MISA DIARIA DE CAMINANDO CON JESUS

"La Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana" (LG 11)

image001

Página de Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

20 años en Internet

La edición de la Misa Diaria, Reflexión Bíblica, Lectio Divina y Santoral, enviada por correo por sistema de grupos, es las más antigua de Internet, comenzó en el año 1998 y hoy llega a más de 23.800 suscriptores. Si desea suscribirse o comunicar algo, escriba al correo electrónico: caminandoconjesus@vtr.net  

Está permitido el re-envío, la copia y la publicación de esta página, solo ruego indicar el autor y las fuentes de origen.

Este subsidio está publicado todos los días en el WEB www.caminando-con-jesus.org en este ENLACE: MISA DIARA

Cantidad de visitas acumuladas desde el año 2003 al ENLACE Misa Diaria:   Contador Gratis 

Páginas WEB:                            www.caminando-con-jesus.org            www.caminando-con-maria.org

Suscriptores: 23.817

Fecha: 8-11-2018

Edición N.º MD 7.368

Semana XXXI

LITURGIA DE LA HORAS

facebook

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 37,22-23

Señor, no me abandones, Dios mío, no te quedes lejos de mí; apresúrate a venir en mi ayuda, mi Señor, mi Salvador.

ORACIÓN COLECTA

Dios omnipotente y lleno de misericordia, que concedes a tus fieles celebrar dignamente esta liturgia de alabanza; te pedimos que nos ayudes a caminar sin tropiezos hacia los bienes prometidos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos

LECTURA Flp 3, 3-8

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Hermanos: Los verdaderos circuncisos somos nosotros, los que ofrecemos un culto inspirado en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, en lugar de poner nuestra confianza en la carne, aunque yo también tengo motivos para poner mi confianza en ella. Si alguien cree que puede confiar en la carne, yo puedo hacerlo con mayor razón; circuncidado al octavo día; de la raza de Israel y de la tribu de Benjamín; hebreo, hijo de hebreos; en cuanto a la Ley, un fariseo; por el ardor de mi celo, perseguidor de la Iglesia; y en lo que se refiere a la justicia que procede de la Ley, de una conducta irreprochable. Pero todo lo que hasta ahora consideraba una ganancia, lo tengo por pérdida, a causa de Cristo. Más aún, todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por Él he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo.

Palabra de Dios.

COMENTARIO: Pablo afirma que el verdadero pueblo de Dios está formado por todos los que practican “el culto según el Espíritu de Dios” (cf. Jn 4, 23-24), independientemente, que sean judíos o gentiles. El verdadero fundamento de la salvación es Cristo, la fe en Él, y no la “carne”, o sea, los meros privilegios raciales o religioso culturales de Israel (cf. Gál 6,12). Pablo posee todos los títulos requeridos para vanagloriarse de ser un judío entre los judíos. Sus siete títulos enumerados aquí son “pérdida” comparados con la “ganancia” de Cristo. Con ello, Pablo nos da un magnífico testimonio de cómo debe ser una verdadera conversión: no se trata sólo de pasar del “judaísmo” al “cristianismo”, sino de pasar del fanatismo e intransigencia a una actitud auténticamente libre. Para Pablo sólo cuenta haber conocido a Cristo. Él es la clave que soluciona el sentido de nuestra existencia.

SALMO Sal 104, 2-7

R. ¡Alégrense los que buscan al Señor!

¡Canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas! ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor! R.

¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro; recuerden las maravillas que Él obró, sus portentos y los juicios de su boca! R.

Descendientes de Abraham servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.

ALELUYA Mt 11, 28

Aleluya. “Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré”, dice el Señor. Aleluya.

EVANGELIO Lc 15, 1-10

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo, pero los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: “Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”. Jesús les dijo entonces esta parábola: “Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: «Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido». Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse”. Y les dijo también: “Si una mujer tiene diez dracmas y pierde una, ¿no enciende acaso la lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, llama a sus amigas y vecinas, y les dice: «Alégrense conmigo, porque encontré la dracma que se me había perdido». Les aseguro que, de la misma manera, se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte”.

Palabra del Señor.

COMENTARIO: Lucas nos ofrece hoy las parábolas de la oveja y de la moneda pérdidas, que junto con la del hijo pródigo constituyen las tres parábolas de la misericordia de Dios. En ellas resalta el gozo y la alegría de recuperar lo que se había perdido, gracias al amor misericordioso del Padre por la gestión del Hijo, que “acoge a los pecadores y come con ellos”. La misericordia divina es una de las constantes bíblicas y síntesis de toda la historia de la salvación, que culmina en Cristo, imagen y espejo del rostro misericordioso del Padre. Dios Padre no margina a nadie, sino que se alegra de recuperar y salvar al hombre perdido en la soledad de su pecado, devolviéndole su dignidad. Su perdón y su misericordia, lejos de humillar al hombre y de ofender su dignidad personal, le devuelve su categoría de hijo suyo y de hermano de los demás hombres. Que Dios sea Dios y pierda, en cierto sentido su tiempo, por una sola oveja perdida ¿no es asombroso?

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Señor, que este sacrificio sea para ti una ofrenda pura, y para nosotros una fuente generosa de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Cfr. Jn 6, 57

Dice el Señor: así como yo, que he sido enviado por el Padre que tiene vida, vivo por el Padre, el que me come vivirá por mí.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te pedimos, Padre, que crezca en nosotros la acción de tu poder para que, restaurados con estos sacramentos celestiales, tu gracia nos prepare a recibir lo que ellos nos prometen. Por Jesucristo, nuestro Señor.

  REFLEXIÓN BÍBLICA

 

“Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”

Lc 15, 1-10:

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

1.      SOBRE LA PERSONALIDAD DE JESUCRISTO

Ninguno de nosotros ha visto a Jesucristo, y todas las imágenes que dé El existen, son una creatividad que en muchos casos, son parte del amor que le tenemos, entonces pensamos que debe haber sido así o parecido. Pero si nos ponemos a reflexionar sobre la personalidad de Jesucristo, de cómo era, como hablaba o se acercaba a las gentes, tenemos que concluir que debe haber sido muy atrayente, y haber tenido unos ojos cautivantes, considerando que los evangelios revelan que miraba el corazón de los hombres. Jesús, debió de tener una presencia agradable, amable para que muchos acudieran a Él, y le llevaran niños para que les impusiera las manos; unos modales dignos que inspiraban el afecto de personas de toda condición; una mirada que removió a los Apóstoles para que lo siguieran dejando todas las cosas

2.      ESTE ACOGE A LOS PECADORES Y COME CON ELLOS.

En efecto, la forma de hablar y dirigirse a las gentes debe haber sido impactante y con un gran atractivo, con un especial magnetismo para las personas y, por lo que hemos leído en los Evangelios, todos querían acercársele, tocar su manto e incluso se conformaban con tocar la sombra del Señor. Aún más, Jesucristo buscaba estar con las gentes y sin ninguna discriminación. Es así, como se acercaban a El todos los publícanos y pecadores para oírle, y los fariseos y escribas murmuraban, diciendo: Este acoge a los pecadores y come con ellos.

3.      ACUDÍAN A CRISTO PARA OÍRLE, PARA APRENDER, PARA SABOREAR LA PALABRA DEL SEÑOR

En estos dos versículos, y con una amplificación manifiesta, “todos los publícanos,” dice Lucas, se acercan a quien es solo misericordia. Estos publícanos y pecadores — gentes que no se preocupaban de la pureza “legal” farisaica — acudían a Cristo para oírle, para aprender, para saborear la Palabra del Señor y, esto levantó, una vez más, la censura de los fariseos y escribas para murmurar de Él, porque comía y acogía a los pecadores. Pero la respuesta de Cristo la articula Lucas en estas parábolas, que con desarrollo distinto, tienen la misma finalidad: la misión y el gozo de Cristo por salvar a los pecadores.

4.      JESÚS BUSCA AL PECADOR

Del mismo modo como en esta bella parábola el pastor busca la oveja perdida, Jesús busca al pecador, es la prueba clara de que es voluntad de Dios que no se pierda ninguno de sus hijos. El tema directamente es la misericordia de Dios sobre el pecador. Esta es tal, que Dios no sólo ofrece el perdón, sino que tiene sobre él una misericordia dinámica: lo “busca” de mil maneras, “hasta” que halle a esta oveja perdida. Y se confirma por el “gozo” en el cielo.

Luego el traerla sobre sus hombros es un detalle más del gozo de Dios por el pecador convertido. El rasgo de convocar a “amigos y vecinos,” para que se “alegren” con él por el hallazgo, es un rasgo parabólicamente irreal, pero que en su mismo uso indica una finalidad superior. Y ésta es la solicitud y gozo de Dios en la busca y conversión del pecador. Como en los grandes éxitos familiares se convida, para celebrarlos, a la vecindad y los amigos

5.      EN EL CIELO “SERÁ MAYOR LA ALEGRÍA

Esta parábola no solo subraya la idea de buscar, es más profundo, se quiere destacar la alegría de encontrar. Y aun este gozo por la conversión del pecador cobra un nuevo rasgo y una nueva perspectiva: su eco en el cielo. La frase que en el cielo “será mayor la alegría” por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan conversión, es una paradoja. Sin duda, Dios no ama menos a los justos que al pecador arrepentido; pero a este pecador Dios lo ha buscado, perseguido con su gracia, como el pastor ha hecho con su oveja, y el resultado, la conversión, da a Dios una ocasión de alegría que no le ofrecen los justos. Hasta se diría que, usándose aquí de un antropomorfismo, la fidelidad de los justos produce una alegría discreta, completamente íntima; pero la conversión de los pecadores causa un alegría inmensa.

6.      SOLICITUD Y GOZO DE DIOS POR LA CONVERSIÓN DE UN PECADOR

En la segunda parábola de la moneda perdida, dice que será la alegría entre los ángeles de Dios por un pecador que haga penitencia. Con la misma finalidad de la solicitud y gozo de Dios por la conversión de un pecador se expone por Cristo esta parábola. La descripción es minuciosa, viva. La moneda de plata perdida es el dracma, que tenía un valor equivalente al denario. La mujer barre y revuelve todo para encontrarla; en las casas pobres, el suelo era de tierra pisada. Tal es el gozo de esta pobre mujer por aquella dracma que para ella le era cosa tan preciada — como para Dios el pecador convertido —, que convoca a la vecindad para que la feliciten y se alegren con ella.

Así habrá alegría “entre los ángeles de Dios” por un pecador que se convierta. Los “ángeles de Dios” es una forma sinónima de la “alegría que hay en el cielo” de la parábola anterior. El pecador convertido pertenece a la familia del cielo, y hay gozo cuando el pecador vuelve a esta familia.

7.      JESÚS PERDONA DE CORAZÓN, A TODO AQUEL QUE SE ARREPIENTE

Cristo ha venido a establecer y a instituir la gracia, él sabe de misericordia, ha venido a reconciliarnos con el Padre, Jesús perdona de corazón, a todo aquel que se arrepiente, y como sabemos el solo pide, no pecar más. Pidámosle al Señor, contagiarnos de esa natural inclinación a la bondad, a la compasión y a la misericordia que él tiene, y aprendamos de Él, que se sienta a comer con todos si discriminar a los hombres por su origen o por su faltas. Él es el único maestro del cual debemos aprender, al el debemos seguir y nosotros somos todos hermanos iguales ante los ojos de Dios.

El Señor nos Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

PARA LA LECTIO DIVINA  (3)

 

ALEGRIA

Que se alegren los que buscan al Señor: el estribillo del salmo responsorial de la liturgia de hoy sintetiza bastante bien el mensaje central. Como es obvio, cuando se habla de «alegría», en la jerga bíblica y, sobre todo, en la evangélica, es menester liberarla de todo significado exterior y efímero. Se trata, más bien, de una alegría exquisitamente personal, interpersonal, que crece en la medida en que es participada y compartida.

Es la alegría de Pablo, que brota del sublime conocimiento de Jesucristo y desea compartir con los cristianos de Filipos; es la alegría del Padre, que goza más en el cielo por un pecador convertido que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de conversión; es la alegría de Cristo, el buen Pastor dispuesto a dar su vida por la salvación de un solo pecador; pero es también nuestra alegría, la de los pecadores que sabemos que tenemos en el cielo un Padre misericordioso, además de un mediador compasivo y amoroso, del mismo modo que sabemos que tenemos también en la tierra alguien que, en su nombre, ha recibido el ministerio de perdonar nuestros pecados, a fin de que aprendamos a ser compasivos y misericordiosos con nuestros hermanos.

Es, por consiguiente, la alegría del perdón otorgado a quien lo necesita y lo pide con humildad, pero es también la alegría del perdón pedido con humildad, acogido con gratitud y evangelizado con valor

ORACION (3)

 

¿Fariseo? A veces lo soy, y tú entonces, Señor, me condenas, porque, tras haberme vuelto seguro con una lógica intransigente, me vuelvo intolerante con los que son esclavos de normas absolutas que ofuscan y desaprueban la libre aportación de decisiones individuales destinadas a situaciones específicas. Esta actitud me convierte en un «sepulcro blanqueado», irreprensible en cuanto a la justicia -como dice Pablo- y duro con las limitaciones ajenas. Pero tú has dicho: «¡Ay de los que juzgan...!».

¿Publicano? Así me presento, y tú, Señor, me perdonas porque no soy «justo» a mis ojos. Esta visión, más humana y más real, de mi debilidad me permite experimentar tu misericordia, gustar tu amor y vivir con agradecimiento en una actitud de respeto hacia ti, hacia mí mismo, hacia los otros, hacia el mundo. Al amor se le responde con alegría, y por eso «se llenarán de alegría los ángeles de Dios por un pecador que se convierta».

SANTORAL (4)

 

SANTA ISABEL DE LA TRINIDAD

1.    SÍNTESIS DE SU VIDA

1.1 Nace Isabel y la encaminan a su fe con los sacramentos

18 de julio de 1880. Nace Isabel Catez Rolland en el campamento militar de Avord, cerca de Bourges (Francia). Ella es hija de Francisco José Catez y María Rolland. Cuatro días más tarde. El 22 de julio de 1880, recibe el sacramento del bautismo. Es bautizada con tres nombres: María Josefina Isabel.

A los siete años de edad, el 2 de octubre de 1887, después de una larga enfermedad, muere su padre, D. Francisco José Catez.

A los 8 años de edad, año 1888, comienza a prepararse para recibir los sacramentos de la confesión y comunión. Le habla de su vocación al abate Angles. Tres años más tarde, el 19 de abril de 1891 recibe la primera comunión en la parroquia de San Miguel en Dijon. A partir de esa fecha, se comienza a destacar en Isabel un cambio radical de su conducta. Ese mismo año, el 8 de junio recibe el sacramento de la confirmación.

1.2 Cualidades artísticas y religiosas de su adolescencia

Se destaca en su adolescencia, teniendo ya 14 años, su cualidad artística y religiosa. El 22 de abril de 1994 escribe una oración que conservará durante su vida a su patrona santa Isabel. Ese mismo año hace el voto de virginidad, consagrándose definitivamente a María. El 25 de julio obtiene el primer premio de música en el Conservatorio de Dijon, luego el 11 de agosto escribe su primera poesía para felicitar a su madre, Doña María Rolland, que celebraba su fiesta onomástica el 15 de agosto.

1.3 Capacidad de transmitir sus experiencias

Se destaca en Isabel su capacidad de transmitir sus experiencias, cuan ella viaja de vacaciones del verano de 1895, meses de agosto a septiembre, escribe a sus amigas sus anécdotas de sus vacaciones. En sus letras, se matiza su ideal de vida espiritual Esto se repite con más emotividad en sus palabras durante sus vacaciones del año 1998, donde entre los meses de agosto-septiembre viaja de vacaciones en los Vosgos y excursiones al Jura, y describe su experiencia y sentimientos en narraciones breves, sencillas, pero que reflejan su afecto. Nuevamente a los años de edad, agoto a octubre de 1898 viaja de vacaciones al sur de Francia y por Suiza, en esta ocasión incluye en su excursión a Lourdes.

1.4 Ejercicios espirituales

Caminando ya a los 19 años de edad, en enero de 1899 hace ejercicios espirituales. Los dirige el P. Luis Chesnay, S. J. 30 de enero, estas experiencias las comienza a escribir lo que se conserva de su Diario.

Del 4 de marzo al 2 de abril del año 1899 participa en la Misión General en Dijon, predicada por Padres Redentoristas. A Isabel le sobreviene u gran fervor de espíritu y ardiente celo apostólico por las almas, sobre todo por la conversión del señor Chapuis, propietario de su casa en Dijon. Un año más tarde del 23 al 27 de enero de 1900, hace ejercicios espirituales con el Padre Hoppenot, S.J.

1.5 El camino de la vocación religiosa

El 26 de marzo de 1989, su madre le otorga el permiso para ingresar en el convento de Madres Carmelitas Descalzas cuando cumpla veintiún años de edad. Es así como el 2 de agosto de 1901 ingresa en el convento de Madres Carmelitas Descalzas de Dijon, después de haber oído misa y comulgado con su familia. Tres meses después, siendo el 8 de diciembre toma el hábito carmelita en una ceremonia presidida por el obispo, Mons. Le Nordez y en la que predica el P. Vallée. Por decisión personal, y siguiendo los consejos de la Madre María de Jesús, recibe el nombre de María Isabel de la Trinidad. Dos años más tarde, el 11 enero de 1903 hace la profesión religiosa en el domingo siguiente a la Epifanía y luego el 21 de enero recibe el velo blanco de corista en la festividad de Santa Inés

1.6 El camino del amor santo

No existe un camino más santo que el del amor y el sacrifico por las verdades de nuestra fe. El camino a la casa del Padre nos revela el verdadero amor a Dios, y no es otra cosa que aceptar su voluntad, aunque sudemos sangre y experimentemos nuestro propio Getsemaní. En el dramático relato de Lucas se nos expone como el mismo Jesús se apartó y puesto de rodillas oraba diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces, se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Y sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra. (Lc 22, 41-44)

1.7 “Elevación a la Santísima Trinidad.”

Una fecha interesante para hablar de este camino de amor es el 21 de noviembre de 1904, Sor Isabel escribe “Elevación a la Santísima Trinidad.”

1.8 Síntomas de una grave enfermedad

Ya durante el año 1905, a partir del 8 de marzo, se manifiestan en sor Isabel los primeros síntomas de fatiga física. Mal de Addison. Ese día empieza la Cuaresma, y la dispensan de la observancia de la Regla. También la relvan de en su oficio de segunda tornera y le dan descanso relativo para conseguir la recuperación de su salud. Su ánimo es muy grande, su fortaleza también, pero su salud se va deteriorando. Es así como antes de terminar marzo de 1906, ingresa en la enfermería del convento con síntomas de una grave enfermedad. Aun así, sigue la vida de observancia regular con las modificaciones particulares que exige su situación personal. Ya en abril de ese año, se le ve grave y recibe la Unción de los enfermos, ya se asoma el peligro de muerte por la crisis que sufrió en su enfermedad.

1.9 El camino de la agonía y del dolor

En su padecimiento, hay altos y bajos, es decir, hay día de repentina mejoría y otros donde se acentúa su enfermedad. Así es como el 13 de mayo le sobreviene una nueva crisis de gravedad. La primera semana de julio, tras invocar la intercesión de sor Teresa del Niño Jesús, sor Isabel puede sostenerse en pie y caminar despacio y de a poquito.

Durante la primera quincena de agosto le escribe para su hermana Margarita Catez una especie de ejercicios espirituales, que se publicarán después con el título: Cómo hallar el cielo en la tierra.

El 24 septiembre, fecha de aniversario de la profesión religiosa de la Madre Germana de Jesús, Isabel le entrega las notas doctrinales de sus Ejercicios. Previendo su futura muerte, le dice lacónicamente estas sencillas palabras: Últimos ejercicios espirituales de “Laudem Gloriae.”

El 29 octubre de 1906, recibe a su familia de visita, el encuentro es en el locutorio. Será, la última vez que la verán con vida, ya que al día siguiente por la noche cae en cama definitivamente. Ya no saldrá más de su habitación de la enfermería conventual. El 31 octubre padece Isabel de una nueva crisis de su enfermedad. Recibe otra vez el sacramento de la Unción de los enfermos. El 1 noviembre comulga por última vez en su vida.

1.10            Comienza su agonía, lenta y dolorosa.

Isabel está ya muy débil, no puede tomar ni siquiera una gota de agua. Los dolores de cabeza son tan intensos, que hay temores de una posible meningitis. Tiene los ojos sanguinolentos y casi siempre cerrados. Cuando habla, apenas se la entiende. Sin embargo, conserva una gran lucidez mental y se observa en ella una intensa presencia de espíritu. 9 noviembre: Sor Isabel de la Trinidad muere después del toque del Ángelus, a las seis de la mañana. Momentos antes se transformó su rostro. Tenía sus grandes ojos abiertos. Daba la impresión de hallarse en éxtasis. Mientras tanto, la Madre priora, Germana de Jesús, leía por última vez a su idolatrada hija espiritual el capítulo 17 del evangelio de San Juan, que contiene la oración sacerdotal de Cristo, pronunciada después de la institución de la Eucaristía.

El 12 de noviembre de 1906, se celebran solemnes funerales por sor Isabel. Sobre su tumba, se coloca la inscripción siguiente: “9 noviembre de 1906. Retorno al Señor de sor Isabel de la Trinidad, a la edad de 26 años y medio. Carmelo de Dijon”. 

 

FUENTES DE LA PAGINA

ESTA PERMITIDO EL RE-ENVIO, LA COPIA Y LA PUBLICACIÓN DE ESTA PAGINA, SOLO NO OLVIDE DE INDICAR EL AUTOR Y LAS FUENTES DE ORIGEN

 

La Página de la Misa Diaria, está preparada y es enviada por Pedro S. A. Donoso Brant, desde Santiago de Chile, como un servicio de apostolado, amor por Nuestro Señor Jesucristo y por la Iglesia. Les ruego su oración, para que pueda mantenerse este servicio y subsidio, dando gracias a nuestro Dios que tanto nos ama.

Nota: Para la Liturgia de la Palabra, utilizo “Liturgia Cotidiana” de Ediciones San Pablo, para el estudio y comentario de la Palabra, utilizo los textos de la Biblia Nácar-Colunga, (SBNC) y/o Biblia de Jerusalén (SBJ),

(3) Para la Lectio Divina, Lectio Divina para cada día del año, de Giorgio Zevini y Pier Giordano Cabra (Eds.) y/o, Intimidad Divina, Fr. Gabriel de Santa M. Magdalena ocd,

(4) Santoral preparado por la Parroquia de la Sagrada Familia de Vigo.

Nota sobre la publicidad: La publicidad que pueda aparecer debajo de esta página, no es de responsabilidad de Caminando con Jesús. Este es un servicio gratuito, no recibe ningún tipo de ayuda económica y no la busca, gratuito hemos recibido mucho, gratuito queremos dar todo lo mejor que podamos, pero sin en esa publicidad no podría llegar hasta sus correos este servicio, que hoy ya llega a más de 22.000 correos.

 

Suscríbete a Misa Diaria

 

en  http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria/alta

o

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus/alta

O

Escribe a caminandoconjesus@vtr.net

 

http://www.egrupos.net/grupo/caminando-con-jesus 

http://www.egrupos.net/grupo/misadiaria 

http://www.egrupos.net/grupo/montecarmelo

 

Por favor, no enviar cadenas, presentaciones que excedan en más de 1Mb, correos sin asunto (no se abre).  El correo cuenta con servicio automático para rechazar spam, y no recibe, correos reenviados o correos sin datos de quien los envía.

Si no desea seguir recibiendo este correo por favor avíseme para retirarlo del listado.

 

 

www.caminando-con-jesus.org     www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

Contador Gratis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

““-