Murillo, Bartolomé Esteban, El Apóstol Santiago. Museo del Prado

 

TRAS LA PISTA DE SANTIAGO

¿QUIEN ES QUIEN Y QUIEN ESCRIBIÓ LA CARTA DE SANTIAGO?

Autor: Pedro Sergio Antonio Donoso Brant


Contenido

 

1.... INTRODUCCIÓN.. 2

2.... EL INTERÉS DE LA CARTA Y QUIEN LA ESCRIBIÓ.. 2

3.... LA AUTORIDAD CANÓNICA DE SANTIAGO.. 2

4.... AUTOR, TIEMPO Y LUGAR DE COMPOSICIÓN.. 3

5.... SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE MARCOS.. 3

6.... SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE MATEO.. 4

7.... SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE LUCAS.. 4

8.... SAN PABLO.. 5

9.... HECHOS DE LOS APÓSTOLES.. 5

10.   SANTIAGO EL MAYOR, EL HIJO DE ZEBEDEO.. 6

11.   SANTIAGO EL MENOR, EL DE ALFEO.. 7

12.   SANTIAGO, EL HERMANO DEL SEÑOR.. 8

13.   JUDAS, HERMANO DE SANTIAGO.. 8

14.   LOS HERMANOS DEL SEÑOR.. 8

15.   SANTIAGO “A SECAS” 9

16.   SANTIAGO, HERMANO DEL SEÑOR EN LA IGLESIA ORTODOXA.. 9

17.   SANTIAGO, ¿OBISPO DE JERUSALÉN?. 10

18.   LA IDENTIDAD DE SANTIAGO.. 10

19.   ¿SANTIAGO HERMANO DEL SEÑOR ES SANTIAGO EL MENOR?. 11

20.   ¿QUIEN ESCRIBIÓ LA CARTA DE SANTIAGO?. 11

21.   SOBRE LA AUTENTICIDAD Y CANONICIDAD DE LA CARTA DE SANTIAGO.. 12

22.   SANTIAGO, AUTOR DE LA CARTA, CONOCEDOR DEL ANTIGUO TESTAMENTO Y DE LAS ENSEÑAZAS DE JESUCRISTO.. 13

23.   BIBLIOGRAFÍA.. 14

a. Los textos bíblicos de la Sagrada Biblia de Jerusalén. 14

b. Biblia Comentada Nácar - Colunga. 14

c. Diccionario Teológico RAVASI 14

d. Enciclopedia Católica. 14

e. Páginas WEB.. 14

24.   REFERENCIAS.. 14

 

 


1      INTRODUCCIÓN

Santiago hermano de Juan, (¿El mayor?), Santiago el de Alfeo (¿El menor?), Santiago el hermano del Señor y Santiago el padre de Judas.  ¿Quien es quien?

Santiago es mencionado solo en los tres Evangelios sinópticos y no se menciona directamente en el evangelio de san Juan, a pesar de que se supone su hermano. También se le menciona en los Hechos de los Apóstoles, en la Carta a los Corintios, Gálatas y en la carta de Judas.

La Carta de Santiago, comienza así: “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, saluda a las doce tribus de la Dispersión.” (Santiago 1,1). La atribución de la Carta de Santiago, es decir quien escribió este texto inspirado es objeto de discusión donde los exégetas parecen estar de acuerdo en considerar que el autor no es ninguno de los 12 apóstoles. No obstante, de lo dicho se sigue que la identificación no es del todo segura, pero todavía es sostenida por muchos autores católicos que si es uno de ellos, Santiago el menor.

Este articulo, no pretende concluir quien es quien, no obstante pongo sobre el tapete para el juicio los antecedentes que nos entregan las escrituras. Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

2      EL INTERÉS DE LA CARTA Y QUIEN LA ESCRIBIÓ

El interés por la carta que en la lista de libros sagrados figura con el nombre de Santiago se suscitó en la época moderna, en tiempos de la reforma, cuando por motivos polémicos Martín Lutero1 rechazó este escrito porque estaría en contradicción con la doctrina de Pablo sobre el papel de la ley y de las obras en la justificación. Según el reformador, esta carta no da testimonio de Cristo, y por tanto no puede atribuirse al apóstol Santiago ni debe figurar entre los libros canónicos. En resumen, es una "carta' de paja" (Wittenberg2 1522). Esta postura de Lutero frente a la carta de Santiago está motivada eminentemente por prejuicios doctrinales, como se deduce de la confrontación con el juicio que formulaba el mismo Lutero antes de la polémica con los teólogos. Los estudios más recientes sobre la carta de Santiago por parte de los reformadores y de los católicos han contribuido a situar en su justa perspectiva este texto del canon cristiano. Sin embargo, quedan por aclarar algunas cuestiones preliminares sobre el origen histórico y literario de la carta para poder situar y apreciar su aportación teológica y espiritual específica en la tradición cristiana. (Este artículo esta cimentado en el Diccionario RAVASI)

3      LA AUTORIDAD CANÓNICA DE SANTIAGO

Hasta alrededor del siglo IV existen algunas dudas o incertidumbres sobre la autoridad canónica de esta carta, relacionadas en parte con la asignación del escrito a Santiago "apóstol". La carta falta en el Canon de Muratori3, atribuido a Hipólito de Roma4 (por el 180 d.C). También es desconocida en las Iglesias de África (Tertuliano5); hay que esperar a los siglos IV-V en Occidente para que la carta sea conocida y acogida con seguridad como canónica (Ambrosiaster6, en Roma; Hilario de Poitiers7). Bajo la influencia de san Jerónimo, también san Agustín reconoció la canonicidad de la carta. Sin embargo, Jerónimo todavía sabe que existen algunas dudas y perplejidades sobre la autenticidad de Santiago. Los primeros testimonios seguros sobre la autoridad canónica de Santiago se encuentran en el siglo II? en la Iglesia de Alejandría, donde Orígenes8, bajo la influencia de su maestro Clemente9, menciona la carta como texto canónico: le siguen a continuación los demás escritores y maestros de aquella Iglesia (Atanasio10, Cirilo11). En las Iglesias de Siria y Palestina aparecen algunas incertidumbres en los siglos IV-V, probablemente por la influencia de Teodoro de Mopsuestia12, que discute la canonicidad de todas las cartas no paulinas. Esta situación sobre la acogida o el rechazo de la carta de Santiago en las Iglesias de Oriente es presentada sintéticamente por Eusebio de Cesárea13, el cual, después de referir la historia del martirio de Santiago, "hermano de Jesús", recoge esta información: "Se le atribuye la primera de las cartas llamadas católicas. Pero hay que observar que esa epístola no es auténtica. En efecto, muy pocos de los antiguos la mencionan... Pero sabemos que también esas cartas son leídas junto con las demás en un gran número de Iglesias" (Este artículo esta cimentado en la Historia Eclesiástica. II, 23,24b-25; cf III, 25,3) y del Diccionario RAVASI)

4      AUTOR, TIEMPO Y LUGAR DE COMPOSICIÓN

En el título de la carta el autor se presenta a sí mismo como "Santiago, siervo de Dios y de Jesucristo, el Señor" (Santiago 1,1). Pero este dato no resuelve el problema de la identificación de este personaje, ya que hay al menos cinco personas más o menos importantes que llevan este nombre en el NT. Procediendo por exclusión, quedarían dos: Santiago hijo de Alfeo, perteneciente al grupo de los doce apóstoles (Mt 10,3), y Santiago hermano del Señor, citado varias veces en el NT (Mt 13,55 par; Hech 12,17 1Co 15,7 Ga 1,19). En la tradición eclesiástica occidental los dos personajes que llevan el mismo nombre se identifican, por lo que Santiago hermano del Señor es considerado como apóstol. Sin embargo, esta identificación no tiene un serio fundamento en los textos del NT, en donde se distingue entre el grupo de los doce apóstoles y el de los "hermanos del Señor" (Mc 3,21-23 par; 1Co 15,5-7). Pero, dada la poca importancia de Santiago hijo de Alfeo queda como figura autorizada "el hermano del Señor", conocido en la tradición sucesiva como "el justo", primer obispo de Jerusalén, matado por los judíos en el 62 d.C. (Artículo basado en Historia  Eclesiástica. II, 1,2-3; 23,4-18; Flavio Josefo: XX, 9,1, pág. 197-203).

5      SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE MARCOS

Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

Jesús llama a sus cuatro primeros discípulos: Caminando un poco más adelante, vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan; estaban también en la barca arreglando las redes;  (Marcos  1,19)

Numerosas curaciones: Cuando salió de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.  (Marcos  1,29)

Jesús instituyó Doce, para que estuvieran con él: Instituyó a los Doce y puso a Simón el nombre de Pedro; a Santiago el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso por nombre Boanerges, es decir, hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo  y Judas Iscariote, el mismo que le entregó. (Marcos  3, 13-19)

Jesús resucita  a la hija de Jairo: Y no permitió que nadie le acompañara, a no ser Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago.  (Marcos  5,37)

¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón?  (Marcos  6,3)

La transfiguración de Jesús: Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos,  (Marcos  9,2)

Santiago y Juan piden los primeros puestos: Se acercan a él Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dicen: « Maestro, queremos, nos concedas lo que te pidamos.  (Marcos  10,35)… Al oír esto los otros diez, empezaron a indignarse contra Santiago y Juan.  (Marcos  10,41)

Ofrenda a la viuda: Estando luego sentado en el monte de los Olivos, frente al Templo, le preguntaron en privado Pedro, Santiago, Juan y Andrés: (Marcos  13,3)

En una propiedad, cuyo nombre es Getsemaní, y dice a sus discípulos: Sentaos aquí, mientras yo hago oración. Toma consigo a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a sentir pavor y angustia.  (Marcos  14, 32-33)

La muerte de Jesús: Había también unas mujeres mirando desde lejos, entre ellas, María Magdalena, María la madre de Santiago el menor y de Joset, y Salomé, 41 (Marcos  15, 40)

Jesús ha resucitado: Pasado el sábado, María Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas para ir a embalsamarle.  (Marcos  16,1)

6      SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE MATEO

Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

Jesús viene a Cafarnaúm: Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes;  (Mateo  4,21)

Los doce apóstoles: Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo; Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el mismo que le entregó. (Mateo  10,2)

Jesús viene a su patria: ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?  (Mateo  13,55)

La transfiguración de Jesús: Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los lleva aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: (Mateo  17,1)

Después de la muerte de Jesús: Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Santiago y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo. (Mateo  27,56)

7      SANTIAGO EN EL EVANGELIO DE LUCAS

Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

Relato de la Pesca Milagrosa; Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: « No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.  (Lucas  5,10)

Jesús elige a los doce apóstoles; y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote, que llegó a ser un traidor. (Lucas  6, 14-16)

Jesús resucita  a la hija de Jairo: Al llegar a la casa, no permitió entrar con él más que a Pedro, Juan y Santiago, al padre y a la madre de la niña.  (Lucas  8, 51)

La transfiguración de Jesús: 28 Sucedió que unos ocho días después de estas palabras, tomó consigo a Pedro, Juan y Santiago, y subió al monte a orar.  (Lucas  9, 28)

No quieren a recibir a Jesús en un pueblo: Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: « Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?  (Lucas  9,54)

El Señor ha resucitado: Las que decían estas cosas a los apóstoles eran María Magdalena, Juana y María la de Santiago y las demás que estaban con ellas.  (Lucas  24, 10)

8      SAN PABLO

Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

Explicando la certeza de que Jesús resucito: Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles. Y en último término se me apareció también a mí,  (1 Corintios  15,7-8)

Pablo enseña lo que recibió de Dios: Luego, de allí a tres años, subí a Jerusalén para conocer a Cefas y permanecí quince días en su compañía. Y no vi a ningún otro apóstol, y sí a Santiago, el hermano del Señor.  (Gálatas  1, 18-19)

Pablo es reconocido por los apóstoles: y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas,  (Gálatas  2, 9)

El conflicto con Pedro: Más, cuando vino Cefas a Antioquía, me enfrenté con él cara a cara, porque era digno de reprensión. Pues antes que llegaran algunos del grupo de Santiago, comía en compañía de los gentiles;  (Gálatas  2, 11-12)

9      HECHOS DE LOS APÓSTOLES

Todos los textos Bíblicos están tomados de la Sagrada Biblia de Jerusalén.

Los discípulos esperan al Espíritu Santo: Y cuando llegaron subieron a la estancia superior, donde vivían, Pedro, Juan, Santiago y Andrés; Felipe y Tomás; Bartolomé y Mateo; Santiago de Alfeo, Simón el Zelotes y Judas de Santiago. Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos. (Hechos  1,13-14)

Muerte de Santiago: Por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos. Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan.  (Hechos 12, 1-2)

Pedro cuando salido de la cárcel: El (Pedro) les hizo señas con la mano para que callasen y les contó cómo el Señor le había sacado de la prisión. Y añadió: Comunicad esto a Santiago y a los hermanos.  (Hechos  12,17)

La autoridad de Santiago: Toda la asamblea calló y escucharon a Bernabé y a Pablo contar todas las señales y prodigios que Dios había realizado por medio de ellos entre los gentiles.  Cuando terminaron de hablar, tomó Santiago la palabra y dijo: “Hermanos, escuchadme”.  (Hechos 15, 13)

Pablo es recibido por la Iglesia de Jerusalén: Llegados a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con alegría. Al día siguiente Pablo, con todos nosotros, fue a casa de Santiago; se reunieron también todos los presbíteros.  (Hechos  21,17-18)

10   SANTIAGO EL MAYOR, EL HIJO DE ZEBEDEO

Santiago hijo de Zebedeo. Los Evangelios de san Mateo, Marcos y Lucas, identifican a uno de los apóstoles como Santiago el de Zebedeo, es decir hijo de Zebedeo y además hermano de Juan. Zebedeo era un pescador del Mar de Galilea; “Y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros,  (Marcos 1,20)”

El llamado para el apostolado a Santiago hijo de Zebedeo. Es relatado por Mateo cuando Jesús estaba predicando en Galilea y caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores, y les dice: Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres. Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes; y los llamó. Y ellos al instante, dejando la barca y a su padre, le siguieron. (Mateo  4, 21)

El oficio de Santiago era pescador: También se relata este mismo suceso del llamado al apostolado en Marcos 1,19 y Lucas 5,10. Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan; estaban también en la barca arreglando las redes;  (Marcos  1, 19) Por el mismo relato se nos comunica que su oficio era pescador y que trabajaba con su padre.

Jesús le otorga poder. Jesús les dio poder a los apóstoles sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia y entre ellos estaba primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan. (Mateo  10, 1)

Testigo escogido para situaciones importante. Santiago fue uno de los tres testigos del milagro de la resurrección de la hija de Jairo;  “Y no permitió que nadie le acompañara, a no ser Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago.  (Marcos  5,37)”  También fue testigo de la Transfiguración; “toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos,  (Marcos  9, 2), y de la agonía de Jesús en Getsemaní: “Van a una propiedad, cuyo nombre es Getsemaní, y dice a sus discípulos: Sentaos aquí, mientras yo hago oración. Toma consigo a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a sentir pavor y angustia.  (Marcos  14, 33)”

Santiago, personalidad apasionada y fuerte. Algunos relatos insinúan que Santiago tenían una personalidad particular indicada por el nombre "Boanerges", hijos del trueno, dado a ellos por nuestro Señor: a Santiago el de Zebedeo y a Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso por nombre Boanerges, es decir, hijos del trueno;  (Marcos 3, 17) El y su hermano Juan eran impetuosos y apasionados en su celo evangélico y fuertes de carácter. “Tomando Juan la palabra, dijo: Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y tratamos de impedírselo, (se supone el y Santiago), porque no viene con nosotros. (Lucas  9,41) y cuando los samaritanos se rehusaron a recibir a Cristo, Santiago y Juan dijeron: " Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?  (Lucas  9,54)

Hermano mayor. El nombre de Santiago aparece siempre (excepto en Lucas, 8, 51 y 9, 28 y Hechos, 1,13) nombrado primero que su hermano Juan y esto implica aparentemente que Santiago era el mayor de los dos. Es notable mencionar que Santiago jamás es mencionado en el Evangelio de San Juan; este autor observa una reservada modestia no solo en relación con su persona, pero también con miembros de su familia.

Muerte de Santiago como mártir. Herodes Agripa I, hijo de Aristóbolo y nieto de Herodes el Grande, reinaba en ese tiempo como "rey" sobre un dominio mayor que el de su abuelo. Su gran propósito era complacer a los judíos en todas formas, y mostraba gran aprecio por la Ley Mosaica y costumbres Judías. De acuerdo con esta política, durante la celebración de la Pascua de 44 D.C., perpetró crueldades hacia la Iglesia, cuyo rápido crecimiento enfurecía a los judíos. El carácter apasionado de Santiago y su liderazgo entre las comunidades Judeo-Cristianas probablemente condujo al Agripa a escogerlo como la primera víctima, Lucas relata en los Hechos de los Apóstoles: “Por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos. Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan.  (Hechos  12, 1-2)

Santiago en España: La tradición que asegura que Santiago el Mayor predicó el Evangelio en España, y que su cuerpo fue trasladado a Compostela, reclama consideración más seria. De acuerdo con esta tradición Santiago el Mayor, habiendo predicado el Cristianismo en España, retornó a Judea y fue ejecutado por orden de Herodes; su cuerpo fue milagrosamente trasladado a Iria Flavia (Coruña, Galicia), en el noroeste de España, y posteriormente a Compostela, cuya ciudad, especialmente durante la Edad Media, se convirtió en uno de los más famosos sitios de peregrinaje en el mundo.  La autenticidad de la reliquia sagrada de Compostela ha sido cuestionada y todavía es puesta en duda. Aún si Santiago el Mayor no hubiera predicado la religión cristiana en España, su cuerpo podría haber sido llevado a Compostela. De acuerdo a otra tradición, las reliquias del Apóstol se conservan en la iglesia de San Saturnino en Toulouse (Tolosa, Francia), pero no es improbable que tales reliquias sagradas hayan sido repartidas entre las dos iglesias. Un fuerte argumento en favor de la autenticidad de las sagradas reliquias de Compostela lo constituye la Bula de León XIII, "Omnipotens Deus," del 1ero. de Noviembre de 1884.

11   SANTIAGO EL MENOR, EL DE ALFEO

Santiago el de Alfeo. Los Evangelios de san Mateo, Marcos y Lucas, identifican a uno de los apóstoles como Santiago el de Alfeo, (Marcos  3, 18, Mateo 10,13, Lucas 6,15)  y en el Libro de los Hechos (Hech 1, 13), se le menciona dentro de los discípulos que esperan el Espíritu Santo. Y con ese nombre no se vuelve a mencionar, por tanto no es mucho lo que podemos conocer sobre sus actividades.

Parientes de Santiago. Por otra parte, en el Libro de los Hechos se menciona a Judas de Santiago.  (Hechos  1,13) y también en Lucas 6,16 para diferenciarlos de Judas Iscariote. Y que se diga Judas de Santiago, debería indicar que es hijo de Santiago

Pero luego esta la Carta de Judas, donde él se dice; Judas, siervo de Jesucristo, hermano de Santiago,  (Judas  1), no obstante el nombre solo de Judas no permite una identificación precisa, pues hay varios personajes de la Iglesia primitiva que tenían este nombre.

En los Evangelio de Marcos y Mateo, se refieren a la madre de Santiago y lo identifican como el menor: María la madre de Santiago el menor y de Joset, y Salomé, (Marcos 15, 40) María Magdalena, María la madre de Santiago y de José, (Mateo 27,56). Pero Lucas se refiere de otro modo, María la de Santiago y las demás que estaban con ellas.  (Lucas  24, 10).

12   SANTIAGO, EL HERMANO DEL SEÑOR

En el Evangelio de Mateo y Marcos se relata que Jesús enseñaba en su sinagoga, de tal manera que decían maravillados: “¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?”  (Mateo  13,55) “¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón?”  (Marcos  6,3). Entonces aquí nace un pregunta, ¿es este el Santiago hermano del Señor al que se cita en otros textos del Nuevo Testamento?

San Pablo dice; “Subí a Jerusalén para conocer a Cefas y permanecí quince días en su compañía. Y no vi a ningún otro apóstol, y sí a Santiago, el hermano del Señor”.  (Gálatas 1, 18-19). ¿Porque no dice que aparte de Cefas, al único otro apóstol que vi fue a Santiago? El punto es que cuando se trata de mencionar a los apóstoles, se quiere hablar de los 12, (Colegio Apostólico), y en este caso, se piensa que lo que quiso decir san Pablo, es “excepto Santiago” y por tanto se entienda que quiere decir, que además de Cefas, San Pablo vio a otro Apóstol, “Santiago, el hermano del Señor”

13   JUDAS, HERMANO DE SANTIAGO

La Carta de San Judas comienza así; “Judas, siervo de Jesucristo, hermano de Santiago”.  (Judas 1)

El autor de esta epístola se presenta a sí mismo como Judas, siervo de Jesucristo, hermano de Santiago. El nombre solo de Judas no permite una identificación precisa, pues hay varios personajes de la Iglesia primitiva que tenían este nombre. En cambio, la expresión hermano de Santiago nos hace pensar inmediatamente en Judas pariente del Señor, lo mismo que su hermano Santiago; ¿Es este Santiago el obispo de Jerusalén?

Ciertamente, la expresión “Judas hermano de Santiago” nos hace pensar inmediatamente en Judas pariente del Señor, lo mismo que su hermano Santiago hermano del Señor, obispo de Jerusalén. El que aluda a Santiago, sin más explicaciones, para presentarse a sus lectores, indica que dicho Santiago era bien conocido de las comunidades. Por tanto, no es difícil pensar que este no podía ser otro que Santiago, obispo de Jerusalén y “hermano del Señor.” San Pablo nos habla de él como de la personalidad más representativa de la iglesia de Jerusalén. (Gálatas 1, 18-19; 2,9 y 2, 11-12)

14   LOS HERMANOS DEL SEÑOR

Para continuar con el análisis, hay que detenerse un tiempo en la expresión “hermanos del Señor”, ya que grupo de personas muy cercanas al Señor Jesús aparece repetidamente en el Nuevo Testamento con el nombre de “sus hermanos” o “los hermanos del Señor”

“Todavía estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él.”  (Mateo 12,46); Llegan su madre y sus hermanos, y quedándose fuera, le envían a llamar. “Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: ¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan.  (Marcos  3, 31-32); “Se presentaron donde él su madre y sus hermanos, pero no podían llegar hasta él a causa de la gente. Le anunciaron: Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte”.  (Lucas  8, 19-20); 14 “Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos”. (Hechos 1, 14), “!¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer cristiana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas?”  (1 Corintios 9, 1)

¿Quienes son estos hermanos?, En el Evangelio de Mateo se nombran los siguientes: “¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?”  (Mateo 13,55) y en Marcos los siguientes; “¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón?”  (Marcos 6,3), además se dice en ambos sin decir nombre que también están sus hermanas.

Ciertamente, este punto de los hermanos del Señor ha sido y es hoy más que nunca tema de controversia y polémica, en especial en las Iglesias Evangélicas. Lo que queda claro en estos versículos es que Santiago, un tal José, Simón y Judas son sus hermanos y que son parientes de Jesús. ¿Ahora cual de todos los Santiago es el Escritor de la Carta, el Obispo de Jerusalén o Santiago el menor”?

15   SANTIAGO “A SECAS”

¿Cuál Santiago? Tenemos a Santiago el Mayor, hermano de Juan bien identificado, a Santiago el de Alfeo, A Santiago Hermano del Señor y de Judas, pero luego en el Nuevo Testamento hay un Santiago “a secas”, es decir sin otro apellido.

En los Hechos de los Apóstoles, 1,13-14, se mencionan que están reunidos donde vivían, “Pedro, Juan, Santiago y Andrés; Felipe y Tomás; Bartolomé y Mateo; Santiago de Alfeo, Simón el Zelotes y Judas de Santiago. Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.” Mas adelante, se relata que por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos. Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan.  (Hechos 12, 1-2), por tanto, a partir de este hecho ya no podemos seguir hablando de Santiago el mayor, que es hermano de Juan, porque ya ha muerto.

Pedro, cuando salió de la cárcel (Santiago hermano de Juan ya había muerto), pidió que se lo comunicaran a Santiago y sus hermanos. (Hechos 12,17) y por lo que se nos relata mas adelante en los Hechos de los Apóstoles, Santiago tenía autoridad entre ellos: “Toda la asamblea calló y escucharon a Bernabé y a Pablo contar todas las señales y prodigios que Dios había realizado por medio de ellos entre los gentiles.  Cuando terminaron de hablar, tomó Santiago la palabra y dijo: “Hermanos, escuchadme”.  (Hechos 15, 13)

San Pablo, también menciona luego a Santiago sin mas apellido;  “Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas”  (Gálatas 2, 9) y luego en el  conflicto con Pedro relata; “Mas, cuando vino Cefas a Antioquía, me enfrenté con él cara a cara, porque era digno de reprensión. Pues antes que llegaran algunos del grupo de Santiago, comía en compañía de los gentiles”. (Gálatas 2, 11-12)

16   SANTIAGO, HERMANO DEL SEÑOR EN LA IGLESIA ORTODOXA

La Iglesia Ortodoxa distingue a dos Santiago, y lo expresa del modo siguiente:

Es necesario antes de hablar de Santiago, Hermano del Señor, distinguirlo del apóstol Santiago, hijo de Alfeo, uno de los Doce, cuya memoria la Iglesia celebra el día 9 de octubre. Santiago, (hermano del Señor), del que hablamos, es el mencionado en (Mt. 13, 15) y en (Mc.6, 3) como uno de los cuatro hermanos del Señor. Los otros tres son: José, Simón y Judas. Respeto a la relación de estos “hermanos” con el Señor Jesucristo, desde el principio hubo varias explicaciones, las más relevantes son las dos siguientes: o que eran hijos de una prima de María; o, lo más probable, que eran hijos de José de un matrimonio anterior, o sea, José era viudo cuando se comprometió con María. Y en los dos casos, según el costumbre de aquellos días, era común llamarlos “hermanos”, lo que se puede verificar en varios pasajes del Antiguo Testamento.

También la Iglesia Ortodoxa afirma que provenía de Judea y fue hijo de San José el Desposado. No había nadie tan fervoroso de piedad y dulce en virtudes como Santiago el Justo, el cual vivió de acuerdo a su apelativo en forma plena y merecidamente fue llamado hermano de Cristo. Como se ha dicho, él fue uno de los hijos de José con su primera esposa, Salomé. Siendo anciano y viudo, José fue desposado a la Virgen María, qué era virgen antes y después del nacimiento de Su Hijo. Jacobo, que era Santo desde su nacimiento, se llamó primero Joblián, que en lengua hebrea significa "justo." (Comentario tomado desde la pagina WEB www.iglesiaortodoxagriega.cl )

17   SANTIAGO, ¿OBISPO DE JERUSALÉN?

Santiago, de acuerdo a los relatos (Hechos 12:17, 15:13, 21:18; Gálatas 1:19; 2:9-12),  fue obispo de Jerusalén. Los textos bíblicos hablan de Santiago como uno de los representantes más destacados de la Iglesia de Jerusalén. San Pablo lo comenta en su carta a los Gálatas (1, 19; 2, 9) y además lo menciona entre las tres “columnas” de la Iglesia en esta ciudad junto a Santiago, Cefas (Pedro) y Juan. (Gálatas 2, 9). También en Hechos de los Apóstoles cuando éstos con los ancianos se reunieron para decidir si los convertidos de los gentiles debían aceptar la circuncisión o no, Santiago habló como la cabeza de la comunidad en Jerusalén, y pronunció el juicio del “concilio”: tomó Santiago la palabra y dijo: “Hermanos, escuchadme”.  (Hechos 15, 13)

En la Iglesia Católica, parece ser que prima la idea que es Santiago de Alfeo, estos es,  Santiago el Menor, fue el Obispo de Jerusalén, pero como comenté en párrafo anterior, en la Iglesia Ortodoxa piensan distinto. La pregunta que me hago, es quien tiene la razón al respecto, no con el ánimo de polemizar, porque no tiene objeto, pero para algunos no hay dudas razonable que en Gálatas 1:19: “Y no vi a ningún otro apóstol sino a Santiago, el Hermano del Señor” San Pablo representa a Santiago como miembro del Colegio Apostólico. El propósito de esta afirmación parece aclarar que “apóstoles” sirve para designar solamente a los Doce y la veracidad exige que la cláusula “excepto Santiago” se entienda que quiere decir, que además de Cefas, San Pablo vio a otro Apóstol, “Santiago, el hermano del Señor”( Hechos 9:27).

18   LA IDENTIDAD DE SANTIAGO

La identidad de Santiago la podemos suponer por equivalencia y coincidencia. No cabe duda que la además, la autoridad de Santiago entre los Apóstoles (Hechos 15:13; Gal. 2:9) es relevante y que en el texto de gálatas este mencionado antes que Cefas, indica que podía pertenecer al grupo que fue intimo del Señor. Como sabemos por los relatos evangélicos, hay sólo dos Apóstoles llamados Santiago: Santiago el hijo del Zebedeo, hermano de Juan y Santiago el hijo de Alfeo (Mateo 10, 3; Marcos 3,18; Lucas. 6:16 y Hechos 1:13).

Sobre Santiago que fue hermano de Juan, está fuera de duda, él no fue ni Obispo de Jerusalén ni escribió la carta, pues había muerto cuando estos sucesos que relatan los Hechos 15:6 y Gal. 2:9-12; “Por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos.  Hizo morir por la espada a Santiago, el hermano de Juan”.  (Hechos  12, 1-2). Entonces lo que queda es establecer si Santiago hijo de Alfeo es también el llamado Santiago el hermano del Señor y  por consiguiente Santiago el Menor y a su vez el mismo Santiago Obispo de Jerusalén.

19   ¿SANTIAGO HERMANO DEL SEÑOR ES SANTIAGO EL MENOR?

A fin de profundizar mas, comparemos lo que dice San Juan con Mateo y Marcos durante la crucifixión del Señor; “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena”.  (Juan 19, 1-2). “Había allí muchas mujeres mirando desde lejos, aquellas que habían seguido a Jesús desde Galilea para servirle. Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Santiago y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo”. (Mateo 27, 55-56); “Había también unas mujeres mirando desde lejos, entre ellas, María Magdalena, María la madre de Santiago el menor y de Joset, y Salomé”. (Marcos 15, 40). Estos relatos nos señalan que junto a la Virgen hay otra dos mujeres llamadas María, esto es María Magdalena y María de Clopás (Cleofás) hermana de la Virgen y según Mateo madre de Santiago, por tanto pariente, por lo cual se le puede denominar como primo o hermano, ya que se dice igual, del Señor y según Marcos estaba la misma María que madre de Santiago el menor, por tanto estaríamos hablando del mismo Santiago.

Hilando mas fino, María de Clopás, sería la mujer de Clopás, ya que las mujeres casadas se distinguen agregando el nombre del esposo,  y el la Enciclopedia Católica de sostiene que Clopás y Alfeo son una persona, aunque los dos nombres sean distintos, pero sin embargo, altamente probable, y comúnmente admitido, que Clopás y Alfeo son simplemente distintas transcripciones de la misma palabra aramea Halfai. Si esto es así, Santiago y José los “hermanos del Señor” son pues los hijos de Alfeo. Nada más se conoce de José. Y en la Carta de Judas, él se dice siervo de Jesucristo, hermano de Santiago,  (Judas  1). Mateo (10,2) al nombrar los doce menciona junto a “Santiago el de Alfeo y Tadeo”  y luego (Mateo 13,55) “sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas”, por lo que suponemos que Tadeo y Judas es la misma persona. (Cfr., Marcos 3,18)

Ciertamente, que con esta conclusión, dejamos fuera la idea de algunos que, influenciados al parecer por las antiguas narraciones de los evangelios apócrifos, consideraban a los hermanos de Jesús como hijos de un primer matrimonio de José, no obstante otros padres mantienen que eran primos del Señor. Pero eso será materia de otro tema.

20   ¿QUIEN ESCRIBIÓ LA CARTA DE SANTIAGO?

Ahora bien, podemos suponer con esto antecedentes quien es el autor de la Carta Católica de Santiago? ¿Por qué el autor de la carta se presenta como; “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo” (Santiago 1; 1) y no se presenta como Santiago hermano del Señor? ¿Le habrá pasado lo mismo que San Pablo? ya que el escribe explicando la certeza de que Jesús resucito: “Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles. Y en último término se me apareció también a mí”,  (1 Corintios 15,7-8). Entonces por San pablo sabemos que Jesús se manifestó a Santiago después de la Resurrección lo mismo que a él, pero sin tanto detalle. Pero este Santiago del que habla San Pablo, nada indica que es el autor de la Carta. En síntesis, en la Carta de Santiago no hay suficientes certezas para identificar en forma terminante a su autor. Por otra parte, Santiago, que en hebreo es Jacobo era un nombre muy común entre los judíos.

Una hipótesis que podemos hacer, es que lo mismo que Pablo y muchos otros, es un judío-cristiano llamado Santiago que se declara Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, y que realiza su trabajo para las doce tribus de la Dispersión. (Santiago 1,1), y que debe tratarse a todos por igual, ya que el mismo dice; “Hermanos míos, no entre la acepción de personas en la fe que tenéis en nuestro Señor Jesucristo glorificado.”  (Santiago 2,1), y además, hace su tarea en forma eclesial, pues recomienda; ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor.  (Santiago 5, 14), el Señor hará que se levante, y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados.  (Santiago 5, 14), utilizado los mismo conceptos del Señor Jesús para levantar a los enfermos sanados por el, “ Animo!, hijo, tus pecados te son perdonados"".  (Mateo 9).

Estos versículos, nos dicen que la carta estaría dirigida a los judíos de la Diáspora, (Santiago 1,1)  y que es un escrito cristiano, (Santiago 1,1 y 2,1). Pero además toda la carta es coherente con el espíritu evangélico, ya que la comprende desde el principio hasta el fin y una serie de verdades dogmáticas que encontramos en ella, las cuales demuestran claramente que la carta fue escrita por un judío-cristiano.

Al parecer, todo los textos que hay sobre este punto, nos dicen que no poseemos testimonios explícitos que atribuyan a un determinado personaje la Carta de Santiago hermano del Señor. Pero si sabemos que la Carta de Santiago siempre ha formado parte de las Cartas Católicas, considerándolas como auténtica y canónica.

21   SOBRE LA AUTENTICIDAD Y CANONICIDAD DE LA CARTA DE SANTIAGO

La Biblia Comentada, Texto de la Nácar-Colunga, capitulo Cartas católicas, expone que a partir de Orígenes (f a. 254) comienzan los testimonios explícitos que atribuyen la carta a Santiago. Orígenes cita con frecuencia la carta “que se llama de Santiago”. Eusebio afirma que en su tiempo la mayor parte de las iglesias del Oriente leían públicamente la epístola que se atribuye a Santiago. En Occidente tardó más en ser admitida; pues, aunque parece que San Clemente Romano, el Pastor de Hermas14, Novaciano15 y San Hipólito de Roma la conocieron, no se encuentra, sin embargo, en el canon de Muratori, ni es usada por Tertuliano, ni por San Cipriano16, ni por Lactancio17. Solamente a partir de mediados del siglo IV, cuando las relaciones entre Oriente y Occidente se hicieron más íntimas y el canon de la Sagrada Escritura se fue uniformando, vemos a las iglesias de Italia, España, Galias y África aceptar la epístola de Santiago.

San Hilario cita la epístola de Santiago a propósito de textos de los cuales abusan los herejes. Y da a Santiago el título de apóstol. Del mismo modo se expresa el Ambrosiáster, que debió de escribir hacia el año 375. El concilio de Roma, reunido en el año 380 por San Dámaso 18, contiene en su canon la epístola de Santiago. San Jerónimo resume las peripecias por las que tuvo que pasar la epístola con estas palabras: "Santiago, quien es llamado el hermano del Señor., sólo uno escribió una carta, que es de los siete católicos, en la que también se publicará en un tanto diferente con el nombre de que se afirma, a pesar de que la autoridad haya obtenido en el transcurso del tiempo poco a poco."

Después del siglo IV la tradición se puede considerar casi unánime. Las dudas sobre la autenticidad y canonicidad de la epístola fueron debidas, al parecer, a la incertidumbre sobre el apostolado de Santiago hermano del Señor. En el siglo XVI volvieron a surgir ciertas dudas a propósito del autor de la epístola más bien que sobre su canonicidad. Erasmo 19 y el cardenal Cayetano 20 dudaron de que hubiera sido compuesta por Santiago hermano del Señor. Lutero la llama “epístola de paja,” y la retiró ¿el canon como contraria a su doctrina de la justificación por la sola fe. Sin embargo, los otros reformadores: Zwinglio 21, Calvino 22, alaban la doctrina y la utilidad de la epístola de Santiago y reconocen su carácter inspirado.

Finalmente, el concilio Tridentino 23 definió solemnemente la canonicidad de la epístola. Pero con esta definición no ha querido zanjar la cuestión de su autor, determinando de qué Santiago se trata.

22   SANTIAGO, AUTOR DE LA CARTA, CONOCEDOR DEL ANTIGUO TESTAMENTO Y DE LAS ENSEÑAZAS DE JESUCRISTO

Los datos de la tradición sobre la autenticidad de la epístola son confirmados al mismo tiempo por diversos argumentos internos. El autor se muestra gran conocedor del Antiguo Testamento y de las enseñanzas de Jesucristo, del que toma sus ejemplos, frases, pensamientos y sentencias como alguna de las siguientes:

“Supongamos que entra en vuestra asamblea un hombre con un anillo de oro y un vestido espléndido; y entra también un pobre con un vestido sucio”  (Santiago 2), nos hablan del el amor desordenado del mundo es un adulterio contra Dios; ““Adúlteros!, ¿no sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, pues, que desee ser amigo del mundo se constituye en enemigo de Dios.”  (Santiago (4,4), se alude a la oración de Elías para indicar la eficacia de la oración;Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder.  Elías era un hombre de igual condición que nosotros; oró insistentemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses. Después oró de nuevo y el cielo dio lluvia y la tierra produjo su fruto. Si alguno de vosotros, hermanos míos, se desvía de la verdad y otro le convierte, (Santiago 5, 16-19), a Job y a los profetas como modelos de paciencia; “Tomad, hermanos, como modelo de sufrimiento y de paciencia a los profetas, que hablaron en nombre del Señor.  (Santiago 5, 10)

Es decir, la doctrina y el espíritu de la Carta de Santiago, muestran claramente que su autor es un discípulo apasionado de Jesucristo, que recuerda a los fieles las enseñanzas del Maestro. Para él son dichosos los que padecen; “Considerad como un gran gozo, hermanos míos, el estar rodeados por toda clase de pruebas,  (Santiago 1, 2), es como se dice en Mateo (5, 10); “Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos, los que escuchan y ponen en práctica la palabra de Dios”. Santiago invita a los cristianos a ser  perfectos para imitar a Cristo, no han de emplear el juramento; Ante todo, hermanos, no juréis ni por el cielo ni por la tierra, ni por ningún otra cosa.  (Santiago 5,12), etc., y ha ser pacientes; “Tened, pues, paciencia, hermanos, hasta la Venida del Señor. Mirad: el labrador espera el fruto precioso de la tierra aguardándolo con paciencia hasta recibir las lluvias tempranas y tardías. Tened también vosotros paciencia; fortaleced vuestros corazones porque la venida del Señor está cerca.  (Santiago  5, 7-8)

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant, ocds

Septiembre de 2012, mes de la Biblia


23   BIBLIOGRAFÍA

Los textos bíblicos de la Sagrada Biblia de Jerusalén

Biblia Comentada Nácar - Colunga

Diccionario Teológico RAVASI

Enciclopedia Católica

Páginas WEB

www.caminando-con-jesus.org

www.iglesiaortodoxagriega.cl

24   REFERENCIAS

1   Martín Lutero (10 de noviembre de 1483 – 18 de febrero de 1546), nacido en Eisleben, Sacro Imperio (actual Alemania) como Martin Luder, después cambiado a Martin Luther, como es conocido en alemán, fue un teólogo, fraile católico agustino y reformador religioso alemán, en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante.

2   Wittenberg es una ciudad de Alemania, situada a orillas del Elba, con una población cercana a los 50.000 habitantes. El nombre oficial es Lutherstadt Wittenberg ('Wittenberg Ciudad de Lutero').

3   El fragmento de Muratori, o fragmento muratoriano, también llamado canon muratoriano es la lista más antigua conocida de libros considerados canónicos del Nuevo Testamento.

4   Hipólito de Roma fue un escritor de la iglesia cristiana primitiva. Al parecer fue elegido como el primer antipapa en 217, pero murió reconciliado con la Iglesia el 235 como un mártir, por lo que ahora es honrado como un santo.

5   Quinto Septimio Florente Tertuliano, más comúnmente conocido como Tertuliano (ca. 160 – ca. 220) fue un padre de la Iglesia y un prolífico escritor durante la segunda parte del siglo segundo y primera parte del tercero. Nació, vivió y murió en Cartago, en el actual Túnez.

6   El Ambrosiaster o Ambrosiastropseudo-ambrosio») es un libro anónimo, conocido con tal nombre a partir de Erasmo, que contiene un importante comentario a las cartas de san Pablo.

7   San Hilario de Poitiers fue un Obispo y escritor, santo, Padre y Doctor de la Iglesia nacido a principios de siglo IV, hacia 315, en Poitiers (Francia) y fallecido en esta misma ciudad en 367.

8   Orígenes (griego ριγένης Ōrigénēs; latín Origenes Adamantius; en algunos textos antiguos, también Horigenes o bien Origines) (Alejandría, 185 - Tiro o Cesarea Marítima, 254) es considerado un Padre de la Iglesia, destacado por su erudición y, junto con San Agustín y Santo Tomás uno de los tres pilares de la teología cristiana.

9   Clemente de Roma o San Clemente I, fue un religioso cristiano de finales del siglo I, obispo de Roma, y en tanto que obispo de la ciudad eterna, la Iglesia Católica le considera su cuarto papa.

10  Atanasio fue obispo de Alejandría, nacido alrededor del año 296 y fallecido el 2 de mayo del año 373. Se considera santo en la Iglesia Copta, en la Iglesia Católica, en la Iglesia Ortodoxa y en la Iglesia Anglicana, además de doctor de la Iglesia Católica y padre de la Iglesia Oriental.

11  San Cirilo de Jerusalén (en griego: Κύριλλος Α΄ εροσολύμων) (315 - 386) Obispo griego y miembro destacado de la patrística. Es venerado como santo tanto por la Iglesia Católica como por la Iglesia Ortodoxa. En 1883 fue declarado doctor de la Iglesia.

12  Teodoro de Mopsuestia (Antioquía, c. 350 - 428) fue obispo y uno de los teólogos más representativos de la escuela de Antioquía.

13  Eusebio de Cesarea (c. 275 - 30 de mayo de 339, probablemente en Cesarea), también conocido como Eusebius Pamphili "Eusebio, amigo de Pánfilo". Fue obispo de Cesarea y se le conoce como el padre de la historia de la Iglesia porque sus escritos están entre los primeros relatos de la historia del cristianismo primitivo. Su nombre está unido a una curiosa creencia sobre una supuesta correspondencia entre el rey de Edesa, Abgaro y Jesucristo. Eusebio había encontrado las cartas, e inclusive las copió para su Historia Ecclesiae.

14  Hermas fue un escritor cristiano autor del Pastor de Hermas, un texto del siglo II que constituye el escrito más largo del periodo de los Padres Apostólicos. Orígenes y Eusebio de Cesarea lo identifican con el Hermas mencionado en un saludo al final de la carta de san Pablo a los romanos.

15  Novaciano (Frigia, ¿? - † 258) fue un sacerdote romano y antipapa en la época del papa Cornelio desde 251 hasta 258, fecha de su muerte. Algunos lo llaman o lo identifican con Novato, pero otras fuentes, dicen que Novato era un presbítero de origen cartaginés.

16  Tascio Cecilio Cipriano (Latín: Thascius Cæcilius Cyprianus) ( 14 de septiembre de 258) fue clérigo y escritor romano, Obispo de Cartago (249-58) y santo mártir de la Iglesia.

17  Lucio Cecilio (o Celio) Firmiano Lactancio (245?-325?), escritor latino y apologista cristiano nacido en el norte de África, discípulo del maestro africano de retórica Arnobio.

18      San Dámaso I fue el 37 papa de Roma. Nació en el 304, probablemente en Gallaecia1 o Lusitania,2 siendo por tanto hispano romano; y murió el 11 de diciembre del 384 en Roma.1 Fue papa desde el año 366 hasta su muerte.

19      Erasmo de Róterdam (Róterdam, 28 de octubre de 1466 - Basilea, 12 de julio de 1536), conocido como Desiderius Erasmus Rotterdamus, nacido Geert Geertsen, también llamado Gerrit Gerritszoon (Gerardo, hijo de Gerardo), fue un humanista, filósofo, filólogo y teólogo holandés, autor de importantes obras, escritas en latín.

20                 Tomás Cayetano o Tomás de Vio (Gaeta, 20 de febrero de 1469 - Roma, 10 de agosto de 1534) más conocido como el Cardenal Cayetano o Gaetano (en italiano: Tommaso de Vio Caetano o Gaetano; en latín:Thomas Cajetanus o Gaetanus). Fue un cardenal, maestro general de los dominicos y diplomático vaticano. Nacido en el siglo como Giaccomo o Jacopo (Jacobo).

21      Ulrico Zuinglio, en alemán Huldrych (o Ulrich) Zwingli (1 de enero de 1484 - 11 de octubre de 1531) fue el líder de la Reforma Protestante suiza y el fundador de la Iglesia Reformada Suiza. Independientemente de Lutero, quien era un doctor biblicus, Zuinglio llegó a conclusiones similares estudiando las Escrituras desde el punto de vista de un estudioso humanista.

22        Juan Calvino (Noyon, 10 de julio de 1509 – Ginebra, 27 de mayo de 1564), bautizado con el nombre de Jean Cauvin, latinizado como Calvinus, fue un teólogo francés, considerado uno de los padres de la Reforma Protestante. Más tarde, las doctrinas fundamentales de posteriores reformadores se identificarían con él, llamando a estas doctrinas «calvinismo». Particularmente los «cinco puntos del calvinismo» surgen como contraposición a las doctrinas de Jacobo Arminio.

23        El Concilio de Trento fue un concilio ecuménico de la Iglesia Católica Romana desarrollado en periodos discontinuos durante 25 sesiones, entre el año 1545 y el 1563. Tuvo lugar en Trento, una ciudad del norte de la Italia actual, que entonces era una ciudad libre regida por un príncipe-obispo.

Fuentes y otra referencias en los link siguientes:

Publicado en este link: CRONICAS Y COMENTARIOS

Si desea publicar este articulo, debe indicar la fuente y el autor

www.caminando-con-jesus.org

caminandoconjesus@vtr.net

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

……