PORTADA DEL WEB

Caminando con Jesús

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant ocds

 

PAGINA PRINCIPAL

Santa Teresa de Los Andes

BIOGRAFÍA

 

 

BIOGRAFIA RESUMIDA

Juana Fernández de Solar vino al mundo en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900. Desde su adolescencia se sintió atraída irresistiblemente por Cristo. El 7 de mayo de 1919 ingresó en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de "los Andes" con el nombre de Teresa de Jesús. Entregó su alma a Dios el 12 de abril del año siguiente, después de hacer su profesión religiosa. Fue beatificada por Juan Pablo II en Santiago de Chile el 3 de abril de 1987 y canonizada en Roma, el 21 de marzo de 1993. Propuesta como modelo a los jóvenes, es la primera flor de santidad de la nación chilena y del Carmelo Teresiano de América Latina.

ASÍ ERA, ASÍ PENSABA

ÁLBUM

MILAGROS

DIARIO

CARTA A SU PADRE

ESCRITOS

SUS ESCRITOS I

SUS ESCRITOS II

SUS ESCRITOS III

SUS ESCRITOS IV

SUS ESCRITOS V

SUS ESCRITOS VI

SUS ESCRITOS VII

“Quiero que vivas siempre con Dios en el fondo de tu alma... Tienes que poseer a Dios para darlos a las almas”. (c 160)

 

ORACION

 

Teresa de Los Andes,

que de la mano de María te convertiste en una joven enamorada de Jesucristo,

eres modelo de santidad

y camino de perfección para la iglesia.

 

Tú supiste reír, amar, jugar y servir.

Tú fuiste fuerte para asumir el dolor

y generosa para amar.

 

Tú supiste contemplar a Dios

en las cosas sencillas de la vida.

 

Muéstranos el amor del Padre

para vivir la amistad con alegría

y con ternura en la familia.

 

Ayuda a los débiles y a los tristes

para que el Espíritu

los anime en la esperanza.

 

Intercede por nosotros

y pide para Chile el amor y la paz.

 

Teresa de Los Andes,

hija predilecta de la Iglesia Chilena,

Religiosa del Carmelo,

amiga de los jóvenes,

servidora de los pobres,

ruega por nosotros cada día.

 

Amén.

 

HIMNO

 

Todo Chile se viste de sol,

mientras baja de Los Andes tu sonrisa

inundando ciudades y campos,

con tu azul mensaje de paz y de amor.

Porque sabes amar y reír,

apreciando lo sencillo de la vida,

ven y entréganos tu fuego Santo

para que tu pueblo llegue a ser feliz.

 

Coro:

 

Teresita de Los Andes,

Carmelita del consuelo,

de la mano de María

seguiremos tu camino

que nos lleva hacia Jesús.

Teresita de Los Andes,

Carmelita del consuelo,

danos toda tu alegría,

muéstranos tu amor al Padre

a la sombra de la Cruz.

 

Ahora habitas la casa de Dios,

vas tejiendo la esperanza de esta tierra

dibujando en el cielo una estrella

que ha de brillar siempre

en nuestro corazón.

Todo Chile se viste de sol,

mientras baja de Los Andes tu sonrisa

inundando ciudades y campos,

con tu azul mensaje de paz y de amor.

“Tomen la resolución de ser todo para todos..."

 

 

SU MENSAJE

    “Que estemos dispuestos a dejarlo todo por seguir a Jesús”

    “Que nuestros amores básicos sean Jesús y María”

   “Que nuestra familia no sea obstáculo sino medio para seguir a Jesús”

   “Que amemos con toda el alma a nuestra Orden del Carmen”

Image of floral bouquet

 

SU ESPIRITUALIDAD

 

A pesar de su juventud -19 años- y de su cortísima vida en el Carmelo -11 meses- su espiritualidad es rica y transparente.

Leyendo su precioso y abundante Epistolario, y sobre todo su Diario, escrito desde 1917 con el título de "Historia de la vida de una de sus hijas", pueden apreciarse los quilates de esta alma extraordinaria.

Amó tiernamente a Jesús. Dice ella refiriéndose a su Primera Comunión: "Jesús, desde ese primer abrazo, no me soltó y me tomó para Sí. Todos los días comulgaba y hablaba con Jesús largo rato...

"La mirada de mi Crucifico me sostiene... ¡Qué feliz soy! He sido cautivada en las redes del Divino Pescador. El 8 de diciembre me comprometí. Mi pensamiento no se ocupa sino de El... Jesús mío, he visto que sólo una cosa es necesaria: amarte y servirte con fidelidad; pare hacerme y asemejarme en todo a Ti. En eso consistirá mi ambición".

Y a María de un modo todo especial: "La Virgen me ayudó a limpiar mi corazón de toda impedección... Mi devoción especial era la Virgen. Le contaba todo. Sentía su voz dentro de mí misma... Mi espejo ha de ser Maria. Puesto que soy su hija, debo parecerme a Ella y así me pareceré a Jesús".

Su amor al Carmelo... A las almas... A sus seres queridos... son otras facetas de su espiritualidad.

 

OFICIO DE LECTURA

SEGUNDA LECTURA

De los escritos espirituales de Santa Teresa de Jesús (Diario y cartas, Los Andes, 1983, 373, 359, 376)

Sólo Jesús es hermoso

Sólo Jesús es hermoso. El sólo puede hacerme gozar. Lo llamo, lo lloro, lo busco dentro de mi alma. Quiero que Jesús me triture interiormente para ser hostia pura donde El pueda descansar. Quiero estar sedienta de amor para que otras almas posean ese amor. Que yo muera a las criaturas y a mí misma para que El viva en mí.

¿Hay algo bueno, bello, verdadero que podamos concebir que en Jesús no esté? Sabiduría, para la cual no hay nada secreto; poder, para el cual nada existe imposible; justicia, que lo hace encarnarse para satisfacer por el pecado; providencia, que siempre vela y sostiene; misericordia, que jamás deja de perdonar; bondad, que olvida las ofensas de sus criaturas; amor, que reune todas las ternuras de una madre, del hermano, del esposo y que haciendolo salir del abismo de su grandeza, lo liga estrechamente a sus criaturas; belleza que extasía…¿Qué otra cosa imaginas que no esté en este Hombre-Dios?

Temes acaso que el abismo de la grandeza de Dios y el de tu nada jamás podrán unirse? Existe en El el amor; y esta pasión lo hizo encarnarse para que viendo un Hombre-Dios, no temieran acercarse a Él. Esta pasión hízolo convertirse en pan, para poder asimilar y hacer desaparecer nuestra nada en su Ser infinito. Esta pasión le hizo dar su vida, muriendo muerte de cruz.

¿Temes acercarte a El? Míralo rodeado por los niños. Los acaricia, los estrecha contra su corazón. Míralo en medio de su rebaño fiel, cargando sobre sus hombros a la oveja infiel. Míralo sobre la tumba de Lázaro. Y oye lo que dice a Magdalena: Mucho se le ha perdonado porque ha amado mucho. ¿Qué descubres en estos rasgos del Evangelio, sino un corazón bueno, dulce, tierno, compasivo, un corazón, en fin, de un Dios?

Él es mi riqueza infinita, mi beatitud, mi cielo.

Responsorio

R. Todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor; continúo mi carrera por si consigo alcanzarlo. Habiendo sido yo mismo alcanzado por Cristo Jesús.

V. Olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba me llama. Habiendo sido yo.

Oración

Dios misericordioso, alegría de los santos, que inflamaste el corazón juvenil de Santa Teresa con el fuego del amor virginal a Cristo y a su Iglesia, y la hiciste testigo gozoso de la caridad aun en medio de los sufrimientos; concédenos, por su intercesión, que, movidos por el Espíritu Santo, también nosotros, revestidos con su dulzura, proclamemos en el mundo, de palabra y de obra, el Evangelio de la caridad. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

JUANITA O TERESITA

Juanita Fernández Solar y Teresa de los Andes son dos nombres de la misma persona.

Nacida en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900, fue bautizada a los dos días con el nombre de Juana. Sus padres Miguel y Lucía, y los demás familiares y amistades la llamaban cariñosamente Juanita.

Desde que entró en el convento, siguiendo la costumbre tradicional, le cambiaron de nombre, llamándola Teresa de Jesús. Finalmente para distinguirla de Santa Teresa de Avila y de Santa Teresita de Lisieux, se la conoce ahora como Santa Teresa de los Andes.

 

Miguel, papa de Teresita

Lucía, mama de Teresita

Juanita Fernández (Teresita)

Juanita Fernández (Teresita)

 

¿QUE HA HECHO PARA SER SANTA?

Viendo que Teresita no hizo obras espectaculares ni alcanzó a cumplir los 20 años, muchos se preguntan qué méritos tiene para llegar a los altares.

Los tales deben saber que la santidad - a la que todos los bautizados estamos llamados- se alcanza tratando de cumplir siempre y en todo la voluntad de Dios en el puesto que a cada uno le toca ocupar en la vida. No es, pues, lo importante el papel o misión que uno tiene encomendado, sino el amor y la ilusión con que lo desempeña.

En el teatro no se aplaude al que hace de señor, de rey o de obispo, sino al que encarna bien su personaje y lo representa con perfección, aunque haga de mendigo o de tonto. Y lo mismo ocurre en el "gran teatro del mundo". Dios, dueño absoluto de todo, no necesita de nuestras cosas. Busca solamente nuestro amor, porque -como nos hizo libres- podemos negárselo, prefiriendo nuestros planes a los suyos. Y como podemos incluso estropear nuestras buenas obras actuando egoístamente, no mira Dios su grandeza o pequeñez, sino el amor con que las practicamos.

Doctrina es esta que se desprende de los capítulos 12 y 13 de la primera carta de San Pablo a los Corintios. Y es muy consoladora y estimulante para una buena mayoría de cristianos cuya existencia se consume en situaciones harto penosas y difíciles, para que se animen a ser fieles al Señor en los oscuros deberes de su rutinario vivir. Porque, si han sido auténticos, verán a la hora las cuentas que han hecho por Cristo más que muchos que ocuparon puestos de responsabilidad en la Iglesia e hicieron obras llamativas, aunque la historia les dedique muchas páginas; por aquello de que, aunque uno traslade montañas o se deje quemar vivo, si actúa sin amor, o sea, interesadamente, buscandose a sí mismo, de nada le sirve.

Ha sido, pues, muy oportuno que el Papa Juan Pablo II la canonizase, (21-3-1993), porque

Una santa joven, enteramente normal y equilibrada, sencilla, alegre, deportista, simpática y que amó y vivió plenamente la vida es un regalo de Dios para una sociedad como la nuestra, con un porcentaje muy elevado de jóvenes;

Porque, como enamorada de Cristo, nos contagiará a jóvenes y adultos de su amor, que nos impulsará – como a Cristo – a obedecer incondicionalmente al Padre y a vivir para los demás;

Porque nos convencerá de que sólo a base de espíritu de superación y de esfuerzo maduraremos y nos realizaremos como personas; y

Porque, olvidándose de sí misma y sacrificándose por los demás, nos señala el camino que conduce al equilibrio humano y a la verdadera felicidad.

A mí desde chica (pequeñita) me decían que era la más bonita de mis hermanos

En 1906 fue cuando Jesús principió a tomar mi corazón para Sí.

 

La Virgen me ayudó a limpiar mi corazón de toda imperfección. Yo modifiqué mi carácter por completo. Tanto que mi mamá estaba feliz de verme prepararme tan bien para mi Primera Comunión.

Jesús, desde ese primer abrazo, no me soltó y me tomó para Sí. Todos los días comulgaba y hablaba con Jesús largo rato. Pero mi devoción especial era la Virgen. Le contaba todo. Sentía su voz dentro de mí misma.

En 1913 tuve una fiebre espantosa. Nuestro Señor me llamaba para Sí. A los 14 años me envío una apendicitis, lo que me hizo oír su voz querida, que me llamaba para hacerme su esposa más tarde en el Carmelo.

Nos dijeron que entraríamos de internas. Yo creo que jamás me acostumbraré a vivir lejos de mi familia: mi padre, mi madre, esos seres que quiero tanto. ¡Ah!, ¡Si supieran cuánto sufro, se compadecerían! Sin embargo, me debo consolar.

La mirada de mi crucifijo me sostiene.

Todos los días hago mi meditación y veo cuán gran ayuda es para santificarse. Es el espejo del alma. ¡Cuánto se conoce en ella a sí misma!”

Santuario

Los Jóvenes frente al Santuario

Alegría junto al Santuario

Sarcofago

Cripta

Visita Dominical

www.caminando-con-jesus.org

caminandoconjesus@vtr.net