamado a edad más adulta, es decir casi por la tarde de su vida y no por esto deben sentirse menos privilegiados o desanimarse ante los que participan del trabajo por el Señor más tiempo.

Y es así, como en esta parábola, en aquel tiempo, Jesús responde a las críticas farisaicas de buscar, aparte de gentes buenas, a publícanos y pecadores, llamándolos e ingresándolos a todos en su reino. ¿Por qué esta diversidad de dones, y por qué esta diversidad de “horas”? Porque Dios, pleno de bondad, es dueño absoluto de repartir sus dones a quien quiere y como quiere. Así también nos dice san Pablo: “Es el mismo y único Espíritu el que actúa distribuyendo sus dones a cada uno en particular según su voluntad” (1 Cor 12,11)

11. GRAN BONDAD Y EXCEDIDA DE DIOS

Dios concede su Reino a los pecadores que se han convertido del mismo modo que a los que fueron justos. Con este contraste se destaca la gran bondad y excedida de Dios y la estrechez mezquina y crítica del fariseísmo malo y egoísta.

Esta enseñanza fue muy oportuna en aquel tiempo, y ahora está más vigente que nunca, y son múltiples. Todos podemos ser llamados a la viña del Señor, a cualquiera hora nos puede venir a invitar el Señor. Dios es dueño de invitar a cualquiera, sin importar su condición social ni su aspecto, ni su raza ni sus creencias, ni su sexo ni su edad. Debemos estar atentos para saber reconocer su llamado, y debemos ser oportunos en aceptarlo y fiel luego en cumplirlo. Algunos serán llamados por su fe, pero otros también por sus pecados, porque Dios no desprecia a nadie.

Dios nos muestra su gran generosidad, con los primeros fue justo, les dio lo acordado y sin quitarles nada. A los últimos les dio lo que él quería, de esta forma nos damos cuenta que la recompensa no está en función al tiempo empleado, pero si están al cuidado, al afán, a la dedicación y al cariño con el cual nos dedicamos a Él.

Dios desea que todos sus hijos sean buenos, y el poder hacer el bien nos viene de Dios, no nos podemos arrogar que es de nosotros el fin del bien moral, es la voluntad de Dios, no podemos exigir nosotros la recompensa, esta viene por la gracia, el Reino es un don gratuito de Dios.

No miremos cuanto hemos hecho por el Señor, ni cuanto más nos falta por hacer, ya que estamos llamados a trabajar por su gloria, él nos recompensara con amor todo el amor que pongamos en trabajar en cultivar la viña.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant 

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EL SEÑOR REINARÁ SOBRE VOSOTROS

«...en los sagrados libros el Padre que está en los cielos se dirige con amor a sus hijos y habla con ellos» (DV 21). La primera lectura es una palabra de verdad a la luz del amor clarividente. Nos conduce a dialogar como hijos con el Padre que ha salido a nuestro encuentro para decidir de nuevo con él: «Quién es nuestro rey?». La respuesta no puede recorrer con el pensamiento la doctrina aprendida en los bancos de la escuela o en la universidad. La respuesta es vivir bajo el señorío de Dios en la peregrinación cotidiana. Es un salto de fe renovado y confiado. La tentación de buscar a una persona fuerte que dé seguridad o de elaborar proyectos nuestros a los que «obedecer» está siempre al alcance de la mano, y hoy de un modo agudo, apremiante y solapado. El Padre se muestra celoso de nuestra libertad. Quiere que sea una conquista nuestra a través de una opción de comunión con él y con los hermanos. «El Señor reinará sobre vosotros» (Jue 8,23). « Yo, Abimélec, reinaré sobre vosotros» (cf Jue 9,1-6). Ésta es la opción existencial.

Es doloroso constatar a dónde llevan el orgullo, el poder y la violencia que se refugia en el corazón. La “zarza” proclamada rey ha ahogado toda la vida. ! Mató incluso a sus hermanos! ¡Inhumano! ¿Qué sociedad puede nacer de semejante rey, de un líder cegado por el poder o —lo que es más— dependiente de su propia necesidad de afirmación? ¿Por qué no se escucha la voz de quien, iluminado por su Señor, como Yotán, el hermano menor escapado del exterminio, ve con amplitud de miras y teniendo en cuenta en su corazón el bien de su propia gente?

ORACION (3)

 

Señor, he comprendido la belleza de la oración que has puesto en nuestro corazón: Padre, venga a nosotros tu Reino. Es un Reino de justicia, de amor y de paz, de verdad y de vida; es la humanidad transformada por el amor en familia de Dios. He comprendido, Señor, la belleza de la basílica de San Pedro: es la casa donde tú reúnes a todos los pueblos, el templo de la unidad y de la comunión, el lugar de oración y de encuentro contigo, donde cada uno, unido a tu Madre, canta las obras admirables del Padre en su propia lengua y todos, juntos, manifiestan la belleza del Evangelio del amor. El camino, Señor de la esperanza, es largo, fatigoso, erizado de obstáculos nuevos y oscuros. En primer lugar dentro de nosotros mismos. Parece más lógico y democrático escoger un rey, con el deseo inconsciente de poder condicionarlo a nuestros propios fines. Tú, Señor de la vida, sana esta necedad nuestra, individual y colectiva. Que tu amor no se dé por vencido, a pesar de la dureza de nuestros corazones. Continúa llamando a cada uno por su nombre, a cualquier hora. Que no haya discriminaciones dentro de nuestro ánimo, sino que todos tengan sitio, como obreros de tu viña e hijos del Padre que está en los cielos. La lógica de tu amor fascina. Que esté en ti el estilo y la respiración de nuestro «santo viaje” hacia la plenitud de la vida y de la historia.

SANTORAL

 

SAN PIO X 1835-1914

La vida de San Pío X parece tomada de la Leyenda áurea. Desde el pueblecillo de Riese, junto a los Alpes que se veían desde la ventana de su casa natal, hasta el obispado de Mantua (1884), el palacio patriarcal de Venecia (1893) y el Vaticano (1903), da la impresión de que José Sarto hubiera seguido siempre un camino sin asperezas, como aquel que, siendo escolar hacía al dirigirse a Castelfranco, con sus zapatos colgados a la espalda. Y, sin embargo, esta vida estuvo gravada con una cruz cada vez más pesada: la de los cargos eclesiásticos y los honores que ellos suponían. José Sarto era a la vez humilde y fuerte. Humilde de corazón, hubiera preferido seguir toda su vida como párroco de Salzano o como director espiritual del seminario de Treviso; mas, fuerte con la fortaleza de Dios, aceptó el episcopado y más tarde la Cátedra de Pedro «como una cruz», según sus propios términos. Semejante aceptación constituye el acto de amor más elevado llevado a cabo por Pío X en el camino de la santidad. De la cruz que dejó que se adentrara en su vida procederá el vigor con que defenderá el depósito revelado y la independencia de la Iglesia, el fervor en su trabajo por «instaurar todas las cosas en Cristo» y por hacer que el pueblo participara en la liturgia, «fuente primera e indispensable del auténtico espíritu cristiano», cantando y participando con frecuencia del cuerpo de Cristo, y la dulzura para con los humildes que caracterizará su actuación pastoral.

De origen humilde, su padre Juan bautista, sencillo alguacil de Riese (Treviso, Italia) y Margarita Sansón, ama de casa. El Señor bendijo aquel hogar con diez hijos, de los cuales ocho llegaron a ser mayores. A nuestro protagonista se le impuso en el bautismo el nombre de José. Llamó la atención desde niño por su inteligencia, bondad y amor a todo lo que se refería a cosas del Señor. Quedó huérfano de padre muy niño. La mamá Margarita suplirá muy bien aquella carencia y sabrá plasmar en el corazón de Beppi toda la gama de virtudes cristianas que el día de mañana darán su fruto bien sazonado. Al ser canonizado en 1954, el Papa Pío XII decía de él: "Pío Papa X, pobre y rico, suave y humilde, de corazón fuerte, luchador por los derechos de la Iglesia, esforzado en el empeño de restaurar en Cristo todas las cosas". Buen resumen de su preciosa y larga vida.

D. Tito Fusarini era el párroco de Riese. Pronto caló en el alma grande del pequeño Beppi como todos le llamaban cariñosamente. Viendo que ésta era su vocación le envió al Seminario y ayudó a pagar su carrera sacerdotal. En el archivo del seminario de Padua se conservan las notas de aquellos años y dicen de él: "Discípulo irreprochable. Inteligencia superior. Memoria excelente. Ofrece toda esperanza". No se equivocaron. Era todo un presagio...

Subió todos los escalones hasta llegar al sacerdocio. Este don le llegó el 18 de septiembre de 1858.

La Divina Providencia guió los pasos de D. Beppi de un modo maravilloso. Estaban marcados de nueve en nueve sus destinos: como coadjutor, como arcipreste, como canónigo, como obispo, como cardenal... Cuando llegaba el noveno aniversario ya sabía él que debía... cambiar de cargo. Siempre ascenso. Sólo como Papa fue dos años más.

Al morir el Papa León XIII en el aula de Consistorio alguien votó al Cardenal Sarto de Venecia. Y él: "Estos Padres me toman el pelo". Un cardenal francés le pregunta si sabe o no su idioma. Al contestarle que no, le dice: "Pues no es papable". Y Sarto: "Demos gracias a Dios". Pero a la séptima votación fue elegido. Se resistía, más al ver que era la voluntad de Dios manifestada por los votos de los Cardenales, aceptó. Fue un gran Papa: El Papa de la Eucaristía, el Papa de los niños, el Papa de la Virgen, el Papa de los pobres. Aceptó el Papado "como una cruz" y de veras que lo fue para él.

Fomentó la lectura de las Escrituras. De hecho, animaba a la lectura diaria de la Biblia como parte de su lema: «Renovad todas las cosas en Cristo.» Para promover una lectura más regular de las Escrituras, puso en marcha una comisión que revisase y corrigiese el texto oficial de la Biblia utilizado por la Iglesia, además de establecer el Instituto Bíblico de estudio de las Escrituras.

Hacerse al hábito de leer obras espirituales elevadoras como la Biblia, requiere preparación, disciplina y regularidad. En primer lugar, hemos de preparar nuestras mentes y nuestros corazones. En segundo lugar, hemos de ser disciplinados. Lo más fácil es que pasemos de todo tipo de ejercicios, y la lectura espiritual es decididamente un ejercicio mental.

Hacerse al hábito de leer obras espirituales elevadoras como la Biblia, requiere preparación, disciplina y Poco antes de morir estalló la primera guerra mundial, a pesar de que trabajó cuanto pudo para evitarla.

Nací pobre y quiero morir pobre". Era el 20 de agosto de 1914 cuando volaba al cielo, llorado por toda la cristiandad. 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

No responda este correo, si desea comunicarse, escriba a caminandoconjesus@vtr.net

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado al correo caminandoconjesus@vtr.net

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta pagina, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 23.000 correos