IMG_0338 (2)

Imagen de un gran día de este año que se va, 30 de diciembre de 2014, en uno de los miradores del Malecón de Guayaquil, Ecuador, junto a Anita Luz.

 

“ENCOMENDARSE”

DESPEDIDA Y GRACIAS A DIOS POR EL AÑO 2014 QUE SE VA Y ESPERANZAS PARA EL NUEVO AÑO 2105

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

 

QUERIDOS HERMANOS Y AMIGOS

Le estoy escribiendo desde Guayaquil, Ecuador, preparando mis maletas para regresar a mi casa en Chile mañana 31 de diciembre. Ha sido estupendo venir a Guayaquil y pasar unos días de descanso junto al mar en Salinas. Una vez más, Dios es demasiado generoso conmigo y me ha regalado otra oportunidad de conocer amigos y hermanos en otro país que también es patrimonio del Señor. Además, este año que ya termina, he viajado por diferentes países en Latinoamérica, donde he comprobado que la esperanza en Dios para un mundo más justo está muy viva, y que el deseo de participar en una vida de Fe, es muy grande. 

Y nuevamente ya estamos deseosos de que termine un año y que comience luego el otro, seguramente porque tenemos esperanza de que el año nuevo que está a punto de llegar, sea mejor que el que se va y se cumplan ahora aquellas cosas que tanto necesitamos, este anhelo parece ser el mismo de cada fin de año.

Durante este año que se nos va, nos sucedieron muchas cosas distintas, situaciones dulces y otras amargas, algunos propósitos de años anteriores se cumplieron y otros se quedaron postergados. Pero en todos los casos, en pocas oportunidades he oído decir; “no creo que habrá otro año como este que termina”. También es cierto que al escarbar el día a día del año que se va, encontramos instantes que debemos agradecer a Dios por haberlos vividos, no obstante, queremos más. Seguramente queremos más, porque el hombre vive de la esperanza y es bueno recordar algunos sinónimos de esta esperanza, confianza, fe, seguridad, certeza, ilusión, expectativa, anhelo, confiar, creer, aguardar, convicción, entusiasmo, etc., talvez alguien encuentre más sinónimos, pero de cualquier modo, para el año que viene, hay que “encomendarse”, es decir confiarse a las manos de Dios.

Pero antes de que finalice el año, casi nunca lo hacemos, pero debiera ser necesario y conveniente al final de cada período, antes de que llegue la medianoche, reflexionar unos minutos y hacer un balance de los que fue este año que ya se va, pero no generalizado o superficial, ojala sea de los 365 días vividos o de los más relevantes tanto en las cosas buenas como las que no fueron  y revisar lo que hicimos con este año que despedimos. Es un año más de vida y no deja de ser importante.

Me parece conveniente recordar las deudas que dejaremos para el próximo año, y no olvidar que hay ciertos compromisos que debemos saldar antes de que se termine el año, me refiero a las que se tienen con Dios, con los familiares, amigos, vecinos, las deudas que se tienen con los demás, no hablo de deudas económicas, ya que hay deudas que están en los preceptos señalados por el Señor, el amor a los demás, “Ámense los unos a los otros, como yo los he amado” Jn 15, 9-17 , “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mt 22, 34-40, y tantísimos otros que Él nos ha pedido.

Entonces salgamos antes de media noche al patio, al jardín, al balcón de la casa o simplemente miremos a través de la ventana de nuestra casa, miremos el camino que hemos recorrido este año que se nos va, y reflexionemos sobre lo que podemos ver de este ya viejo 2014.

Creo que debemos fijarnos en tres cosas importantes y por cada una hacer un gesto y una acción.

Por ahora, las haré en primera persona.

Antes quiero comentarles que son muchos los lectores que reciben la Misa Diaria y otros artículos que escribo; cuando comencé hace casi 16 años  atrás, no me imagine a cuantos correos podría llegar, y se han suscrito ya más de 23.000 lectores. Gracias al sistema de verificación de correos abiertos, en cuaresma de este año el contador registro en un día cerca de 8000 correos abiertos por día. Tampoco me imagine cuantos correos diario recibiría, entonces estoy en gran deuda con muchos de ustedes que me han escrito, me he visto sobrepasado y algunas veces no alcanzo a dar respuesta a todo, pido mis disculpas por las correos que no he respondido o por no haber dado la respuesta que se me ha pedido.

1) A quien debe agradecer por el año que se va

Mis “¡Gracias!”, son definitivamente a Dios, por todo el amor que recibí de Él, cuantas veces no fui como El esperaba de mí, sin embargo con su infinita misericordia, Él fue como siempre bueno conmigo, así es no quiero estar en deuda con El, por eso “Gracias Señor por todo cuanto me has regalado.”

2) A quien debo perdonar por el año que se va

Quizás al que más desprecio me dio, al que menos me ayudó cuando yo lo necesitaba, a él, mi perdón y mis ruegos al Señor para que podamos ser buenos hermanos en El.

3) A quien debo pedir perdón por el año que se va

Es probable que no haya sabido vivir como verdadero hermano, haya habido egoísmo, orgullo, talvez he ofendido a más de alguien, por esto Perdón Señor.

En efecto quiero, saldar cuentas con mi prójimo, con mis hermanos, no quiero dejar deudas de este tipo para el próximo año, quiero borrar todos los rencores, odios, resentimientos. Es mi deseo terminar el año bien con todos. Es necesario poder decir que no guardo malos sentimientos hacia ningún ser humano.

Si, en efecto, antes de que acabe el año, llego mi hora de pedir perdón a todos los que en este caminar de mi vida, de alguna manera herí, moleste, no me preocupe de él o le hice un desaire.

Quizás más de alguno, necesitaba una respuesta y no se la di, alguno necesitaba de mí ayuda y no se la di, alguno necesitaba una palabra de aliento y me la guarde. A esos hermanos, desamparados, desolados, desesperados, tristes, sin ilusión, y no les preste mi atención o pasé de largo, porque tenía o no tenía motivos de prisa.

Quiero pedirles perdón a todos los que le he fallado.

Entonces, podré dormir en paz la última noche del año 2014 y despertar en el 2015 renovado para la nueva jornada de este año que se inicia o comienza.

Así estaré, en condiciones para pedir a Dios, un gran año para hacer con Él y por El grandes cosas, así estaré en condiciones para presentar mi plan de vida del 2015.

Amigos, hermanos, este nuevo año 2015, será lo que cada uno haga con él. De cada uno de nosotros dependerá.

¿Cómo será?

¿Será el mejor o será el peor?

¿Será uno más, ni bueno ni malo, sino todo lo contrario?

Concuerdo plenamente con el místico santo, cuando sea el final de mi vida terrenal, me examinarán del amor y la paz que fui capaz de entregar.  "A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición" San Juan  de la Cruz

Oración Fin de Año

Oh Dios, Padre Todopoderoso, creador del cielo y la tierra, hoy, que termina un viejo año 2014, quiero darte gracias por todo lo que nos has dado, en especial por la vida, por el amor de nuestros amigos y nuestros hermanos, por el aire que respiramos, por ver el sol de cada día, por tantas alegrías en Ti, por la Paz y la Esperanza que recibimos de Ti, por la Fe que nos entregas cada día, por tu perdón, tu misericordia. Gracias Señor por tu generosidad, por tu bondad si límites. Gracias Señor Dios, por el Dios de Jesucristo, cuyo amor a los hombres  es extenso e ilimitado, amigo que no nos abandona, nos alivia en nuestros dolores y nos regala una verdadera Paz. Oh Padre nuestro, por todo los que nos das cada día, te elogiamos, te cantamos y te honramos y, nos postramos con alegría ante en agradecimiento a Tú indescriptible comprensión, piedad y misericordia, y ahora que llega este nuevo año 2015, te rogamos humildemente que nos ayudes a perfeccionar en el amor hacia Ti, a nuestros hermanos y en todas las virtudes. Te rogamos Señor, que para este nuevo año que ya se inicia, nos hagas  dignos de siempre para agradecer y glorificarte junto a tu Hijo Jesucristo. Que vive y reina, contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos

Dios quiera que en cada año nuevo que llegue, igual que este 2015, podamos decir con mucho, amor, en paz y tranquilidad a todos nuestros hermanos en Cristo, familiares y amigos:

¡FELIZ AÑO NUEVO! Y “GRACIAS SEÑOR”

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

www.caminando-con-jesus.org

www.caminando-con-maria.org

caminandoconjesus@vtr.net