DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

21 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.500 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:     www.caminando-con-jesus.org      www.caminando-con-maria.org     www.santateresadelosandes.cl

Suscriptores: 23.642

Fecha: 06-05-2019

Edición Nº MD 7.543

facebook

 

ANTÍFONA DE ENTRADA CF. 4 ESD 2, 35

Resucitó el buen pastor, que dio la vida por sus ovejas y se entregó a la muerte por su rebaño. Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Concédenos, Dios todopoderoso, que abandonando lo que viene del pecado, vivamos en la comunión con Jesucristo, con quien nos has identificada por los sacramentos pascuales. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

LECTURA Hech 6, 8-15

De los Hechos de los Apóstoles.

Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo. Algunos miembros de la sinagoga llamada "de los Libertos", como también otros, originarios de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de la provincia de Asia, se presentaron para discutir con él. Pero como no encontraban argumentos, frente a la sabiduría y al espíritu que se manifestaba en su palabra, sobornaron a unos hombres para que dijeran que le habían oído blasfemar contra Moisés y contra Dios. Así consiguieron excitar al pueblo, a los ancianos y a los escribas, y llegando de improviso, lo arrestaron y lo llevaron ante el Sanedrín. Entonces presentaron falsos testigos, que declararon: "Este hombre no hace otra cosa que hablar contra este lugar santo y contra la Ley. Nosotros le hemos oído decir que Jesús de Nazaret destruirá este Lugar y cambiará las costumbres que nos ha transmitido Moisés". En ese momento, los que estaban sentados en el Sanedrín tenían los ojos clavados en él y vieron que el rostro de Esteban parecía el de un ángel.

Palabra de Dios.

COMENTARIO: Los acontecimientos de los primeros siglos, guardan como un tesoro, la gran fidelidad de las primeras comunidades cristianas en los momentos de dificultad y prueba. Esteban, lleno de gracia y de poder, se deja guiar en sus palabras y en sus obras por la acción de Dios. Sin embargo, sus enemigos, no encuentran argumentos para acusarlo y juzgarlo. Hoy, esa misma presencia que fortaleció a Esteban, acompaña a cada discípulo del Señor en su vocación y misión. Vivamos convencidos de que Dios nos ayuda en todo momento, poniendo palabras de sabiduría en nuestros labios; así gozaremos de la presencia providencial del Espíritu.

SALMO Sal 118, 23-24.26-27.29-30

R. ¡Feliz el que sigue la ley del Señor!

Aunque los poderosos se confabulen contra mí, yo meditaré tus preceptos. Porque tus prescripciones son todo mi deleite, y tus preceptos, mis consejeros.

R. ¡Feliz el que sigue la ley del Señor!

Te expuse mi conducta y tú me escuchaste: enséñame tus preceptos. Instrúyeme en el camino de tus leyes, y yo meditaré tus maravillas.

R. ¡Feliz el que sigue la ley del Señor!

Apártame del camino de la mentira, y dame la gracia de conocer tu ley. Elegí el camino de la verdad, puse tus decretos delante de mí.

R. ¡Feliz el que sigue la ley del Señor!

ALELUYA Mt 4, 4b

Aleluya. El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Aleluya.

EVANGELIO Jn 6, 22-29

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

Después que Jesús alimentó a unos cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el agua. Al día siguiente, la multitud que se había quedado en la otra orilla vio que Jesús no había subido con sus discípulos en la única barca que había allí, sino que ellos habían partido solos. Mientras tanto, unas barcas de Tiberíades atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan, después que el Señor pronunció la acción de gracias. Cuando la multitud se dio cuenta de que Jesús y sus discípulos no estaban en el lugar donde el Señor había multiplicado los panes, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm en busca de Jesús. Al encontrarlo en la otra orilla, le preguntaron: "Maestro, ¿cuándo llegaste?". Jesús les respondió: "Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse. Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; porque es él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello". Ellos le preguntaron: "¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?". Jesús les respondió: "La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que él ha enviado".

Palabra del Señor.

COMENTARIO: Los evangelios nos revelan constantemente el interés que tienen las personas por buscar a Jesús. Algunas de ellas son muy egoístas, otras reflejan un idealismo revolucionario y otras muy honestas. Jesús, a través de su contacto constante con las personas, percibe cuáles son las verdaderas motivaciones, las escucha, pero las purifica totalmente. La invitación del Señor nos impulsa a madurar nuestra fe y nuestras motivaciones. Busquemos entonces no los milagros de Dios, sino a Dios, que obra los milagros.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Lleguen hasta ti, Señor, nuestras oraciones junto con estas ofrendas, para que, purificados por tu gracia, recibamos el sacramento de tu inmensa bondad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Jn 14, 27

Dice el Señor: Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todopoderoso, que nos haces renacer a la vida eterna por la resurrección de Cristo, concédenos que los sacramentos pascuales den fruto abundante en nosotros, e infunde en nuestros corazones la fuerza de este alimento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”

Jn 6, 22-29

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


1.      SUS DISCÍPULOS LO VIERON CAMINANDO SOBRE EL AGUA

Las gentes están impresionadas, maravilladas con Jesús, el milagro que él ha hecho multiplicando los panes es extraordinario, entonces no quieren separarse de Él.

Después que Jesús alimentó a unos cinco mil hombres, despidió a la multitud después de la multiplicación de los panes. Esto fue la misma tarde, al embarcarse los discípulos. El Evangelio dice que: Al día siguiente, la multitud que se había quedado en la otra orilla, es decir un pequeño grupo se habría quedado allí, a la espera de Jesús, que no había embarcado, y que acaso ese a lo que alude san Juan, es decir, en la región de et-Batiha, donde multiplicó los panes.

Las gentes que se habían retirado, lo mismo que la que se había quedado, habían constatado esto: que Jesús no había embarcado con los discípulos, con eso queda ratificado que Jesús hizo su caminata milagrosa sobre las aguas, y que no había quedado allí más que una barca.

2.    FUERON A CAFARNAÚN EN BUSCA DE JESÚS

Dice el evangelio: Mientras tanto, unas barcas de Tiberíades atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan Pero al siguiente día de la multiplicación de los panes vinieron a este lugar diversas barcas procedentes de Tiberíades,  sin que se diga el motivo de esta arribada. Acaso en busca de Jesús, avisados por algunos de los que hubiesen retornado la víspera, o por el rumor de que se hallase allí. Tiberíades era capital y, situada en el lago, era el puerto principal de Galilea. Josefo, historiador judío, hace ver el gran movimiento de naves que en él había en ese lugar.

Como estas gentes que había quedado allí se dieron cuenta que no podían encontrar a Jesús, aunque no lo vieron embarcar; y como vieron que los discípulos se dirigieron a Cafarnaúm, aprovecharon la oportunidad de estas barcas que acababan de llegar de Tiberíades, se embarcaron en ellas, dice san Juan: subieron a las barcas y fueron a Cafarnaúm en busca de Jesús.  Aquí lo van a encontrar, y en esta villa tendrá lugar el discurso sobre el “Pan de vida.”

3.    "MAESTRO, ¿CUÁNDO LLEGASTE?".

Otro rasgo de tipología eucarística de este relato de San Juan está en cómo alude a la multiplicación de los panes: atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan, después que el Señor pronunció la acción de gracias. Su confrontación con los relatos de la institución eucarística lleva a esto (cf. Lc 22:20; 1 Cor 11:25). El sentido tipológico vale aunque sea interpolación.

Prestemos atención a parte del hermoso discurso sobre la diferencia y necesidad de un alimento espiritual, que Jesús hace al encuentro con las multitudes en la región de Cafarnaúm.

Al encontrarlo en la otra orilla, le preguntaron: Maestro, - cuándo llegaste - . La pregunta que le hacen con el título honorífico de Maestro, Rabí, lleva un contenido sobre el modo extraordinario como vino. Sabían que no se había embarcado ni venido a pie con ellos. Deben haber estado maravillados, al pensar como había venido Jesús. Era un volver a admitir el prodigio en su vida.

4.    LES ASEGURO QUE USTEDES ME BUSCAN, NO PORQUE VIERON SIGNOS, SINO PORQUE HAN COMIDO PAN HASTA SACIARSE

La respuesta de Jesús pasa por alto aparentemente la cuestión para ir directamente al fondo de su preocupación. No le buscan por el milagro como signo que habla de su grandeza y que postula, en consecuencia, obediencia a sus disposiciones, sino que sólo buscan el milagro como provecho, Jesús les respondió: Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse. Que busquen, pues, el alimento no temporal, aun dado milagrosamente, sino el inmortal, el que permanece para la vida eterna, y éste es el que dispensa el Hijo del hombre, por eso le dice Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; y cuya garantía es que el Padre, que es al que ellos llaman Dios, el Padre, marcó con su sello. La credencial del que lo envía, son los milagros, los signos.

5.    TRABAJEN, NO POR EL ALIMENTO PERECEDERO, SINO POR EL QUE PERMANECE HASTA LA VIDA ETERNA

En nuestra realidad de hoy, con cierta pena vemos como sucede que hay personas que buscan en la religión algo que les resulte conveniente, entonces buscan a Dios no por Dios, sino por la ayuda que pudieran conseguir de Él, y además exigen rapidez, luego suceden que la respuesta les tarda en llegar, entonces, pierden la fe y le dan la espalda la Señor. No es el alimento material el que debemos buscar, sino el que permanece por siempre, hasta la Vida Eterna.

Hasta aquí las multitudes,  y sobre todo los que los guiaban, no tienen dificultad mayor en admitir lo que Jesús les dice, principalmente por la misma incomprensión del hondo pensamiento de Jesús. Por eso, no tienen inconveniente en admitir, como lo vieron en la multiplicación de los panes, que Jesús esté sellado por Dios para que enseñe ese verdadero y misterioso pan que les anuncia, y que es alimento que permanece hasta la vida eterna.

6.    QUÉ DEBEMOS HACER PARA REALIZAR LAS OBRAS DE DIOS

De ahí el preguntar qué - Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios - es decir, para que Dios les retribuya con ese alimento maravilloso. Piensan, seguramente, que puedan ser determinadas formas de sacrificios, oraciones, ayunos, limosnas, que eran las grandes prácticas religiosas judías.

Pero la respuesta de Jesús es de otro tipo y terminante. En esta hora mesiánica es que - Jesús les respondió: - La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que él ha enviado -  Fe que, en San Juan, es con obras (San Juan 2:21; cf. San Juan 13:34). La multitud comprendió muy bien que en estas palabras de Jesús no sólo se exigía reconocerle por legado de Dios, sino la plena entrega al mismo.

Esto es lo que nos dice con mucha claridad Jesús, no está Dios para servir al hombre, al contrario, el hombre está para servir a Dios. Dios atiende nuestras plegarias y necesidades, todo esto por el gran amor que les tiene a los hombres, pero debemos estar siempre dispuestos a servirle, haciendo su voluntad, viviendo una vida y una conducta agradable a Dios, y a Él le dejamos su misericordioso auxilio.

Jesús, le dijo a Catalina de Siena: Tu preocúpate de Mí, Yo me preocupare de tí  y de tus cosas

La alegría de Cristo resucitado vivan en sus corazones

    Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

EVANGELIO, ANUNCIADO NO SÓLO EN JERUSALÉN, SINO “HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA”.

Esteban es el primer apóstol de los helenistas. Suyo fue el primer intento de inculturación, constituido por un decidido distanciamiento respecto al judaísmo tradicional. Pero no consiguió su objetivo en algunos de los suyos. También hay conservadores entre los procedentes de la diáspora, quizás incluso más que entre los propios judíos palestinenses. Probablemente se debiera a la necesidad de defender su propia identidad. La primera aproximación al mundo judío de lengua y cultura griega es rechazada también por los notables. Esteban sigue así el destino de Jesús: es rechazado. Al parecer, el precio que hay que pagar para abrir nuevos caminos es ser incomprendido, malentendido, rechazado, calumniado y condenado. Sin embargo, también es verdad que del martirio de Esteban proceden frutos muy copiosos precisamente a partir de los griegos: y no sólo de los judíos de lengua griega, sino de toda la cultura griega.

Esteban es un provocador, y, por eso, se mete él mismo en el camino del martirio, como sucede en toda sociedad intolerante. Ahora bien, su provocación procede de una sabiduría superior, es fruto de una peculiar comprensión del plan de Dios. Este plan preveía que el Evangelio fuera anunciado no sólo en Jerusalén, sino “hasta los confines de la tierra”. El Espíritu se sirve del carácter entusiasta y “belicoso” de Esteban para agitar el ambiente: Esteban pierde, pero la causa del Evangelio recorrerá el mundo

 

ORACION (3)

 

Señor, tenemos necesidad de testigos animosos como Esteban. Tenemos necesidad de anunciadores “imprudentes” como él, que agitan a los adversarios y a los amigos, dentro y fuera de nuestros círculos. Tenemos necesidad de profetas “incómodos”, como se decía hace algunos años, para difundir la Buena Nueva. Tenemos necesidad de hombres y mujeres que no tengan miedo de hacer frente a las incomprensiones y los malentendidos a causa de tu nombre. Tenemos necesidad de personas que sean capaces de recorrer nuevos caminos y no tengan miedo a no ser comprendidos por esos mismos por quienes se comprometen y se dejan la piel.

Señor, danos estos testigos fuertes, ánimos animosos.

Señor, no permitas que nos ceguemos hasta el punto de no comprenderlos e incluso aislarlos, calumniarlos, contribuyendo con nuestra incomprensión a marginarlos y -no lo permitas, Señor!- a condenarlos.

SANTORAL (4)

 

SAN PEDRO NOLASCO

En el siglo XIII aparece viviendo en Barcelona un rico joven de estirpe del Languedoc, que admira a todos por su ejemplar conducta moral, su religiosidad y su espíritu de caridad, y que organiza una especie de pequeña cofradía consagrada a la redención de cautivos de la morisma. Se llamaba Pedro Nolasco; se dice que ha nacido unos veinte años antes, de padres nobles, en el Mediodía de Francia, en una finca cerca de Carcasona, y que vino a Cataluña al quedar huérfano, pues algunos de sus familiares eran albigenses y la infausta herejía que tan lamentablemente estaba extendida en su país y le causaba gran  repugnancia.

Otros dicen con argumentos muy sólidos que era natural de Barcelona, nacido en el seno de una de las ricas familias procedentes de tierra francesa establecidas en el llano del Norte de la ciudad, cobijado desde entonces por el patronazgo de San Martín de Tours y llamado Sant Martí dels Provençals.

FORMACION RELIGIOSA

Formado religiosamente en un monasterio cisterciense francés o en Cataluña, según las diversas hipótesis de los biógrafos, la vida del joven Nolasco se mostraba saturada de pureza angelical, de fervor devoto, de afecto filial a la Virgen Santísima, de compasión con los pobres y enfermos, a los que auxiliaba con abundantes limosnas y asistía personalmente, sobre todo en el hospital de Santa Eulalia.

Paulatinamente fue penetrando Nolasco en el conocimiento de la tragedia de los cautivos cristianos y de su magnitud. Tragedia enorme para ellos y para nuestro país, aquel cautiverio de mucha de su gente en manos de los musulmanes, lejos del hogar propio, y una gran parte lejos de la patria...

LA TRAJEDIA DE LOS CAUTIVOS

Nolasco se iba haciendo testigo del duelo de las madres que lloraban a sus hijos prisioneros, oía contar historias terribles de sufrimientos, do torturas... y también de apostasías. Se trataba de la tribulación de los cuerpos y del peligro de las almas. Por esto surgió en él una idea, que poco a poco se convirtió en su aspiración obsesionante: la de consagrarse a la liberación de cautivos; y buscó colaboradores que le acompañasen en sus entusiasmos. Un buen puñado de piadosos varones, algunos ricos y nobles, se pusieron a sus órdenes. Y desde entonces se preocupó cada día más de la realización de su empresa redentora.

Muy pronto, pasando de los proyectos a las obras, organizó diversas escaramuzas en tierras de moros, para librar de sus garras a cuantos desgraciados prisioneros fuese posible. Armando barcos adrede, con la cooperación pecuniaria o personal de sus adheridos, fue a Mallorca, Valencia, Murcia; y a fuerza de mucho dinero, y a través de tormentas en el mar, insultos de los infieles y azares peligrosísimos, logró que centenares de cristianos recobrasen la libertad deseada. En cierta ocasión, Barcelona le vio llegar al puerto con trescientos hombres semidesnudos, hambrientos, cubiertos de llagas y cicatrices...

SU FORTUNA NO LE ALCANZA

El derrame de limosnas y los dispendios de tamañas hazañas, agotaron la fortuna de Pedro Nolasco. Y su corazón tuvo que preguntarse cómo iba a ser posible la prosecución de la modesta cruzada liberadora. ¿Acaso podría continuarse con multiplicadas aportaciones de otros, si no le vieren a él contribuir con sus propios recursos? Pero no temió el fracaso. Se había puesto bajo la protección de la Reina del Cielo, y confió serenamente en su bondad maternal. Y fue, realmente, la Madre celeste la que le trajo el gran socorro. El día 1º de agosto de 1218, festividad de San Pedro prisionero, se le apareció y le manifestó que sería muy del agrado de su Hijo y suyo que fundase una Orden religiosa con el título de Nuestra Señora de la Merced para la redención de cautivos, prometiéndole su asistencia.

Persuadido Pedro Nolasco de la voluntad de Dios en fuerza de esta visión, de cuya objetividad no le cupo la menor duda, sólo se preocupó de deliberar los medios para la ejecución de lo que María acababa de indicarle.

RAIMUNDO DE PEÑAFORT

Ante todo acudió a consultar a persona de tan alta prudencia como Raimundo de Peñafort, canónigo penitenciario, el cual recibió con emoción y sumo interés la noticia que Nolasco le daba y desde aquel día se hizo como cosa suya la Orden, por lo que se le llama justificadamente su segundo fundador. Obtenido tan importante beneplácito, se fue Nolasco a visitar al Rey Jaime 1 el Conquistador, que le recibió con no menor afecto, hasta el punto que inmediatamente dio las órdenes oportunas para el caso. Y el día de San Lorenzo, el Monarca, acompañado de toda su corte y de las autoridades de Barcelona, se encaminó a la Catedral, donde Raimundo subió al púlpito y explicó al pueblo allí congregado el alcance de la ceremonia que se iba a celebrar: la de la fundación de la Orden de la Merced.

IMPOSICION DEL HABITO

El Obispo de la Diócesis, Berenguer de Palou, vistió el hábito y el escapulario de la nueva Orden a Nolasco y otros, aceptando de ellos los tres votos ordinarios y un cuarto voto especial, por el cual se obligaban, no solamente a buscar limosnas para la redención de cautivos, sino también a quedarse prisioneros por el rescate de los otros, cuando fuere necesario. Jaime I en persona acompañó a los investidos a su Palacio, del cual les cedió una parte para que instalasen su primer convento.

No pasó mucho tiempo sin que fuese preciso hacer un convento nuevo: tantos fueron los que solicitaron el ingreso, algunos pertenecientes a la nobleza más ilustre. Entonces se determinó establecerlo junto a la iglesia de Santa Eulalia, cerca del mar, en el sitio en que se sitúan hoy la Basílica de la Merced y la Capitanía General de Cataluña. Ni tampoco tardó Nolasco en tener el consuelo de ver dilatada su familia religiosa con otras Casas, en muchas poblaciones catalanas y aragonesas.

LA PRIMERA EXPEDICION

La primera expedición organizada por el Santo como dirigente de la Orden fue hacia el reino de Valencia, ocupado todavía por los sarracenos. Poniéndose personalmente al frente de la misma y empleando los métodos previstos, liberó a muchos cristianos. A otros tantos, asimismo, en una segunda incursión, en el reino de Granada. Después de las conquistas de Valencia, Mallorca y Murcia por el Rey Don Jaime, ya no hubo problema de redenciones en tales reinos. Hubo sí en ellos fundaciones de conventos mercedarios, por voluntad del mismo Rey, para que sirvieran de focos de irradiación espiritual y de impulso de la redención en la que no ha cesado la Orden: la de las almas. Más adelante pasó Nolasco con algunos de sus frailes a Berbería, donde pudo satisfacer su sed de padecer por Cristo, si ella no hubiera sido insaciable; porque, además de las fatigas que sufrió, fue encerrado en una mazmorra, cargado de cadenas, tratado con crueldad y repetidamente puesto en peligro de muerte. A fuerza de todos estos tormentos y otros sacrificios, pudo llevarse cautivos en número muy considerable.

RENUNCIA A SU CARGO

Poco tiempo más tarde, reunió el Santo a sus religiosos para anunciarles su dimisión del cargo de Padre general y su propósito de vivir el resto de su vida como simple fraile; pero ninguno aceptó la renuncia, y lo más que logró fue que eligiesen un Vicario, en el cual resignó todo lo honorífico, reservándose para sí únicamente el cuidado de distribuir las caridades. Cargado de achaques, no por esto dejó de aumentar sus penitencias. Se tenía por el más insignificante.

Es difícil ser más humilde que lo fue él. Firmaba las cartas «Pedro Nolasco, siervo inútil e indigno», o también: «Pedro Nolasco, desecho del mundo». Y como le dijesen que estos títulos parecían ridículos, respondía que la firma debía expresar lo que somos y que él se calificaba tal como juzgaba ser.

En su última enfermedad sufrió largos y vivos padecimientos, durante los cuales no perdió jamás su habitual dulzura. Sintiendo que se acercaba su hora suprema, reunió a los religiosos de la Casa, recibió los Sacramentos con fervor y se entregó después a la más alta contemplación. Falleció en Nochebuena, con una suavidad inefable, iluminado su rostro por una sonrisa verdaderamente navideña.

Jesús Marti Ballester

 

FUENTES DE LA PAGINA

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant ocds, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO DEBE INDICARSE EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-