CARMELITAS DESCALZO SEGLAR

Franternidad “Santísima Trinidad”

Centro de Espiritualidad “La Fonteocd

Santiago de Chile

 

"En el mundo, pero sin ser del mundo" (Jn 17).

 

Los Carmelitas Seglares


Los Carmelitas Seglares, junto con los Frailes y las Monjas, son hijos e hijas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo y de Santa Teresa de Jesús. Por lo tanto, comparten con los religiosos el mismo carisma, viviéndolo cada uno según su propio estado de vida. Es una sola familia con los mismos bienes espirituales, la misma vocación a la santidad ( cf. Ef 1,4; 1 Pedro 1,15) y la misma misión apostólica. Los Seglares aportan a la Orden la riqueza propia de su secularidad (Constituciones OCDS I, 1).

La vocación del Carmelo Teresiano es un compromiso a vivir en obsequio de Jesucristo, meditando día y noche la ley del Señor y velando en oración. Fiel a este principio de la Regla, Santa Teresa puso la oración como cimiento y ejercicio primordial de su familia religiosa. Por eso, el Seglar está llamado a procurar que la oración penetre toda su existencia, para caminar en la presencia del Dios vivo (Cf. 1 Re 18,14), mediante el ejercicio constante de la fe, la esperanza y el amor, de manera que toda su vida sea una oración, una búsqueda de la unión con Dios. La meta será lograr integrar la experiencia de Dios con la experiencia de la vida: ser contemplativos en la oración y en el cumplimiento de la propia misión (Constituciones OCDS III,17).

El carmelita seglar es "un miembro practicante de la Iglesia Católica que, bajo la protección de Nuestra Señora del Monte Carmelo, inspirado por Santa Teresa de Jesús y por San Juan de la Cruz, se compromete con la Orden a buscar el rostro de Dios, para bien de la Iglesia y del mundo" (P. Aloysius Deeney, OCD, Delegado General para el Carmelo Seglar).

Nuestro carisma es laical, contemplativo y apostólico. Somos hombres y mujeres llamados a vivir según el espíritu del Carmelo Teresiano en medio de nuestras familias, nuestro entorno laboral y la sociedad, siendo "la levadura que haga fermentar la masa" (Mt 13, 33). Tenemos una vocación verdaderamente eclesial y participamos, con la debida autorización y dirección de los superiores, en el apostolado de la Orden.

El plan de vida del carmelita seglar incluye los siguientes puntos:

-Participación diaria (si es posible) en la Eucaristía.

-Rezo de la Liturgia de las Horas: Laudes y Vísperas como mínimo; se recomienda así mismo rezar Completas.

-Oración mental (al menos media hora diaria).

-Asistencia a las reuniones mensuales definidas en los estatutos de cada comunidad y atención a las necesidades particulares de ésta y de sus miembros.

-Lectura espiritual.

-Profundización en la espiritualidad del Carmelo Teresiano.

-Devoción a la Virgen María.

-Participación en la misión de la Orden.

Contacto: Pedro Sergio A. Donoso Brant ocds

caminandoconjesus@vtr.net