DIOS ME AMA, A MI ESO ME ENCANTA

“DIOS ES AMOR”

Rumiando frases

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

 

DIOS ME AMA, A MI ESO ME ENCANTA

Dios es Amor y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él. (1 Juan (SBJ) 4)

Cada mañana al abrir los ojos, me embarga la emoción de saber cuanto me ama Dios, y en cuanto ya entro en conciencia, mi alma se apresura a dar gracias por el nuevo día, un día más para amarle.

Que pena por los que no conocen a Dios y que triste por los que soberbiamente le cierran el corazón, y de este modo no pueden experimentar las gran satisfacción de saberse amado por EL.

Por cierto es, que habría mas felicidad en el mundo, si todos pudiéramos sentir ese amor que viene de El, que gran compañía podrían sentir tantos abandonados que gustan vivir lejos de Dios. No me cabe duda que una familia se une más cuando sabe que Dios es su protección.

Dios, es mi Padre, es nuestro Padre y Madre, Jesucristo nuestro hermano, pero además es nuestro gran amigo que nunca nos falla, por tanto lo mejor para nuestras vida, es acercarse a El con confianza. “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!”  (1 Juan (SBJ) 3)

Es tan inmensa la amistad de Dios, que el desea vivir cercanamente a nosotros y regalarnos su misericordia y felicidad con especial afecto por los que sufren, los que se sienten oprimidos, los necesitados de justicia y comprensión, los que son insultados y perseguidos.

Nuestro Dios, es Padre de Paz y de Unidad, y si fuéramos considerados con El, habría mucha y mejor Paz entre nuestros pueblos.

DIOS NOS AMA SI RESTRICCIÓN Y QUIERE QUE NOS AMEMOS

Su mayor anhelo es que nos amemos los unos a los otros. El nos ha pedido el amor a nuestro prójimo de la misma forma como El nos ama, es decir El nos quiere como somos, con nuestros defecto y de ese modo debemos practicar el amor a los otros, respetando sus defectos.  “Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios,”  (1 Juan (SBJ) 4)

San Juan nos enseña que: Dios es Amor y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él. (1 Juan (SBJ) 4). Ese es nuestro Dios y sin restricción para nadie, no importa de qué situación económica o social se es, no importa ni la raza ni la nacionalidad ni el nivel de educación por que el amor de Dios es para todos.

Este amor que Dios tiene por nosotros, es incondicional y gratuito. Y lo mas bello, es que El tiene sus brazo abierto no solo para los mas humildes o para los que se sienten mas cercanos, también los tiene para los que están mas alejados o rebeldes.

El amor de Dios es ilimitado, no es por un par de horas, así lo experimentamos cuando a veces tropezamos en el camino, El esta ahí siempre dispuesto a levantarnos.

Esta es nuestra mas gran alegría, Dios nos ama, no huyamos de El, al contrario, busquémosle, vayamos a El y nos sentiremos acompañados.

Muchas veces nos vamos a preguntar ¿Y porque me ama tanto?, ¿Qué meritos tengo para que Dios me ame? Así es Dios, por eso me encanta, a pesar de mis faltas y caídas, el no se cansa de amarme.

Y como escribió san Juan de la Cruz: "El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa"

DIOS TOMO LA INICIATIVA

Por cierto, Dios no amo primero, El ha dado el primer paso y se ha acercado a nosotros, somos su creación preferida y no solo nos ha creado y nos ha buscado por todos los caminos.

Dios se preocupa por nosotros, nos conoce por nuestro nombre, no le somos desconocidos, a pesar de nuestras pocas atenciones a EL, nunca se ha olvidado de nosotros y siempre estamos presentes en El.

“Conviene que hoy me quede yo en tu casa.  (Lucas (SBJ) 19). Dios sale a nuestro encuentro y nos pide un lugar para alojarse en nosotros y desde siempre lo ha querido y  Dios vive en nuestro corazón, es su morada preferida.

Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros,  (Juan (SBJ) 1), porque El ha querido hacerse escuchar y comprender por los todos, vino El mismo a la tierra.

CRISTO NOS AMA y NOS PIDE AMARNOS

Cristo Jesus nos dice: pues el Padre mismo os quiere, porque me queréis a mí y creéis que salí de Dios. (Juan (SBJ) 16), y también nos ha dicho: Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. (Juan (SBJ) 15).

Dios, todo bueno y bondad en El, absolutamente misericordioso,  lleno de amor por los hombres, y por el gran amor que nos tiene, sabiendo de nuestras faltas, fue tan bueno que nos trajo a Cristo Jesús, y nos ha hecho vivir con El. Pero no solo hizo eso, además, nos entrego a su propio hijo para que nos salváramos.

Si fuéramos capaces de poder entender bien lo que hizo Dios por nosotros, si pudiéramos sentir de verdad en nuestro corazón todo el amor que Dios nos tiene, sería entonces más sencillo darse cuenta de su amor infinito y su gran ideal de salvarnos. Para eso nos mando a Jesús, su buen Hijo, no para condenarnos, sino que todo lo contrario, para el que crea en El, no muera. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. (Juan (SBJ) 3)

Y Cristo no pide que nos amemos, “Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado.” (Juan (SBJ) 15), mantengamos la amistad con Jesus, no olvidando que el nos señalo: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Juan (SBJ) 15), 17 Lo que os mando es que os améis los unos a los otros.  (Juan (SBJ) 15)

DEMOS UNA RESPUESTA A DIOS

A tanto amor de Dios, solo cabe una respuesta y esa debe venir del corazón, “amarlo intensamente”, “Y  amarle con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas,  (Marcos (SBJ) 12), esta es una repuesta a un Dios que nos encanta, que nos ama también con todo el corazón, con toda su alma y sus fuerzas.

Demos de todo corazón, una respuesta de fe al amor de aquél que se ha despojado de su rango de Dios y ha entregado su vida por nosotros y que se hace de una vez y para siempre.

Ciertamente que algunas veces caemos en dudas y nos sentimos abatidos por el desánimo y nos encontramos en nuestras noches oscuras y por caminos difíciles, pero ahí esta ese Dios que nos encanta con su corazón amoroso indicándonos el camino que debemos seguir para crecer en Dios, en una amor total, puro y limpio,  adentrándose en él y permanecer en su amor por siempre.

Que hermoso es ser amados por Dios

Dios les bendiga

Pedro Sergio Antonio

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

---