DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

799PX-~1

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.700 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.729

22-03-2018

Edición Nº MD 5.145

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

En este link, están disponible recursos para la      CUARESMA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cf r. Heb 9,15

Cristo es el mediador de la nueva alianza a fin de que, por su muerte, los que son llamados reciban la herencia eterna que ha sido prometida.

ORACIÓN COLECTA

Escucha, Señor, nuestras súplicas, y protege con bondad a quienes esperamos en tu misericordia, para que, limpios de pecado, perseveremos en una vida santa y lleguemos a heredar tus promesas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Gn 17, 1-9

Lectura del libro del Génesis.

Cuando Abrám tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció y le dijo:

“Yo soy el Dios Todopoderoso. Camina en mi presencia y sé irreprochable. Yo haré mi alianza contigo, y te daré una descendencia muy numerosa”. Abrám cayó con el rostro en tierra, mientras Dios le seguía diciendo: “Esta será mi alianza contigo: tú serás el padre de una multitud de naciones. Y ya no te llamarás más Abrám: en adelante tu nombre será Abraham, para indicar que Yo te he constituido padre de una multitud de naciones. Te haré extraordinariamente fecundo: de ti suscitaré naciones, y de ti nacerán reyes. Estableceré mi alianza contigo y con tu descendencia a través de las generaciones. Mi alianza será una alianza eterna, y así Yo seré tú Dios y el de tus descendientes. Yo te daré en posesión perpetua, a ti y a tus descendientes, toda la tierra de Canaán, esa tierra donde ahora resides como extranjero, y Yo seré su Dios”. Después, Dios dijo a Abraham: “Tú, por tu parte, serás fiel a mi alianza; tú, y también tus descendientes, a lo largo de las generaciones”.

Palabra de Dios.

COMENTARIO; Para el pequeño resto de los desterrados que habían regresado a la Patria, esta visión de las cosas expresaba muy bien su esperanza. Lo inesperado es que esta esperanza sea formulada a la luz de la primera alianza con Abraham, reinterpretándola. La Alianza de Abraham en la versión sacerdotal es como un don del Señor al patriarca y a todos los hijos de su fe.

SALMO Sal 104, 4-9

R. El Señor se acuerda de su Alianza.

Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente, su rostro; recuerden las maravillas que El obró, sus portentos y los juicios de su boca! R.

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.

Él se acuerda eternamente de su Alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac. R.

VERSÍCULO ANTES DEL EVANGELIO Cf r. Sal 94, 8

No endurezcan su corazón, sino escuchen la voz del Señor.

EVANGELIO Jn 8, 51-59

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

Jesús dijo a los judíos: “Les aseguro que el que es fiel a mi palabra no morirá jamás”. Los judíos le dijeron: “Ahora sí estamos seguros de que estás endemoniado. Abraham murió, los profetas también, y Tú dices: ‘El que es fiel a mi palabra no morirá jamás’. ¿Acaso eres más grande que nuestro padre Abraham, el cual murió? Los profetas también murieron. ¿Quién pretendes ser Tú?”. Jesús respondió: “Si Yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. Es mi Padre el que me glorifica, el mismo al que ustedes llaman ‘nuestro Dios’, y al que, sin embargo, no conocen. Yo lo conozco y si dijera: ‘No lo conozco’, sería, como ustedes, un mentiroso. Pero Yo lo conozco y soy fiel a su palabra. Abraham, el padre de ustedes, se estremeció de gozo, esperando ver mi Día: lo vio y se llenó de alegría”. Los judíos le dijeron:

“Todavía no tienes cincuenta años ¿y has visto a Abraham?”. Jesús respondió: “Les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo soy”. Entonces tomaron piedras para apedrearlo, pero Jesús se escondió y salió del templo.

Palabra del Señor.

COMENTARIO: Cristo nos hace entrar desde ahora en otro mundo, el mundo de arriba, en el que todo permanece. Desde el día en que somos hijos, todo lo que hacemos da fruto para la eternidad. Abraham no vio a Jesús hombre, que nacería siglos después, sino que lo vio en el nacimiento de su hijo Isaac. La palabra ‘Yo Soy” aparece siete veces en este discurso; debemos tomarlo en sentido estricto, el que sólo conviene a Dios, tal como fue revelado a Moisés.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira complacido, Señor, los dones que te presentamos; que sirvan para nuestra conversión y alcancen la salvación al mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Cfr. Rom 32

Dios no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros; por eso nos concederá con él toda clase de favores.

ORACIÓN DESPUÉS DELA COMUNIÓN

Saciados con el don de la salvación, imploramos, Padre, tu misericordia, para que, alimentados en la tierra con este sacramento, nos hagas participar de la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Yo lo conozco y soy fiel a su palabra.”

Jn 8, 51- 59

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.     JESÚS DIJO A LOS JUDÍOS: LES ASEGURO QUE EL QUE ES FIEL A MI PALABRA NO MORIRÁ JAMÁS.

Esta afirmación de Jesús, que Él es dispensador de vida eterna, da lugar a una declaración trascendental del mismo. Sin embargo los judíos le discutieron que si acaso Él se creía superior a Abraham y los profetas. La diferencia está que estos anunciaban una nueva vida, pero no la dispensaban, y por eso murieron. Los judíos le preguntan a Jesús: Acaso eres más grande que nuestro padre Abraham, el cual murió. Y Jesús sin ir directo a la pregunta, le dice una solemne afirmación: Abraham, el padre de ustedes, se estremeció de gozo, esperando ver mi Día: lo vio y se llenó de alegría. Con esta afirmación nos hacemos dos preguntas: Cual es este mi día, que ha expresado Jesús? ¿Cuál es este mi día que Abraham, el padre de ustedes, se estremeció de gozo? Jesús, adapta aquí, conforme al procedimiento por insinuación, la expresión reservada a Dios en el A.T.: el día del Señor. Ya con ello está enlazándose con la divinidad.

2.     EL PADRE DE USTEDES, SE ESTREMECIÓ DE GOZO, ESPERANDO VER MI DÍA

Este mi día que deseo ver Abraham ha sido entendida por San Agustín como el día de la encarnación, por San Crisóstomo por el día de la pasión y por San Cirilo, por el día de la encarnación y la pasión (BEC). Pero también, mi día, no solo significa un día, puede significar también una época (Jn 14:20; 16:23.26). No he encontrado ninguna referencia que asigne limitar este día a un momento determinado de la vida de Jesús. Jesús ha dicho a sus discípulos: Muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron (Lc 10:24). Entonces podemos pensar que ese deseo de Abraham de ver este día, se refiere a esta expresión de Cristo. En efecto, muchos israelitas tenían ansias de los días del Mesías. Sin embargo, teniéndolo ellos presente, no lo quieren ver. Jesús dice lo vio y se llenó de alegría, entonces cabe otra pregunta, si Abraham vio este día, como lo vio

3.     UNA VISIÓN PROFÉTICA DE LA GLORIA DE CRISTO.

Dios le hablo a Abraham y le dijo: yo te he constituido padre de una multitud de naciones. Te haré extraordinariamente fecundo, de ti suscitare naciones, y de ti nacerán reyes (Gen 17, 1-9). Entonces puede ser probable que aquí se habla, más que de una revelación manifiesta, de una visión que Abraham tuvo de alguna forma, cuando se le prometió que en su descendencia serian bendecidos los pueblos de la tierra. Ante esta promesa de Dios, Abraham hubo de ver así al Mesías y exultar de júbilo ante ello. En la fe murieron todos (los patriarcas), sin recibir (en sus días el cumplimiento de) las promesas; viéndolas de lejos y saludándolas (Heb 11:13; cf. Num 4:17). Y el mismo Juan escribe más adelante: Esto dijo Isaías porque vio su gloria y hablo de El (Jn 12:41). Y con esto alude el evangelista a la visión que Isaías tuvo en el templo (Is 6:1-4, parte de ella la cantamos en la Plegaria Eucarística: Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor, Santo es el Señor, Dios del Universo. Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria, y que se interpreta por el evangelista como una visión profética de la gloria de Cristo.

4.     LES ASEGURO QUE DESDE ANTES QUE NACIERA ABRAHAM, YO SOY.

Abraham tenía 100 años cuando nació Isaac, por este hijo vendría la línea mesiánica, este hijo había sido prometido por Dios. Después que Yahvé visito a Sara, esta dijo: Dios me ha dado de que reír (Gen 21:6), y le produjo una gran alegría, entonces habría percibido, por la prolongación en que terminaría aquel nacimiento, el día de Cristo. A esta enseñanza de Jesús responden, irónicamente, los judíos, diciéndole Todavía no tienes cincuenta años y has visto a Abraham La respuesta de los judíos está planteada ex profeso en un terreno irreal. Pero se explica. Cabría que hubiesen admitido que Abraham hubiese podido ver a Jesús. Pero como la insinuación hecha por Jesús a Abraham está en la suposición de que Abraham vio al Mesías, cosa que ellos rechazan para Jesús, no queda otro remedio que plantear este asunto en un terreno ilógico: que Jesús no pudo ver a Abraham. Esta objeción irónica de los judíos da lugar a la gran afirmación de Cristo: Les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy. Antes de que Abraham existiese, Jesús ya existía. No se utiliza el mismo verbo para indicar esto. Dijo Dios a Moisés, Yo soy el que soy, y añadió: Así dirás a los israelitas (Ex 3:14) evocación del nombre de Dios. Es decir Yo existo = Yahvé. Es el Verbo, que existía ya antes de la creación del mundo (Jn 1:1.2.15.30). Logísticamente es la misma contraposición que se establece en el prólogo entre el mundo que fue creado y la encarnación del Verbo el Verbo que existía en la eternidad. Es también la forma con que en el A.T. se habla de la eternidad de Dios (Sal 90:2; Jer 1:5; Prov 8:25).

5.     “LES ASEGURO QUE EL QUE ES FIEL A MI PALABRA NO MORIRÁ JAMÁS.”

Entonces tomaron piedras para apedrearlo. La lapidación era la pena legislada contra los blasfemos (Lev 24:16). En estos casos la multitud procedía, sin más consideración jurídica, lapidándolos (Hech 6:12.58). Por Flaviano Josefo (Historiador Judío), se sabe que el pueblo, estando en el mismo templo, tomo piedras allí mismo y apedreo a la legión romana que estaba presente. Aun el templo estaba en obras. Pero no pudieron apedrear a Cristo, pues este se ocultó y salió del templo. No era la hora de Dios (Jn 7:30; 8:20).

Volvamos al inicio: Jesús dijo a los judíos, “Les aseguro que el que es fiel a mi palabra no morirá jamás.” Esta afirmación de Jesús, es una declaración muy importante del mismo, es trascendental, Él nos está señalando cual es el camino para conseguir la vida eterna, guardar su Palabra, pero para eso, es preciso no solo oírla, además, aceptarla, sentirla que es salvadora y la debemos llevar atesorada en nuestro corazón, en nuestras obras, pensamientos y sentimientos. Aprendamos del ejemplo de Jesús, el que es Dios, oye la Palabra de Dios, él se guía por esta Palabra.

El Señor les Bendiga

   Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

"ANTES QUE NACIESE ABRAHÁN, YO SOY".

Si la liturgia de hoy ha escogido el texto del libro del Génesis como primera lectura es porque se habla también de Abrahán en el Evangelio. Aunque no se trata de una relación artificial.

Abrahán es modelo del creyente porque su fe está vivificada por la caridad y por la humildad: baste recordar su acogida a los misteriosos personajes (Dios mismo) en el encinar de Mambré, su intercesión a favor de las ciudades pecadoras, el ponerse en segundo plano ante su sobrino Lot, dejándole elegir la tierra más fértil. El fragmento de hoy expresa de modo particular su disposición interior, manifestada en el gesto de postrarse en adoración al recibir la "promesa" de convertirse en bendición para todos los pueblos. Apoyándose humildemente en la Palabra de Dios a pesar de que todo parecía imposible, Abrahán creyó que llegaría a ser fecundo.

La fe es una lucha por la vida. Y afronta la muerte en la forma más insidiosa y cotidiana, la que podemos llamar "inutilidad de la existencia". Jesús es el verdadero descendiente de Abrahán, porque en el combate entre la muerte y la vida, su fe abre a todos una esperanza inesperada. En el muro de la angustia que nos oprime, Jesús abre una brecha para que pueda irrumpir la vida, y es que él es la vida: "Antes que naciese Abrahán, yo soy".

 

ORACION (3)

 

¡Señor Jesucristo, tú eres el mismo ayer, hoy y siempre! Tú eres el único en el que podemos anclar con seguridad nuestra vida. Tú nos has justificado no por nuestras obras, sino con la fuerza de la fe, con el don de tu gracia. Queremos vivir contigo y en ti sólo para Dios Padre. Queremos vivir crucificados a tu amor inconcebible y vivir y morir de este amor, morir para vivir. Que no prevalezca el hombre de carne y sangre, ni el ídolo de nuestro yo, sino que tú, sólo tú, seas nuestra vida; tú, nuestra santificación; tú, nuestro indecible gozo, amándote hasta el extremo como tú nos has amado. ¡Oh Cristo!, no has muerto en vano, ya que tu amor nos ha hecho revivir y renacer y nosotros -crucificados y libres-creemos firmemente en ti, verdadero hermano nuestro, que desde siempre y por siempre eres Dios. Cristo, tú eres el único, el Señor; todo ha comenzado en ti, todo llegará a pleno cumplimiento en ti.

 

SANTORAL (4)

 

SANTA CATALINA DE GÉNOVA + 1510

Santa Catalina de Génova era de la ilustre familia de los Flisci, rivales seculares de los Adurni. Era muy frecuente en las ciudades italianas la lucha a muerte de dos familias por hacerse con el predominio de la ciudad. Hasta en Roma sucedía por hacerse con la tiara pontifica en el siglo X, el siglo oscuro del pontificado, entre los Túsculos y los Crecencios. Todavía hoy siguen las familias rivales de los mafiosos. Fue famoso el caso de Romeo y Julieta que reconciliaron a Montescos y Capuletos.

Igual sucedió en nuestro caso. Los Flisci y los Adurni llevaban siglos de lucha por el predominio de la ciudad de Génova. Cansados de sangre, buscaron la reconciliación, sacrificando para ello a Catalina. La casaron a los dieciséis años, sin vocación para el matrimonio, por conveniencias.

Fue una triste etapa de su vida. Eran dos caracteres muy diversos. Catalina Flisci era dulce, sensitiva, concentrada, piadosa. Su marido era un Adurni duro, violento, mundano, derrochador. No podían entenderse. Él se quejaba de que lo habían casado con una monja, ella de que le habían unido a un bruto. Él disfrutaba en la política, en aventuras, en malgastar la hacienda en los juegos. Ella, recluida, mitigaba su dolor con libros piadosos.

Algunos advirtieron a Catalina que ella era la responsable del desvío de su marido. Que se adornara y saliera con él y se lo ganaría. Catalina les hizo caso. Se vistió sus mejores galas y empezó a frecuentar los salones de la alta sociedad. Y como era bella, graciosa y de buen ingenio, se ganó las simpatías de todos. Y su marido estaba orgulloso de ella.

Cinco años duró esta segunda etapa de su vida, cinco años que llenarán de amargor el resto de su vida. Porque en medio de todos aquellos saraos y veladas, Catalina no era feliz. Cuando más tarde escriba el admirable Diálogo entre el cuerpo y el alma, nos abrirá los íntimos sentimientos de su corazón. Comprendía que nada de aquello podía satisfacerla, que sólo Dios podía llenar su corazón. Sentía un dolor inmenso de haber ofendido a Dios. "Yo no sé cómo no he muerto cuando he visto el mal que encierra el más ligero pecado, por muy leve que sea", se lamenta inconsolable.

En 1474 se realiza un nuevo y radical cambio en su vida. Es la tercera etapa. Estaba en una iglesia, cuando recibió una súbita iluminación y sintió una repentina transformación, una llama de amor, que le hizo concebir un inmenso desprecio hacia su vida mundana y cortesana.

Y empezó una vida de penitencias, de oraciones inflamadas, de cuaresmas enteras pasadas sin probar bocado, de raptos y visiones, de una vida de íntima unión con Dios, pero no dominada ya por el temor, sino por el amor. "De todos los libros santos, habíale dicho Jesús, escoge una sola palabra: "amor". Desde ahora el corazón de Catalina le palpita tan violentamente que acabará por romperle el pecho. Su cuerpo se torna incandescente. Toda ella es un volcán que salta chispas de amor. "Más, más", clamaba aún.

Todos quedan maravillados de aquel sagrado torbellino. Su mismo marido se torna en amante esposo, cristiano ferviente y ciudadano honrado. La vida de Catalina respira ahora más madurez, serenidad y seguridad, confianza y gozo. Afincada plenamente en Dios, todo, hasta los sufrimientos, queda asumido y transformado en amor, en gozo y serena esperanza.

Hasta el purgatorio, que ella contempló en sus visiones, será una mezcla inefable de tormento y amor, que se transforma en gozo y en júbilo, gozo que pronto se verá sublimado para ella en el paraíso.

No es justo, pero la gente bella obtiene trato preferencial. Cuando a los profesores se les enseñan las fotos de los estudiantes junto con una lista de títulos, atribuyen los mejores títulos a los estudiantes más atractivos. En las entrevistas de trabajo, los pretendientes más atractivos sacan mejor puntuación que otros de apariencia más ordinaria.

Santa Catalina de Génova fue una belleza del siglo quince. También era inteligente, sensible y religiosa. Decididamente, el tipo de persona que te encanta odiar. A veces nos volvemos envidiosos de gente como Santa Catalina que parecen tenerlo todo. Sólo vemos su perfección física y sus excelentes cualidades, y suponemos que ellas y sus vidas son perfectas. Comparamos su abundancia con nuestras carencias y comenzamos a sentir grandes oleadas de celos y envidia.

La envidia es uno de los pecados más destructivos. No por casualidad es uno de los siete pecados llamados capitales. La envidia es un cáncer del alma. Devora nuestra paz al tiempo que desea el mal para la otra persona. Desea lo que no podemos tener, y más aún que eso, no quiere que nadie más lo tenga.

El único modo de superar la envidia es comprender que ni nada, ni nadie, es perfecto, ni siquiera un santo. Aunque poseía muchas virtudes, se dice que Catalina carecía de humor e ingenio. Más aún, su marido fue un manirroto infiel y malhumorado. Cuando comprendemos que las cualidades que envidiamos vienen en el mismo paquete que otros rasgos que no desearíamos, resulta más sencillo quedar satisfechos con lo que tenemos.

SANTA CATALINA DE SUECIA 1330-1381

Aun después de hacerse protestantes, los suecos siguen viendo en ella un prototipo nacional de mujer resuelta y animosa, de fuerte personalidad y atraída por el imán espiritual de Roma, lo mismo que la soberana conversa que fue Cristina. Si ésta no fue santa (aunque se la sepultó en San Pedro) y dejó un recuerdo entre libertino, novelesco y extravagante, Catalina y su madre, Brígida, están en los altares.

Hija, pues, de la Brígida fundadora a la que veremos el 23 de julio, después de un matrimonio blanco - había hecho voto de castidad - con el piadoso conde Edgard Lydersson, en el 1350 se trasladó a Roma para ayudar a su madre, ocupada en conseguir que los pontífices aprobaran la orden del Santísimo Salvador.

Un cuarto de siglo vivieron ambas en la Ciudad Eterna entre grandes austeridades, cuidando a pobres y enfermos, y corriendo también graves peligros de toda índole que Catalina afrontaba con una decisión y una confianza en Dios que caracterizan su intrépido modo de ser.

Tras enviudar, a la muerte de Brígida volvió a su patria, fue abadesa del monasterio de Vadstena, en la orilla derecha del lago Vattern, y aún en el 1375 efectuó de nuevo el largo viaje hasta Roma para activar la aprobación de la orden y promover la canonización de su madre.

Murió en Vadstena como un espejo de virtudes, y según la tradición se vio surgir en el cielo una estrella desconocida que permaneció en el aire sobre el monasterio hasta que llevaron a enterrar a la santa, para luego desaparecer cuando su fatigada humanidad andariega volvió al polvo.

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant ocds, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 19.000 correos.

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-