MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

18 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.500 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Está permitido el re-envío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.583

23-11-2016

Edición Nº

MD 4.678

T. Ord. Ciclo C

Semana XXXIV

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cf. Sal 84, 9

El Señor promete la paz para su pueblo y sus amigos, y para los que se convierten de corazón.

ORACIÓN COLECTA

Despierta, Padre, la voluntad de tus fieles para que, buscando con fervor los frutos de la gracia divina, recibamos con mayor abundancia la ayuda de tu bondad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Apoc 15, 1-4

Lectura del libro del Apocalipsis.

Yo, Juan, vi en el cielo otro signo grande y admirable: siete Ángeles que llevaban las siete últimas plagas, con las cuales debía consumarse la ira de Dios.

También vi como un mar de cristal, mezclado de fuego. Los que habían vencido a la Bestia, a su imagen y la cifra de su nombre, estaban de pie sobre el mar de cristal, teniendo en sus manos grandes arpas, y cantaban el canto de Moisés, el servidor de Dios, y el canto del Cordero, diciendo: “¡Grandes y admirables son tus obras, Señor, Dios todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, ¡Rey de los pueblos! ¿Quién dejará de temerte, Señor, quién no alabará tu nombre? Sólo tú eres santo, y todas las naciones vendrán a adorarte, porque se ha manifestado la justicia de tus actos”.

Palabra de Dios.

COMENTARIO: De una manera expresa Juan alude a Moisés, evocando su cántico de liberación, después de haber vencido al Faraón en el paso del Mar Rojo. Comparando el juicio del Hijo del hombre al éxodo liberador de Egipto, Juan lo presenta como un gesto de perdón. El Señor no cambia de actitud en el momento del juicio. Él no condena: ¡es el hombre quien se condenará, si así lo quiere! Su mensaje de esperanza llega a toda situación de angustia mientras vivimos en este mundo donde los gemidos y las lágrimas suelen servir para hacer madurar. Aquí Israel o Jerusalén han dejado de ser grupos humanos o lugares geográficos para Miércoles 26 - De la feria convertirse en símbolos de comunidades universales, “de todo pueblo y nación y lengua”, como constantemente se repite.

SALMO Sal 97, 1-3. 7-9

R. ¡Grandes y admirables son tus obras, Señor!

Canten al Señor un canto nuevo, porque él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad a favor del pueblo de Israel. R.

Resuene el mar y todo lo que hay en él, el mundo y todos sus habitantes; aplaudan las corrientes del océano, griten de gozo las montañas al unísono. R.

Griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra: él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud. R.

ALELUYA Apoc 2, 10

Aleluya. Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida. Aleluya.

EVANGELIO Lc 21, 10-19

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús hablaba a sus discípulos acerca de su venida: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo. Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi nombre, y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí. Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa, porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir. Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán.

Serán odiados por todos a causa de mi nombre. Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza. Gracias a la constancia salvarán sus vidas”.

Palabra del Señor.

COMENTARIO: El Maestro previene a sus discípulos sobre toda clase de dificultades por causa de su fe. El discípulo debe dar testimonio de la fe, porque la fe crece y madura comunicándola. Si no es testigo del Padre en el mundo, acabará siendo testigo del mundo contra el Padre. Hay dos modos de dar testimonio del amor y de la vida del Padre: por una parte, con la sangre, como han hecho desde el inicio del cristianismo hasta nuestros días, hombres y mujeres, a través del martirio. Otra menos espectacular es la fidelidad de cada día con su peso de cansancio y sus dificultades de rutina. Con el simbolismo del cabello, que no caerá sin que lo autorice el Padre, se acentúa el sentido de confianza en su providencia, a la que se accede por la oración filial. Y san Pablo nos anima diciéndonos que “el Espíritu nos viene a socorrer en nuestra debilidad” (cf. Rom 8, 26-27). Por tanto, “¡hay que tener siempre filial confianza en Dios! Quizás no llegue en seguida la gracia, pues debemos ejercitar la esperanza, pero sigamos adelante, confiemos... llegará ciertamente” (P. Santiago Alberione).

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, los dones sagrados que mandaste ofrecer a tu nombre, y ayúdanos a obedecer siempre tus mandamientos para que ellos nos hagan dignos de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 116, 1.2

Alaben al Señor, todas las naciones, porque es inquebrantable su amor por nosotros.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te pedimos, Dios todopoderoso, que nunca se alejen de ti quienes gozan con la participación en tus divinos misterios. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Gracias a la constancia salvarán sus vidas”.

Lc 21, 10-19

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.    SE LEVANTARÁ UNA NACIÓN CONTRA OTRA Y UN REINO CONTRA OTRO.

Jesús les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre, y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles”

Lucas y del mismo modo los otros evangelistas presentan un cuadro trágico de preludios de catástrofes, al leer los evangelios encontramos que se dice que habrá falsos Mesías, guerras, hambres, pestes, terremotos, prodigios grandes y espantosos en el cielo, y dirigido personalmente en el contexto a los apóstoles se les anuncian que pasaran calamidades tales como “Se os prenderá y se os llevará a los tribunales” o “Se os entregará a los azotes y tormentos”, “Seréis odiados por todos a causa de mi nombre” Habrá odios, hasta el punto de traicionarse y entregar el hermano al hermano, el padre al hijo, los hijos a los padres (Mc-Lc; cf. Mt v. 10).

2.    PERO ANTES DE TODO ESO, LOS DETENDRÁN, LOS PERSEGUIRÁN,

Entonces Jesús no dice; “Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre”

Así mismo el Cristo Jesús, nos advierte que durante este tiempo de prueba, los que deseamos seguirlo, sufriremos las consecuencias de las persecuciones de toda índole. Tal como sucede hoy, donde muchos hombres se burlan de nosotros por amar al Señor, se mofan de nuestras conductas, se ríen porque participamos en una procesión, no aceptan nuestros ritos litúrgicos, son irreverentes con nuestro Santo Padre, se burlan de los santos, nos les parece bien que no estemos de acuerdo con los atentados a la vida, como los abortos, estamos pasados de moda, en fin, una sarta de palabrería que es común en quienes disfrutan de atacarnos.

Igual como muchos que ya están en la gloria de los cielos, después de haber sido perseguidos y martirizados. Pero todas esas persecuciones que muchos sufrieron, cárceles, fusilamientos, calumnias, es decir variados sufrimientos en los distintos siglos de estos tiempos, son un testimonio glorioso a favor de Jesucristo, quien también fue perseguido.

3.    ESTO LES SUCEDERÁ PARA QUE PUEDAN DAR TESTIMONIO DE MÍ.

Pero nosotros, sabemos que estaremos sujetos a una serie de sinsabores en la vida terrenal, pero no por ello dejamos que se turbe nuestro corazón. En el mundo de hoy, en cual vemos una paz perturbada, desavenencias de toda índole y un difícil camino para seguir a Cristo en forma santa, donde estamos sometido a las más diversas pruebas, optemos, por tener siempre presente todas y cada una de las enseñanzas de Jesús. Ir por el mundo haciendo el bien, es una actitud de vida que no podemos dejar de lado, digan lo que nos digan, oremos por ello y por el crecimiento de nuestra fe.

4.    TENGAN BIEN PRESENTE QUE NO DEBERÁN PREPARAR SU DEFENSA.

Jesús nos dice: “Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa, porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir.”

Si bien es cierto, muchas veces no somos los suficientemente elocuentes o no encontramos las palabras apropiadas o tenemos vergüenza para expresarnos y nos enredamos o nos turbamos cuando queremos predicar algo. Pero acojamos la invitación que nos hace el Señor, pidamos a Él su ayuda, abramos nuestro corazón al Espíritu Santo, para que llegue hasta el toda la sabiduría amorosa, que necesitamos para expresarnos. Como decía San Gregorio, nosotros vamos al debate, pero es quien se expresa, porque nosotros pronunciamos las palabras, pero El habla.

5.    SERÁN ENTREGADOS HASTA POR SUS PROPIOS PADRES Y HERMANOS

Jesús dice; “Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán. Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.”

Los peores sufrimientos son los que nos causan las personas más queridas, porque sentimos el cariño perdido. Pero más sentimos cuando en nuestros propios hogares no logramos hacernos entender. Pero es allí, donde está el prójimo más próximo, es donde se debe dar nuestro trabajo con mayor constancia. Allí donde la permisividad se pone a prueba, donde confundimos la tolerancia con la incapacidad de poner atajo a los malos hábitos y hacemos la “vista gorda”, en los valores morales que nos corresponde como cristianos.

6.    YO RUEGO POR ELLOS, NO RUEGO POR EL MUNDO

Reza Cristo Jesús: Yo ruego por ellos, no ruego por el mundo, sino por los que tú me diste... y el mundo los aborreció porque no eran del mundo, como yo no soy del mundo. No pido que los tomes del mundo sino que los guardes del mal. Ellos no son del mundo como no soy del mundo yo” (Jn 17, 9-16).

Dos conceptos están claros en estas palabras de Cristo: que el mundo y los cristianos son enemigos y que Cristo y los cristianos vivan en el mundo, lo cual no es ser del mundo. Conceptos tan claros no siempre los ven todos en su claridad.

Si Cristo es enemigo del mundo y el cristiano es discípulo de Cristo, la mayor proximidad del cristiano a Cristo nos dará la mayor enemistad del cristiano con el mundo.

7.    QUISIERAN ESTAR BIEN CON DIOS Y CON EL MUNDO

Están, hoy como nunca, muchos cristianos preocupados de sus relaciones con el mundo. No se deciden a vivir en plena hostilidad con él. Quisieran estar bien con Dios y con el mundo. Oigamos a Cristo: “el mundo los aborreció porque no eran del mundo, como yo no soy del mundo” (Jn 17, 14).

No nos debe extrañar que el mundo aborrezca a los cristianos como aborreció a Cristo, si caemos en la cuenta de que ellos están para denunciarle. Las tinieblas son descubiertas ante la luz.

En una comunidad donde hay tantos que roban o adulteran, o mienten o estafan, unos a otros se encubren, hoy por ti mañana por mí. Si hay uno que no es como ellos se sienten molestos con su presencia, como acusados implícitamente y esto les llevará a involucrarle en su escándalo farisaico, como una victoria de los que, no pudiendo negar la luz que daña sus ojos amenazadores, querrán verla traspasada por su pequeña tiniebla.

8.    NO SE COMPRENDE QUE JESÚS TUVIERA ENEMIGOS PERO ÉSA FUE LA REALIDAD.

No se comprende que Jesús tuviera enemigos pero ésa fue la realidad. Los fariseos se pronunciaron contra Cristo. “¿Por qué, Señor? Hazme justicia y mi causa defiende contra gente sin amor; del hombre falso y fraudulento, oh Dios, líbrame”... (Sal 42). ¿Quiénes son esos hombres para situarse en contra de Cristo? Pobres insignificantes. ¡Contra su Creador y Señor! Pero les ciega su soberbia. Están satisfechos de sí mismos. Se creen santos, perfectos. “Nosotros pagamos contribución, ayunamos, no somos como los demás hombres...” (Lc 18, 11-12). Examinemos nuestra vida para ver si descubrimos algún brote de fariseísmo -guárdense del fermento de los fariseos, les decía Cristo a los mismos apóstoles - (Mt 16, 6). Porque el fariseísmo es un espíritu contrario al del Evangelio. Los fariseos se contentan con obras exteriores sin vivir interiormente la religión. ¡Tanta práctica de religión sin obras internas -que también se traslucirán -!

¡Cuántas discusiones que degeneran en disputas entre personas que practican la religión! ¡Cuánta vana ostentación y vanidad de las cosas que se hacen o de las cualidades que se tienen o se piensan tener, o se dice que se tienen! ¡Cuánta facilidad para juzgar mal a las personas e interpretar malas acciones del prójimo!

9.    HAY UNA DIFERENCIA DIAMETRAL ENTRE EL CRISTIANO Y EL FARISEO.

El cristiano es un hombre interior. El fariseo lo es exterior. El fariseo desprecia a los demás, el cristiano ama al prójimo. El fariseo se considera mejor que los demás, no cree que puedan decir algo interesante. Desprecia a la pecadora a quien Cristo perdona (Lc 7, 39). Líbranos, Señor, de la levadura del fariseísmo.

Y nuestros cristianos saben que, como Cristo, tendrán enemigos. ¡Vaya si lo saben!- y de ahí el miedo que tienen de serlo de veras. Y de parecerlo, a veces más que de serlo. Quisieran pasar desapercibidos: que no choque su actitud, vestir como los del mundo, hablar como ellos, ver los espectáculos que ellos ven, llevar los negocios como ellos.

Con esos cristianos ¿qué va a hacer Cristo en el mundo? ¿Cómo iluminar con una luz entenebrecida? Con una sal desvirtuada ¿cómo salar?

10.  PERO NI SIQUIERA UN CABELLO SE LES CAERÁ DE LA CABEZA

Pero Jesús nos dice: “Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza. Gracias a la constancia salvarán sus vidas.”

Es decir, no temamos a la verdad del caminar hacia la santidad, digan lo que nos digan, en el hogar, en el vecindario o en el trabajo, porque el menor de los buenos pensamientos, la más humilde y sencilla de las obras que hagamos, será premiado dignamente. Porque el que pacientemente, sin temor a las adversidades que podemos enfrentar, hace una vida sin que se ensucie su alma, encontrara la salvación prometida. La paciencia consiste en tolerar los males ajenos con ánimo tranquilo, y en no tener ningún resentimiento con el que nos lo causa.

En todas partes, tenemos la oportunidad de manifestarnos como auténticos cristianos, en el hogar, el trabajo, en la calle, frente a cualquier hermano, si somos constantes, alcanzaremos la salvación, es palabra prometida.

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

NI UN CABELLO DE VUESTRA CABEZA SE PERDERÁ

En el fragmento evangélico que acabamos de leer hemos oído dos veces la expresión «por causa de mi nombre». Más adelante, hemos oído afirmar a Jesús: «Yo os daré un lenguaje y una sabiduría». Las exhortaciones de Jesús, que tienen un pronunciado carácter profético, tienden a liberar a los testigos de preocupaciones excesivamente humanas, personales, para concentrar su atención en su nombre, esto es, en su persona y en lo que él está dispuesto a hacer en su favor.

Es así como podemos captar el valor específico del testimonio cristiano: éste vale no tanto por lo que las personas sepan o puedan expresar como por el don divino que, a través de su Palabra, se manifiesta. El testigo se convierte entonces en signo concreto y manifestador de una presencia superior; sus palabras transmiten un mensaje divino; su martirio es prolongación del martirio de Jesús.

Para esta prueba extrema que es el martirio, se les asegura a los testigos la presencia consoladora de Jesús, que no sólo los hace extraordinariamente elocuentes, sino, en cierto modo, también invulnerables: «Ni un cabello de vuestra cabeza se perderá». Esta divina seguridad encontrará amplia confirmación en el martirologio cristiano: no sólo en el que aparece en los Hechos de los Apóstoles, sino también en el que caracterizará de modo particular la historia de la Iglesia de los primeros siglos.

Podemos constatar, por tanto, que el martirio, en el marco de la historia bíblica y cristiana, caracteriza a la comunidad de los creyentes tanto del Antiguo (basta con pensar en el martirio de los siete hermanos Macabeos y en el de su madre) como del Nuevo Testamento.

ORACION (3)

 

Oh Señor, tú que eres «el Sufridor» por excelencia, ayúdanos a comprender que de la fidelidad a nuestra misión brota la disponibilidad al sufrimiento: sufrir para ser fieles a nuestra propia vocación o, mejor aún, a ti, que nos has llamado por nuestro nombre. Sufrir no como masoquistas, sino para llevar a cabo un designio de liberación en favor de los hermanos y para tu gloria. Sufrir para ser coherentes con un plan de valores, pagando con la rebelión de nuestras pasiones y con el rechazo de quienes no piensan como nosotros. Sufrir convencidos de que podemos y debemos eliminar el sufrimiento inútil sustituyéndolo por un sufrimiento consciente y paciente.

Sólo así tendremos esa paz que simboliza el mar de cristal y se ofrece a quien, tras haber pasado por el fuego de la prueba, sale de él purificado y renovado. Oh Señor, da vigor a tus promesas, haznos perseverantes en tu amor, tú que eres el Dios fiel.

SANTORAL (4)

 

SAN CLEMENTE, PAPA  S. I

"Clemente vio a los Apóstoles en persona, tuvo relación con ellos, oyó con sus propios oídos su predicación y conservaba aún ante su vista su tradición". Con estos términos presenta San Ireneo, un siglo más tarde, a aquel que, tras los desdibujados episcopados de Lino y Cleto, aparece como la figura prominente de primer sucesor de Pedro. Es cierto que su intimidad con los Apóstoles contribuyó no poco a imponer la elección de Clemente a la comunidad romana, aun cuando resulte imposible el reconocer a ciencia cierta su nombre entre aquellos de los que asegura San Pablo que se hallan inscritos en el «Libro de la Vida». En la carta que, hacia el año 95, dirigió en nombre de «la Iglesia de Dios que reside en Roma a la Iglesia de Dios que reside en Corinto» - a fin de exhortar a los cristianos de Corinto a la unidad y al amor - Clemente evoca con emoción la memoria de Pedro y Pablo. El espíritu que se deja entrever detrás de esta carta es el de un hombre que se nutría de la Escritura, el de un ciudadano que se mueve muy a sus anchas dentro del mundo grecolatino - cuya cultura había recibido - y el de un cristiano a quien había enseñado a orar el propio San Pablo ¿Fue llamado a dar su sangre por Cristo? Eso al menos es lo que atestigua la tradición a partir de fines del siglo IV. «Cristo dice Clemente, pertenece a las almas sencillas y no a aquellos que se engríen por encima del rebaño».

 

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 22.000 correos.

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-